Cómo elaborar un plan de negocios para la crianza de ganado

Es importante elaborar un plan de negocios antes de iniciar un negocio de ganadería, sin importar lo que hayas hecho para estar preparado. Hoy en día, la ganadería es más compleja y más cambiante que hace 100 años. Los mercados están en continuo cambio, los costos son elevados, los márgenes de ganancia son bajos, hay distintas formas de criar ganado y los mercados son exclusivos. El tipo de plan de negocios que elabores depende de ti, sin embargo, el siguiente proceso desarrollado paso a paso para guiarte en la elaboración de un plan de negocios adecuado te ayudará a largo plazo.

Pasos

  1. Alista papel y lápiz, o usa una computadora que tenga Microsoft Word, OneNote u otro programa de texto similar. Esto te permitirá escribir todas las ideas que se te ocurran, incluyendo las metas y aspiraciones que te has propuesto para iniciar un negocio de ganado.
  2. Comienza con una lluvia de ideas. No necesitas hacer un ensayo sofisticado de nivel académico, ni tampoco tener una gramática y ortografía excelente o buena redacción. La mejor manera de comenzar es usar viñetas para hacer una lista de lo que quieres hacer, cómo lo quieres hacer y lo que estás dispuesto a hacer para lograrlo.
    • Lo primero que debes hacer es una lista de tus metas y objetivos. Obtendrás resultados más efectivos si tienes metas trazadas en vez de ideas vagas sobre “qué quieres hacer con los animales”. Simplemente eso no es suficiente y definitivamente eso no te llevará a ningún lado.
    • Mientras piensas en tus metas, no olvides que estrategia no es lo mismo que mercadotecnia. La estrategia que aplicarás para tu negocio se trata sobre cómo planeas ofrecer un valor añadido a tus clientes, cómo piensas convencer a tus clientes potenciales para obtener ese valor añadido dando a conocer lo que te diferencia de otros criadores de ganado y por qué sólo tú puedes ofrecer ese valor añadido. En cambio, tu plan de mercadotecnia debe explicar cómo intentas comunicar tu estrategia a tus clientes ya existentes y a tus clientes potenciales.
  3. Realiza un análisis FODA. FODA es un acrónimo muy popular que se utiliza en el mundo de los negocios y significa Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas. Las fortalezas y debilidades constituyen las características internas o controlables de un negocio. Las oportunidades y amenazas son las características externas que no dependen de ti o de tu negocio. Para realizar un análisis FODA, crea una tabla con cuatro columnas que contengan los títulos: fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Debes colocarlos en la parte superior de cada columna y bien centrados. Pero si crees que usar una tabla será muy tedioso e inconveniente para ti, entonces también puedes usar una página aparte para cada factor.
    • Dicho análisis es muy simple y flexible, ya que puedes usarlo para analizarte a ti mismo, a tu negocio o a la industria en la que piensas incursionar.
    • Estas cuatro características de la estrategia de planificación deben describir todo sobre ti, mostrar lo que puedes y no puedes hacer, indicar si necesitas ayuda de personas más profesionales y experimentadas, qué estás dispuesto a aprender, qué dificultades podrías enfrentar en tu negocio y qué oportunidades tienes de tener éxito y ser productivo.
      • Ten en cuenta que hay dos fuerzas que te afectarán y que es necesario analizar:
        • Fuerzas internas que tienes que controlar como por ejemplo qué razas elegir, si quieres llevar a cabo una ganadería intensiva o extensiva, cómo alimentar a tus animales, etc.
        • Fuerzas externas que no puedes controlar como el clima, topografía y el tipo de suelo del terreno donde criarás a tus animales, dificultades de la industria, local, nacional e internacional, precios de mercado, demanda del producto y preferencias de los clientes.
    • Realiza un análisis FODA interno acerca de ti y tu negocio. Pregúntate a ti mismo en qué eres bueno y qué necesitas mejorar, qué puedes hacer para mejorar y qué cosas podrían hacerte reconsiderar la decisión de emprender un negocio de ganadería. Esto también implica considerar si necesitas ayuda de personas más experimentadas que tú en ciertos aspectos de tu plan y de tu fuente de conocimientos. Puedes necesitar, por ejemplo, el consejo de un veterinario, de un contador con experiencia en evaluaciones financieras de operaciones ganaderas, de un inspector de granja, de un criador con mucho tiempo (por más de 20 años) en el negocio que te interesa, etc.
