Cómo calcular la participación accionaria

La participación accionaria es uno de los conceptos de contabilidad más simples pero a la vez más útiles. Algunos piensan equívocamente que la participación accionaria indica el precio al que podrás vender tu negocio. En realidad, es un concepto que te permite ver cómo se valora tu participación en la empresa desde un punto de vista contable. Tendrás que saber cuáles son tus activos, pasivos y el porcentaje de acciones de los dueños para calcular su participación accionaria individual.

Calcular el valor neto de los activos

  1. Suma el valor total de tus activos. Estos incluyen los bienes tangibles que le pertenecen a la empresa; como por ejemplo, los muebles de oficina, las máquinas del negocio, el inventario y las propiedades inmobiliarias. Además también se consideran como activos las reservas de recursos naturales y las cuentas por cobrar.
    • No te preocupes por calcular los activos intangibles como los derechos de autor y las marcas registradas, la ubicación favorable, el reconocimiento de la comunidad, los contratos a largo plazo y las personas. A menos de que haya capital invertido (no en gasto), estos nunca aparecen en los registros contables como acciones.
  2. Calcula la contrapartida de activos. Están incluidos el agotamiento, las deudas incobrables y la depreciación de los activos de la empresa.
    • Por ejemplo, si la maquinaria tenía un valor determinado cuando se compró en 2010, digamos de $100,000, para el año 2015 este se habrá depreciado. Tendrás que saber cuánto se ha depreciado el valor en el tiempo.
    • Esto no tiene nada que ver con el valor del mercado. Por ejemplo, si se vende la maquinaria quizás te paguen el precio depreciado o quizás no.
  3. Calcula el valor neto de los activos. Para hacerlo, tienes que sustraer la suma de tus contrapartidas a la de tus activos.
    • Por ejemplo, si tienes $300 000 en activos, pero sus contrapartidas suman $100 000, tendrás que restar estas dos cantidades, lo que resultará en $200,000 de valor neto de los activos.

Calcular los pasivos y el patrimonio neto

  1. Calcula el total de tus pasivos. Estos son las obligaciones financieras de la empresa. Tendrás que tenerlos al día en el momento en que salga el balance general. Incluye cualquier interés o comisión pendiente pero que aún no se haya facturado o abonado (estos serán los gastos). Algunos ejemplos de pasivos son los salarios por pagar, los impuestos a los intereses por pagar, los depósitos de clientes o las cuentas por pagar.
    • También tendrás que incluir cualquier contrapartida en el cálculo de los pasivos, como por ejemplo, las deudas incobrables. Sin embargo, estas no son frecuentes.
    • El balance general representa un momento específico en el tiempo, así que los activos y pasivos deben estar al día para la fecha que se muestra en él.
  2. Resta los pasivos del valor neto de los activos para obtener el patrimonio neto. Específicamente, sustrae el total de tus pasivos al de tus activos. Si queda algún monto, este será el patrimonio neto o la participación accionaria.
    • Siguiendo con el ejemplo anterior, si tienes un valor neto de activos de $200 000, pero tu empresa debe $50 000 en préstamos, el patrimonio neto será su resta, es decir $150,000.
    • Ten en cuenta que la deuda no se "traslada". Los dueños tienen responsabilidad o no la tienen. Una empresa podría tener deudas a nombre propio sin que los dueños tengan responsabilidad alguna.
  3. Calcula la participación accionaria de cada dueño. Divide la cantidad total del patrimonio neto de la empresa entre el porcentaje que posee cada accionista. Las cifras resultantes reflejarán la participación accionaria de cada uno en la empresa.
    • Si hay dos dueños a partes iguales en la empresa, la participación accionaria de cada uno será la mitad del patrimonio neto total.
    • Si hay dos dueños, pero uno tiene el 60 por ciento de las acciones y el otro, el 40 por ciento; la participación accionaria del primero representará el 60 por cierto del patrimonio neto de la empresa. La participación accionaria del segundo dueño será el 40 por ciento restante. Siguiendo con el ejemplo anterior, el primer dueño tendrá el 60 por ciento del patrimonio neto de $150 000, es decir $90 000; mientras que el segundo tendrá el 40 por ciento, o sea $60,000.

Consejos

  • Los acuerdos específicos para dividir el patrimonio neto de la empresa entre los dueños pueden variar y habrán sido elaborados por ellos en la fase inicial de la inversión.
  • El patrimonio neto representa el valor de la compañía, pero en su acepción contable. Por ejemplo, las empresas públicas generalmente se venden a cantidades múltiplos del valor contable. El valor del mercado no es lo mismo.
  • La participación accionaria no es necesariamente el precio al que deberías vender tu empresa. El precio de venta también considerará otros factores como la plusvalía o el valor aparte del patrimonio, que se mide generalmente en activos intangibles como el reconocimiento de la marca y una buena localización del negocio.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página