Cómo prepararte para solicitar el divorcio

La separación de un cónyuge puede ser una de las decisiones más difíciles que tengas que tomar, pero saber cómo prepararse para solicitar el divorcio puede ser aún más desalentador si nunca pensaste en el proceso. Hay una serie de pasos que tienes que seguir para prepararte emocional y financieramente, y si sigues esta guía, con suerte podrás terminar el matrimonio con poca o ninguna dificultad.

Decide cómo manejar los procedimientos

  1. Consulta con un abogado. Contratar a un abogado para que te ayude con el proceso de divorcio es importante por muchas razones. Cuando estés segura de divorciarte, sin importar quién de los dos propuso la idea inicial, consulta con un abogado civil antes de realizar cualquier otra acción. El abogado participará en la preparación del divorcio de las siguientes maneras:
    • El abogado (o la abogada) trabajará contigo para asegurar que recibas el capital, la propiedad y la custodia de los niños que te pertenezcan.
    • El abogado actuará como mediador con el abogado de tu esposo, de manera que nunca estarás en apuros.
    • El abogado asegurará que los procedimientos del divorcio sean profesionales y legales, y que los papeles del divorcio sean elaborados y completados correctamente.
    • El abogado te guiará a través de todo el proceso y te ayudará a tomar buenas decisiones, que de lo contrario, podrían ser confundidas por el dolor y la emoción.
  2. Considera conversar con tu esposo sobre el divorcio. Si tú y tu esposo decidieron mutuamente que el divorcio es la mejor opción, puedes continuar con el procedimiento de manera amistosa. El divorcio amigable requiere de pasar mucho tiempo con tu esposo para debatir las cuestiones importantes; definitivamente esto es posible, pero puede ser difícil. Consulta con tu abogado primero para asegurarte que es una buena idea hablar con tu esposo. Luego, continúa con el proceso, debate los asuntos primordiales con tu esposo durante la preparación del divorcio:
    • Cómo dividirán el capital y las posesiones.
    • Quién vivirá en la casa que ahora comparten.
    • Cómo dividirán la custodia de los niños.
    • Cómo será la manutención de los niños.
  3. Determina que la mejor forma es continuar hacia adelante por tus medios. A veces, la conversación sobre el divorcio comienza de forma amable pero con el tiempo se torna negativa. En otros casos, sabes, desde el comienzo, que hablar con tu esposo es una mala idea. Está muy bien decidir no tener una conversación con él y continuar con el divorcio por tus medios, notificándole después cuando ya tienes todo listo para realizar los procedimientos y poder comenzar. Ésta puede ser una de las mejores formas si alguna de las siguientes circunstancias se aplica a ti:
    • Te encuentras en un matrimonio abusivo y temes que tu esposo bloquee el divorcio o te amenace físicamente.
    • Quieres el divorcio porque tu esposo tuvo un romance o terminó con tu confianza.
    • Eres consciente que involucrar a tu esposo en las conversaciones preliminares afectará la habilidad de tener la custodia de los niños.
    • Crees que tu esposo actuará primero para asegurarse de que no recibas tu parte de los bienes.
    • Ya no confías en tu esposo por alguna razón, sin importar la razón por la que presentas el divorcio ni quién lo inició.
  4. Crea una declaración de objetivos de divorcio. Más allá del enfoque que tengas, es una buena idea detallar claramente tus objetivos y deseos desde el principio. Intenta dejar las emociones de lado y piensa detenidamente cómo quieres que sea tu vida luego de divorciarte. Piensa sobre los temas primordiales que afectará el divorcio y luego comparte las respuestas con tu abogado.
    • ¿Dónde quieres vivir después de divorciarte?
    • ¿Qué propiedad es importante conservar para ti luego del divorcio?
    • ¿Qué especificaciones de la custodia de los niños son importantes para ti?
    • ¿Cómo vivirás luego del divorcio?

Ten las finanzas y los documentos en orden

  1. Reúne los registros de las finanzas. Vas a necesitar una imagen clara de los bienes que compartes con tu esposo; quizá quieras hacer esto de forma discreta sin su consentimiento para que no bloquee los bienes que te corresponden. Habla con tu abogado y un contador para averiguar exactamente qué documentos necesitas y tomarte el tiempo para reunir lo siguiente.
    • Declaraciones bancarias de todas las cuentas corriente y de ahorro.
    • Declaraciones de las tarjetas de crédito.
    • Registros de los pagos de la hipoteca.
    • Títulos vehiculares e información del seguro.
    • Registros relacionados con compras grandes que realizaste tú o tu esposo desde que se casaron.
    • Registro de las deudas que tienes, individualmente o juntos.
    • Declaraciones tributarias.
  2. Comienza a guardar dinero en una cuenta bancaria nueva. Los honorarios del abogado y del tribunal aumentarán con el transcurso del divorcio, así que probablemente vas a necesitar más dinero del que esperas recibir. Crea una cuenta bancaria con tu nombre y comienza a ahorrar dinero para estos gastos.
  3. Evita recibir ingresos adicionales hasta después del divorcio. Si tienes un aumento o una entrada de dinero a la vista, trata de apartarlo al menos hasta que el divorcio esté completo, ya que de lo contrario, se puede considerar como parte de los fondos mutuos y tu esposo recibirá parte de ello.
  4. Abre un apartado postal. Haz que todas las declaraciones bancarias nuevas y otros papeles importantes se envíen al apartado postal, en lugar de la casa que aún compartes con tu esposo, para que los asuntos financieros estén seguros. La correspondencia con tu abogado también se tiene que enviar a tu apartado postal.
  5. Reúne evidencia que puedas usar contra tu esposo. Reúne evidencia de forma discreta, como reportes policiales, correos electrónicos, fotografías, diarios y cualquier cosa que puedas utilizar en contra de tu esposo ante el tribunal y te ayude a recibir una mayor parte de los bienes o más custodia de los niños. Esto es importante si te divorcias por motivos de abuso.

