Cómo comprar la piedra preciosa aguamarina

La aguamarina es una piedra preciosa muy popular y asequible. Es miembro de la familia de los berilos, y obtiene su tono azulado debido a la presencia de hierro dentro de su composición química. A diferencia de su prima, la esmeralda, este berilo tiene una resistencia alta a las inclusiones y es relativamente fácil de extraer, por lo que son bastante comunes y mucho más baratas. Si deseas comprar una aguamarina, debes saber cómo se identifica una piedra de alta calidad. Asimismo, debes ser inteligente al comprar, estableciendo un presupuesto y teniendo cuidado con los estafadores.

Pasos

  1. Busca en una joyería reconocida una aguamarina que sea perfecta o casi perfecta. Por naturaleza, la aguamarina es una de las piedras preciosas más limpias que se pueden encontrar. Las inclusiones grandes son raras y, a menudo, son una señal de maltrato. Una aguamarina que sea calidad no debe tener inclusiones que puedan verse a simple vista, y cualquier inclusión que sea visible a través de la ampliación debe encontrarse en el interior y ser leve.
  2. Considera la posibilidad de adquirir una aguamarina con inclusiones más notorias si la vas a utilizar para cuentas de un collar o piezas casuales. A pesar de que la aguamarina tiene una dureza de entre 7.5 a 8 en la escala de Mohs, se puede dañar si se utiliza con frecuencia o si golpea una superficie dura. Si crees que la joya se va a estropear, ahorra dinero al comprar una aguamarina con inclusiones interiores que se puedan ver a simple vista. Sin embargo, evita las inclusiones en la superficie ya que estas podrían ocasionar que la gema sea más propensa a astillarse o romperse a causa de un golpe.
  3. Toma en cuenta la tonalidad correcta. Por lo usual, las piedras ricas en color azul tienen más valor que las de tonalidades verdosas, pero en su mayoría, las tonalidades azules verdosas son más valiosas que las casi transparentes. Sin embargo, la elección de la tonalidad correcta es una cuestión de gusto personal.
  4. Elige una intensidad apropiada. Las piedras de un color celeste profundo son las más valiosas y, por lo general, son más codiciados los tonos oscuros que los claros. Estos son escasos, y también tienen un color más vívido que los tonos pálidos. Sin embargo, esta también es una cuestión de gusto personal.
  5. Determina el peso que deseas en quilates.
    • Las aguamarinas pequeñas lucen bien en piezas delicadas, pero las aguamarinas grandes pueden significar una declaración llamativa.
    • Dado que la aguamarina es bastante común, usualmente se puede encontrar piedras de muchos quilates (ct) a precios asequibles. Para la mayoría de las piedras preciosas, el precio por ct se eleva de forma considerable a medida que aumentan estos, pero el precio por quilate de una aguamarina de 30 ct solo es un tercio más alto que el precio por quilate de una aguamarina de 1 ct.
  6. Escoge el corte de mayor calidad. El corte de cualquier piedra preciosa determina su brillo, o la forma en que esta refleja la luz. Las aguamarinas con un buen corte reflejan bastante bien la luz. Sostén la piedra hacia la luz y gírala para examinar cómo esta cae en sus diversos ángulos.
  7. Selecciona una forma. Las aguamarinas son bastante fáciles de cortar y resisten las fracturas, por lo que los joyeros la pueden ofrecer en una variedad de formas. Las formas tradicionales incluyen la redonda, de pera, ovalada, cuadrada, y de esmeralda, pero también se encuentran disponibles muchas formas caprichosas y modernas. Elige una forma que atraiga tu sentido del gusto.
  8. Consulta sobre el tratamiento térmico. El tratamiento térmico es una práctica ampliamente aceptada que se utiliza para realzar el tono azul de una piedra. Las piedras de color marrón amarillento y las amarillo verdoso se calientan a una temperatura entre los 400 y 450 grados Celsius, o entre los 752 y 842 grados Fahrenheit. Este tratamiento es permanente y no daña a la piedra.

Compra con inteligencia

  1. Establece un presupuesto. Debes saber cuánto puedes gastar antes de enamorarte de una aguamarina que se encuentra fuera de tu rango de precios. Solo examina las piezas que sabes que puedes adquirir basándote en tu presupuesto.
  2. Conoce qué esperar del precio. A menudo, la claridad o el número de inclusiones, determinan la calidad de una piedra. Los precios varían dependiendo del color.
    • Las aguamarinas de calidad baja a media pueden tener costos que varían entre los $5 y $100 por quilate.
    • Pasados los 10 quilates, las aguamarinas de calidad media pueden tener un costo entre los $150 y $200 por quilate.
    • Las aguamarinas de alta calidad son mucho más caras. Una piedra de color azul claro, que no haya tenido un tratamiento térmico previo, puede costar alrededor de $90 por quilate, mientras que una de color azul verdoso claro puede costar entre $180 y $240 por quilate.
    • Las piedras sin tratamiento térmico más caras son las que tiene un tono entre celeste medio y fuerte, y pueden costar hasta $550 y $600 por quilate.
    • Las aguamarinas con tratamiento térmico, que cuentan con una fuerte tonalidad azul verdosa, pueden costar alrededor de $180 por quilate.
  3. Elige un metal que combine bien. Muchos compradores prefieren aplicaciones en oro y plata, debido a que estos metales de tonalidades frías combinan muy bien con los tonos azules. No obstante, a menudo, las aplicaciones en oro amarillo se ven bien con aguamarinas de un azul verdoso profundo.
  4. Ten cuidado con las imitaciones. El topacio azul tiene un valor mucho menor al de la aguamarina, pero ambos lucen de forma muy parecida.
    • Evita las piedras etiquetadas como "Aguamarina de Brasil" o "Aguamarina Nerchinsk," ya que ambas, en realidad, se refieren al topacio azul.
    • Evita también la "Aguamarina Siam," que en verdad es circón azul.
  5. Evita las piedras sintéticas. Dado que las aguamarinas naturales predominan y son fáciles de extraer, con frecuencia resultan menos costosas que las sintéticas.
  6. Trata solo con joyeros respetables. Las cadenas de tiendas grandes son buenos lugares para empezar, pero si deseas una opción más barata, busca en la selección ofrecida por los joyeros locales y los vendedores individuales. Cuando vayas a un lugar menos conocido, pregunta por la certificación oficial de una organización gemológica reconocida a nivel nacional, tal como el Instituto gemológico de América (Gemological Institute of America, GIA por sus siglas en inglés).
  7. Considera comprar aguamarinas sueltas a mayoristas. Con frecuencia, las piedras preciosas sueltas son más económicas, y puedes examinar la calidad de éstas con mayor detenimiento. Asimismo, las piedras sueltas te ofrecen mayores oportunidades a la hora de personalizarlas.
  8. Compra por ahí. Mira los precios y la selección en joyerías, tanto en forma virtual como presencial. Monitorea a cada joyero para saber sobre las ventas y liquidaciones.

Consejos

  • Igualmente, toma en consideración a la aguamarina cuando elijas un regalo para un 19no aniversario de bodas, ya que se le considera la piedra tradicional para esta ocasión.
  • Ten en cuenta comprar una aguamarina para alguien especial que cumpla años en marzo, dado que la aguamarina es la piedra de este mes.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página