Cómo hacer un burbujero para hacer serpientes de burbujas

¿Tienes un hijo aburrido que no tiene nada que hacer? ¡Haz un burbujero rápido y fácil de armar con el que podrá jugar a hacer serpientes de burbujas! Puedes hacerlo con los objetos que tengas en casa.

Armando el burbujero

  1. Corta el fondo de cada botella. Con unas tijeras, corta la base de cada botella que se convertirá en burbujero. Solo quita la parte del fondo para que tu hijo tenga el espacio suficiente para soplar a través de la toalla o tela.
  2. Crea un círculo en la toalla o tela. Corta un círculo grande que puedas colocar en la base de la botella y ajústalo bien con una banda elástica. La toalla o tela deberá ser lo suficientemente grande como para que la banda elástica la mantenga en su sitio. Asegúrate de que el corte tenga el borde suficiente.
    • Si no quieres cortar tu tela, asegúrate de que calce perfectamente (que quede plana y no abultada) en el fondo de la botella lo suficiente como para que la banda elástica la mantenga fácilmente en su sitio.
  3. Cubre el fondo de la botella con la tela. Asegúrala con la banda elástica. Considera asegurar la tela con una doble vuelta de la banda elástica para que quede ajustada. No obstante, evita aplastar la botella.

Elaborando la mezcla para hacer burbujas

  1. Crea tu propia mezcla para hacer burbujas en un bol o tazón pequeño. Considera usar boles o tazones individuales de plástico para cada niño (así, evitarás que los niños se peleen por la mezcla de burbujas). La mezcla casera para hacer burbujas se elabora de la siguiente manera:
    • Combina una parte de líquido para lavar platos (no el tipo que se usa en los lavaplatos automáticos) con otra de agua. El agua puede estar caliente o fría.
    • Mezcla ambos líquidos sin crear espuma o burbujas.

Soplando las serpientes de burbujas

  1. Moja la parte de la tela del burbujero en la mezcla de agua jabonosa. Deja que la tela absorba el jabón y el agua sin remojarla en exceso (o estará demasiado pesada y mojada como para crear burbujas).
  2. Sopla el otro extremo de la botella (la boca) y luego mira cómo se forma la serpiente de burbujas.
    • Enseña a los niños a soplar apropiadamente para conseguir un flujo constante y consistente de burbujas.
    • Si la tela se satura demasiado de la mezcla para burbujas, retírala, escúrrela y luego vuélvela a poner en su lugar.
  3. ¡Trabajo terminado! Sopla tantas burbujas como quieras agregando más mezcla según la necesites.

Consejos

  • Recuerda a los niños que soplen hacia afuera y no inhalen. Si lo hacen, la mezcla jabonosa entrará en su garganta y les dejará un mal sabor.
  • Sopla las burbujas en un área cubierta de hierba o que no sea resbalosa. Evita las áreas que se puedan volver resbalosas (la mezcla jabonosa sobre un suelo resbaloso podría generar caídas).
  • También puedes usar jabón líquido lavaplatos y agua para la mezcla. Funciona exactamente igual. De la misma manera, puedes usar jabón con esencia para que la serpiente de burbujas tenga un buen olor.
  • Mantén la solución jabonosa libre de espuma, ya que esto debilitaría la estructura de la serpiente.

Cosas que necesitarás

  • 1 botella de agua vacía de 227 ml (8 onzas). Si planeas dar varios burbujeros, asegúrate de tener suficientes botellas para cada niño
  • 1 toalla o tela por botella. También puedes usar cualquier otro tejido de rizo; solo asegúrate de que sea lo suficientemente grande como para cubrir el fondo de la botella. Una media también es otra opción
  • 1 banda elástica por botella
  • 1 par de tijeras muy afiladas
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página