Cómo tratar los ojos rojos

¿Alguna vez has tenido los ojos rojos? Ya sea que hayas empezado a tener el problema por mirar a la pantalla de la computadora o la televisión por mucho tiempo o por fumar una sustancia herbaria, los ojos rojos pueden doler. Si tienes alergias, quizás seas especialmente susceptible. Por suerte, hay muchas maneras de reducir la irritación y la hinchazón.

Líbrate de los ojos rojos

  1. Usa agua. Salpica algo de agua fría en tu cara o sostén una compresa húmeda sobre tus ojos por 2 minutos. Esto debe ayudar a calmar algo de la hinchazón que causan tus ojos inyectados. Además, se siente suave al tacto.
    • Por lo general, los ojos rojos se deben a vasos sanguíneos inflamados después de que se secan o se deben a que el cuerpo libera naturalmente histaminas después del contacto con alérgenos.
  2. Usa cubos de hielo. Otra manera común de calmar los ojos inyectados es cubriendo los ojos con hielo o un acumulador. Si no tienes a la mano un acumulador, toma un paño y coloca unos cuantos cubos de hielo en él, luego sostenlo sobre los ojos por 4 a 5 minutos.
    • Al usar hielo o un acumulador, siempre recuerda envolverlo primero en una toalla delgada para prevenir una quemadura por el hielo.
  3. Prueba gotas para los ojos. Las gotas para los ojos contienen compuestos que causan que los vasos sanguíneos se contraigan, haciéndolos mucho menos notables. Usa las gotas como se recomienda o cada 4 horas, ya que el abuso de las gotas puede causar problemas adicionales.
    • Si tu problema es la sequedad en los ojos o una infección, entonces no uses gotas para los ojos normales. Considera ver a un doctor y pedir gotas para los ojos antiinflamatorias con prescripción.
  4. Trata de colocar rodajas de pepino fresco sobre tus párpados. Se supone que el pepino sobre los párpados ayuda con los ojos rojos e hinchados. Este hace las veces de una compresa fría: la superficie fría del pepino sobre el ojo causa que los vasos sanguíneos se contraigan, reduciendo su apariencia.
    • Para un alivio adicional, coloca el pepino en la refrigerador por 10 a 15 minutos antes de cortarlo en rodajas. El pepino permanecerá frío debido a su contenido líquido. El frío irradiado en la parte superior de tus párpados proveerá un alivio adicional.
  5. Prueba un poco de agua de rosas en la parte superior del párpado. Remoja un poco de algodón en el agua de rosas y colócalo en la refrigeradora por 15 minutos. Saca la bola de algodón remojada en agua de rosas y colócala sobre tus ojos cerrados para aliviar la rojez.
    • Para una doble función, prueba remojar una rodaja de pepino en agua de rosas y luego refrigérala. Aplica la rodaja a los párpados como se dijo anteriormente.
  6. Coloca bolsas de té sobre los párpados. Toma bolsas de té empapadas (preferiblemente de té negro con cafeína, pues contiene los taninos necesarios) y refrigéralas por 15 minutos para que se enfríen. Aplica las bolsas de té frías a tus ojos y relájate por 15 minutos.
    • Empapa la bolsa de té en agua caliente (no fría) antes de usarla. Los taninos en el té están mejor posicionados para reducir la hinchazón en el área del ojo después de remojar la bolsa de té en agua caliente.

Prevén los ojos rojos en primer lugar

  1. Reduce el tiempo que pasas frente a una pantalla. Las computadoras portátiles, los monitores de televisión y los aparatos electrónicos causan el ojo rojo. Los estudios demuestran que parpadeas menos cuando miras a la pantalla de una computadora. Esto causa que tus ojos se sequen.
    • Toma descansos pequeños cada veinte minutos. Cada veinte minutos, levántate de tu computadora y ocúpate de ti mismo entre veinte y sesenta segundos. Busca una excusa para ir al baño, para obtener un vaso de agua, para socializar con un compañero de trabajo o un amigo. Esto reducirá la fatiga del ojo. Los expertos llaman a ello la regla 20-20.
  2. Ajusta tus pantallas electrónicas. Si no puedes reducir tu tiempo frente a la pantalla, ajusta efectivamente tu computadora o pantalla de televisión para que la parte superior del monitor esté al mismo nivel de tus ojos. Colócate entre 51 a 76 cm (20 a 30 pulgadas) de distancia de tu monitor.
    • También puedes buscar lentes diseñados especialmente para limitar la fatiga visual que produce el brillo del monitor. Si ya tienes lentes o anteojos con prescripción y pasas mucho tiempo en frente de un dispositivo electrónico, tal vez necesiten un ajuste.
  3. Evita fumar. Irritantes como el humo molestan a los ojos creando una rojez innecesaria. Fumar puede aumentar significativamente el riesgo de una variedad de enfermedades del ojo, las cuales incluyen: las cataratas, la degeneración macular, la uveítis, la retinopatía diabética, el síndrome del ojo seco y la enfermedad ocular infantil (por fumar durante el embarazo).
    • Si no estás dispuesto a dejarlo, compra un purificador de aire para mantener tu casa libre de humo.
  4. Controla tu ingesta de alcohol. El exceso de alcohol puede deshidratar al cuerpo, robándole los líquidos esenciales y convirtiéndolos en ojos rojos. Si vas a beber alcohol, asegúrate de beber abundante agua para mantener niveles de hidratación apropiados. Trata de beber un vaso de agua cada unidad de alcohol que consumas.
    • La deshidratación general puede eliminar el agua de los ojos, causando la inflamación y la rojez. Asegúrate de beber suficiente agua para que tu cuerpo pueda enviar de manera confiable humedad a tus ojos.
  5. Come una dieta balanceada. La dieta puede tener un impacto significativo sobre la salud de los ojos así como la de otros órganos de tu cuerpo. Come una dieta balanceada rica en ácidos grasos omega 3 (el salmón, la semilla de lino, la nuez, etc.), además de ingerir suficiente vitamina C, E y zinc. Asegúrate también de ingerir lo suficiente de las siguientes vitaminas (que son beneficiosas para la salud de los ojos):
    • Las vitaminas B2 y B6
    • La luteína y la zeaxantina
  6. Duerme bien. Debes dormir 7 a 8 horas cada noche. Tus ojos se reponen por los nutrientes mientras duermes, de manera que la falta de sueño puede hacerte más propenso a los ojos secos o irritados.
  7. Controla otros factores. Hay muchas cosas que pueden contribuir a los ojos rojos e hinchados. Identificar la causa te ayudará a tratar la raíz del problema en vez de tratar los síntomas. Las condiciones posibles que pueden contribuir a los ojos rojos incluyen: la conjuntivitis, el cloro de la piscina, las alergias o el llanto.

Consejos

  • Para una curación realmente rápida, simplemente usa lentes de sol y espera a que la rojez se vaya por su cuenta.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página