Cómo tener una idea para hacer una película

Muchas personas han visto una mala película y han pensado “Podría hacerla mejor”. Sin embargo, cuando se trata de pensar en ideas para películas, la mayoría de personas están en blanco. No obstante, esto no se debe a que las personas no sean creativas, sino a que piensan en ideas grandes en vez de pensar en cómo funciona una película y trabajar hacia atrás a partir de ese punto.

Empieza desde cero

  1. Entiende las partes esenciales de una idea para una película. La mayoría de las personas se quedan estancadas porque quieren elaborar toda la película al mismo tiempo, en vez de empezar con las necesidades y construir a partir de ese punto. Muchas películas se crean simplemente al mezclar y combinar tres cosas (escenario, personaje y conflicto) para obtener una nueva película. Algunas veces, si una de ellas es suficientemente original, es todo lo que necesitas para empezar a escribir (“La cabaña en el bosque” empieza con una fábrica de horror dirigida por el gobierno, lo que es una idea suficientemente original para empezar el argumento). Independientemente de qué película quieras hacer, estarás en camino si tienes lo siguiente:
    • El escenario: en dónde se ubica tu película en el tiempo y el espacio. ¿Te imaginas una epopeya espacial o una Tierra medieval o simplemente un pequeño pueblo en algún lugar?
    • El protagonista (o los protagonistas): ¿quién es el personaje principal? No necesitas aún las características, solo el esquema vago de un personaje. ¿Es un piloto espacial? ¿Es un campesino? ¿Es un higienista dental?
    • El conflicto: ¿qué es lo que quiere tu personaje? ¿Quiere ser un héroe? ¿Quiere enamorarse? ¿Odia a su jefe o a su trabajo?
  2. Haz tu película a partir de estos tres simples elementos. Todas las películas, desde las independientes raras hasta los mayores éxitos de taquilla, son el resultado de combinar estos tres conceptos. No te preocupes de las complejidades, las sutilezas o los puntos más finos aún (estos provienen de escribir la idea). Necesitas una idea fuerte de base sobre la que puedas construir.
    • Una epopeya espacial + un piloto + el deseo de ser un héroe = “La guerra de las galaxias”.
    • La Edad Media + un granjero + un héroe o un amor = “Destino de caballero”.
    • Un pueblo chico + un higienista dental + el odio hacia su trabajo = “Cómo acabar con tu jefe”.
    • La detención juvenil + los consejeros idealistas + un chico que no quiere consejos = “Las vidas de Grace”.
  3. Aparta algo de tiempo para hacer una lluvia de ideas. Las ideas raramente (o nunca) aparecen de la nada. La razón por la que las personas parecen surgir con grandes ideas de películas es porque se toman el tiempo para hacerlo. Esto es tan simple como tomar un bolígrafo y papel, eliminar las distracciones y tomar algo de tiempo para pensar. Si necesitas ayuda, date a ti mismo algunas indicaciones. Lo más importante es escribir todo (en el metro, en casa, en el trabajo). Estas ideas serán los bloques de construcción para ideas más grandes.
    • “¿Qué pasaría si…” son tres de las palabras más importantes para hacer una lluvia de ideas. Jurassic Park, por ejemplo, es el resultado de “¿Qué pasaría si las personas podrían traer de vuelta a la vida a los dinosaurios?”.
    • “¿Qué pasaría si se combinaran dos de mis películas favoritas?”.
    • Busca eventos de noticias que te interesen. ¿Qué pasaría si estuvieras ahí?
    • Escribe acerca de tus intereses (cualquiera de ellos). “Dependientes” fue hecha a partir de pasiones de intelectuales y hockey de azotea, “Supersalidos” proviene del amor a las películas clásicas de fiestas juveniles, “Lincoln” la escribió gente apasionada por la historia. Nada está fuera del alcance.
