Cómo eliminar el olor a moho en los termos

Los termos que se han almacenado por un tiempo pueden oler a moho y no resultar muy atractivos para utilizarlos. Aquí tienes una forma para recuperar el olor fresco.

Método del agua con lejía (lavandina)

  1. Llena el termo casi por completo con agua caliente.
  2. Agrega una cucharada de lejía.
  3. Ajusta la tapa y deja que la mezcla se asiente durante cinco minutos.
  4. Enjuaga el termo con agua caliente y déjalo dado vuelta sobre el escurreplatos para que drene toda el agua.

Método del bicarbonato de sodio

  1. Si la lejía no te resulta apropiada, intenta con bicarbonato de sodio. Este método demorará más pero aún así debería darte buenos resultados.
  2. Llena el termo con agua caliente del mismo modo que detallamos anteriormente.
  3. Agrega 2 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  4. Déjalo asentándose durante la noche.
  5. Enjuágalo profundamente a la mañana siguiente y sécalo del mismo modo que detallamos anteriormente.

Almacenamiento

  1. Almacena los termos con las tapas abiertas por un tiempo. Esto ayudará a que el termo permanezca seco. Si aún queda algo de humedad y la tapa está firmemente colocada, esto puede provocar el crecimiento de moho y esto es lo que causa parte del olor.

Consejos

  • Este método también se aplica a los envases de té y café, que se utilizan para mantener el té y el café caliente sobre la mesa, etc., así como también se aplica a los envases que utilizan los servicios de comidas.

Cosas que necesitarás

  • Agua caliente
  • Lejía para el método uno
  • Bicarbonato de sodio para el método dos
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página