Cómo ser un explorador

Todos tenemos un explorador dentro. Ya sea que quieras explorar tu vecindario o convertirte en un profesional, wikihow lo incluye. Desde empacar tu mochila hasta financiar tu próximo proyecto, el mundo está a tus pies. ¡Adelante!

Explora como un aficionado

  1. Encuentra un área que explorar. Puede tratarse de una puerta oculta en tu casa, el bosque, un sendero o solo tu vecindario. Siempre se puede encontrar nuevas cosas, incluso en los lugares más “comunes”.
    • ¿Te sientes un aventurero? ¿Qué tiene para ofrecer la Tierra a tus exploraciones? ¿Vives cerca de las montañas, la selva o un bosque? Si es posible, aventúrate en este territorio inexplorado; ¡solo asegúrate de prepararte para los obstáculos específicos que los diversos terrenos presentan!
  2. Empaca todas tus cosas en una mochila. Necesitarás una botella de agua, bocadillos, cuaderno con un lapicero, linterna, brújula y todo lo que pueda ser útil para tu viaje particular. ¡Se enumerarán más ideas en la sección “Cosas que necesitarás”!
    • Una vez más, cada viaje requiere cosas distintas. Si vas a acampar un fin de semana entero, necesitarás los implementos para acampar, una carpa y la cantidad suficiente de agua y comida. Si solo vas por una tarde, puedes viajar mucho más ligero.
    • Asegúrate de llevar tu mochila de manera adecuada, ¡no querrás dañar tu espalda a mitad de camino mientras exploras! Tampoco debe ser demasiado pesada. Desearás haber llevado menos mientras la transportes cuando te des cuenta de que solo te demora.
  3. Invita a un amigo. Con otra persona te sentirás más seguro “y” ambos pueden ayudarse; dos pares de ojos son el doble de poderosos (y el doble de rápidos). También es posible que necesites otro par de manos para trepar los árboles, estar alerta o solo para llevar un registro de notas y direcciones.
    • Asegúrate de que tu amigo sea igual de aventurero que tú. Alguien que le teme a las alturas, a los insectos o que solo no le guste ensuciar su ropa, ¡puede retrasarte!
    • Tres o cuatro personas también están bien, pero si solo exploras por diversión, es probable que no quieras un grupo tan grande de una parte. Al llegar a más de 4, se convierte en una tarea coordinar a todos.
  4. Usa ropa adecuada según el lugar que explores. ¿Quieres subir por el bosque en tu patio trasero? Necesitarás pantalones y calzado deportivo para pasar por la suciedad y proteger tus piernas de la maleza y zarzas. ¿Quieres explorar la playa? Lleva botas para la arena y ¡no olvides el protector solar!
    • ¡Asegúrate de que tu amigo también sepa que ropa usar! Si se siente terrible porque no está preparado, te puede echar la culpa.
  5. Si es necesario, ten un mapa del área que explores. Lo último que quieres es perderte y convertir tu aventura en una emergencia. También querrás ver dónde has estado. De esa manera, a tu regreso, podrás decir exactamente dónde estuviste y lo que viste; además podrás volver sobre tus pasos cuando quieras recrear tu experiencia impresionante.
    • Si no hay un mapa del área, ¡haz el tuyo! Es divertido y te hará sentir como un verdadero explorador. También puedes hacer tu propio mapa de un área que ya cuenta con uno al añadir detalles adicionales o corregirlo si está desactualizado.
  6. Estudia tu entorno. Es una buena idea saber lo que es común y lo que no, también conocer las señales que te envía la Madre Naturaleza. Estudia las constelaciones, plantas, señales climáticas y siempre ten una brújula en tu cabeza. Imagina que vas a un país extranjero por primera vez, ¡estarás mucho mejor si realizas una investigación con anticipación!
    • Esto es muy importante cuando se trata de cosas como la hiedra venenosa o el rastro de osos. Tendrás que decir: “¡Regresemos!” cuando sea el momento adecuado. Explorar puede ser peligroso; por eso, mientras más conocimientos tengas, mejor te irá.
  7. Instala un campamento. Explorar es más divertido cuando tienes más tiempo. De ser posible, escoge un lugar para llamarlo “sede de la exploración”. Si puedes ir por la noche, ¡excelente! Instala tu carpa en un área agradable, plana y firme lejos de cualquier dormidero visible de animales. A partir de allí, considera algunas de las siguientes actividades:
    • Rastreo de animales
    • Identificación de plantas, animales e insectos
    • Estudio de rocas y terrenos
    • Excavaciones de fósiles o reliquias antiguas.