  4. Busca inspiración en la vida real. En este momento, en cualquier periódico importante hay probablemente 5 historias que se pueden convertir en buenas películas. La vida real es a menudo más extraña que la ficción y te darás cuenta de que las historias de las noticias son buenos puntos de partida para nuevas historias. ¿Cómo se convirtió en un comedor profesional la persona que ganó la competencia de glotones? ¿Por qué cierra el club campestre? ¿Cómo fue para el policía del registro policial responder a una llamada acerca de “tocino extraviado?”.
    • Usa estas cosas como puntos de propulsión (el inicio de argumentos o ideas con los que tu imaginación puede despegar).
  5. Determina el género. El género es el tipo de película. Aunque se puede decir que muchas películas tienen varios géneros, la mayoría encaja perfectamente en uno o en otro. Los géneros incluyen la comedia, el romance, la ciencia ficción, la acción, el terror, el drama o el documental, pero también hay muchas combinaciones (como la comedia romántica, la comedia dramática, el terror acción, etc.). Lo bueno del género es que te ayuda a desarrollar un argumento (lo que te puede dar un enfoque para la lluvia de ideas). Por ejemplo:
    • ¿Te gustan las películas de terror. Entonces tu idea de película “debe” involucrar la invención de un buen villano. Una vez que tienes al monstruo o al malo, tienes tu idea de película.
    • ¿Te gusta la comedia romántica? Entonces necesitas una chica y un chico que por alguna razón no puedan enamorarse (ella es republicana y él demócrata, uno de ellos está casado, uno de ellos es un extraterrestre, etc.).
    • ¿Te gusta la ciencia ficción? Piensa en una invención que quisieras que exista, como los viajes al espacio, las naves espaciales, la teletransportación o un dispositivo que construya nuevos planetas. Tu historia debe tratar de la repercusión de esa invención.
  6. Modifica las películas existentes para hacer algo original. Nunca inventarás una idea del todo original. Aunque suene duro, es increíblemente liberador. No hay películas que no tengan influencia o que no hayan extraído ideas de películas y arte previos y la tuya no será la excepción. ¿Cómo puedes modificar o cambiar algo que disfrutas para hacer algo nuevo? Estas son algunas ideas:
    • ”Austin Powers” es simplemente un giro cómico de las películas de espías, especialmente de las películas de James Bond, las cuales dominaron los cines. El argumento es el mismo, solo que las escenas de acción se sustituyen por chistes.
    • “¿Dónde estás, hermano?” es un relato que se basa en “La Ilíada” de Homero, pero toma lugar en el mundo rural del sur norteamericano.
    • “Avatar” es sorprendentemente similar a “Danza con lobos”, pero se localiza en un espacio en el que James Cameron pudo captar una nueva perspectiva.
    • “Memorias de un zombi adolescente” tiene todos los arreglos de una comedia romántica, pero uno de sus personajes principales es un zombi. Esta rápida “fusión” de tipos de películas ayudó a que la película se distinga inmediatamente.
  7. Inventa un concepto para cimentar la idea. Los conceptos son resúmenes de una oración de tu guión. Los buenos conceptos te dicen tres cosas: el gancho (qué es lo que hace a la película diferente), el conflicto y los personajes o los escenarios. Para aprender cómo escribir buenos conceptos, revisa algunos ejemplos famosos.
    • “Volver al futuro”: un joven se transporta al pasado en donde debe reunir a sus padres antes de que él y su futuro desaparezcan para siempre.
    • “Tiburón”: un jefe de policía con fobia al mar abierto combate contra un gigantesco tiburón, mientras que un consejo municipal codicioso exige que la playa permanezca abierta.
    • “Ratatouille”: una rata parisina forma secretamente un equipo con un chef sin talento para probar que cualquiera puede cocinar, a pesar de lo que las críticas y el control de plagas puedan pensar.

