Cómo hacer sombras de ojos en casa

Si tienes la piel sensible, quieres evitar los productos químicos o, simplemente, te apetece experimentar con distintos colores y texturas, fabricar tu propia sombra de ojos en casa puede ser un proceso muy divertido y satisfactorio. Hay varios métodos diferentes para hacer tu propia sombra de ojos, con ingredientes y resultados distintos. Aquí tienes las instrucciones para una serie de métodos distintos.

Utilizar polvos de mica

  1. Compra una selección de polvos de mica. El polvo cosmético de mica es un mineral en polvo muy refinado que se puede encontrar en Internet, en tiendas de cosméticos e, incluso, en algunos grandes almacenes.
    • EL polvo de mica se puede encontrar en una gran variedad de colores, con o sin brillo y en envases de distintas cantidades. Aunque puedes utilizar un solo color de polvo de mica para hacer la sombra de ojos, también puedes conseguir tonos más originales y sofisticados mezclando polvo de varios colores distintos.
    • Asegúrate de comprar solo polvo de mica que esté destinado al uso cosmético y que pueda aplicarse en el contorno de ojos sin riesgo alguno.
  2. Haz sombra de ojos en polvos sueltos. Para hacer sombra de ojos sencilla en polvos sueltos, solo tienes que mezclar una selección de polvos de mica hasta que consigas el tono que más te guste.
    • Por ejemplo, si quisieras conseguir un tono otoñal, podrías mezclar polvos de mica de color marrón claro, marrón oscuro, dorado, crema y naranja. Si quisieras conseguir un tono brillante y con efecto acuático, podrías mezclar polvos azules, verdes y plateados.
    • Para conseguir un color consistente, tendrás que medir las mismas cantidades de cada tono por separado. Para hacerlo, puedes utilizar una cucharilla para pigmentos de 15 cc, que suele acompañar a los polvos de mica, o incluso cualquier cucharilla pequeña de medida. No importa la cantidad que mezcles en total, siempre y cuando utilices la misma cantidad de cada color.
    • Echa los polvos en un tarro de bálsamo labial vacío (puedes lavar alguno que tengas por ahí o comprar uno vacío en Internet) y mézclalos bien hasta que se combinen uniformemente. Asegúrate de cerrar bien la tapa cuando termines para que no se salgan los polvos.
  3. Haz sombra de ojos en polvo compacto. Para hacer sombra de ojos en polvo compacto (como las que vienen en las paletas de maquillaje), tendrás que seguir el mismo proceso descrito para la sombra en polvos sueltos antes de continuar con unos cuantos pasos más:
    • Una vez que hayas mezclado los polvos de mica para crear el tono deseado, tendrás que añadir un aglutinante para polvos, que suele venderse en forma de espray o de líquido y podrás comprar a través de Internet.
    • Añade el aglutinante de polvo a la mezcla de mica gota a gota (o poco a poco con el dosificador en espray), y mézclalo bien hasta que adquiera consistencia de arena mojada.
    • Traslada el polvo mojado a un tarro de bálsamo labial vacío y, después, coloca un trozo de papel absorbente directamente sobre la sombra de ojos con una moneda encima (puedes usar cualquier moneda que encaje con el tamaño del recipiente).
    • Lentamente, presiona la moneda hacia abajo para compactar la sombra de ojos. Hazlo hasta que toda la superficie de la sombra se haya compactado. Deja la sombra sobre una encimera, cubierta con un trozo de papel absorbente, hasta que el polvo se haya secado por completo. Una vez que esté seco, la sombra de ojos compacta estará lista para su uso.
  4. Haz sombra de ojos en crema. Hacer sombra de ojos en crema con polvos de mica es un proceso algo más complicado que requiere bastantes ingredientes adicionales. Sin embargo, podrás conseguir un color más intenso a través de este método.
    • Para hacer la sombra de ojos en crema necesitarás: 8 pastillas de cera blanca de abeja, 1 cucharadita de manteca de Karité refinada, 24 gotas de aceite de jojoba refinado, 120 gotas de glicerina vegetal, 12 gotas de aceite de vitamina E y 2 1/4 cucharaditas de polvo de mica (de un solo color o de colores combinados).
    • Echa la manteca de Karité y la cera de abeja en un bol pequeño e introdúcelo en el microondas durante uno o dos minutos, hasta que se funda. Utilizando una pipeta de plástico de 3 ml para cada ingrediente por separado, añade las gotas de aceite de jojoba, de glicerina vegetal y de aceite de vitamina E al bol.
    • Echa el polvo de mica en el bol y mézclalo bien con los demás ingredientes hasta que consigas una consistencia uniforme. Traslada la mezcla cremosa a un tarro vacío de bálsamo labial, cierra bien la tapa y espera 24 horas antes de utilizar el producto.

