Cómo lidiar con la hostilidad activa de un compañero de trabajo

Hay personas cuya razón de ser es hablar chismes acerca de sus compañeros de trabajo, pisoteando su reputación y sentimientos. Algunos incluso llegan más lejos. Este artículo te enseñará cómo lidiar con estas personas desagradables.

Pasos

  1. No reacciones con ira. Bajo estas circunstancias, es la peor reacción que puedes mostrar. Esto solo hará que las personas se inclinen más a creer en los rumores que circulan contra ti.
    • Si debes llorar, ve al baño, llora en silencio, lava tu rostro y regresa a tu lugar de trabajo. Nunca dejes que nadie vea tus lágrimas. Se interpretará inmediatamente como una señal de debilidad.
  2. Piensa en la razón por la que esta persona habla chismes acerca de ti. En todos casos, la verdadera razón es que se siente amenazada, insegura, sufre de un complejo de inferioridad en tu presencia o por tu aptitud, habilidades y personalidad.
  3. Soluciona los rencores antiguos con el chismoso. Esfuérzate sinceramente por mejorar la relación. Si esto funciona, el problema terminará aquí. Sin embargo, cuando hay problemas de inseguridad, es posible que la persona siga diciendo cosas hirientes y falsas acerca de ti.
    • Si realmente sigue chismeando, reúnete con tus compañeros de trabajo que han escuchado o que todavía escuchan esos rumores. Diles que sabes que es posible que les hayan hablado mal de ti. Pídeles paciencia y cooperación, y pídeles disculpas por la molestia que les haya causado.
  4. Acércate a tu jefe. Háblale sobre lo que ha sucedido. Remarca que ese tipo de chisme es contraproducente, una difamación sistemática e injustificada que te daña, humilla y te distrae de tu trabajo. Señala que la difamación y el hostigamiento tiene repercusiones legales.
  5. Pide que se ocupen del chismoso con firmeza. La empresa tiene la obligación legal de reaccionar a tu queja.
  6. Pasará un periodo de días, semanas o incluso meses en que las personas que escucharon o que todavía escuchan ese chisme contra ti te eviten por completo. Solo sé paciente. Esta es una faceta natural de la conducta colectiva y se desgastará con el tiempo.
  7. Durante este periodo difícil, mantén un perfil bajo. Interactúa con normalidad con todos.
  8. Debes prestarle atención a tu asistencia y estar en tu trabajo a la hora de entrada o antes de ella. No permitas que nadie tenga la oportunidad de criticarte por llegar tarde o por tomarte muchos días libres. Tus enemigos pueden y usarán esto contra ti.
  9. No caigas en la depresión. Sigue cuidándote, sigue vistiéndote bien, y muéstrate arreglado y con amabilidad en todo momento.
  10. Préstale atención a lo que comes. Preocuparte por el mal ambiente en tu trabajo puede fácilmente hacer que comas comida reconfortante y casera, y que empieces a subir de peso.
  11. Espera con paciencia los resultados. Esto es sumamente difícil de hacer, ya que va contra el deseo natural de devolver el golpe. Sin embargo, con tu buen nombre y reputación, o sino con un trabajo maravilloso en riesgo, no tienes otra opción. En poco tiempo, las personas sabrán que el departamento de recursos humanos se ha ocupado del chismoso con firmeza.
  12. Mientras tanto, asegúrate de que tus compañeros de trabajo siempre te vean en tu máxima expresión: tranquilo, calmado, sonriente, servicial, eficiente, humilde, honesto y sincero. No tomará mucho tiempo para que las personas se formen una opinión excelente de ti, en base a su experiencia personal, y desestimen el chisme.
  13. Debes saber que has ganado la guerra en silencio, ya que los jefes y compañeros de trabajo empiezan a interactuar con normalidad contigo después de una breve pausa y eso demuestra que les agradas y que confían en ti.
  14. Felicítate. No solo has ganado una batalla importante. También has adquirido habilidades nuevas y vitales: has aprendido por tu propia cuenta a mantenerte calmado y sereno bajo una provocación extrema, y a usar todas las virtudes mencionadas anteriormente como herramientas poderosas a tu favor. Ese es un enorme logro.

Consejos

  • Cuando veas que las personas interactúan contigo con normalidad, has ganado.
  • Tendrás que superar un periodo en el que las personas te eviten.
  • Sigue siendo trabajador, humilde y educado. Gánate la confianza de la gente.
  • Cuida tu dieta. Evita las comidas caseras y reconfortantes.
  • Debes ser educado y simpático con todos.
  • Permanece calmado y sereno.
  • Pídeles a tus compañeros de trabajo que suspendan su juicio.
  • Entra a la oficina a una hora puntual todos los días.
  • Pídele a tu empleador que tome cartas en el asunto.
  • Compórtate de manera reflexiva después de una gran consideración.
  • Espera los resultados con paciencia.

Advertencias

  • No guardes ningún trabajo pendiente. Deja un escritorio limpio todos los días.
  • No sucumbas ante la ira.
  • No hables innecesariamente cuando no te corresponde. El silencio realmente vale oro.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página