Cómo clavar un clavo sin partir la madera

Muchas veces cuando quieres poner un clavo en la madera cerca de las orillas o si la madera no está en buen estado corres el riesgo de que la madera se pueda partir o incluso hasta romper un poco. Aquí hay algunos consejos para que puedas hacer que el riesgo de que te pase esto sea mínimo y de que no vayas a dañar tu madera.

Pasos

  1. Primero debes de aplanar un poco la punta de tu clavo, o hacer que no esté tan puntiagudo. Tienes que agarrar un martillo y empieza a pegarle suavemente a la punta del clavo para poder aplanarlo un poco.
  2. También puedes lubricar el clavo con vaselina o algún producto de petróleo. Esto va a hacer que la fricción entre el clavo y la madera se reduzca y va a hacer que sea más fácil que entre el clavo. Esto hará que las probabilidades de que se parta la madera sean menores.
  3. Siempre debes de evitar poner un clavo en alguna orilla de la madera, a menos que sea absolutamente necesario. Si no hay otro lugar y tienes que clavarlo en la orilla, inclina un poco el clavo y empieza a clavarlo de esa forma, esto evitará que se parta la madera.
  4. De todos los clavos que puedas usar, usa los que tengan el menor diámetro posible, ya que entre más chico sea el clavo, menor es el riesgo de que le pase algo a la madera.
  5. Antes de que empieces a clavar, puedes usar un pequeño taladro y a hacer un pequeño hoyo para que sea más fácil al momento de que empieces a clavar todo el clavo.
  6. Ten cuidado con el grado de humedad que tenga la madera, ya que entre más vieja y seca esté la madera, más son las posibilidades de que la madera se parta al querer ponerle el clavo.
  7. Siempre que puedas y cuando sea más conveniente, usa madera que sea del tipo suave y no la madera del tipo duro, ya que tiende a partirse menos.
  8. Siempre evita clavar cerca o a través de nudos en la madera, ya que estas partes normalmente están más duras.
  9. En el momento en el que veas que se empieza a partir la madera cuando estés clavando detente inmediatamente y ya no sigas, saca el clavo, ya que si le sigues lo más probable es que vayas a romper toda la madera. Si vas a seguir clavando, tienes que escoger otro lugar o incluso taladrar un pequeño espacio para hacer que no se vaya a partir la madera.
  10. Por último,  termina de clavar bien el clavo y listo.

Consejos

  • Siempre escoge alguna madera que esté buena, que no esté maltratada, y tenga un buen nivel de humedad.
  • Tampoco uses madera que tenga humedad de más porque esto hace que la madera se encoja conforme pase el tiempo y hará que en algún punto se empiece a partir la madera.

Advertencias

  • Siempre usa lentes de seguridad cuando estés usando herramientas.

Cosas que necesitarás

  • Un martillo, clavos y madera.
  • Taladro
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página