Cómo lograr que un ave salvaje coma de tu mano

Si alguna vez un loro o un periquito que estaba posado en tu mano volteó su cabeza y te miró a los ojos, ciertamente habrás sentido la fuerza de la naturaleza en su mirada. Con paciencia, tú también puedes aprender a atraer aves salvajes.

Pasos

  1. Cuando hayas ubicado un ave, muévete lo más lentamente posible. Ponte en el lugar del ave: eres un ser enorme que podría ser su enemigo. Sostén la comida frente tuyo mientras te acercas.
  2. Empieza a hablar al ave con una voz calmada.
  3. Si estás lo suficientemente cerca, mira la expresión en los ojos del ave. ¿Está asustada? Si también ves movimientos rápidos de su estómago, entonces lo está. Ante estas señales, permanece quieto y espera.
  4. Alimenta al ave. Consigue la comida que le guste. Pon un poco en tu mano y ofrécesela.
  5. Permanece quieto. Cuando el ave se pose en tu mano, trata de no respirar por un rato y permanece inmóvil. Incluso tragar saliva ahuyentará al ave.
  6. Susurra. Cuando el ave esté en tu mano, susúrrale algo como “¡hola, pequeñito!” con una voz muy suave.
  7. Silba. Luego del paso anterior, silva suavemente.

Consejos

  • Los carboneros son aves que con el tiempo pueden llegar a comer de tu mano. Los pinzones púrpura son un poco más difíciles de convencer; solo un tercio de estas aves se atreverá a hacerlo. Sin embargo, hay aves que sin importar cuánto te esfuerces nunca confiarán en un ser humano de gran tamaño.
  • A continuación, te brindamos una lista de algunas aves que puedes alimentar y la comida que les gusta:
    • Juncos : mijo común o maíz quebrado.
    • Gorriones : semillas de girasol, sobre todo sin cáscara.
    • Zorzal ermitaño : lombrices y frutas.
    • Carboneros : semillas de girasol.
    • Pinzones púrpura : semillas de lino.
    • Petirrojos  : pasas.
    • Cuervos : cualquier alimento.
  • El proceso requiere habilidad y tiempo. La mayoría de las veces, el ave volará tan pronto como te acerques a 3 metros (10 pies) de distancia.
  • Ten mucha paciencia. Si te apresuras, el ave huirá.

Advertencias

  • Nunca trates de cerrar tu mano para tocar un ave salvaje. Esto la aterrorizará; el ave simplemente hará todo lo posible por escapar. Puede que incluso te pique.
  • El ave escapará incluso si mueves tus pies.
  • Si encuentras a una cría de ave en el suelo, usa una toalla o una servilleta para tomarla y regresarla a su nido. La servilleta sirve para evitar que tu olor se impregne en la cría. Los gatos u otros animales podrían rastrear y comerse al pequeño si no lo haces, ya que muchos depredadores aprendieron a relacionar nuestro olor con la comida. Asimismo, al contrario de la creencia popular, nuestro aroma no causa que las madres abandonen a sus crías, ya que el sentido del olfato de las aves está muy poco desarrollado.
  • El ave puede huir incluso si tragas saliva.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página