Cómo desarrollar relaciones laborales positivas

Las relaciones laborales son importantes para construir una carrera y encontrar satisfacción en el trabajo. Con el fin de aprender la manera de desarrollar relaciones laborales positivas, debes estar dispuesto a escuchar a los compañeros de trabajo, a comunicar de manera abierta y a respetar a tus compañeros y a ti mismo. Desarrollar relaciones laborales positivas también implica comprometerte y conocer a tus compañeros de trabajo como personas. Desarrollar relaciones laborales positivas brinda muchos beneficios. Hay varios pasos que puedes tomar para crear un entorno laboral positivo.

Desarrollar relaciones

  1. Comunícate de manera efectiva. La base de toda buena relación es la comunicación sólida. Ya sea que te comuniques por correo electrónico, teléfono o cara a cara, tendrás que asegurarte de comunicarte de manera clara y efectiva con tus colegas. Las buenas relaciones se basan en la comunicación abierta y honesta.
    • Elige tus palabras cuidadosamente. Asegúrate de articular tus puntos de manera clara y de indicar exactamente lo que quieres decir. Esto te ayudará a evitar confusiones sobre tus metas o expectativas.
    • Escucha de manera activa. La comunicación incluye escuchar. Haz preguntas de seguimiento y parafrasea algunas declaraciones a fin de demostrar a tus compañeros de trabajo que prestas atención.
  2. Aprecia la diversidad. Es importante recordar que cada uno es diferente. Cada persona con la que trabajas aporta un atributo distinto a tu lugar de trabajo. Si bien es posible que alguien no sea el tipo de persona con la que estás acostumbrado a estar, trata de enfocarte en sus características positivas.
    • Por ejemplo, es posible que no estés acostumbrado a trabajar con miembros del equipo creativo. Los creativos suelen trabajar de manera distinta de los demás, lo cual algunas veces significa que no son tan estructurados. En vez de irritarte cuando alguien no responda inmediatamente a tu correo electrónico, recuerda que esa persona aporta algo más al equipo.
  3. Desarrolla el respeto mutuo. Respeto mutuo significa que debes mostrar respeto a tus colegas y ellos a ti. Existen formas de mostrar que realmente valoras la contribución de tus colegas a tu lugar de trabajo. Hazles saber que consideras que son importantes (y que también lo es el trabajo que hacen).
    • Una manera de demostrar respeto es ofrecer afirmaciones positivas. Por ejemplo, podrías decir “Juana, realmente admiro la forma en que te manejas con ese cliente difícil, no todos pueden permanecer tan calmados bajo presión”.
  4. Sé consciente. Ser consciente significa practicar un nivel de conciencia más profundo. Pon bastante atención a tus palabras y acciones. Si actúas o hablas sin pensar, es posible que dañes las relaciones laborales sin siquiera darte cuenta. Trata de pensar en tus palabras antes de realmente decirlas.
    • Tómate un descanso de 30 segundos cada hora. Puedes hacerlo en tu escritorio. Tómate algo de tiempo para reflexionar sobre cómo te fue en el día hasta ese momento y lo que sigue después. Piensa un poco en la manera en que manejarás tu siguiente desafío.
    • Ser consciente no solo te ayudará a sentirte más en control, también te hará lucir tranquilo y sereno ante tus compañeros de trabajo.
  5. Conoce a tus compañeros de trabajo. Una de las mejores maneras de desarrollar relaciones positivas es separar tiempo para conocer a las personas. La próxima vez que estés próximo a reunirte, tómate un minuto para hablar con los que te rodean. Las charlas pequeñas podrían parecer que no son importantes; sin embargo, pueden realmente ayudarte a descubrir cosas que tienes en común con tus compañeros de oficina.
    • Haz preguntas. A las personas les gusta hablar sobre ellas mismas, por lo tanto, habla sobre cómo fue la fiesta de cumpleaños de su hijo o si les gusta el nuevo cachorro que tienen.