Utilizar manteca de Karité y polvo de arrurruz

  1. Reúne los ingredientes. Para hacer sombra de ojos en crema de forma sencilla utilizando colorantes e ingredientes naturales necesitarás:
    • Polvo de arrurruz y manteca de Karité refinada (estos ingredientes formarán la base de la sombra de ojos).
    • Agentes colorantes naturales; dependiendo del color de sombra de ojos que quieras, podrás utilizar cacao en polvo, cúrcuma, remolacha seca en polvo, pimienta de Jamaica o nuez moscada.
  2. Mezcla los ingredientes. Dependiendo de la cantidad de sombra de ojos que quieras conseguir, echa de 1/4 a 1/2 cucharadita de polvo de arrurruz en un bol pequeño.
    • Añade el agente colorante que hayas elegido (la cantidad exacta dependerá de la intensidad que quieras darle al color) y mézclalo con el polvo de arrurruz hasta que consigas un color uniforme y consistente.
    • Añade la manteca de Karité al bol y utiliza la parte de atrás de una cuchara para mezclarla con el polvo hasta conseguir una consistencia cremosa y suave.
    • Traslada la sombra de ojos a un tarro de bálsamo labial vacío y cierra bien la tapa.
  3. Experimenta con distintas combinaciones de color. Aunque cada uno de los agentes colorantes descritos arriba creará una sombra distinta por sí mismo, también puedes experimentar combinando diferentes colores para crear una sombra con acabado más profundo.
    • Mezcla cacao en polvo y remolacha seca en polvo para hacer una bonita sombra de color rosa pálido.
    • Mezcla pimienta de Jamaica, cacao en polvo y remolacha seca en polvo para crear una sombra de color malva profundo.
    • Mezcla nuez moscada y cúrcuma para crear un cálido tono marrón-dorado.

Utilizar carbón vegetal

  1. Compra unas cuantas cápsulas de carbón vegetal. Las cápsulas de carbón activado se pueden comprar fácilmente a través de Internet o en farmacias (se suelen utilizar para tratar los gases y otros problemas de estómago, pero también te servirán para fabricar sombra de ojos de color negro ahumado sin productos químicos y totalmente segura).
  2. Abre las cápsulas. Utiliza los dedos para abrir con cuidado las cápsulas y verter el polvo negro en un tarro de bálsamo labial vacío.
    • Continúa hasta llenar el tarro por la mitad, o hasta que tengas la cantidad de sombra que quieras.
    • Cierra bien la tapa una vez que hayas terminado (el carbón en polvo mancha mucho si se sale).
  3. Añade algo de color. Aunque el carbón en polvo no se puede utilizar para crear tonos luminosos, puedes mezclarlo con polvos brillantes de mica para darle un efecto de purpurina a la sombra negra, o con espirulina (un tipo de alga) para darle reflejos verdosos.
  4. Utiliza este producto como sombra de ojos o como perfilador. Puedes utilizar el polvo de carbón activado como sombra de ojos si lo extiendes sobre el párpado con una brocha redondeada para aplicar sombras, o como perfilador negro si lo mezclas con un poco de agua para formar una pasta.

Consejos

  • Asegúrate siempre de que los productos que compres sean seguros para su uso cosmético.
  • Nunca pruebes a añadir colorantes alimenticios a la sombra. Esto podría causar irritación en el párpado y en el ojo.
  • Nunca añadas purpurina a la sombra de ojos. Si te entra en el ojo, podría arañártelo, o quedarse pegada, causando daños serios.
  • Evita utilizar sombra de ojos en la parte interior. Esto podría causar una irritación seria.
  • Nunca añadas ingredientes perecederos a la sombra de ojos.

Advertencias

  • Dado que estas sombras de ojos están hechas con ingredientes naturales, sin conservantes químicos para que duren más, tendrás que desecharlas y sustituirlas por otras nuevas cada tres meses.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página