Cómo envejecer papel con té

El papel antiguo le añade estilo a tus proyectos artesanales. Puedes usar papel envejecido para realzar un poema, invitación, forrar un libro o algún proyecto escolar. Se puede usar cualquier tipo de papel para crear una apariencia de pergamino utilizando té. Este proceso es conocido como teñido a base de té, y también es utilizado para confeccionar ropa con apariencia antigua. Puedes envejecer papel con unos pocos ingredientes caseros en solo un par de horas. Este artículo te dará las instrucciones para envejecer papel con té.

Pasos

  1. Selecciona el papel. Puedes utilizar cualquier tipo de papel, desde papel fino para forrar libros hasta papel blanco para fotocopiadora. Si seleccionas un papel más grueso el proceso de teñido va a ser más largo.
  2. Imprime o escribe sobre el papel antes de envejecerlo. Ya que el proceso hará que el papel se vuelva rugoso y disparejo, lo que haría que la tinta no se distribuyera bien sobre el papel.
  3. Enrolla el papel sobre una bola y alísalo de nuevo sobre una superficie plana. Esto le dará la apariencia de un pergamino hecho a mano. Si en el proyecto que deseas realizar quieres que el papel quede completamente plano, no realices este paso.
  4. Coloca el papel sobre una bandeja para galletas con borde. Coloca la bandeja en una superficie completamente plana, de otra manera el té se concentrará en una esquina.
  5. Coloca la parrilla del horno en el centro. Calienta el horno a la temperatura más baja, aproximadamente 200 °F (93.3 °C).
  6. Hierve dos vasos (473 ml) de agua en la estufa o microondas y vacíala en un tazón.
  7. Coloca de 3 a 5 bolsas de té negro en el agua. Entre más bolsas de té uses más oscuras serán las manchas. Espera entre 5 a 20 minutos antes de quitar las bolsas de té e inicia el proceso de envejecimiento.
    • Entre más caliente esté el té, más manchas anaranjadas aparecerán. Muchos pergaminos viejos tienen un color naranja quemado. Para crear un matiz más claro, puedes utilizar té negro mezclado con té de naranja.
  8. Aplica el té usando uno de los siguientes tres métodos:
    • Pinta el papel con té usando una brocha de esponja. Aplícalo en forma dispareja para crear una apariencia antigua.
    • Aplica el té usando una de las bolsas de té. Antes de usarla asegúrate que la bolsa de té no esté tan caliente. Esto dará una apariencia de envejecimiento irregular. Si la bolsa de té empieza a romperse, tírala y usa otra.
    • Echa el té directamente sobre el papel. Déjalo caer suavemente y detente cuando el papel comience a sumergirse. Inclina la bandeja de manera que todo el papel entre en contacto con el té. Este es el mejor método si deseas envejecer varias hojas al mismo tiempo, ya que puedes poner una encima de la otra.
  9. Levanta la orilla del papel para revisar si el té se ha empapado en la parte de atrás. Si no se ha empapado aplica nuevamente té utilizando el método que hayas escogido.
  10. Deja que el té se imprima en el papel por lo menos por 5 minutos. Remueve el exceso de te. Si hay mucho líquido en un área puede crearse un agujero al momento de utilizar el papel.
  11. Frota los bordes del papel. Esto hará que las orillas de vean desgastadas. Puedes frotar otras áreas del papel si quieres hacer agujeros.
  12. Coloca la bandeja para hornear galletas en el horno. Déjala allí por 5 o 6 minutos. Sácala cuando veas que el papel empieza a curvarse.
  13. Saca la hoja del horno. Desprende la orilla del papel de la bandeja con una espátula cuando aún está tibio. Luego coloca el papel en una superficie plana para que se enfríe.
    • También puedes dejar que la hoja se seque con el aire. Tomará aproximadamente 45 minutos para que una hoja de papel para fotocopiadora se seque. Para evitar que el papel se enrolle asegúrate de colocar algo pesado en las esquinas.
  14. Terminado.

alternativo

  1. El número de bolsas de té depende de la cantidad de papel. La cantidad adecuada es una bolsa de té por cada hoja de papel.
  2. Cuando llenes el vaso con agua hazlo como si lo utilizaras para hervir el agua o para tomar el té, en otras palabras no llenes completamente el vaso, déjale espacio suficiente para que las bolsas de té floten.
  3. Coloca las bolsas de té en el vaso con agua.
  4. Hierve el agua en el microondas por un minuto.
  5. Una vez que el agua esté caliente, coloca las bolsas de té dentro del agua por un minuto, luego sácalas y colócalas en un plato por diez minutos hasta que se enfríen. Las bolsas de té tienen que estar lo suficientemente frías antes de que puedas colocarlas sobre el papel.
  6. Ahora, coloca el papel sobre un plato (antes puedes arrugarlo un poco, para darle un aspecto más antiguo).
  7. Exprime con suavidad el té sobre la hoja de papel.
  8. Pinta el papel con el té que exprimiste hasta que se imprima completamente.
  9. Repita el proceso hasta que todo el papel esté teñido con té.
  10. Deja que el papel esté completamente seco antes de manipularlo.

Consejos

  • Si el papel que estás envejeciendo lo vas a utilizar para una revista, separa las páginas utilizando cera para papel. Asegúrate que el té se imprima lo mejor posible, limpiando el exceso con toallas de papel.
  • Para crear un efecto de manchas antiguas, espolvorea café instantáneo sobre el papel después que lo hayas sumergido en té. Deja el café sobre la hoja por 2 minutos y luego límpialo con toallas de papel.
  • Puedes utilizar café hervido en lugar de té para obtener un tinte más oscuro. Utiliza el procedimiento indicado anteriormente.
  • Si el papel después de secarse se ha curvado mucho, colócalo en medio de dos libros grandes y pesados durante toda la noche.

Cosas que necesitarás

  • Bandeja para galletas
  • Horno
  • Papel
  • Bolsas de te negro
  • Agua
  • Cafetera
  • Tazón
  • Brocha (opcional)
  • Café instantáneo (opcional)
  • Guantes de cocina
  • Tenedor o espátula

Para el método alternativo

  • Vaso para microondas
  • Bolsas de té
  • Platos
  • Agua
  • Horno de microondas
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página