Cómo ocultar tus pedos en público

Todos nos hemos echado un pedo en público. Es natural y en ocasiones resulta imposible de evitar. Sin embargo, a la mayoría de la gente le resulta vergonzoso. Hay maneras de esconder el olor, reducir las posibilidades de que te culpen y amortiguar el ruido.

Reducir las posibilidades de que te culpen

  1. Aléjate del lugar. Esto se conoce como "fumigación de cosechas". Si te echaste un pedo silencioso en público y realmente no pudiste evitarlo, aléjate del lugar.
    • Aun en el caso de que tengas que quedarte en la misma habitación en la que estés, podrías ir a otra parte de la misma. Es menos probable que la gente se dé cuenta de que fuiste quien se echó el pedo si la mayor parte del olor está lejos de ti.
    • Si sientes que te vas a echar un pedo, déjalo salir mientras estés en el proceso de caminar, así el olor se esparcirá por un espacio más grande.
    • Sería todavía mejor salir unos momentos si sabes que estás a punto de echarte un pedo. Si puedes salir de la habitación después de liberar la flatulencia, eso también será de gran ayuda.
  2. Elimina el olor. Haz todo lo que puedas por tapar o reducir el olor si ya te echaste el pedo en público.
    • Rocíate un poco de perfume si tienes uno en tu bolsa, o colonia si eres hombre. Los baños de algunos restaurantes y hoteles tienen perfume para sus clientes. El desodorante en aerosol también funciona.
    • Saca un humectante perfumado para las manos y aplícate casualmente un poco. Te verás menos como el presunto culpable si estás despreocupado haciendo algo y también olerá bien.
    • Hasta el fijador para el cabello en aerosol ayudará a tapar el olor si no tienes perfume o colonia que puedas usar.
  3. Acércate a algún lugar que huela mal. Una de las mejores maneras de tapar un pedo en público es echárselo en un lugar que ya huela mal.
    • Por ejemplo, digamos que estás en el supermercado cuando tengas que echarte el pedo. ¡Dirígete a la sección de mariscos o pescados!
    • Otro buen lugar para echarse un pedo es el área alrededor de los botes de basura. La gente podría confundir el olor como algo que sale del interior de estos y no de ti.
    • Los baños son el lugar obvio para echarse un pedo si estás en público y puedes controlarlo y elegir adónde te lo echas. Por lo general las personas no esperan que los baños huelan bien.
  4. Echarte un pedo mientras estás con tu pareja. Seguramente, te resultará más difícil simplemente alejarte para echarte el pedo si estás con tu pareja en una cita. Tal vez quieras ocultar el hecho de que tienes que echarte un pedo.
    • Ponte detrás de la persona antes de echártelo. Esta es esencialmente la técnica de "fumigar la cosecha", pero el olor se dispersará detrás y lejos de tu pareja.
    • Déjalo salir antes de abrirle la puerta del coche a la persona. Eso significa que el olor se dispersará en el exterior y no en el interior del vehículo cerrado.
    • Excúsate y ve al baño. Probablemente la persona pensará que realmente te urge ir al baño, no que te alejas para echarte un pedo.
  5. Aprieta los glúteos. Es probable que puedas debilitar y silenciar tu pedo si haces los movimientos correctos con tus glúteos cuando sientas que se te va a escapar. Sentarte también te ayudará.
    • Aprieta los músculos de tus glúteos tan fuerte como puedas. Si haces esta maniobra por el tiempo suficiente, seguramente descubrirás que el pedo se debilita. Deja salir la flatulencia en un cojín o en otra cosa que sea suave para amortiguar el ruido de esta.
    • Separar los glúteos levemente también podría ayudarte a debilitar la fuerza del pedo. Podría resultar difícil hacer esto si alguien te está mirando, pero tal vez puedas lograrlo si lo haces rápidamente detrás de una pared o en el baño.
    • Dejar salir el pedo poco a poco también lo hará más breve y menos obvio. Haz esto cada 30 segundos hasta que la flatulencia haya terminado de salir. Ten cuidado de que no salga con "premio". Esto significa una defecación pequeña e involuntaria que puede ocurrir mientras te echas el pedo. Puedes prevenirlo si evacuas tus intestinos totalmente cada vez que vayas al baño.