Hacer bien tu trabajo

  1. Actúa de manera responsable. Si quieres simpatizarle a tus colegas y que te respeten, tendrás que asegurarte de hacer bien tu trabajo. Nadie aprecia a un compañero de trabajo que elude sus responsabilidades. Hazte notar para terminar tu trabajo a tiempo.
    • Asegúrate de demostrar que eres responsable. Si aceptas hacer algo, asegúrate de completar esa tarea. Por ejemplo, si tu compañero de cubículo te pide asistir a una reunión por él, asegúrate de presentarte.
    • Actuar de manera responsable incluye asumir la responsabilidad de tus acciones. Por ejemplo, si cometes un error, no trates de ocultarlo o de echarle la culpa a otra persona. Reconoce tu error y deja en claro que lo solucionarás.
  2. Sé confiable. Una manera de sobresalir en tu trabajo es mostrar a los demás que eres alguien en quien pueden confiar. Existen muchas maneras en que puedes demostrar tu confiabilidad. Puede ser tan simple como presentarte siempre a tiempo o tan importante como ofrecerte de voluntario para dirigir al equipo en un proyecto nuevo.
    • Asegúrate de que tus compañeros de trabajo sepan que pueden confiar en ti. Por ejemplo, puedes recordárselos mientras trabajes diciendo algo como “José, solo quería hacerte saber que he dado seguimiento a esos correos electrónicos que querías que envíe; hazme saber si te gustaría que haga algo más para ayudarte”.
  3. Ten una actitud positiva. Algunas veces puede ser difícil estar de buen humor cuando estés en el trabajo. Después de todo, por lo general existe algo más que preferirías estar haciendo. Sin embargo, recuerda que a nadie le gusta estar cerca de la negatividad. Trata de mostrar una actitud positiva, incluso si te sientes estresado o triste.
    • Sonríe. El simple hecho de sonreír muestra que tienes una actitud positiva. Punto adicional: cuando sonrías, empezarás en realidad a sentirte más feliz.
    • Respira de manera profunda. En vez de expresar tus frustraciones con enojo, tómate unos minutos para respirar de manera profunda y encuentra algo positivo en la situación.
  4. Haz frente a los conflictos. Desafortunadamente algunas veces tendrás que lidiar con conflictos en el lugar de trabajo. Si los manejas bien, puedes incluso desarrollar relaciones laborales positivas. Cuando surja un problema, asegúrate de escuchar de manera activa. Asegúrate también de tratar la situación solo después de que todas las partes hayan tenido la oportunidad de calmarse.
    • Sé proactivo. Por ejemplo, podrías decir “Juan, sé que ha habido algo de tensión entre nosotros últimamente; quería saber si hay algo que pueda hacer para que la situación mejore”.

Disfrutar los beneficios

  1. Sé más creativo. Tener relaciones laborales positivas provoca muchos beneficios. Uno de los más importantes es que en tu oficina habrá mayor sentido de trabajo en equipo. Esto fomentará actividades como el intercambio de ideas y la colaboración. Todo ello conducirá a más creatividad.
    • Llevarte bien con tus colegas te ayudará a sentirte más cómodo y seguro en el lugar de trabajo. Esto hará que te sientas más seguro para ofrecer nuevas soluciones e innovaciones.
  2. Ama tu trabajo. El beneficio más obvio de desarrollar relaciones laborales positivas es que sentirás más placer en tu trabajo. Si anhelas ver a tus compañeros de trabajo cada día, el acto de ir a trabajar a diario se volverá mucho menos estresante. Las relaciones positivas también te ayudarán a actuar mejor y a tener menos estrés.
    • Si es adecuado para tu cultura corporativa, trata de organizar una hora feliz mensual u otra actividad. Pasar tiempo juntos fuera del trabajo es una manera excelente de relacionarse.
  3. Ten un sistema de apoyo. Es importante tener personas que te apoyen en el lugar de trabajo. Si te sientes abrumado con tu carga laboral o si tienes un conflicto con tu jefe, te ayudará bastante saber que eres parte de un equipo. Si has fomentado relaciones positivas, te darás cuenta de que los demás están dispuestos a ayudarte cuando tú lo necesites.
    • Asegúrate de devolver el favor y de ser útil y de apoyo para las personas con las que trabajas.

Consejos

  • Establece límites, por ejemplo, respecto a cuánta información de tu vida personal revelas en el trabajo. Sé respetuoso con el límite de tus compañeros de trabajo.
  • Sé educado y cortés con tus compañeros de trabajo. Expresa tu gratitud cuando un compañero de trabajo te ayude con un proyecto o tarea.
  • No ignores los conflictos en curso. Si lo haces, dañarás tu moral e interferirá con tu capacidad para hacer bien tu trabajo. Si no puedes resolver el conflicto con tu compañero de trabajo, trata el problema con el supervisor directo o fija una cita con un representante de recursos humanos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página