Cómo mejorar tus calificaciones cerca del final del semestre

Si se acerca el final del semestre y tus calificaciones no son tan buenas como quisieras, ¡no entres en pánico! Aún contarás con un poco de tiempo para mejorarlas antes de que acabe el semestre. Concentra tu energía en obtener las mejores calificaciones posibles en tus exámenes y proyectos finales, en entregar todas las asignaciones actuales y atrasadas, y culminar la mayor cantidad posible de trabajos por créditos adicionales.

Obtener buenas calificaciones al final del semestre

  1. Revisa tu trabajo anterior. Si se aproxima un examen final o la fecha de entrega de un informe, una buena idea consiste en revisar el trabajo que hayas realizado para la clase. Esto será de utilidad para reconocer tus puntos débiles, así podrás esforzarte para mejorarlos.
    • Si revisas tus exámenes anteriores y sigues sin comprender la razón por la que hayas respondido mal la pregunta, tendrás que revisar tu libro o pedirle al profesor que te lo explique con más detalle.
    • Puedes preguntarle al profesor qué considera que debes hacer para obtener una mejor calificación en tu próxima asignación. Es probable que pueda brindarte más consejos, además de los que haya escrito en tu último informe.
  2. Mejora tus hábitos de estudio. Si en verdad deseas obtener una mejor calificación en tu próximo examen, tendrás que comprometerte a estudiar. Debes establecer un tiempo suficiente para revisar todo tu material de forma detallada, y no postergues las cosas.
    • Empieza a estudiar con mucha anticipación, así no tendrás que estudiar todo de la noche a la mañana y contarás con mucho tiempo para tomar descansos. Sentirás mucho menos estrés y serás más capaz de aprender si te levantas y te estiras o caminas aproximadamente cada media hora.
    • Debes sabes qué tipo de estudiante eres. Algunas personas aprenden mejor al leer y escribir (estudiantes visuales), y otras al escuchar y hablar (estudiantes auditivos). Asimismo, algunas personas se benefician al estudiar en grupo, pero otras no. Si conoces los métodos que son más eficaces para ti, tendrás mucho más éxito.
    • Será de mucha utilidad que tengas un espacio para estudiar que esté bien organizado y no cuente con distracciones. Si no cuentas con un lugar para estudiar en casa, puedes quedarte en la escuela luego de las clases o ir a la biblioteca de tu localidad.
    • Si cuentas con una sala de estudio, acude a ella para estudiar y culminar tus asignaciones para la casa, en lugar de emplearla para socializar. Esta hora de trabajo adicional puede marcar una gran diferencia en tus calificaciones.
  3. Conoce el sistema de calificaciones. Para contar con las mejores probabilidades de obtener buenas calificaciones, es vital que conozcas la manera en la que te calificarán y cuál será el valor de cada asignación. Si tienes dudas sobre ello, debes preguntarle a tu profesor de inmediato.
    • Siempre que trabajes en un proyecto, deberás conocer las pautas para las calificaciones que se emplearán para evaluarlo. Estas deben indicar con exactitud lo que el profesor busca en tu trabajo para otorgarle la mejor calificación. Si tu profesor no te brinda las pautas, pídele que te explique al detalle la forma en la que se calificará la asignación.
    • Asimismo, es esencial que sepas qué otros factores podrían brindarte puntos. Por ejemplo, algunos profesores brindan puntos por participar; por ello, podrías obtener algunos puntos adicionales tan solo al levantar la mano con más frecuencia en clase.
  4. Empieza a trabajar en los proyectos grandes con anticipación. Si tienes que hacer un proyecto grande como un informe de investigación, no esperes al último minuto para empezar. Lo más probable es que este proyecto influya muchísimo en tu calificación final; por ello, tómate tu tiempo y haz el mejor trabajo posible.
    • Si tu profesor no ha dividido el proyecto en partes más pequeñas, puedes pedirle que te recomiende la manera de hacerlo. Esto será de utilidad para sentirlo mucho más manejable y menos abrumador. Por ejemplo, puedes dividir la laboriosa tarea de escribir un informe de investigación en tareas más pequeñas como escoger un tema, buscar fuentes de sustento, elaborar un esquema, escribir el primer borrador y luego escribir el borrador final.
    • Puedes pedirle ayuda a tu profesor en el proceso. Incluso si no te han pedido que entregues un primer borrador, pídele al profesor que lo revise y te brinde recomendaciones sobre la manera en la que puedas mejorar tu trabajo.
    • Si tienes dificultades para controlar tu tiempo, establécete fechas límite para cada paso. Planea trabajar en tu proyecto de 30 a 60 minutos diarios, lo que dependerá de lo mucho que tengas que hacer.
  5. Obtén ayuda si la requieres. Es esencial recibir ayuda adicional tan pronto como empieces a sentir que te atrasas, en lugar de esperar a que sea demasiado tarde. Si abordas el problema de inmediato, esto será de utilidad para cerciorarte de que comprenderás el material cuando llegue el momento de rendir un examen.
    • Si tienes dudas sobre algo que se haya hablado en clase, debes preguntárselo de inmediato al profesor. Si no puedes hacer preguntas durante la clase, intenta quedarte cuando culmine, asistir temprano o visitar a tu profesor en un tiempo libre.
    • Recurre a un tutor si requieres más ayuda de la que tu profesor te puede brindar. Muchas escuelas brindan tutorías gratuitas para sus estudiantes, por lo que debes averiguar si cuentas con esta opción. Si no está disponible o si no es adecuada para ti, también puedes contratar a un tutor privado que acuda a tu casa o asistir al centro de tutorías.