Conviértete en un explorador profesional

  1. Lee, estudia y habla con otras personas. Saber que quieres ser un explorador no es suficiente. Conoce lo que se encuentra por ahí que puedas explorar. Para entender todas las oportunidades que te esperan en nuestra pequeña canica azul, lee libros sobre tierras exóticas y sin explotar. Estudia tu geografía y conoce otras culturas. Habla con otras personas acerca de sus experiencias y lugares que encuentren interesantes. Cuanto más sepas, sabrás con mayor exactitud lo que quieres hacer y estarás más preparado para hacerlo.
    • Explorar como un profesional no solo trata de explorar, sino de encontrar algo que añadir al conocimiento de mundo. Necesitas otra idea en la cual trabajar. ¿Quieres proponer una investigación? ¿Quieres escribir un libro? Investigar te ayudará a perfeccionar esta idea.
  2. Decídete por un proyecto. Leer y estudiar no es en vano. En el momento que tengas una idea decente sobre lo que hay por ahí, tendrás que escoger qué lugar quieres explorar. ¿Quieres explorar los ríos de Siberia devastados por el inverno o las chozas polvorientas del pueblo Naga? Además, ¿qué quieres hacer con ese proyecto? ¿Dará lugar a una nueva irrigación para las tribus africanas? ¿Será una novela sobre vivir en los climas árticos?
    • Mientras más especial e interesante sea tu proyecto, más fácil será que lo inicies. Cuando termines con tu exploración, aún tendrás que completar este trabajo, así podrás vivir tus viajes otra vez al completarlo.
  3. Presenta tu proyecto a patrocinadores. Solo incluye la cantidad de dinero que costará tu exploración. Mucho dinero, especialmente si es una exploración de larga duración o necesites implementos costosos para analizar aquello que estudias. Debido a eso, necesitarás encontrar patrocinadores, socios de medios y a cualquier alma buena que saque a flote tu proyecto para darle la validez que necesite. Cuando regreses, tendrás que compartir tu trabajo con los demás, ¡no solo lo termines!
    • Kickstarter es un sitio web excelente para esto. El sitio está lleno de personas que proponen proyectos como los tuyos y otras personas donan dinero para las causas en las que creen. Una vez que termines, les agradeces públicamente en tu novela mejor vendida o los sientas en primera fila en el estreno de tu documental.
    • Tendrás que venderlo como si fuera todo o nada. Necesitarás mostrar a los demás tu pasión y describir con claridad tu visión al dar la razón de su importancia e innovación. Cuanto más confíes en tu proyecto, también lo harán los demás.
  4. Prepara tu cuerpo para la tarea. La mayoría de las expediciones son increíblemente agotadoras psicológica y físicamente. Muchos exploradores comienzan programas de entrenamiento intenso años antes del inicio de su proyecto. Eso significa entrenamiento con pesas, ejercicios cardiovasculares y cambiar tu dieta. ¡Estarás agradecido de haberlos realizado al fin y al cabo!
    • Asegúrate de entrenar en base a tu proyecto. ¿Subirás árboles o montañas? Consigue que la fuerza de la parte superior de tu brazo sea excelente. ¿Tratarás de cubrir kilómetros y kilómetros de tundra estéril todos los días? Empieza a caminar, trotar y correr todos los días. Cuanto más preparado estés, más seguro te sentirás durante el viaje.
  5. Únete a grupos y sociedades dedicados a explorar. Analiza la idea de unirte a los siguientes: Royal Geographical Society, Club de Exploradores, Explorers Connect, Travelers Club y Long Riders Guild (si eres un ciclista) para aumentar tu reputación como un explorador. Estos grupos no solo serán tus contribuyentes principales para exploraciones futuras, sino que también estarán llenos de personas que se convertirán en recursos invaluables en algún momento.
    • También tendrás que exponer lo que estás haciendo a estos grupos, tal como lo hiciste con los patrocinadores. Pero por ese entonces, ya serás un profesional. Así que siempre y cuando vean tu profesionalismo y dedicación, serás bienvenido con los brazos abiertos.
  6. Sé bueno con las personas que te llamen loco. La reacción de la mayoría de las personas a "¡voy a pasar el próximo año en las orillas del río Congo con el pueblo pigmeo!" es, por decirlo a la ligera, la incredulidad y el juicio crítico. Las personas pueden pensar que estás loco y eso está bien ya que la mayoría de los exploradores son un poco locos. ¡Pero sin duda nunca son aburridos!
    • El viejo refrán "no dijo que sería fácil, sino que valdría la pena" definitivamente parece verdad en este aspecto. Literalmente, tomas el camino menos transitado, lo que la mayoría de personas desaprueba. No dejes que te depriman, esto se puede realizar.
  7. Cree en ti mismo en la dicha y en la adversidad. Este es un camino difícil de recorrer; de hecho, abrirás tu propio camino literalmente. Para superar a todos los detractores, el papeleo y las noches que pasaste en una carpa con las extremidades congeladas, tendrás que creer en ti mismo y en tu trabajo, creer que haces algo que importa. Algunos días será lo único que te saque adelante.
    • Rodéate de personas positivas para hacerlo más fácil. Mantén cerca a tu familia y amigos durante las semanas previas para animarte y alejar la duda. Es muy normal pensar: “¡¿En qué me estoy metiendo?!” Sin embargo, la duda se desvanecerá tan pronto te metas de lleno en tu trabajo.

