Cómo rallar lima

La ralladura de una lima es la piel exterior verde que contiene su fragancia y sus sabrosos aceites esenciales. La ralladura de la lima le da un sabor intenso a los cócteles, los postres y a una serie de recetas.

Cómo quitar la cáscara de lima con un rallador marca Microplane

  1. Lava la lima bajo un chorro de agua fría.
  2. Coloca tu rallador marca Microplane encima de una tabla para cortar a un ángulo de 45 grados, colocando la lima en la parte de hasta arriba del rallador marca Microplane cerca de la base.
  3. Presiona la lima contra la superficie del rallador marca Microplane y frótala con suavidad a lo largo de la superficie del rallador. La cáscara caerá sobre la tabla para cortar para que puedas recolectarla más tarde.
  4. Gira la lima y ralla una nueva sección dejando correr el color de la piel en la superficie de tu rallador marca Microplane. Ten cuidado de no quitar la parte blanca que está debajo de la cáscara.
  5. Recoge la ralladura y colócala en un tazón pequeño hasta que estés listo para usarla.
  6. Coloca la fruta aparte para otro uso.

Como quitar ralladura de lima con un rallador

  1. Lava la lima bajo un chorro de agua fría.
  2. Coloca la lima sobre una tabla para cortar; coloca el rallador en la parte de arriba de la lima cerca de la base.
  3. Pasa el rallador a lo largo de la superficie de la lima, asegurándote de no cavar muy profundo en la superficie. Cavar profundo va a extraer la piel blanca, que tiene un sabor amargo. También hará más fácil que te cortes, ya que trabajas con una fruta muy pequeña.
  4. Gira la lima y repite el proceso quitando una nueva sección de cáscara verde hasta que tengas la cantidad de ralladura que necesitas para tu receta.

Como quitar la cáscara de lima con un pelador de verduras o cuchillo para pelar

  1. Lava la lima bajo un chorro de agua fría.
  2. Coloca la lima en una tabla para cortar y sujétala con tu mano no dominante. Coloca el pelador o cuchillo para pelar (con la hoja viendo hacia ti) en la parte de arriba de la lima usando tu mano dominante.
  3. Controla tus movimientos para pelar la cáscara de la lima, jala hacia arriba con tu pelador o cuchillo.
  4. Recorta la piel blanca de la cáscara usando tu cuchillo para pelar.
  5. Corta la cáscara en trozos pequeños usando tu cuchillo para pelar.
  6. Colecta la ralladura en un tazón pequeño y déjala a un lado hasta que estés listo para usarla.
  7. Coloca la fruta aparte para otro uso.

Consejos

  • También puedes rallar la cáscara usando el tamaño fino de un rallador. Sin embargo, tendrás que usarlo muy suavemente para no rallar la parte blanca.
  • Si usas la ralladura y el jugo de la lima, saca la ralladura antes de exprimir el jugo.
  • Puedes refrigerar las limas que rallaste y sacar el jugo más tarde. Envuélvelas en papel plástico para que no se sequen.

Cosas que necesitarás

  • Tabla para cortar
  • Un rallador marca Microplane
  • Tazón pequeño
  • Rallador
  • Pelador de verduras o cuchillo para pelar
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página