Cómo comprar y vender divisas

El mercado de hoy en día les permite a los inversionistas promedio comprar y vender diferentes tipos de divisas internacionales. La mayoría de estas compras y ventas se realiza por medio de Forex, un mercado de divisas en línea, el cual está abierto al público 5 días a la semana, 24 horas al día. Con suficiente conocimiento sobre el mercado (y un poco de suerte), comprarás y venderás divisas y ganarás dinero haciéndolo.

Aprender sobre la compra y venta de divisas

  1. Examina el tipo de cambio para la divisa que quieras comprar con base en la divisa que quieras vender. Observa la forma como los valores de tus pares elegidos de divisas han fluctuado con el tiempo.
    • Los tipos de cambio de las divisas se cotizan en pares. El tipo de cambio te dice cuántas unidades de una divisa recibirás con base en la divisa que quieras vender. Por ejemplo, una cotización de 0,91 para el par USD/EUR significa que recibirás 0,91 euros por cada dólar estadounidense que vendas.
    • El valor de las divisas fluctúa con frecuencia. Cualquier cosa, desde la inestabilidad política hasta un desastre natural, puede ocasionar una fluctuación. Debes asegurarte de comprender que los ratios entre las divisas siempre están cambiando.
  2. Desarrolla una estrategia de compra y venta. Para obtener una ganancia en tu transacción, apunta a comprar divisas cuyo valor esperas que incremente (divisa base) usando divisas cuyo valor esperas que disminuya (divisa cotizada). Por ejemplo, si crees que la divisa A, que actualmente vale $1,50, incrementará, podrías comprar un "contrato de compra" por una determinada cantidad de esa divisa. Si su valor incrementa a $1,75, habrás ganado dinero.
    • Evalúa la probabilidad de cambios grandes en los valores de las divisas. Mientras mejor le vaya a un país económicamente, es más probable que su divisa se mantenga estable o incremente en valor en relación con otros países.
    • Los factores como las tasas de interés, las tasas de inflación, la deuda pública y la inestabilidad política pueden afectar el valor de una divisa.
    • Los cambios en los factores económicos, como el índice de precios al consumidor y el índice de gestores de compras de un país, pueden indicar que el valor de una divisa está a punto de cambiar.
    • Para obtener más información, lee el artículo Cómo invertir en Forex.
  3. Reconoce los riesgos. Comprar y vender divisas extranjeras es un prospecto difícil, incluso para los inversionistas expertos. Muchos inversionistas usan el apalancamiento, la práctica de tomar dinero prestado para ayudarlos a comprar más divisas. Por ejemplo, si quisieras comprar y vender $10 000 en divisas, probablemente tomarías dinero prestado a una tasa de apalancamiento de 200:1. Podrías depositar apenas $100 en tu cuenta de margen. Sin embargo, si una transacción fracasa, podrías terminar no solo perdiendo tu dinero sino también debiéndole mucho más a tu corredor de lo que le deberías con la compra y venta de acciones o de futuros.
    • Además, puede ser difícil administrar cuántas divisas comprar y vender a la vez y cuándo hacerlo. Los precios de las divisas suben y bajan rápidamente, a veces en el espacio de unas horas.
    • Por ejemplo, durante un periodo de 24 horas en 2011, el dólar estadounidense cayó 4 % a un mínimo histórico contra el yen japonés y luego subió 7,5 %.
    • Por esta razón, solo alrededor del 30 % de las transacciones "minoristas" (las que realizan los inversionistas individuales en divisas) son rentables.
  4. Crea una cuenta demo y realiza algunas transacciones de práctica. Esto puede ayudarte a comprender la mecánica de las transacciones.
    • Los sitios web como FXCM te permiten hacer inversiones simuladas en divisas y practicar comprar y vender divisas con dinero virtual.
    • Espera hasta que hayas obtenido ganancias constantemente en tu cuenta demo antes de comprar y vender en el mercado real.