Planea cómo será tu vida después de la separación

  1. Planea una rutina nueva. Contrata a un planificador o a un experto que te ayude a preparar un presupuesto para planear cómo vivir después del divorcio. Trabaja con un experto para que te ayude a averiguar cuánto dinero temporal, ocasional, pensión alimenticia y/o manutención de los niños necesitarás para mantener a tu familia.
  2. Decide dónde vivirás. Planea con anticipación para prepararte en el caso de que tengas que poner la casa actual a la venta. Con optimismo, la venta de la casa no será un proceso largo. Ten en cuenta que poner la casa en venta quizá sea una de las primeras cosas que tengas que hacer una vez que hayas completado oficialmente el divorcio, en especial si ninguno de los dos puede conservar y mantener el hogar por sus medios.
  3. Busca ayuda para controlar las emociones. Consulta con un consejero o un terapeuta para mantenerte en un estado emocional funcional al atravesar el proceso. Utiliza las sesiones terapéuticas para mantenerte enfocada en tu autoestima y tu equilibrio mental a medida que progresas en la petición de divorcio. Esta persona será una excelente caja de resonancia para tus pensamientos e ideas, y te ayudará mantener tus niveles de estrés bajos y la funcionalidad alta a través de todo el proceso.
  4. Prepara a tu familia. Prepara gradualmente a tus familiares cercanos a medida que se acerque el momento de presentar el divorcio para no sorprenderlos y que actúen como tu sistema de apoyo para recibir fuerza y asistencia.

Prepara los papeles de divorcio

  1. Averigua dónde presentar el divorcio. La mayoría de los estados tienen un requisito de residencia mínimo para las personas que quieren presentar el divorcio. Si viviste en el mismo lugar durante seis meses o más, probablemente tengas que presentarlo en tu condado, incluso si tu esposo no vive allí.
    • Si no viviste en el mismo lugar durante mucho tiempo, es probable que primero tengas que presentar la separación y luego el divorcio, después de cumplir con los requisitos de residencia del estado. En la mayoría de los casos, tienes que presentarlo en el estado en el que vives, incluso si te casaste en otro estado.
    • Se pueden hacer excepciones para las parejas del mismo sexo que se casaron en otro estado que no es el de su residencia por razones legales.
  2. Completa los formularios judiciales. Ve al tribunal del condado y pide los formularios que necesitas para presentar un divorcio. También puedes entrar en el sitio web del tribunal y descargar los formularios desde Internet.
    • En la mayoría de los casos, tienes que completar la petición de derecho familiar (Family Law Petition), proporcionándole información al tribunal sobre tu matrimonio y las disposiciones que quieres que realicen. Pídele a tu abogado que te ayude a completar los formularios.
    • Completa una citación judicial que describa las restricciones estándares correspondientes a cómo se manejarán tus activos y pasivos durante los procedimientos.
    • Completa un formulario de declaración sobre la propiedad para especificar cómo se debe dividir tu propiedad.
    • Completa los formulares correspondientes a la custodia y visita de los niños, si tienes hijos menores de 18 años con tu esposo.
  3. Haz que tu abogado revise todos los formularios antes de presentarlos. Incluso si piensas que tienes la situación bajo control, existen posibilidades de que olvides algo. Para que la petición de divorcio se procese sin dificultad, es importante que completes los formularios con información precisa, y vale la pena que un abogado esté involucrado en ello. Lee el artículo Cómo solicitar el divorcio para conocer más información sobre el siguiente paso a realizar.

Consejos

  • Si piensas realizar el divorcio sin la ayuda de un abogado, asegúrate de investigar el proceso y estar lista y dispuesta a mantenerte firme y defender tus bienes y los derechos de custodia frente a un juez.
  • Existe muchísima información en la web, de la cual la mayoría es útil; recuerda que ésta es una situación que cambiará tu vida. Intentar divorciarte sin un abogado es controvertido pero posible. Pregúntales a personas de tu confianza que atravesaron por ello, compara y sigue sus consejos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página