Cómo detectar un estafador

Los estafadores son aquellos que sacan provecho de tu confianza. Ellos se ganan tu confianza y, de un momento a otro, se llevan tus ahorros. Los estafadores son expertos en ganarse la confianza de las personas, ¿pero en qué forma puedes identificar a uno antes de que te estafe? Conocer la manera en la que estas personas operan y aprender algunas de sus estafas habituales será de utilidad para descubrir su táctica.

Identificar una lotería o un sorteo falsos

  1. Conoce el modo en el que se opera. A través del correo, recibirás algún tipo de notificación sobre un premio, lotería u otro dinero, junto con un cheque. Al poco tiempo, te llamarán por teléfono desde el extranjero para explicarte que el cheque ha sido diseñado para cubrir los costos, los impuestos o el seguro del premio. Te pedirán que deposites el cheque y les transfieras dinero.
  2. Préstale atención a las similitudes. La mayor parte de las estafas de ventas telefónicas cuentan con rasgos similares que te permiten identificarlas. La persona que te llame por teléfono te solicitará información o algunas cosas. Algunos factores habituales que debes identificar en las estafas de ventas telefónicas incluyen a los siguientes:
    • Has “ganado” algo, a pesar de nunca haber participado ni competido para obtenerlo.
    • Debes actuar de inmediato o invalidarán la oferta.
    • Debes brindar dinero e información. Te pedirán que envíes un cheque, que brindes el número de tu tarjeta de crédito, tu número de identificación bancaria, tu número de cuenta de cheques, tu información bancaria, etc.
    • No debes buscar información sobre la compañía ni pedirle consejos a nadie.
  3. Aprende sobre la estafa. Al brindar el número de tu tarjeta de crédito o depositar su “cheque” en el banco para cubrir los costos, impuestos, etc., el cheque será falso o ya habrán cargado el monto a tu tarjeta de crédito, y no existirá ningún premio. Básicamente, el objetivo general de esta estafa consiste en lograr que les brindes dinero para obtener tu premio, cuando este en realidad no existe.
  4. Ponle un alto a la estafa. Existen muchas formas de evitar caer en esta estafa. Algunas son mucho más sencillas que otras; sin embargo, la idea en general es que nunca debes brindarle dinero (ya sea por cheques, transferencias o tarjetas de crédito) a personas que te ofrezcan un premio. Piénsalo bien, ¿cuándo ha sido la última vez que has ganado algo y tenías que pagar por ello? Algunas formas sencillas de acabar con esta farsa son las siguientes:
    • Tan solo cuelga el teléfono. Tendrás dificultades para hacerlo si crees que podrías perderte dinero “gratis”. Tan solo ten en cuenta que no conseguirás este premio en un futuro cercano.
    • Pídele a la persona que se comunique directamente con tu abogado y tu entidad bancaria. Los bancos y los abogados conocen los pormenores de este tipo de estafas, pueden ponerles un alto de inmediato y avisarán a las autoridades sobre lo que ocurre.
    • Dile a la persona que debes pensarlo por un tiempo y que le devolverás la llamada. Es probable que intenten presionarte y decirte que debes actuar de inmediato. No dejes que te convenzan, ya que son mentirosos.

