Cómo calmar a un gato

Seas o no un amante de los gatos, nadie quiere lidiar con un felino molesto y agitado. Los gatos se molestan por muchas razones: viajes en carro, visitas al veterinario, el sonido de tormentas ruidosas, extraños en la casa, un gato extraño fuera de la casa y una variedad de otras cosas. Si un gato está tan molesto que gruñe, maúlla de forma horrible o corre frenéticamente en una habitación mientras busca un lugar de escondite, es probable que necesite tu ayuda para volver a calmarse. Intenta primero calmar al gato mediante el control de su entorno y dándole un poco de espacio. Si esto no funciona, es posible que necesites consultar con tu veterinario para averiguar opciones médicas que puedan ayudar a tu gato.

Acercarte a un gato agitado o nervioso

  1. Piensa primero en tu seguridad y la de tu gato. Acércate al gato solo si es necesario hacerlo; por ejemplo, para una visita al veterinario. A la mayoría de los gatos agitados les va mejor si los dejan en paz en lugar de acariciarlos o cargarlos. Si debes acercarte al gato, lo primero que tienes que hacer si está molesto es protegerte a ti y luego al animal. Los gatos asustados o excitados pueden morder y arañar a sus dueños. Esta agresión equivocada significa que tu gato está tan alterado que morderá o arañará a cualquiera que esté a su alcance si no puede ir hacia el objeto o cosa que lo perturba.
    • Es esencial que te acerques al gato alterado con extrema precaución.
    • Acércate al gato con mucho cuidado, de preferencia con mangas y pantalones largos.
    • Ten una toalla de mano cerca por si necesitas atrapar al gato.
  2. Utiliza una voz y un comportamiento calmados. Háblale a tu gato con calma. Por ejemplo, dile "Está bien, Michi, todo está bien. Chis. Chis". Siéntate quieto, espera a que tu gato se calme y hazle saber que no pretendes hacerle daño y no representas una amenaza.
    • Habla en voz baja y tono bajo.
    • Cantar puede tranquilizar o relajar a tu gato al igual que hablar en voz baja. Asimismo, cantar cualquier cosa, desde una canción alegre hasta una melodía lenta, puede ayudar. No cantes muy fuerte, bruscamente o alguna melodía con tonos que cambien rápido.
    • Selecciona algo suave en la televisión.
  3. Atrae al gato hacia ti. Alimenta a tu gato con un poco de comida si aún se siente asustadizo. La comida húmeda por lo general es más atrayente para los gatos que la comida seca y el pescado tiene incluso un olor más agradable que la carne.
    • Deja que el gato suba a un lugar más alto para que pueda sentirse seguro y ver lo que sucede.
    • Si es posible, acaricia la cara del gato y pasa tu pulgar ligeramente desde arriba del puente de la nariz del gato.
  4. Aísla al gato si aún se encuentra alterado. Colocar al gato en un espacio confinado donde pueda estar solo lo ayudará a calmarse. Cierra todas las puertas del área en la que está tu gato, cierra las persianas, colgaduras o cortinas de las ventanas para que el gato no pueda ver el exterior. Asimismo, retira a niños y otras mascotas del área. El objetivo es proporcionar un ambiente calmado y libre de amenazas para que se reduzcan los niveles de ansiedad del gato.
    • Para mover al gato a una habitación donde esté solo, envuélvelo en una toalla. Acurrúcalo y asegúrate de que solo su cabeza esté al exterior, de forma similar a un burrito mexicano. Luego, puedes colocar al gato en una habitación tranquila como el dormitorio, junto con su caja de arena, hasta que el gato vuelva a estar calmado.