Culpar a otra persona

  1. Culpa a otra persona. No podrás probar que fue otro el que se echó el pedo, pero hay maneras en las que podrías lograr que sospechen que fue otra persona y no tú.
    • Usa la regla de tres o más. Esto significa que solo deberías dejar salir el pedo cuando estés con un grupo de tres o más personas.
    • Esto se debe a que será más sencillo repartir la culpa y más difícil para los demás saber quién lo hizo si estás en un grupo grande. La clave en este caso es echarte el pedo lo más silenciosamente que puedas. Podrías culpar a alguien directamente o simplemente indicar que te disgusta el olor y preguntar quién lo hizo.
    • Sin embargo, no reacciones hasta que los demás comiencen a hacerlo. Cuando los veas olfateando el área y comenzar a darse cuenta de que alguien se ha echado un pedo, esa será tu oportunidad. Actúa con disgusto por el olor y habla del tema solo después de que lo haya mencionado otra persona. Si culpas a alguien con demasiada rapidez, podrías estar poniéndote en evidencia como el que se echó el pedo, siguiendo el viejo dicho de "el primero el olerlo es el responsable".
  2. Párate junto a la persona correcta. Esto podría parecer terrible, pero si quieres que los demás piensen que el pedorro fue otro, elige a la persona correcta y acércate a ella.
    • Por ejemplo, los bebés y los niños pequeños no pueden hablar para decir que no lo hicieron y la mayoría de las personas no se sorprenderían si un bebé o niño pequeño deja salir un poco de gas.
    • Una persona que vista ropa sucia o que no siempre tenga la mejor de las higienes podría ser otra buena elección.
    • Las personas de la tercera edad y las mascotas también pueden ser buenas cubiertas, aunque en realidad no es muy amable culpar a la abuela por algo de lo que eres responsable.
  3. Acéptalo. De hecho podrías ganarte algunos puntos si simplemente confiesas y admites que eres el responsable de haber perfumado la habitación.
    • Discúlpate y luego actúa como si fuese algo que es normal hacer. Probablemente los demás se rían o demuestren un poco de incomodidad y luego lo olvidarán.
    • Te podrías referir a un personaje de caricaturas como Peter Griffin, en Family Guy, que es conocido por echarse pedos en público.
    • Solo di "Sí, sí, fui yo. Realmente lo lamento, intenté evitarlo pero está claro que no lo logré". La mayoría podrá relacionarse con la situación, ya que nos ha pasado a todos.

Usar el ruido para esconder un pedo

  1. Echarte un pedo en un elevador. El peor lugar posible para echarse un pedo, aparte de en un automóvil, es en el interior de un elevador. Si sientes la necesidad, hay muchas maneras de reducir el problema.
    • Aguántalo hasta que se abran las puertas del elevador. Lo bueno es que las puertas del elevador harán ruido cuando se abran y se cierren.
    • Además, cuando se abran las puertas subirán personas nuevas al elevador y otras se bajarán.
    • Por lo tanto, los nuevos podrían culpar del pedo a alguno de los que se acaban de bajar, y tú también puedes culparlos sin que estén presentes para negarlo. Sin embargo, a menudo es mejor permanecer en silencio, porque habrá tantos sospechosos que nadie sabrá a quién culpar de todas maneras.
  2. Espera a que haya un ruido. Si tienes miedo de que el pedo sea ruidoso, espera a que suceda algo naturalmente ruidoso antes de dejarlo salir.
    • Por ejemplo, si estás en una sala de cine, espera a que haya un efecto de sonido particularmente fuerte en la pantalla.
    • Si estás en un restaurante, espera al ruido de los platos o a la conversación en voz alta de la pareja que está a punto de pasar junto a tu mesa.
    • En un evento familiar, espera a la música, a que alguien haga un brindis ruidoso o a que un grupo se ría de un chiste.
  3. Haz ruido tú mismo. En lugar de esperar a que otra gente haga ruido, puedes hacerlo tú mismo al tiempo que estés listo para echarte el pedo.
    • Tose fuerte en el mismo momento en el que vayas a echarte el pedo. De hecho, tose varias veces, como si tuvieses un ataque de tos y luego busca un vaso de agua.
    • Arrastra la silla con fuerza a fin de que raspe contra el piso o haga ruido. Si estás sentado sobre vinilo, mueve tu cuerpo para que tus piernas se froten sobre la silla y hagan ruido. Finge que el pedo es el sonido de tu silla chirriando.
    • Si la ocasión lo permite, comienza a cantar, a hablar mucho en voz alta, estornuda o haz sonar un plato.
  4. Reduce los gases para evitar problemas. Si te preocupan las flatulencias en público, hay cosas que puedes hacer a fin de reducir tus gases antes de presentarte en público.
    • Se supone que un poco de pimienta de cayena rociada sobre un vaso de agua reduce los gases. El jengibre también puede ayudar. Comer y beber lentamente, evitar los refrescos carbonatados, evitar fumar y usar antiácidos también puede reducir los gases.
    • No mastiques chicles. Esto puede causar gases. Evita los alimentos conocidos por causar flatulencias, como los frijoles. Los gases se generan cuando tu sistema digestivo tiene dificultades para descomponer ciertos alimentos en energía y desechos.
    • La leche y los productos lácteos, los almidones (las pastas y las papas), algunas frutas (las ciruelas, los duraznos y los damascos), algunas verduras (la coliflor, los chícharos, las coles de Bruselas y los espárragos) y algunos granos (el trigo y el salvado de avena), causan flatulencias.

Consejos

  • Entiende que es natural. Echarse un pedo es normal y, contrariamente a la creencia popular, las chicas también lo hacen.
  • No seas el primero en preguntar por el ruido.

Advertencias

  • Los pedos silenciosos generalmente huelen más.
  • Lávate las manos si es necesario.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página