      • También realiza un análisis de tu granja, el terreno donde está ubicado y de tu familia. Haz preguntas similares a las realizadas anteriormente, por ejemplo, sólo con tu familia tendrás que hablar sobre el tiempo que podrás pasar con ellos, qué pasará si pones a tu negocio por encima de tu familia, qué puedes hacer para motivar y enseñar a tus hijos a involucrarse en tu negocio, etc.
    • Realiza un análisis FODA externo sobre el tipo de industria ganadera en la que planeas incursionar, por ejemplo, ganadería bovina (vacas para carne o vacas lecheras), equina, porcina, avícola, caprina o ovina, o incluso ganadería de animales exóticos (como el bisonte, alce o emú). Es recomendable llevar a cabo una investigación para completar un análisis FODA minucioso del tipo de industria que te interesa. Averigua en las noticias acerca de la industria ganadera nacional, en renombrados periódicos y revistas sobre la agricultura local y en páginas web de confianza. Por ejemplo, si quieres incursionar en el negocio de ganado canadiense, visita la página web de la Asociación Canadiense de Ganaderos (CCA.org). Allí encontrarás abundante información acerca de los intereses y noticias de la industria nacional ganadera. “Western Producer” (para las provincias de Alberta, Columbia Británica, Saskatchewan y Manitoba) también es un buen periódico para obtener noticias diversas y actualizaciones sobre la industria ganadera.
      • Mientras más investigues sobre el tipo de industria ganadera que te interesa, más preparado estarás para el surgimiento de cualquier posible inconveniente. Una vez que ya has iniciado tu plan de negocios, serás mucho más consciente de las dificultades, desafíos, necesidades y requisitos que implica el involucrarse y competir en el tipo de industria ganadera que hayas elegido.
  4. En una tabla aparte, traza cuatro columnas que comiencen con los siguientes títulos: "dónde estoy ahora", "dónde quiero estar", "cómo llegar ahí" y "cómo saber si ya he llegado ahí". Nuevamente, haz una lista de las ideas que respondan a estas preguntas. No está mal si sólo escribes una o dos ideas, pero para ayudarte a responder mejor estás cuatro preguntas, a continuación se presenta una serie de puntos que debes tener en cuenta al momento de responder dichas preguntas:
    • ¿Dónde estoy ahora? Incluye un análisis FODA (revisa el paso anterior) para estas áreas: clientes, operaciones, recursos humanos y finanzas. Aunque no tengas un negocio está bien si realizas un análisis FODA como se mencionó en el paso anterior.
    • ¿Dónde quiero estar? Aquí es donde establecerás las metas y objetivos que deseas alcanzar dentro de los siguientes 3 a 5 años. Incluye aspectos como financiamiento, mercadotecnia, salud de los animales, crianza, partos, destete, sacrificio, venta, gestión de los pastos, gestión de la alimentación, análisis de costos, etc.
      • Esta pregunta también es útil para orientarte en tus metas personales, familiares y empresariales. Cuando establezcas metas familiares, permite que cada miembro de tu familia participe trazando metas para ellos mismos, pero no olvides que debes esperar que terminen de escribir sus metas para recién discutir sobre cualquier punto relacionado a estas.
        • Las metas personales incluyen cosas como trabajar pocas horas, prepararte en áreas como diferentes mercados de materias primas o contabilidad y programas de producción, etc.
        • Las metas empresariales se enfocan principalmente en la unidad de explotación ganadera como entidad empresarial; por ejemplo, carga de la deuda máxima que vas a llevar, posesión o control por número de acres, etc.
    • ¿Cómo llegar ahí? Esta es la parte más importante de tu plan de negocios, ya que este es el área donde tienes que plasmar en papel cómo quieres encaminar las cosas para cumplir tus metas personales, familiares y empresariales. Hacer una lista es muy útil en esta sección, ya que siempre puedes tener un plan B, C, D, etc., además de tu plan A.
    • ¿Cómo saber si ya he llegado ahí? Si ves a tu plan de negocios como un viaje, no es difícil entender que necesitarás medir tu progreso durante todo el viaje y determinar si estás en camino a lograr tus metas, si estás avanzando o retrocediendo. Esto se realiza definiendo, recopilando y revisando regularmente las métricas, mediciones y los principales indicadores de rendimiento con el fin de validar tu plan y decisiones, dirigir tus actividades futuras, justificar cualquier modificación del plan e intervenir cuando las cosas no salen de acuerdo al plan. Todas tus metas tienen que medirse. Las mediciones te darán las respuestas a esta pregunta importante.
