Cómo dirigir un puesto de limonada

No hay nada como un vaso de limonada fría en un día caliente de verano. Varias generaciones de niños han ganado dinero vendiendo limonada en esos abrasadores días. Es bueno que busques el lugar adecuado y hagas algo de publicidad para conseguir clientes, pero lo más importante es que ofrezcas una deliciosa limonada fresca para que la gente no deje de comprar tus productos.

Haz planes

  1. Considera dónde vas a colocar tu puesto de limonada. ¿Sabías que hay normas que te permiten colocar un puesto solo en ciertos lugares? Antes de empezar, asegúrate de que colocar un puesto no vaya en contra de las leyes de tu lugar de residencia. Para saber si puedes armar un puesto de limonada, averigua si necesitas un permiso o cumplir ciertos requerimientos antes de hacerlo.
    • Pregúntales a tus padres si puedes armar un puesto de limonada. Hazles saber que necesitas una licencia en muchos países.
    • También puedes averiguar tú mismo si puedes hacer un puesto de limonada llamando a las autoridades respectivas de tu ciudad o a organizaciones encargadas de proteger al consumidor, como la “Better Business Bureau” en Norteamérica.
  2. Escoge un lugar donde pasa mucha gente. Si vives en una calle sin salida, tal vez quieras ir a otra donde pasen más personas. Las intersecciones también son lugares ideales, porque la gente viene de varias direcciones. Solo asegúrate de que el lugar sea seguro. No coloques tu puesto demasiado cerca de la calzada.
    • Puedes armar el puesto en el jardín de entrada. Esto funciona muy bien si vives en una calle con mucho movimiento de personas.
    • Ten mucho cuidado si planeas colocar tu puesto en un parque público o en un lugar donde hay eventos deportivos. Muchos países tienen normas que no permiten a la gente particular vender alimentos o bebidas en estos lugares.
  3. Pregúntales a otros chicos si quieren ayudarte. Es bueno tener a alguien que te ayude con el puesto, porque pueden turnarse para hacer diferentes tareas. Además, es más divertido tener a alguien contigo, especialmente cuando necesiten un descanso. Si piensas vender limonada durante todo el día, entonces túrnense, de manera que ninguno de ustedes trabaje más de dos horas sin tomarse una pausa. También debes asegurarte de que tu compañero sea confiable y no robe dinero, porque una persona poco confiable puede arruinar tu negocio.
  4. Piensa en el precio que vas a cobrar por cada vaso de limonada. Si vas a usar limones frescos, hielo y vasos grandes, entonces deberás cobrar algo más de dinero que si usaras limonada en polvo y vasos pequeños, porque la gente no te pagará mucho por algo artificial. Muchas veces, las bebidas en los puestos de limonada son demasiado baratas o caras y los niños no ganan mucho dinero. Asegúrate de tener algunas monedas y billetes a mano para dar cambio.
  5. Haz un cartel. Consigue algo de cartulina y unos marcadores para hacer un cartel grande y colorido, para después colgarlo en tu puesto de limonada. El cartel debe tener escrito el nombre de tu producto y su precio. Utiliza letras grandes y prolijas que se vean bien. También puedes dibujar un limón grande o un vaso de limonada para que tu cartel luzca más atractivo.
    • También puedes colocar carteles más pequeños en tu vecindario. Muéstrale a la gente dónde debe ir a comprar limonada.
    • Si vas a hacer esto, asegúrate de retirar los carteles cuando cierres tu puesto de limonada.