Comprar y vender divisas

  1. Consigue efectivo en tu divisa local. Lo necesitarás para convertirlo a otras divisas.
    • Consigue efectivo vendiendo tus otros activos. Considera vender acciones, bonos o fondos mutuos o sacar dinero de una cuenta corriente o de ahorros.
  2. Busca un corredor de cambio de divisas. En la mayoría de los casos, los inversionistas individuales usan un servicio de corretaje para realizar sus transacciones con divisas extranjeras.
    • El corredor en línea OANDA ofrece una plataforma minorista fácil de usar llamada fxUnity para los novatos que quieran comprar y vender divisas extranjeras.
    • Las agencias de corretaje en línea Forex.com y TDAmeritrade también te permiten comprar y vender en el mercado de divisas Forex.
  3. Busca corredores que ofrezcan un margen bajo. Los corredores de Forex no cobran comisiones o tarifas tradicionales. En cambio, ganan dinero del margen, el cual es la diferencia entre el precio al que puede venderse una divisa y el precio al que puede comprarse.
    • Mientras más alto sea el margen, le pagarás más dinero al corredor. Por ejemplo, un corredor que compre un dólar estadounidense por 0,8 euros pero lo venda a 0,95 euros tiene un margen de 0,15 euros.
    • Antes de crear una cuenta de corretaje, revisa el sitio web del corredor o el de su empresa matriz y asegúrate de que esté registrado en la Comisión Comercial de Futuros y regulado por la Comisión de Negociación de Futuros en los Mercados o las entidades equivalentes en el lugar en donde vivas.
  4. Empieza a hacer transacciones de divisas por medio de tu corredor. Debes poder monitorear el progreso de tus inversiones con software visual u otros recursos. No compres demasiadas divisas a la vez. Los expertos recomiendan ceñirte a invertir entre el 5 y el 10 % del saldo total de tu cuenta en cualquier transacción de una sola divisa.
    • Presta atención a las tendencias en el tipo de cambio antes de hacer la transacción. Tienes una mejor posibilidad de ganar dinero si compras y vendes siguiendo la tendencia en lugar de en contra de ella.
    • Por ejemplo, digamos que el dólar estadounidense ha estado incrementando continuamente en valor contra el euro. A menos que tengas una buena razón para pensar lo contrario, deberías optar por vender euros y comprar dólares estadounidenses.
  5. Establece órdenes de paro de pérdidas. Las órdenes de paro de pérdidas son una parte crucial de la compra y venta de divisas. Una orden de paro de pérdidas se saldrá de una posición (es decir, venderá tu transacción) una vez que llegue a un determinado precio. Esto limita la cantidad de pérdidas en las que incurrirás si la divisa que compraste empieza a caer en picada.
    • Por ejemplo, si vas a comprar yenes japoneses con el dólar estadounidense y el yen se encuentra actualmente a ¥120, podrías establecer una orden de paro de pérdidas para un determinado umbral de precios, como cuando $1 llegue a ¥115.
    • Lo opuesto de esto es una orden de "toma de ganancias", la cual está hecha para vender automáticamente cuando llegues a una determinada ganancia. Por ejemplo, podrías establecer una orden de "toma de ganancias" para retirarte automáticamente cuando $1 llegue a ¥125. Esto te garantizaría la ganancia obtenida de la venta para ese punto.
  6. Registra el costo base para tus transacciones. En muchos países, necesitarás un registro de esta información para presentar tu declaración de impuestos sobre la renta.
    • Toma nota del precio que pagaste por la divisa, el precio por el que la vendiste, la fecha en la que compraste la divisa y la fecha en la que la vendiste.
    • La mayoría de las agencias de corretaje te enviará una declaración anual que contenga esta información en caso de que no la hayas reunido tú mismo.
  7. Limita la cantidad de divisas que compres y vendas. En general, debido a que la compra y venta de divisas es tan difícil, los expertos recomiendan que limites la cantidad de compras y ventas de divisas que realices a un porcentaje pequeño de tu portafolio general.
    • Si terminas con una mala transacción (como sucede con el 70 % de las transacciones minoristas de divisas), limitar cuánto compres y vendas y cuánto de tu portafolio representa la compra y venta de divisas te ayudará a limitar los daños.

Advertencias

  • Evita comprar y vender según ideas alocadas del colapso de divisas. Si tienes información creíble sobre una tendencia futura, esto puede ayudarte a crear una estrategia para comprar y vender divisas para obtener una ganancia. Sin embargo, los que compran y venden con base en corazonadas o emociones tienden a perder dinero.
  • Nunca compres y vendas más divisas de las que puedas perder. Recuerda que comprar y vender divisas, incluso cuando estás armado de buena información y una estrategia sólida de inversión, siempre es una apuesta. Nadie puede predecir con certeza cómo se comportará el mercado.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página