  5. En otro archivo (si estás escribiendo por computadora) o en otro papel o página distintos, comienza a redactar tu plan de negocios. Elabora el plan de negocios trazando tres planes principales: plan estratégico, plan de operaciones y plan de sucesión:
    • Plan estratégico. Aquí es donde unes todas tus ideas, objetivos y metas que van desde el paso 2 al 4. Básicamente, el tipo de plan de negocios que verás en otras empresas es el siguiente:
      • Declaración de visión: es una declaración de cómo proyectas tu negocio dentro de 5 a 10 años.
      • Misión: esto determina o define la razón de ser de una organización en la sociedad. Esta declaración debe explicar de manera concisa qué hace la empresa, para qué y por qué.
      • Valores: se trata de normas generales o pautas importantes para tu negocio y tu familia.
      • Análisis situacional: es el proceso de identificar y entender cuál es la posición de tu negocio en el ambiente interno y externo que operas. Esta parte del plan estratégico se refiere al paso 3.
      • Metas: ¿cuáles son los principales logros que quieres alcanzar dentro de 3 a 5 años?
      • Objetivos: ¿cómo planeas alcanzar tus metas?
      • Factores críticos de éxito: son las áreas críticas de rendimiento para el éxito a largo plazo de una organización y su desarrollo, crecimiento y logros. Para cada FCE debes definir uno o más principales indicadores de rendimiento (KPIs), que constituyen las métricas que usarás para determinar si estás logrando tus FCEs. Estos FCEs se expresan como declaraciones generales de las metas ("Mantener satisfecho al cliente") mientras que los KPIs son más específicos ("Disminución de la demanda de envasado del producto").
      • Plan de acción: este contiene las estrategias y acciones que se implementan para alcanzar los objetivos trazados.
        • En resumen, no tienes que romperte la cabeza tratando de responder todas las preguntas mencionadas anteriormente. En vez de eso, usa las tres preguntas simples mencionadas en el paso 4 como medio para responder las 8 preguntas de un plan de negocios estándar.
    • Plan de operaciones. Aquí es donde debes trazar las actividades diarias del negocio incluyendo lo que se ha hecho, cómo se ha hecho, quién lo ha hecho y cuándo se ha hecho. Este plan generalmente es a corto plazo y se centra en un ciclo de producción. Este plan incluye cuatro sub-planes importantes: plan de producción, plan de mercadotecnia, plan financiero y plan de recursos humanos:
      • Plan de producción: ¿qué productos se han previsto desarrollar y vender? Para los criadores de ganado esto implica dos componentes principales: los animales y sistemas de cultivos. Respecto al primer componente, se trata de planificar cosas como crianza, sacrificio, destete, cuidado de animales recién nacidos, salud de los animales, etc. El segundo incluye la cantidad de acres y el tipo de materia prima que vas a cultivar para alimentar al ganado (heno, forraje, hierba, pasto, granos, etc.).
        • También es importante mencionar los recursos de producción: el terreno, equipamiento e instalaciones.
      • Plan de mercadotecnia: ¿dónde y cómo vas a vender tus productos? Recuerda que vender simplemente es deshacerte de lo que tienes. Al momento de elaborar un plan de ventas, debes planificar la venta de productos a un buen precio.
      • Plan financiero: esto incluye un análisis del presupuesto, ingresos y egresos, deudas, actividades no remuneradas, costos de oportunidad, análisis comparativo de las diferentes operaciones, declaraciones de flujo de efectivo, depreciación de la maquinaria, animales, instalaciones, etc., salarios, costos de vida de la familia, etc.
      • Plan de recursos humanos: la mayoría de las granjas confían en un sólo trabajador (por ejemplo, el dueño) para dirigir el negocio. Sin embargo, un plan de recursos humanos debe tener en cuenta la contratación de personal y cómo orientarlos. Además, debe describir el tipo de personas que se necesitan para operar el negocio (responsabilidades generales, títulos, habilidades, disponibilidad y cualquier programa de capacitación que sea necesario).
