Cómo escaldar ejotes

Los ejotes escaldados son grandiosos para agregar a las ensaladas frías, a un guisado de ejotes o comerlos calientes rociados con aceite de oliva al ajo y jugo de limón fresco. Usa los ejotes más frescos y enteros que encuentres, para obtener el mejor sabor posible.

Pasos

  1. Pon una olla grande de agua a hervir (al menos el doble de agua que la cantidad de ejotes que quieres escaldar).
  2. Quita los tallos de los ejotes. No hay necesidad de quitarle las puntas, ya que esto les da una buena presentación.
  3. Enjuaga los ejotes ya preparados en agua fría.
  4. Cuando el agua esté hirviendo, añade un manojo grande de ejotes y deja hervir por 1 minuto.
  5. Retira los ejotes con pinzas, una espumadera, o un colador chino de alambre (mi preferido).
  6. Inmediatamente después, pon los ejotes en un recipiente con agua helada (esto detiene el proceso de cocción y preserva el color verde brillante).
  7. Deja que la olla de agua rompa el hervor nuevamente y repite los pasos del 4 al 6.

Consejos

  • Encontrarás los ejotes más sabrosos durante el verano, que es su temporada.
  • Apoya a los granjeros locales, compra tus ejotes de una cooperativa o verdulería que venda productos locales. Los productos locales son lo mejor para el medio ambiente, tu comunidad y tu cuerpo.

Advertencias

  • Por supuesto, ten cuidado con el agua hirviendo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página