Culminar tus asignaciones

  1. Dedícale un tiempo adicional a tu tarea. Si has estado obteniendo malas calificaciones en tus tareas asignadas, es el momento de mejorar y dedicarles un poco más de esfuerzo. Incluso si cada asignación no tiene mucho valor, la calificación acumulativa de tus tareas puede abarcar una gran parte de tu calificación final.
    • Antes de salir de clase, asegúrate de comprender lo que se espera que hagas. Si tienes alguna duda sobre la manera de culminar una tarea asignada, pídele a tu profesor que te lo explique.
    • Siempre lee (o escucha) las indicaciones y síguelas con exactitud. No seas perezoso escribiendo menos palabras de las que te hayan solicitado, ni dejes de presentar tu trabajo.
  2. Entrega tu trabajo a tiempo. Siempre anota la fecha de entrega de cada asignación y preséntalas a tiempo. ¡No hay nada peor que te bajen puntos por entregar tarde una asignación al haber olvidado la fecha de entrega!
    • Si puedes mantenerte organizado al llevar un registro de tus asignaciones en un planificador o un calendario digital, asegúrate de registrar todas tus tareas asignadas.
    • Planifica una fecha determinada para culminar cada asignación y cerciórate de tener en cuenta tus demás obligaciones. Por ejemplo, si sabes que tienes un juego de baloncesto el jueves y solo cuentas con una hora para trabajar en tu tarea, no postergues para el jueves ninguna asignación que puedas culminar el miércoles.
  3. Consulta si puedes presentar las asignaciones que no hayas entregado. Si no has entregado alguna asignación porque estabas ausente o simplemente no la habías hecho, pregúntale a tu profesor si puedes entregársela en otro momento. Es probable que solo obtengas una parte de la calificación al presentar un trabajo atrasado; sin embargo, esto es mucho mejor que obtener un cero como calificación en dicha asignación.
    • Consulta si puedes presentar las asignaciones realizadas en clase que no hayas entregado, así como las tareas. Ofrécete a ir al salón de clases a la hora del almuerzo o en un tiempo libre para trabajar en ellas.
  4. Pide que te permitan volver a hacer las asignaciones anteriores. Intenta pedirle a tu profesor que revise un ensayo, vuelva a tomar un examen o vuelva a dejar un proyecto en los que hayas obtenido una mala calificación. Podrías sugerirle que reemplace la calificación o que promedie ambas juntas. Tu profesor podría estar dispuesto a dejarte hacerlo si luces comprometido con mejorar tu calificación.
    • Intenta concentrarte en las asignaciones significativas que influyan más en tu calificación general, en lugar de las asignaciones pequeñas (como las tareas) que podrían no marcar una gran diferencia.
  5. Prioriza. Es probable que desees hacer todo lo posible para mejorar una calificación determinada; sin embargo, es esencial que seas inteligente con ello. No sacrifiques una calificación para mejorar otra, ya sea de la misma clase o de otra.
    • Concentra la mayor parte de tu energía en las asignaciones que te brindarán la mayor cantidad de puntos. Por ejemplo, si tu proyecto final equivale al 50 % de tu calificación y tus tareas asignadas equivalen al 10 %, dedica más tiempo a estudiar para el examen final, en lugar de trabajar en tu tarea. Esto no quiere decir que no debas hacer tus demás trabajos, tan solo significa que no debes dedicarle mucho tiempo.
    • Nunca descuides una asignación actual para compensar un trabajo atrasado, salvo que sepas con certeza que este último te brindará más puntos.
    • Tampoco descuides tus otras clases. No debes contar con una mala calificación en una clase por haber concentrado toda tu energía en tratar de mejorar la calificación de otra. Esto tendrá un efecto negativo en tu promedio general.