Conviértete en un explorador maestro

  1. Sé un sobreviviente. No hay duda de eso: dondequiera que vayas, estarás en un lugar inexplorado. Es posible que te encuentres solo en una situación que nunca hayas experimentado. ¿Cómo la manejarías? Es evidente que con tus habilidades de supervivencia.
    • Aprende el arte del camuflaje. En muchas situaciones, tendrás que camuflarte para nada más que no dejar escapar a los animales, así que estúdialo. ¡Además te ayudará a protegerte!
    • Domina cómo encender fuego. Esto es muy básico: necesitas calor y cocinar los alimentos (hazlo al menos para mantener tu confianza). También puedes mantener los animales salvajes a raya si necesitas estar con fuego.
    • Sé capaz de obtener agua. Si tu reserva se acaba, estarás en graves apuros a menos que seas capaz de obtener agua de forma natural. Al saber que tienes esto como una opción respirarás más tranquilo.
    • Aprende a construir un refugio. Para mantenerte alejado de los animales, insectos y el mal tiempo, necesitarás un refugio. También será bueno tener un lugar al cual llamar hogar.
    • Domina los primeros auxilios básicos. Ya sea un corte o una fractura de tobillo, eres tu propio médico. Domina los primeros auxilios básicos, aprende cuándo y cómo ciertos medicamentos son útiles; además de aprender cómo entablillar o esterilizar cuando sea necesario.
  2. Siempre busca algo. No importa si estás en tu patio trasero o remando por las islas de Papúa Nueva Guinea, un buen explorador siempre está al acecho. Si no lo haces, desperdiciarás tu tiempo de viaje al no regresar con nada. Este proyecto tiene que ver con estar atento.
    • Si vas con un equipo, asegúrate de aprovecharlo lo más que puedas. Cada uno debe tener su propia área que cubrir para asegurarse de no dejar ninguna piedra por mover.
  3. Cambia de rumbo a tu antojo. Al explorar, es una buena idea tener un plan. Sin embargo, ¿seguirás ese plan? Probablemente no. Cuando percibas algo intrigante que te aleje de él, “adelante”. A veces las cosas más pequeñas te conducen a las mayores aventuras.
    • Es aquí donde tus habilidades de rastreo y conocimientos de mapeo serán muy útiles. Cuando te desvíes del curso, tendrás que ser capaz de regresar a él. Asegúrate de dejar un rastro que puedas recuperar y/o traza tu nuevo curso en el mapa con la mayor precisión posible.
  4. Anota tus descubrimientos. ¿De qué sirve explorar si regresas y no puedes recordar por completo lo que viste, oíste e hiciste? Tienes que mantener tus recuerdos tan vívidos como te sea posible; ¡así que escríbelos! Los necesitarás para tu proyecto cuando regreses.
    • También elabora gráficos. Estos son claros e ilustran mejor lo que experimentes, además son más rápidos que escribir un ensayo sobre cada detalle pequeño que veas. También puedes citarlos después para buscar anomalías y patrones.
    • Toma tiempo del día (o la noche) para hacer esto. No querrás estar con la cabeza metida en un libro constantemente, ya que puedes perder exactamente lo que fuiste a buscar.
  5. Piensa en los orígenes, patrones y conexiones. Toma una rama rota del suelo. En el exterior, es muy insignificante. Sin embargo, si realmente piensas de dónde viene y cómo llegó allí, te puede llevar a una serie de conclusiones. ¿Hay un animal salvaje cerca? ¿Hubo una tormenta violenta recientemente? ¿El árbol se está muriendo? Toma incluso las cosas más pequeñas, júntalas y puedes encontrar las respuestas.
    • Al final, este viaje se trata de conclusiones. Tendrás que tomar todo lo que has visto y unir las piezas hasta que se convierta en un rompecabezas gigante y coherente (lo ideal, por supuesto). Al armarlo, podrás ver lo que sobresale y merece atención.
  6. Recuéstate y solo observa de vez en cuando. Además de ir por ahí con gusto y tomar el mundo por asalto, a veces solo tienes que recostarse y dejar que te tomen por asalto. Quédate quieto y observa. ¿Qué empiezas a percibir que no notaste antes a medida que transcurren los segundos?
    • Usa todos tus sentidos. Piensa en ellos uno por uno. ¿Qué sientes en las plantas de los pies, en las palmas de tus manos y en cualquier parte? ¿Qué puedes ver, desde el suelo hasta el cielo? ¿Qué puedes oír a la distancia? ¿Qué hueles? ¿Puedes probar algo?

Consejos

  • ¡Arriésgate!
  • Revisa la previsión del tiempo para el día con el fin de saber qué tipo de ropa adicional tienes que empacar para tus expediciones.
  • Antes de comenzar tu aventura, asegúrate de que alguien que no vaya contigo sepa hacia dónde te diriges.

Advertencias

  • No vayas a explorar solo. La unión hace la fuerza. Si algo te sucede, tienes una mayor oportunidad de sobrevivir indemne cuando alguien más está contigo.

Cosas que necesitarás

  • Mucha agua
  • Brújula
  • Reloj
  • Libro estrella
  • Comida
  • Cambios de ropa
  • Paraguas
  • Linterna
  • Binoculares
  • Mapas
  • Papel y lapicero
  • Cámara
  • Pedernal, yesca y fósforos
  • Cuerda
  • Navaja militar suiza
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página