Arma tu puesto de limonada

  1. Coloca una mesa plegable y unas sillas. Puedes usar una mesa pequeña y tendrás suficiente espacio para colocar una jarra, vasos, servilletas y algún refrigerio que quieras ofrecer. Pon una silla por cada persona que atienda el puesto contigo. Para atraer a más clientes, utiliza un mantel lindo (pero que no distraiga de tu producto) y pega tu cartel al frente con cinta adhesiva. Los colores vivos atraerán a la gente para que mire tu puesto y así tus clientes decidirán si quieren comprar algo o no.
  2. Prepara la limonada. No todas las limonadas son iguales. Es una buena idea que inventes una receta innovadora y deliciosa para sorprender a tus clientes. Prueba cada jarra que prepares para asegurarte de que tenga el sabor adecuado antes de venderla. Siempre sirve la limonada con hielo para mantenerla fría. Aquí tienes algunas sugerencias para preparar limonada:
    • Haz limonada fresca. Por cada 3,8 L (1 galón) de limonada, necesitarás 2 tazas de jugo fresco de limón y 2 tazas de azúcar. Mézclalo todo muy bien hasta que el azúcar se disuelva por completo.
    • Haz limonada con un concentrado. Puedes comprar una lata de jugo de limón concentrado y congelado en tu supermercado local. Mézclalo con agua según las instrucciones en la etiqueta.
    • Usa limonada en polvo. Consigue sobres de limonada en polvo. Sigue las instrucciones en la etiqueta para disolver el polvo en agua fría.
  3. Consigue vasos desechables y servilletas. Los vasos pequeños de papel son una buena opción, pero puedes usar vasos plásticos si así lo deseas. Un paquete de vasos es suficiente para un día. También compra un paquete de servilletas.
  4. Vende otros refrigerios si quieres. ¿Por qué solo vender limonada? Si vas a armar un puesto, también puedes ofrecer otros productos. Las galletas, los brownies y otras cosas de repostería son perfectas para tu puesto. También puedes ofrecer una mayor variedad de bebidas. Las limonadas de fresa, el té helado y los ponches de frutas son bebidas muy refrescantes que pueden disfrutar tus clientes.

Vende limonada

  1. Háblale a la gente que pasa por ahí. Si te quedas sentado y callado, la gente no vendrá a tu puesto a comprar limonada. Sonríe y di, “¿quisiera comprar un vaso de limonada?”. Así, la gente verá tu puesto y es más seguro que compre algo. Prepárate para responder sus preguntas si te las hacen. Habla fuerte para que el cliente no tenga que decir “¿Qué?” si te pregunta algo.
  2. Sé educado. Los clientes potenciales no querrán comprar nada si actúas todo enojado. Si están con niños, háblales y hazles un cumplido. Si tus clientes son adultos, actúa de manera entusiasmada y amable, pero también sé tú mismo. Si no quieren comprar tu limonada, simplemente sonríe y habla con la siguiente persona.
  3. Ten buenos modales al completar una venta. Cuando tus clientes compren tu limonada, sirve el vaso cuidadosamente y dáselos con una servilleta. Una vez que tengan el vaso en sus manos, agarra el dinero y colócalo en tu frasco o bolsa de dinero. ¡No te olvides decirles gracias! Con algo de suerte, ellos harán correr la voz sobre tu puesto.

Consejos

  • Haz promociones. Por ejemplo, una persona puede comprar un vaso por una cantidad determinada de dinero, pero tendrían una rebaja si compran más. Aunque pierdes algo de dinero, es demasiado poco y haces más ventas. Además, las promociones atraen a la gente y es bueno que las coloques en tu cartel.
  • Puedes hacer una “mascota” o logotipo para tu cartel, como un limón con ojitos grandes y una sonrisa tonta.
  • Si vas a poner el puesto por varios días, cuenta cuántos clientes tuviste en un día determinado para saber si tu negocio está mejorando. Anótalo todo en un cuaderno.
  • Haz mucha publicidad. Haz folletos con fotos y algo de información sobre tu puesto e imprime varias copias. Pégalas en los buzones y postes de luz en todo tu vecindario.

Advertencias

  • Asegúrate de guardar tu dinero en un lugar seguro.
  • Si vas a preparar algo de repostería, asegúrate de que la receta sea la correcta. Prueba lo que hiciste antes de vender tus productos.
  • Asegúrate de que tus productos no sean demasiado baratos ni demasiado caros. ¿Quieres ganar dinero, no?
  • Prueba tu limonada primero. El paquete de limonada en polvo podría estar expirado sin darte cuenta. Asegúrate de probar tu producto antes de venderlo.

Cosas que necesitarás

  • Mesa plegable
  • Mantel
  • Sillas
  • Cartulina
  • Marcadores
  • Cinta adhesive
  • Jarra
  • Limonada
  • Hielo
  • Otros productos (opcional)
  • Vasos
  • Servilletas
  • Jarra o bolsa para guardar el dinero
  • Dinero extra para dar cambio
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página