Cómo comprar un auto a nombre de una empresa

En el mundo empresarial, las personas y las empresas son dos entidades separadas que no necesariamente tienen que estar conectadas. En Estados Unidos, es posible obtener un préstamo para un auto a nombre de una empresa sin tener que dar jamás tu número de seguro social. Los préstamos para vehículos comerciales se otorgan con base en la credibilidad de una entidad empresarial, no por el valor crediticio de una persona. El proceso para comprar un auto a nombre de una empresa se puede lograr una vez que se ha establecido la compañía, algo que puede tomar aproximadamente dos años.

Pasos

  1. Establece un crédito empresarial que esté ligado al número de identificación de un empleador (EIN) Los EINs se pueden obtener llenando un formulario SS-4 de la Secretaría de Hacienda, y está disponible en su sitio web. Contacta los burós de crédito empresariales, tales como Experian y Dun & Bradstreet (D&B) para informarles de la existencia de tu compañía, a fin de que se abra un registro empresarial a nombre de ésta. Los prestamistas a empresas estarán revisando el historial crediticio de tu compañía antes de otorgarle un crédito.
    • Si tu empresa no es nueva, probablemente ya hayas establecido algún tipo de crédito empresarial. Si este es el caso, consulta los reportes crediticios de la misma en Experian y D&B para averiguarlo.
  2. Encuentra una concesionaria que se especialice en ayudar a las empresas a comprar autos a su nombre. No todas las agencias automotrices ayudarán a financiar o venderán autos destinados al uso empresarial. Investiga las concesionarias locales y en línea para encontrar una que se ajuste a las necesidades de tu empresa.
  3. Financia tu vehículo. Si tu empresa está bien establecida y tiene un buen perfil crediticio comercial, deberías encontrar suficientes financiamientos que te darán un crédito para comprar un vehículo comercial. Si el crédito de tu empresa es poco, malo o inexistente, tendrás que ser mucho más creativo durante el proceso de buscar un préstamo.
    • Tu banco local, los principales fabricantes de autos y los bancos empresariales son puntos de inicio excelentes cuando buscas un préstamo para comprar un auto a nombre de una empresa. Compara las tasas de interés de todos los prestamistas, y escoge el crédito con la mejor tasa de interés y términos.

Consejos

  • Una vez que registras y facturas un vehículo a nombre de una empresa puedes obtener beneficios adicionales. Los vehículos utilizados con propósitos empresariales reciben créditos impositivos a los que no califican los autos de uso personal. Además, si el vehículo está a nombre de tu empresa, esto puede deslindarte de responsabilidades si ese auto se involucra en un accidente.

Advertencias

  • No compres un auto deportivo o de lujo a nombre de una empresa a no ser que este tipo de vehículos se relacione directamente al propósito de tu compañía. Adquirir vehículos llamativos puede ser un foco rojo para Hacienda y podría ser causa de una auditoría. Si no puedes probar que tu vehículo es utilizado con propósitos comerciales o que es apropiado para tu línea de trabajo, podrías estar en problemas. Los autos económicos, camionetas, camiones y otros vehículos utilitarios son las mejores opciones cuando estés comprando un vehículo corporativo.
  • Ponte en contacto con el contador y el abogado de tu empresa a fin de obtener guía y asesoría antes de comprar un vehículo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página