Encontrar soluciones a largo plazo para gatos nerviosos o alterados

  1. Averigua qué es lo que agita a tu gato. Después de finalizada la emergencia, es necesario que reevalúes la situación. ¿Qué es lo que alteró tanto a tu gato? Si fue una ocurrencia única, como trabajadores en la casa, puedes anticiparte a la próxima y colocar a tu gato en una habitación tranquila hasta que se vayan. Si fue un gato callejero fuera de la casa, puedes utilizar técnicas para librarte de gatos callejeros como rociadores de agua o pulverizadores químicos que los ahuyentan de tu patio.
    • Si se trata de un problema que probablemente volverá a ocurrir (como viajes en carro, compañía, tormentas), puedes tomar ciertas medidas para ayudar a tu gato a sobrellevar mejor la situación.
  2. Utiliza feromonas para calmar a tu gato. Las feromonas son químicos liberados por las glándulas del cuerpo del gato (cara, patas, lomo y cola) que el gato libera para comunicarse con otros gatos. Algunas feromonas, como aquellas liberadas desde la cara del gato cuando se frota contra objetos o sus humanos, tienen un efecto calmante en gatos estresados.
    • Los científicos han logrado sintetizar estos químicos, los cuales vienen en diferentes formas como collares, pulverizadores, paños y difusores conectables.
  3. Utiliza otras ayudas calmantes no medicadas. Existen otras opciones no medicadas disponibles para calmar a un gato ansioso o estresado. Los aceites de esencia o mezclas herbales pueden imitar las feromonas y pueden usarse en lugar de las feromonas sintéticas. Los suplementos alimenticios también han probado ser útiles para calmar la ansiedad y el estrés en gatos. Los ingredientes en estos suplementos ayudan a mantener el equilibrio químico natural del gato para ayudar en la relajación. Vienen en forma líquida, para masticar y en tabletas.
    • Las envolturas corporales (camisetas antiestrés o antiansiedad) son otras ayudas calmantes no medicadas. Estas envolturas de tela y velcro se envuelven alrededor del cuerpo del gato y ejercen una presión ligera en puntos de presión que ayudan a calmar al gato. El principio es similar al de envolver a un bebé o envolver al gato en una toalla.
    • No todos los gatos responderán de manera positiva al hecho de usar una envoltura, o estar expuestos a feromonas o mezclas. Probablemente debas llevar a cabo un periodo de prueba para ver la respuesta de tu gatito a estos productos.
  4. Considera usar medicación de corto plazo. Algunos gatos tienen una constitución química que necesita el uso de medicamentos para ayudarlos a lidiar con situaciones que producen ansiedad o estrés. Existen opciones a corto plazo que se usan para los viajes ocasionales en el carro o visitas de ciertas personas que le desagradan a tu gato. Varios de estos medicamentos están disponibles para sedar al gato por un corto periodo y para una situación temporal. Estos medicamentos requieren un examen y una prescripción por parte de un veterinario para asegurar que el gato esté lo suficientemente saludable como para tomarlas.
    • No todos los gatos reaccionan igual a la misma medicación, así que la mayoría de los veterinarios sugerirá una prueba inicial de la medicación en casa para medir la reacción de tu gato al sedante.
    • Ten en cuenta que es necesario administrar algunos sedantes una hora antes de viajar o del evento estresante para que el gato no se anteponga a los efectos del medicamento debido a la acumulación de ansiedad por anticipación.
  5. Debate con tu veterinario sobre los posibles sedantes que pueden ayudar a tu gato. Existe una amplia gama de sedantes utilizados en gatos. Todos tienen efectos secundarios y precauciones de uso, especialmente en gatos con condiciones de salud como insuficiencia renal, enfermedad cardiaca y diabetes. Solo tu veterinario puede aconsejarte acerca de cuál es la correcta para tu gato. Los sedantes usados en gatos incluyen:
    • Las benzodiazepinas. Algunos ejemplos son alprazolam, midazolam, y lorazepam. Estos son los sedantes más ampliamente usados en gatos. Surten efecto casi de inmediato para reducir el miedo y la ansiedad en gatos. Asimismo, operan en la misma parte del cerebro como el alcohol lo hace en los humanos. Nota: NUNCA le des alcohol a un gato.
    • Los SARI. La trazodona es un ejemplo de este tipo de sedante. Surte efecto rápidamente para aliviar la ansiedad.
    • La clonidina y gabapentina. Tienen efectos sedantes y antiansiedad en animales, incluidos los gatos.
    • La clorfeniramina y el benadryl son medicamentos contra la alergia y el frío que se usan para la sedación en gatos.
    • El fenobarbital es otro sedante utilizado en gatos.
  6. Explora opciones de medicamentos a largo plazo. Existen soluciones a largo plazo para aquellos pocos gatos que sufren de ansiedad constante. En el caso de gatos con ansiedad grave e incapacitante, la medicación a largo plazo (administrada diariamente desde meses hasta años) es la mejor solución para hacerles la vida más placentera a estos gatos y a sus humanos. Por suerte, actualmente existen medicamentos bastante seguros que pueden moderar los desequilibrios químicos que los incomodan.
    • Estos medicamentos incluyen a la amitriptilina (un antidepresivo que ayuda a los animales con ansiedad), busporina clorhidrato (útil para las fobias como el miedo a las personas en uniforme o el miedo a las tormentas eléctricas), clomipramina (Clomicalm) y fluotexina (Reconcile, Prozac).
    • Para que estos medicamentos trabajen de forma efectiva, necesitan "acumularse" en el cuerpo del gato, así que es posible que tome hasta 6 semanas para averiguar si funcionan en el gato.
    • Asimismo, no se deben interrumpir abruptamente o podrían ocurrir efectos adversos. El mejor remedio es reducir lentamente la medicación para darle oportunidad al cuerpo y así este pueda ajustarse a la disminución de medicación.

Consejos

  • Asegúrate de ser paciente y estar relajado. El gatito se alimentará de tu energía.
  • Si el gato huye y se esconde, déjalo solo para que se recupere.
  • Siéntate en un ángulo de 45 a 90 grados del gato. Esta posición es menos intimidante y desafiante, y le muestra que tiene escapatoria.
  • Coloca un poco de comida lejos del gato y luego retrocede, de modo que sienta que puede acercarse más.
  • No intentes acariciar al gato si está agitado. En lugar de ello, déjalo solo hasta que se calme. Una vez que lo haga, acarícialo y dale algunos premios.
  • Un gato también puede agitarse e irritarse si lo molestan o tocan mucho. Cuida a tu gato como si fuera tu hijo. Dale amor y cuidados. No te alborotes, ya que ellos también están vivos.
  • Si tu gato se asusta con frecuencia, reproduce una música clásica tranquilizante en toda la casa.
  • No calles a tu gato, pues el sonido que haces es similar a un siseo que podría estresarlo e irritarlo aún más.

Advertencias

  • No lleves otro animal a la habitación, ya que puede aumentar el estrés de tu mascota.
  • Si te acercas a un gato y te bufa o arquea el lomo, retrocede lentamente y replantea tu estrategia.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página