Obtener créditos adicionales

  1. No dudes en preguntar. El simple hecho de que tu profesor no haya mencionado las oportunidades para obtener créditos adicionales no siempre quiere decir que no contarás con ellos. Si consideras que te beneficiarás con los créditos adicionales, siempre pregúntale a tu profesor qué es lo que puedes hacer para mejorar tu calificación.
    • Si ocurre algo en tu vida que afecta a tus calificaciones, debes contárselo al profesor. Él podría estar más dispuesto a colaborar contigo si cuentas con una excusa válida por haberte atrasado.
    • Debes expresarle que en verdad estás dispuesto a trabajar para mejorar tu calificación. Es probable que los profesores no cambien tus calificaciones, salvo que les dediques mucho esfuerzo.
    • Conoce con anticipación en qué medida pueden influir los créditos adicionales en tu calificación. Esto variará en cada clase; por ello, nunca esperes cambiar una mala calificación por una buena tan solo escribiendo un ensayo adicional simplemente porque eso ha ocurrido en otra clase.
  2. Considéralo como un obsequio. Algunos profesores brindan muchas oportunidades para créditos adicionales; no obstante, otros no brindan ninguna en lo absoluto, por lo que no debes esperarlas. Si tu profesor te brinda la oportunidad de culminar asignaciones por créditos adicionales, agradece esta oportunidad.
    • No te quejes por la cantidad de trabajo requerido o la cantidad de puntos que puedas obtener por él. Tu profesor no tiene la obligación de darte ninguna oportunidad de obtener créditos adicionales.
    • Obtén la mayor cantidad posible de créditos adicionales, siempre y cuando esto no interfiera con tus demás asignaciones. Siempre debes culminar las asignaciones requeridas para tu clase antes de proseguir con los créditos adicionales.
  3. Comprométete con ello. Si te han dado una asignación para obtener créditos adicionales, dependerá de ti si la aprovechas al máximo. Tendrás que dedicarle todo tu esfuerzo a tu trabajo para demostrarle a tu profesor que en verdad te importa, y para obtener la mejor calificación posible.
    • Del mismo modo que cualquier otra asignación, debes comprender lo que se espera que hagas. No dudes en pedirle al profesor que explique los requisitos si no los has comprendido.
    • Si tu profesor te brinda la opción de escoger tu asignación para obtener créditos adicionales, haz que trate sobre algo que te apasione. Por ejemplo, si tienes que escribir un informe de investigación sobre un tema controversial de tu elección, escoge uno que te parezca interesante. Podrás culminar la asignación (y quizás hagas un mejor trabajo) con mucha más facilidad si disfrutas aprendiendo sobre el tema.
    • Siempre entrega a tiempo tu asignación por créditos adicionales. No vuelvas a decepcionar a tus profesores al entregar tarde tu trabajo.

Consejos

  • Es mucho más probable que brinden créditos adicionales en la universidad. Si te encuentras en la universidad, es probable que lo mejor sea concentrarte en obtener la mejor calificación posible en tus exámenes e informes finales.
  • Mantente concentrado. Si estás estresado, intenta meditar un poco.
  • Sé respetuoso con tu profesor y agradece toda segunda oportunidad.
  • Haz que mejorar tus calificaciones sea una prioridad en tu vida.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página