Cómo convertirte en una gatita

Los gatos han sido siempre un símbolo de magia, independencia, misterio y femineidad. Una chica linda, sofisticada y felina es el deseo de todo chico, pero no es lo que más importa. En efecto, comportarse como una gata es entretenido. El aspecto, el comportamiento y la personalidad de este animal te dotan de un carácter mágico y divertido. Incluso puede volverse un estilo de vida. Pruébalo para ver si te gusta.

Pasos

  1. Sé más independiente. Camina a tu ritmo, no dejes que los demás te pisoteen ni temas volar sola en ocasiones. Los gatos no necesitan una pandilla. Es verdad que necesitan amigos, pero no un séquito. Si quieres tomar una clase o ir a algún lugar (como una exhibición artística o un musical) pero tus amigos no, aprovecha la oportunidad para pasar tiempo a solas, aprender a decirle no a la multitud y a caminar por el pasillo sola sin sentirte insegura. No te preocupes de lo que otros hagan. No es necesario ser parte de la multitud para ser popular ni es necesario ser popular para ser felina.
  2. Adopta algunos instintos cazadores. Si tienes la suerte de tener una piscina, usa juguetes que se muevan por el fondo y que puedas acechar, cazar, atacar y matar. Alternativamente, persigue y ataca con la furia de tu matamoscas a las moscas que te atormentan. Es más divertido de lo que crees. Incluso puedes hacer que alguien oculte animales de peluche pequeños por la casa para rastrearlos. Piensa que eres una fiera, una tigresa. Busca la manera de disfrutar el instinto de atrapar y matar.
  3. Acicálate. Los gatos pasan muchas horas acicalándose para lucir impresionantes, así que enorgullécete de tu apariencia y cuida de ella. Aplica vapor de agua caliente en tu cara (colócate sobre un lavabo lleno de agua caliente y cúbrete la cabeza con una toalla para simular un efecto sauna), aséate con un limpiador facial para tu tipo de piel, sécate con toques suaves y aplícate crema dos veces al día. Cepíllate los dientes, lávate la lengua y usa hilo dental y enjuague bucal con sabor a menta antes de ir a la cama. Cepíllate y arréglate el cabello cada mañana. Aféitate con frecuencia, mantén tu cabello limpio y sin caspa, ponte desodorante y límpiate las orejas. Aféitate las piernas y las axilas, lávate el cabello cada dos días, ponte acondicionador, un buen perfume y toma una ducha (veloz) cada mañana.
  4. Cuida de las garras. Usa un esmalte fortalecedor y aumenta tu ingesta de calcio. Píntalas de color marrón, rosa ligero o carne y píntate las puntas de las uñas de un color distinto. Asegúrate de que estén siempre limpias y afílalas cuando sea necesario. Deja que crezcan mucho, pero no tanto que te impidan sostener un lápiz con normalidad. Si la vida no te bendijo con uñas largas, no hay problema en ser una gata sin garras.
  5. Sigue una rutina matutina. Despierta cada mañana y practica yoga valiéndote de un DVD para aumentar tu flexibilidad, tu belleza y tu energía. ¡Los gatos se estiran al levantarse! Practícalo durante veinte minutos. Luego, trota por quince minutos. Aprende a respirar profundamente sin jadear como un perro cuando trotes, pero no exageres. El yoga te ayudará a lograrlo. Además, al trotar con pasos suave no debes oírte a ti misma. Cuando llegues a casa, bebe mucha agua y disfruta un desayuno ligero. NO COMAS POR NINGÚN MOTIVO tostadas de pan blanco (se descomponen en azúcares con facilidad), tocino (demasiado grasoso y sin proteína suficiente), bagels (carbohidratos con altas caloría, ¡en especial los de queso crema!) o sándwiches (basura entre pan blanco, ¡NO!). En su lugar, come una tortilla con algo de queso bajo en grasa y yogurt light o frutas. ¡Son excelentes fuentes de proteína y calcio! Luego, acicálate para el día.
  6. Sigue una dieta sana. Los gatos comen mucha carne y mucho pescado, así que procura comerlos en cada comida. Además, comen los vegetales incorporados en la comida para gatos, por lo que debes comerlos también. Los gatos no comen trigo por naturaleza, así que evítalo. Asegúrate de comer algo de cada grupo alimenticio en cada comida. Ten tres comidas y un bocadillo al día. No comas ni demasiado ni poco.
  7. Mantente delgada, ágil y elegante. ¡Toma algunas lecciones de ballet en la semana, además de correr, practicar pilates, yoga, tiro con arco, esgrima, artes marciales o simplemente de ir al gimnasio! Asegúrate de realizar por lo menos dos de estas actividades. Sin embargo, puedes practicar otras actividades que quieras. Aprende por lo menos algunos movimientos de artes marciales, lo básico de la esgrima, a correr velozmente, a hacer yoga y pilates en casa valiéndote de un DVD, algunos movimientos de baile básicos y ejercítate a diario.
  8. Expresa tus emociones. Hay quien cree que los gatos no demuestran sus emociones, pero es posible notarlas a través de su lenguaje corporal y el tono de sus maullidos. Algunas personas sostienen que sus gatos maúllan de manera diferente cuando quieren comida que cuando quieren jugar o salir. Expresa tus emociones a través del tono de voz y el lenguaje corporal.
  9. Sé determinada. Si ocultas algo de un gato sin que se dé cuenta, es fácil evitar que lo obtenga. Si a un gato le gusta algo y decide obtenerlo, es casi imposible. ¡NO son ociosos! ¡Se esfuerzan para obtener lo que quieren! ¡Encuentra un sueño y vívelo!
  10. Relájate en cualquier lugar. Estírate, déjate caer y relájate dónde sea. Hasta puedes quedarte dormida, pero no lo hagas en la escuela. Los gatos son muy inteligentes y obtendrían calificaciones altas si pudieran ir.

Consejos

  • Encuentra un olor característico. Los gatos son muy sensibles al olor de los demás gatos. Asegúrate de que este olor se encuentre en tu habitación también.
  • Permanece activo y no te esfuerces demasiado.
  • Por otro lado, debes proteger a tus amigos y familiares y caminar con la cabeza en alto.
  • Sé juguetona y provoca a tus amigos un poco. Ríete de tus caídas no tan elegantes.
  • Aprende a meditar. Los gatos meditan, o al menos parecen meditar, a menudo. Hacerlo te dará tiempo para reflexionar sobre tus creencias. Cree en ellas firmemente.
  • Sé felina, no maliciosa.
  • Prueba a trepar árboles.
  • No obligues a los demás a adoptar este estilo de vida.

Advertencias

  • No obligues a los demás a adoptar este estilo de vida.
  • Estos pasos no te convertirán en una gata de verdad.

Cosas que necesitarás

  • Olor característico
  • Bolas de estambre de tus colores favorito y menos favorito
  • DVD de pilates y yoga
  • Membresía del gimnasio
  • Esmalte de uñas fortalecedor y colores carne
  • Matamoscas
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página