      • Plan de calidad: el control de calidad es la capacidad de definir qué vas a producir y la calidad deseada que debes alcanzar en tus productos, de establecer los procesos requeridos para realizar lo anterior, de verificar constantemente tu producto frente a los parámetros de calidad, de reconocer cuándo no has obtenido la calidad deseada y la capacidad de disponer de los medios para mejorar las actividades del proceso para corregir un problema y hacer que tu producto vuelva a tener la calidad deseada. Hay muchas estrategias y metodologías para mejorar la calidad, pero la más simple es el ciclo de mejora continua de la calidad del Dr. Deming (más conocida como el ciclo de Deming). Esta comprende cuatro pasos, que se repiten continuamente para mejorar de forma gradual la calidad y la madurez del proceso con el paso del tiempo.
        • Planificar: establece los objetivos para lo que te propones hacer, los procesos necesarios para alcanzar dichos objetivos y las métricas y mediciones requeridas para controlar los procesos y probar que realmente se están cumpliendo los objetivos.
        • Hacer: ejecutar el plan y recopilar las métricas y mediciones a lo largo del camino como se definió en la fase previa.
        • Verificar: revisar los resultados, métricas y mediciones; además de determinar si se puede y debe realizar cualquier mejora al plan.
        • Actuar: implementar las mejoras para que la próxima vez que se ejecute el proceso los resultados mejoren.
    • Planificación de sucesión. Probablemente es la parte más difícil del plan de negocios, ya que se debe planificar qué pasará si el operador principal se lesiona, o en el peor de los casos, muere. La planificación de la sucesión incluye desarrollar un plan de continuidad para tu negocio y determinar el proceso de transición del negocio hacia nuevos propietarios. Esta transición podría ser una venta externa (venta mediante subasta del terreno y el equipo) o una venta de herencia (pasar el negocio a los descendientes).
  6. Identifica el tipo de empresa de la granja. Hay siete principales tipos de empresas: empresa unipersonal, sociedad colectiva, sociedad en comandita simple, co-propiedad, empresa conjunta, sociedad anónima o empresa fiduciaria. A continuación se trata brevemente cada uno de estos tipos de empresas:
    • Empresa unipersonal: es la forma más simple de organización de un negocio. Esta involucra a una sola persona a cargo del manejo de la empresa. Las deudas y actos de negligencia cometidos por los empleados son responsabilidad del propietario. Pero, no se requieren gastos y negociaciones para realizar acuerdos, tampoco se requiere poner nombre al negocio.
    • Sociedad colectiva: significa que dos o tres personas manejan un negocio. Tener más de una persona dirigiendo la granja quiere decir que el negocio debe tener un nombre registrado y cada socio es responsable por todas las deudas, obligaciones y responsabilidades del negocio. Esta sociedad se disuelve automáticamente en caso de muerte, bancarrota o insolvencia.
    • Sociedad en comandita simple: se refiere a que una sola persona es responsable de todo en la empresa, mientras que la otra persona sólo se encarga de proveer el capital, nada más. Un socio limitado no participa activamente en la dirección de la empresa, pero sí podría revisar los libros de la empresa y brindar consultoría en cuanto al manejo de la empresa.
    • Co-propiedad: esto se da cuando dos o más personas poseen una propiedad de manera conjunta.
    • Empresa conjunta: esto se da usualmente en la agricultura, donde hay una sociedad conjunta entre las partes y se crea para conducir una empresa comercial limitada o específica sin necesidad de crear una sociedad. Normalmente se trata de un acuerdo temporal entre dos partes.
    • Sociedad anónima: estas son entidades legales donde los accionistas son dueños de una empresa a través de la posesión de acciones. La responsabilidad de un accionista se limita a sus inversiones en la empresa, a menos que este accionista haya garantizado personalmente las obligaciones de la empresa. Una empresa puede proveer un marco muy flexible en términos de sucesión a la siguiente generación. El propietario también puede dar acciones a sus empleados en favor del crecimiento y ganancias del negocio sin renunciar a sus derechos de administración.
    • Empresa fiduciaria: es una relación donde el dueño legal de la propiedad no es el beneficiario de la propiedad.
  7. Conecta todas las ideas. No temas realizar cambios a tu plan. Un plan de negocios no es una norma rígida que tienes que seguir al pie de la letra. En vez de eso, es un documento susceptible de sufrir cambios mientras crece el negocio y mientras surgen nuevas ideas y dificultades. Normalmente un plan de negocios debe revisarse al menos una vez al mes o una vez al año para analizar lo que ya está escrito y qué cambios deben realizarse.