Identificar un fraude 419

  1. Conoce el modo en el que se opera. Un príncipe, un rey, una princesa o algún otro tipo de realeza han muerto en un país en vías de desarrollo (el cual suele ser Nigeria). Por lo general, una persona se comunica contigo por correo electrónico y te explica que ha heredado una gran cantidad de dinero, pero necesita una suma pequeña para que el banco se la brinde (para pagar los impuestos, gravámenes, etc.). Ella te pedirá que le brindes la suma pequeña y te prometerá que te pagará una cantidad mucho mayor cuando obtenga el dinero.
    • Existe una variación más reciente de este modus operandi en la que el estafador te indica que es un funcionario del gobierno que va a transferir dinero de manera ilegal fuera de Nigeria y requiere tu ayuda para realizar su plan. El estafador lo hará porque considera que evitará que llames a las autoridades si te incluye en su plan “ilegal”.
  2. Identifica las similitudes. Nuevamente, esta estafa cuenta con muchas variaciones; sin embargo, abarca lo mismo: obtener tu dinero porque crees en alguien que nunca has conocido. Identifica las similitudes en los fraudes 419, como las siguientes:
    • La persona que ha fallecido siempre pertenece a la realeza, y la que se comunica contigo es su heredero legítimo. Por lo general, dirá algo similar a “Mi difunto tío era el rey de Nigeria”. Basta con realizar una búsqueda rápida en Google y emplear un poco de sentido común para determinar que Nigeria (una nación moderna) no cuenta con reyes.
    • El dinero al cual esta persona debería tener acceso ha sido retenido por un monto relativamente pequeño. Si una persona en Nigeria en verdad va a heredar 5 millones de dólares, ¿por qué tendría que comunicarse con un desconocido en América para pedirle $500 o $5000?
    • Por algún motivo, estas personas suelen emplear nombres extraños y poco comunes, como “Festus”, “Octavius” o “Elmer”. Si el nombre parece falso, es probable que lo sea.
    • Por lo general, estas cartas están plagadas de errores ortográficos, gramaticales, sintácticos, etc. Si identificas estos errores, debes estar alerta de inmediato. Los nigerianos con buena posición económica y, por ende, bien educados, cuentan con un buen conocimiento de la escritura en idioma inglés. Este príncipe supuestamente ha recibido la mejor educación que se puede pagar, entonces ¿por qué no puede elaborar una oración sencilla?
  3. Préstale atención a la estafa. Tras enviar el primer correo electrónico, la persona te pedirá que le respondas transfiriéndole el monto pequeño que definitivamente te devolverá con un gran interés. Por desgracia, no existe la gran cantidad de dinero y no te devolverá el tuyo.
    • Con frecuencia, las personas que emplean el fraude 419 te pedirán más dinero. Tras enviarle el primer monto solicitado, esta persona volverá a comunicarse contigo y te dirá que ha habido un problema con el banco y necesita más dinero. Si sigues enviando dinero, te pedirán más. No existe un reclamo por el que puedas llevar a esta persona ante las autoridades, así que no tiene nada que perder ni temer si pide mucho más dinero.
  4. Ponle un fin. Nuevamente, existen muchas maneras de identificar estas estafas y muchas otras de evitarlas. Puedes hacerle caso omiso al correo electrónico o la carta, puedes enviárselos a tu abogado o agente bancario, o enviárselos al FBI. Las cosas estarán bien, siempre y cuando no le brindes dinero ni información personal a estos estafadores.

Evitar la usurpación de identidad

  1. Destruye tus documentos financieros. Siempre destruye los documentos con tu información financiera antes de arrojarlos a la basura. Puedes emplear un triturador automático, tijeras o tus manos. Debes destruir los recibos del banco y de los cajeros automáticos, los estados de cuenta de las tarjetas de crédito o los estados de cuenta bancarios antes de arrojarlos a la basura.
  2. No brindes el número de tu tarjeta de crédito. Nunca le brindes este número a nadie, salvo que sepas que esta persona es un representante legítimo de una institución financiera o un negocio real. Por lo general, los bancos y los negocios no solicitan los números de tarjetas de crédito a través de correos electrónicos, y no te llamarán de la nada para pedírtelo. Nunca le brindes la información de tu tarjeta de crédito a alguien que te haya llamado o enviado un correo electrónico.
  3. Siempre revisa tus estados de cuentas. Todos los meses, los bancos y las entidades de tarjetas de crédito te enviarán estados de cuentas que te indicarán en dónde y en qué has gastado tu dinero. Siempre debes revisar estos documentos detenidamente y avisar a tu banco de inmediato si notas una anomalía en ellos.
    • Debes tener a la mano una lista de números telefónicos a los que puedas llamar si pierdes tu tarjeta de crédito o tu billetera.
  4. Aprende qué debes hacer. Si alguien roba tu identidad, tendrás que notificarlo al banco, la compañía de tarjetas de crédito y a la agencia de crédito. Solicita a la agencia de crédito que elaboren una nota en sus registros que indique que alguien ha robado tu identidad, así contarás con evidencia sobre el incidente.
  5. Reporta toda actividad punible. Si conoces a alguien que podría estar cometiendo un robo de identidad o recibiendo los estados de cuenta bancarios o crediticios de otra persona, denúncialo de inmediato al FBI o la agencia del orden público de tu localidad.

