Cómo lidiar con la perimenopausia

Tus niveles de progesterona caen mucho antes de que te empiecen los bochornos, llevando a periodos irregulares, insomnio, irritabilidad, ansiedad, depresión y cambios de humor, ¡bienvenida a la perimenopausia! Afortunadamente hay pasos que puedes seguir para controlar los síntomas.

Pasos

  1. Checa los síntomas. Podrías tener uno o más de estos:
    • Fatiga
    • Pérdida del apetito sexual
    • Irritabilidad
    • Ansiedad y/o depresión
    • Cambios de humor
    • Bochornos y sudoración nocturna
    • Insomnio
    • Aumento de peso
    • Antojo de carbohidratos y dulces
    • Pies y manos fríos
    • Algunas mujeres padecen de dolor de cabeza o migraña
  2. Usa una buena crema natural de progesterona en el cuerpo (Pro-Gest es una marca confiable de venta libre, o puedes conseguir cápsulas de Prometrium o algún compuesto de progesterona personalizado de prescripción).
  3. Sé buena con tu cuerpo. Esto incrementa los recursos que tu cuerpo puede utilizar para lidiar con el problema, así que, come bien, ejercítate regularmente, toma un buen multivitamínico diario (además de calcio y vitamina D) y minimiza el estrés cuando sea posible (el estrés se "come" la progesterona, y entre menos progesterona, más síntoma presentarás).
  4. Toma un suplemento herbal específicamente enfocado al alivio de los síntomas.

Consejos

  • La perimenopausia es como SPM con los esteroides, muchas de las cosas que reducen el SPM pueden ayudar también en la perimenopausia.
  • Si los suplementos con progesterona te parecen "antinaturales", recuerda que el último cambio importante de nuestros cuerpos ocurrió cuando teníamos una esperanza de vida de aproximadamente 40 años, ¿y por qué la madre naturaleza puso glándula con 100 años de vida (las fábricas de las hormonas) en cuerpos de 40 años de vida? Mientras que es "natural" para las hormonas disminuir en este momento, el trabajo que realizan estas hormonas no se detiene en la menopausia, así que puede que necesites suplementos hormonales si tus niveles bajan, esto para mantener las funciones de tu cuerpo a un nivel similar. Por cierto, la progesterona natural no es conocida por incrementar las posibilidades de padecer cáncer, y como un tipo de hormona que va en "detrimento del crecimiento", de hecho puede disminuir las posibilidades de padecer quistes, fibromas y posiblemente, cáncer. El hecho de que la FDA permita que sea vendida sin prescripción te da una idea de su seguridad, y así es cuando se usa de acuerdo a las instrucciones del fabricante.
  • Si las cremas de progesterona de venta libre parecen no ser suficiente para controlar los síntomas, contacta a un médico familiarizado con el uso de suplementos de hormonas naturales para la perimenopausia; si no puedes encontrar uno, llama a un farmacéutico especializado. Por ejemplo, las mujeres con migraña suelen necesitar dosis más altas de progesterona de las que están disponibles de venta libre.

Advertencias

  • Toda la información provista en este artículo es dada sólo con propósitos educacionales, referenciales e informativos.
  • La provera, depo-provera y las progestinas en las píldoras anticonceptivas NO son lo mismo que la progesterona natural; NO son químicamente idénticas a la progesterona de tu cuerpo (la progesterona natural sí lo es) y algunas veces pueden empeorar los síntomas en lugar de mejorarlos. Si quieres suplementos de progesterona, asegúrate de que SÍ sea progesterona.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página