Consejos

  • Debes plasmar todo por escrito. No hay nada peor que no anotar algo y de pronto olvidarlo. Además, guarda tu plan de negocios en una carpeta aparte para que puedas acceder a él cada vez que lo necesites. Si lo tienes en la computadora, guárdalo en el disco duro o en un dispositivo USB, de este modo si el sistema falla y no puedes recuperar tu trabajo, ya lo tienes guardado en un disco aparte.
  • Pide ayuda al momento de elaborar un plan de negocios. Busca un analista de negocios profesional o alguien similar que tenga bastante experiencia analizando y elaborando este tipo de planes, de este modo él podrá orientarte si no entiendes una sección en particular.
  • Es una buena idea tener un plan de negocios al momento de firmar un préstamo en el banco. Estarán más interesados en la parte financiera de tu plan de negocios, ya que necesitan saber cuánto de ganancia pueden obtener.
  • Ningún plan de negocios es invariable. Por eso, no olvides tenerlo siempre a la mano para poder cambiar cualquier parte del plan si surge algo imprevisto.
    • Todo buen negocio debe cambiar y analizar varias veces su plan de negocios cada vez que sea necesario. Los propietarios que recién van a emprender un negocio y los que están comenzando tendrán que revisar su plan de negocios más a menudo que los propietarios que ya están bien establecidos.

Advertencias

  • No trates de romperte la cabeza elaborando un plan de negocios en un sólo día. Esto puede llevarte una semana o más, así que tómate tu tiempo. En realidad, a muchos negocios ya establecidos les ha tomado seis meses o más la preparación de sus planes de negocios; apurarte sólo afectará tu negocio a largo plazo.
  • No creas que sólo debes revisar tu plan de negocios al inicio. Debes analizar tu plan de negocios durante todo el tiempo que dure tu negocio al menos una vez al año para saber si estás haciendo lo correcto.

Cosas que necesitarás

  • Un programa de texto o un papel o bloc de notas y bolígrafos
  • Una impresora si quieres varias copias de tu documento
  • Herramientas de búsqueda como internet, bibliotecas locales, bibliotecas de organizaciones agrícolas, etc.
  • Números de teléfono de personas relacionadas al tipo de industria ganadera que te interesa para que puedas consultar cualquier duda
  • Libros o páginas web especializados en la elaboración de planes de negocios (pero no te compliques demasiado)
  • Libros que contengan información sobre cierto tipo de ganado que te interese criar
  • Periódicos y revistas especializadas en la industria ganadera y eventos en tu localidad o en la zona donde piensas establecer tu negocio
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página