Mantenerte protegido contra las estafas en general

  1. Pregunta cómo ha conseguido tu nombre. Si no puede brindarte una buena respuesta, es probable que lo haya obtenido de una guía telefónica o a través de una de sus víctimas actuales. En pocas palabras, esta persona no te conoce, no ha obtenido tu nombre a través de fuentes confiables y no tienes motivo alguno por el cual confiar en ella tan solo porque ha buscado tu número telefónico y tu nombre.
  2. Solicita la información por escrito. A los estafadores no les agrada estafar por escrito y es probable que te digan que no cuentan con tiempo para ello. Debes ser muy cauteloso con toda persona que te ofrezca algo y se rehusé a brindarte información por escrito. Es probable que se trate de un estafador.
  3. Pídele que converse con profesionales. Si crees que alguien intenta engañarte, pídele que converse con tu abogado, tu asesor financiero o un contador. Un estafador te indicará que no tiene tiempo para ello o anotará la información y nunca se comunicará con tus representantes.
  4. Pide referencias. Solicita conversar con varias personas que hayan realizado transacciones con esta persona y que hayan presenciado los resultados. Busca los nombres y los números en la guía telefónica o en Internet, así te cerciorarás de que en verdad existan. No aceptes testimonios como un reemplazo.
  5. No le hagas caso cuando te presione para actuar de inmediato. Un estafador intentará persuadirte para que actúes de inmediato o, de lo contrario, te perderás una oportunidad excelente. No obstante, si el grandioso trato no podrá realizarse mañana, no vale la pena correr el riesgo.
  6. Verifica si hay reclamos. Debes tomarte un tiempo para verificar si se han presentado reclamos contra la persona que está ofreciéndote un “trato grandioso” o alguna oferta sospechosa. Es probable que la persona no te haya brindado su nombre verdadero y esté usando un apodo similar al que usa en otras estafas. En los EE.UU., estos son algunos de los recursos que puedes revisar para encontrar reclamos contra estafadores:
    • National Financial Fraud Exchange (http://www.fraud.org/);
    • North American Securities Administrators Association (http://www.nasaa.org/).
  7. Identifica las señales de alerta. Si ya has realizado una transacción con alguien, debes tener en cuenta algunas señales de advertencia. Presta atención a los siguientes signos de advertencia:
    • La persona sugiere discreción. ¿Esta persona te pide que no se lo cuentes a nadie?
    • La persona solo desea efectivo. A muchos estafadores (pero no todos) no les agrada que les den dinero a través de un cheque, ya que esto deja evidencia en papel.
    • La persona indica que hay una gran oportunidad aguardando por ti. El estafador te brinda falsas esperanzas mientras te pide más dinero (p. ej., “En los próximos días...”). Es probable que tu propia negación extienda esta dilación mucho más de lo que el sentido común permitiría, ya que no deseas afrontar la posibilidad de que te hayan embaucado.
    • La dilación se convierte en intimidación. Si tu paciencia se agota y empiezas a dudar de la credibilidad del estafador, es probable que te trate como un traidor o como un loco. Es probable que intente intimidarte, para que sigas apoyándolo hasta que pueda huir con tu dinero (p. ej., “Eres igual de culpable que yo”.).
  8. Conoce cuáles son tus propias debilidades. Existen características y situaciones que los estafadores aprovechan con mayor frecuencia. Si cuentas con algunas de estas características, debes saber que los estafadores sacarán provecho de las siguientes:
    • Sientes soledad.
    • Posees un sentido de caridad.
    • Te sientes desesperado en relación con el dinero (p. ej. muchas deudas, problemas económicos con un negocio).
    • Sientes infelicidad relacionada con la vida y sueles buscar una “solución rápida”.
    • Necesitas enamorarte. Si una nueva pareja sentimental desea que compartan sus vidas y sus fortunas, ¡busca una segunda opinión! Pide consejos a tus familiares y a profesionales.
  9. Mantente alerta ante las estafas habituales. Existen demasiadas estafas como para nombrarlas a todas; no obstante, hay algunos modos operandi y tipos de estafas generales que los estafadores emplean con frecuencia. Mantente alerta ante los siguientes:
    • Estafas sobre mejoras de la casa. Los estafadores ejercerán presión para que realices reparaciones o mejoras que no necesitas.
    • Estafas bancarias o examinador bancario falso. El estafador le pide a la víctima (por lo general, una viuda de edad avanzada) que evalué la integridad de los empleados retirando una gran cantidad de fondos y entregándosela para “evaluarla”. Este le entrega un recibo falso a la víctima y desaparece con el dinero.
    • Estafas de inversión. Entre estas tenemos a las estafas de franquicias, de máquinas expendedoras, fraudes de terrenos, robo de inventos, estafas de inversiones inmobiliarias y estafas de trabajo en casa.
    • Fraudes postales. Estos guardan relación con las cartas en cadena, las suscripciones a revistas, la mercadería no solicitada o los cursos por correspondencia.
    • Otras estafas. Existen muchas otras estafas, como la táctica de señuelo y cambio, los fraudes relacionados con la caridad, las citas electrónicas, la consolidación de deudas, los contratos, las clases de baile, los planes que brindan congeladoras, los psíquicos fraudulentos, los videntes, los clubs de salud, la inserción laboral, los corazones solitarios, las prácticas médicas fraudulentas, los herederos perdidos, las ventas con referencia, los cazatalentos, los sistemas piramidales y los funcionarios falsos.

Consejos

  • Existen estafadores a “corto” y “largo” plazo. La mayor parte de las personas deben tener cuidado con los estafadores a largo plazo, ya que estos hablan, planifican y convencen en gran medida.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página