Convierte una idea en un guión de película

  1. Dale a tu idea una estructura de película. Hay muchas estructuras allá afuera, las cuales van desde las películas básicas de 3 actos hasta la común “travesía del héroe”. Sin embargo, todas pueden resumirse en 5 partes básicas que se encuentran en el 99 % de todas las películas (en las películas de acción, en los dramas, en las comedias románticas y en las películas infantiles). Toma tu idea y elabora estos 5 puntos esenciales y tendrás una película que tenga probabilidades de hacerse.
    • La configuración: determina los personajes, los escenarios y el mundo. Este es el primer 10 % o menos de tu película e introduce al espectador a la misma. No debe tener más de 10 páginas.
      • En “La guerra de las galaxias”, George Lucas introduce la premisa de la guerra espacial, el conflicto (“Ayúdame Obi Wan, eres mi única esperanza”) y muchos personajes centrales (Luke, Leah, Darth Vader, R2 D2, y C3 P0).
    • El cambio de planes, la oportunidad o el conflicto: algo sucede que desata el conflicto en las páginas 9 o 10 (Erin Brokovich consigue un trabajo, la escuela hace una fiesta en “Supersalidos”, Neo conoce la “Matrix”, etc. Las siguientes 10 a 20 páginas deben mostrar a tus personajes enfrentando estos cambios.
      • En “La guerra de las galaxias”, es cuando Luke rechaza a Obi Wan, pero descubre que han asesinado a su familia. Entonces, acepta ir al rescate de Leah.
    • El punto sin retorno: hasta este punto, los personajes han trabajado duro para lograr sus objetivos. Sin embargo, a la mitad de la película, algo sucede que hace imposible volver atrás. Un villano de Bond ataca de nuevo, el “Gladiador” llega a Roma, Thelma y Louise roban su primera tienda, etc.
      • En “La guerra de las galaxias” están atrapados en la Estrella de la Muerte a la mitad de la película. No pueden llegar a Alderaan como planearon y deben luchar para escapar.
    • El contratiempo principal: a partir del punto sin retorno, las apuestas suben. Para los personajes y para la audiencia toda esperanza parece perdida. Aquí es cuando la chica y el chico terminan su relación en todas las comedias románticas, cuando despiden a Ron Burgundy en “El reportero: la leyenda de Ron Burgundy” y cuando John McClane está golpeado y ensangrentado en “Duro de matar”. Esto sucede al transcurrir el 75 % de la película.
      • En “La guerra de las galaxias”, Obi Wan ha muerto y la Estrella de la Muerte está en movimiento. La única oportunidad de triunfar es un último esfuerzo para destruir a la Estrella de la Muerte.
    • El clímax: los personajes hacen un último gran esfuerzo para alcanzar sus metas, terminando en el mayor desafío de todos. Este es el momento del recorrido a través del aeropuerto, los hoyos finales en “El club de los chalados” o el enfrentamiento final entre el héroe y el villano. Una vez que el último 10 % del guión esté resuelto, ata los cabos sueltos y muestra la conclusión del clímax.
      • En “La guerra de las galaxias”, Luke hace su heroica carrera final en la Estrella de la Muerte, haciéndola explotar a pesar de que las probabilidades están contra él.
  2. Desarrolla tus personajes. Debes hacer que tus personajes parezcan reales, como si “ellos” condujeran la historia y no algún escritor. Recuerda que los buenos personajes son el corazón de una película, hacen que la audiencia los ame o los odie. Además, incluso una idea de película grandiosa fracasará si tiene malos personajes. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero hay un par de consejos que harán que tus personajes encajen en tu idea de película sin problemas:
    • Asegúrate de que tus personajes estén “terminados”. Esto significa que deben tener varias facetas y no tratarse solamente de un “hombre molesto” o de una “heroína fuerte”. Los personajes terminados tienen fortalezas “y” debilidades, lo que permite que la audiencia pueda relacionarse con ellos.
    • Dales a tus personajes un deseo y un temor. Aunque sea uno de cada uno, un buen personaje quiere algo pero no puede tenerlo. Su capacidad o incapacidad para superar su temor (de ser pobre, de estar solo, de extraterrestres, de arañas, etc.) es lo que conduce su conflicto.
    • Asegúrate de que tus personajes tengan voluntad. Un buen personaje no se mueve porque tu “guión” necesita ir a algún lado. Un buen personaje toma decisiones y el argumento lo sigue. Algunas veces, esta es una de las decisiones que impulsan todo lo demás (Llewellyn en “No es país para viejos”, Luke Skywalker al unirse a Obi Wan en “La guerra de las galaxias”), algunas veces hay una serie de decisiones (buenas o malas) en cada giro (todos los personajes de “La gran estafa americana”).
  3. Personaliza tu idea modificando las expectativas. Puede parecer limitante tener una estructura rígida en el guión, pero en realidad hace más fácil sorprender a la audiencia. ¿Cómo puedes elaborar una estructura de 5 puntos y personajes reconocibles y hacer algo personal? ¿Cómo puedes hacer que esta película sea original? La mejor manera de hacerlo es rompiendo algunas reglas:
    • ¿Qué pasaría si el personaje fracasa en vez de triunfar en el clímax?
    • ¿Qué pasaría con tu personaje “terminado” si se rehúsa a cambiar? ¿Qué pasaría si el protagonista no es realmente el personaje principal (como en “Todo en un día”, en que el amigo de Ferri, Cameron, es el personaje real que muestra crecimiento)?
  4. ¿Qué pasaría si cambias la configuración? Una comedia romántica que toma lugar en Nueva York no es nada nuevo; sin embargo, ¿qué pasaría si la sitúas en la parte rural de Tailandia, en una bolera o en un hogar de ancianos?
  5. Sigue pensando en ideas. Lo más importante que debes darte cuenta al pensar en ideas es que estas vienen con la práctica. Tus primeras 10, 20 o incluso 50 ideas pueden no ser buenas, pero pasar por las malas ideas te ayudará a reconocer las buenas. Nadie piensa en ideas perfectas todo el tiempo y tú no serás la excepción.
    • Ten a la mano un cuaderno para que puedas llenarlo con las ideas a medida que surjan.
    • Trata de hacer una lluvia de ideas con un amigo para intercambiar ideas el doble de rápido.
    • Usa este proceso con cada idea. Darle contenido a una idea de película por medio de las partes esenciales es la manera en que sabrás si una idea vale la pena.

Consejos

  • Recuerda desarrollar la historia de fondo.
  • Sé paciente, tomará tiempo pensar en una historia sólida.
  • Pide a tus amigos que te sugieran algunas ideas.
  • Permite a tus padres o a tus amigos que lean algunos de tus guiones para saber qué piensan.

Advertencias

  • Si copias el trabajo de alguien más, te pueden demandar otros cineastas. Sin embargo, puedes inspirarte como todos los grandes cineastas se inspiraron de alguna manera por películas que les gustaron.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página