Cómo podar un árbol frutal

La poda estimula el crecimiento del árbol, le da una forma ideal y aumenta la producción de fruta. Si quieres que tus árboles se conviertan en grandes productores de fruta es muy importante podarlos correctamente. Aprende cuándo y cómo podar los árboles y comienza a cultivar frutales más productivos y sanos con la siguiente guía.

Cuándo podar

  1. Poda los árboles frutales en invierno cuando el árbol está en estado de dormancia. Dormancia significa que el árbol no produce hojas ni frutas, lo que hace más fácil definir las áreas que quieres podar y así fomentar la mejor producción posible.
    • Si podas en verano el proceso de maduración será más lento y correrás el riesgo de que la fruta se queme por el sol.
    • Sin embargo, si quieres que el crecimiento de un árbol se haga más lento, puedes podarlo al principio del verano.
  2. Poda los árboles inmediatamente después de plantarlos. Recorta el tronco principal a unos 65 a 75 cm de alto. Recorta todas la ramas nuevas a no más de dos brotes de largo.
  3. Poda intensamente los árboles jóvenes los tres primeros años. La poda intensa durante los primeros años va a significar una menor producción de fruta al principio, pero a largo plazo los árboles se harán fuertes y productivos.

Aprende la técnica básica

  1. Elige las herramientas correctas. Para los árboles con ramas de más o menos 1.25 cm (1/2 pulgada) de diámetro o más delgadas, usa tijeras de podar bien afiladas. Para los árboles más maduros y grandes, usa sierras de podar.
  2. Aprende los diferentes tipos de cortes. La clase de corte que hagas determinará la dirección de crecimiento del nuevo brote.
    • Haz cortes de formación para crear un árbol con buena forma. Corta las ramas laterales por sobre la yema superior externa en un ángulo de 30 grados para que la rama crezca hacia arriba y hacia afuera de manera que tome la forma de una copa de vino. Si cortas por sobre una yema que mire hacia el interior, la rama crecerá hacia dentro (mirando al árbol) lo que no es aconsejable.
    • Haz cortes de adelgazamiento (¡sí, adivinaste!) para quitar ramitas y permitir que penetre más luz solar y que llegue a las ramas principales. Lleva a cabo un corte de adelgazamiento recortando las ramas lo más cerca al cuello del árbol que sea posible, teniendo cuidado de no dejar un nodo expuesto.
    • Haz cortes centrales para deshacerte de los brotes verticales más fuertes. El corte central se usa para adelgazar el centro del árbol, pero es un corte drástico que deberías hacer solo de vez en cuando.
  3. Selecciona cuáles ramas conservar y cuáles podar. Te aconsejamos conservar las ramas que crecen del tronco en un ángulo de 45 grados. Deberías podar todo lo que haya crecido en un ángulo superior o inferior a 45 grados.
  4. Haz el corte en un ángulo de 30 grados donde quieras que salgan nuevos brotes. El corte solo afecta unos cuantos centímetros del radio del árbol, no la salud de toda la planta.
  5. Siempre poda en un nodo o yema del árbol. Cuanto más yemas cortas, más fuerte el rebrote.

Mantenimiento de los árboles frutales

  1. Poda tus árboles frutales al principio de la primavera después que aparezcan las yemas. Para guiar un árbol, corta el tronco medio a unos 75 - 85 cm de alto. Las ramas permanentes crecerán entre 10 y 30 cm por debajo del corte de guía.
  2. Desarrolla una sola guía. Si hay muchas ramas verticales que están compitiendo por ser la guía, es decir la rama que hace de extensión del tronco principal, selecciona una sola guía y poda las otras a la altura del cuello del tronco.
  3. Recorta una rama vertical para estimular su crecimiento y el desarrollo general del árbol. Al recortar las ramas verticales, darás lugar a un mayor acceso de luz solar a la copa del árbol.
  4. Poda las ramas horizontales para revitalizarlas y quitar el exceso de fruta. Si eliges no podar las ramas horizontales, tendrán que soportar una mayor producción de fruta.
  5. Poda las ramas y retoños enfermos, descoloridos o rotos. Los retoños son pequeñas ramas que crecen de la base del árbol. Puedes quebrar fácilmente los retoños jóvenes en la base. Es mejor si cortas los retoños con tallos leñosos con tijeras de podar. Quita todas las ramas que parezcan enfermas o puedan estar infectadas con alguna enfermedad.
  6. Quita las ramas rivales que crecen hacia abajo. Las ramas caídas generalmente no producen demasiada fruta. Quita todas las ramas que crecen juntas o que compiten por el espacio.
  7. Trata de podar más la parte superior del árbol que los brotes más bajos. Esto permitirá que la luz solar llegue a todas las ramas, estimulándolas a producir más fruta. Las ramas horizontales también tienden a producir mucho más fruta que las ramas que crecen verticalmente.

Consejos

  • Poda tu árbol frutal cuando lo plantes si es que no lo podaron donde lo compraste.
  • Los árboles de durazno, nectarina y kiwi crecen rápidamente. Deberás quitar la mitad del crecimiento del año anterior. Los árboles de manzana, pera, cereza y ciruela son de crecimiento más lento y solo necesitan podarse a una quinta parte de su crecimiento. Los árboles de cítricos crecerán bien siempre que podes las ramas cercanas al piso.
  • Si vives en el Norte de California, poda los árboles de damasco en el verano.

Advertencias

  • Si usas técnicas de poda inadecuadas es posible que la planta se enferme y se infecte con parásitos. Los cortes que permiten que el agua penetre aumentan la posibilidad de que la planta se pudra o críe hongos.
  • Haz cortes limpios y no dejes fragmentos.
  • No podes los cerezos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página