Cómo hacer paella de marisco

La paella de mariscos en un platillo español clásico hecho a base de langosta y otros mariscos, arroz y verduras. En España hay muchas variaciones regionales de este platillo. Así pues, la paella de mariscos se puede preparar con caldo de pollo o de mariscos y su sabor se puede enfatizar con chorizo y pollo, si deseas. A continuación, te damos una simple, pero tradicional receta que se usa en toda España para hacer paella de mariscos. Este platillo rinde de 4 o 6 porciones.

Haz la base

  1. Calienta el aceite en una paellera. Las paelleras son sartenes anchas de metal que se pueden usar en la estufa o en la parrilla. Vierte el aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio en una hornilla o en una parrilla para exteriores.
  2. Saltea las cebollas y los pimientos. Añade primero las cebollas picadas y cocínalas hasta que queden translúcidas. Después añade los pimientos y saltéalos hasta que estén brillosos y ligeramente suaves.
  3. Añade el ajo. Primero baja el fuego para que el ajo no se queme y luego espolvoréalo sobre las cebollas y los pimientos. Deja que la mezcla se cocine 2 minutos más.
  4. Agrega los calamares. Saltea los trozos de calamares por uno de los lados durante tres minutos. Luego, voltéalos para saltearlos por el otro lado. Cocínalos lo suficiente como para que su sabor se impregne en la base, pero no tanto como para que se cocinen por completo.
    • Revuelve los calamares para evitar que se peguen en el fondo de la paellera.
    • Agrega un poco más de aceite en la paellera, si los calamares comienzan a pegarse antes de que termines de saltearlos.

Cocina el arroz

  1. Añade el arroz. Revuélvelo con la mezcla para que se cubra de aceite y calamares. Usa una cuchara de madera para incorporar el arroz a las cebollas, pimientos y calamares. Cocina el arroz hasta que tenga un olor tostado y aromático.
  2. Vierte el caldo y las especias. Agrega tres tazas de caldo, pimienta roja molida, sal y pimienta negra. Usa una cuchara de madera o una espátula para aflojar las cebollas y pimientos fritos y revuelve la mezcla. Sube el fuego para que la preparación hierva. Luego, baja el fuego para que la paella hierva a fuego bajo y se cocine.
    • No revuelvas el arroz ni los demás ingredientes hasta que viertas el caldo.
    • A medida que el arroz se cocine y absorba el caldo, añade lentamente más caldo (½ a la vez). Sigue agregando caldo hasta que el arroz esté completamente cocido.

Termina el platillo

  1. Agrega la langosta y los guisantes. Distribuye las piezas uniformemente en la paellera para que cada área tenga la misma cantidad de langosta y una porción generosa de guisantes.
  2. Distribuye las almejas alrededor de la paellera . Pon las almejas alrededor del borde. A algunos cocineros les gusta hacer diseños con las almejas para darle un lindo toque a la paella; sin embargo, también puedes distribuirlas uniformemente alrededor de la paellera.
  3. Cubre la paellera y retírala del fuego. La langosta y las almejas se cocinarán en la paellera caliente una vez que esté cubierta. Deja que los mariscos se cocinen al vapor durante 10 minutos, después quita la tapa y verifica que los mariscos están completamente cocidos.
    • La langostas deben quedar opacas y tiernas cuando terminen de cocinarse.
    • Las almejas se deben abrir. Si crees que el platillo esta cocido pero algunas almejas permaneces cerradas, deséchalas.
  4. Sirve la paella. Pon la paellera en el centro de la mesa para que los invitados se sirvan. Ofrece rebanadas de limón para acompañar el platillo.
  5. ¡Disfruta!

Ingredientes

  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 1 1/2 taza de cebolla blanca picada
  • 2 pimientos morrones rojos sin semillas y rebanados.
  • 2 cucharadas de ajo molido
  • 2 tazas de arroz de grano medio
  • 5 tazas de caldo de pollo o pescado
  • 1/4 cucharadita de pimienta roja molida
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 450 g (1 lb) langosta cocida
  • 450 g (1 lb) almejas
  • 220 g (1/2 lb) calamares picados en trozos
  • 1 paquete de 280 g (10 onzas) de guisantes congelados

Consejos

  • Usa una sartén grande, si no tienes una paellera.
  • Agrega más caldo o agua, si necesario durante el proceso de cocción.

Advertencias

  • La dificultad de este platillo es lograr que el arroz no se cocine de más ni de menos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página