Cómo coquetear con mensajes de texto (para chicas adolescentes)

Así que ya tienes el número telefónico del chico que te gusta, ¡perfecto! ¿Ahora cuál es el siguiente paso? Si no estás lista para llamarlo directamente, prepara el terrero con unos cuantos mensajes de texto coquetos. Coquetear con mensajes de texto te da el tiempo necesario para pensar tus respuestas y puede hacerte sentir más cómoda cuando tengas que coquetear en persona. Si logras que todo sea ligero, divertido e interesante, ¡tú y tu chico soñado estarán intercambiándose emojis con guiños antes de lo esperado!

Iniciar la conversación

  1. Toma turnos para iniciar la conversación. Procura lograr que haya un equilibrio entre tú y él: no debes ser siempre tú la que inicie la conversación, pero tampoco deberá hacerlo él. Si percibes que siempre tomas la iniciativa, contente y déjalo hacer el esfuerzo de contactarse contigo.
    • Si nunca te escribe primero, entonces te recomendamos destinar tu tiempo a otra persona. No es justo que seas tú la del primer paso y que él no quiera darlo nunca.
  2. Empieza con algo creativo. Claro que “Hola” y “¿Qué tal” son saludos aceptables, pero ¡se supone que debes coquetear! Procura enviarle algo que inicie inmediatamente una conversación o algo travieso, gracioso y coqueto para llamar su atención. Prueba empezar con frases como las siguientes:
    • “¡Esto me hizo pensar en ti!”. Envíale un link o una foto graciosa que conlleve a un interés o chiste que tú y tu chico soñado puedan compartir.
    • “Lo que publicaste en Facebook fue graciosísimo”.
    • “Anoche soñé algo rarísimo contigo”.
    • “Te apuesto $5 a que…” o “Te reto a…”.
  3. Tómate tu tiempo para responder. No tienes necesariamente que poner un cronómetro para asegurarte de esperar el periodo de tiempo justo para responderle un mensaje de texto, pero si quieres incrementar la emoción y la anticipación, puedes extender las cosas un poco. Espera unos minutos antes de responderle.
    • Recuerda que en algunos celulares se puede ver cuando la otra persona está escribiendo.
    • También debes asegurarte de no tener los “avisos de lectura hecha” habilitados en tu celular, que le mostrará a la otra persona cuándo viste exactamente su mensaje.
  4. Crea una oportunidad para escribirle haciendo algo memorable en persona. Si no le quieres escribir de la nada, habla con él sobre una película nueva o un próximo partido que sepas que le interesa. Luego envíale un mensaje de texto haciendo referencia a la charla anterior. Puede ser que has escuchado que es necesario esperar los créditos finales de la película para ver una escena secreta o que uno de los jugadores no participará en el partido esperado por una lesión.
    • Si le dices: “Te escribo esta noche”, ¡asegúrate de hacerlo! Si no le escribes cuando le dices que lo vas a hacer, el chico podría dejarte de escribir o sentirse herido.

Mantener viva la conversación

  1. Haz preguntas abiertas. Los “Ok” y los “jaja” pueden detener una conversación bien encaminada. La idea es que mantengas la conversación viva, así que haz preguntas que no necesiten un “sí” o “no” como respuesta. Pregúntale por un evento reciente, cómo le fue en un examen o qué hizo el fin de semana.
    • Pídele al susodicho recomendaciones de películas, música o libros. Por ejemplo: “Ya estoy cansada de toda mi música. ¿Qué escuchas?”.
    • Si practica un deporte, pregúntale sobre su partido más reciente.
    • Hablen de las cosas que tienen en común. Si tu chico tiene un pasatiempo que te da curiosidad, invítalo a que te enseñe más sobre él.
  2. Usa emojis y emoticones, si quieres. A algunos les molestan los emojis, mientras que otros llenan toda la conversación con ellos. El beneficio de usar una carita feliz es que puede dejar en claro el tono de tu mensaje de texto. A veces es difícil saber si alguien habla en serio o si está haciendo una broma con su mensaje de texto. Una carita feliz al final de una oración provocadora puede darle a entender que solo es una broma tuya.
    • Usa emojis si te gustan, pero no te pases de la raya. ¡Un guiño en el lugar correcto puede ser muy efectivo para coquetear!
    • Busca la variedad mezclando fotos graciosas o gifs animados. Si el chico que te gusta dice que tiene sueño, envíale un gif de un perrito lindo tratando de no quedarse dormido.
  3. Procura que tus mensajes sean sencillos y no demasiado largos. Los temas pesados son mejores para hablarlos en persona o al menos por teléfono. Si bien no tiene nada de malo hablar de cosas más profundas con el chico que te gusta, quizá podrías aprovechar la oportunidad para sugerirle continuar la conversación con una porción de pizza. Dile, por ejemplo: “Es demasiado para mí escribir todo… ¿Quieres que nos encontremos para tomar un helado y te pueda contar toda la historia?”.
    • Procura no enviarle mensajes demasiado largos ni responderle un solo mensaje con 5 o 6 mensajes de texto. Procura hallar el equilibrio para que ninguno de ustedes haga más esfuerzo que el otro en la conversación.
  4. Tómale el pelo para generar un ambiente divertido y juguetón. Las bromas suaves son una clásica táctica de coqueteo. Es importante que sepa que no hablas en serio, así que asegúrate de ponerle una carita feliz o un emoji haciendo un guiño para mostrarle que todo es en tono de broma.
    • Puedes burlarte del sucio sombrero de la suerte que siempre tiene puesto o del hecho de que nunca suelta su guitarra.
    • También: “Algunos amigos van a jugar bolos en la noche. No vengas si tienes miedo de perder. Contra mí”.
    • No dejes que las bromas se vuelvan pesadas, y tampoco dejes que el tono divertido de la conversación desvíe el romance. Ten en cuenta tu meta final: ¿Es salir o solo conversar con él? Si quieres salir con tu chico soñado en algún momento, empieza a desviar la conversación en esa dirección.
    • Cuando él te devuelva la broma, prueba decirle: “Ay, eso sí que dolió. Tienes que comprarme un helado para hacerme sentir mejor”.
  5. No le envíes fotos sexys. Quizá sea tentador y él te prometa entre ruegos mantener tu privacidad (que puede ser cierto), pero este es un riesgo que no debes tomar por el momento. Si tú y el receptor de las fotos son menores de edad, las fotos en desnudo son ilegales. Aunque tengas la seguridad de que no se las mostrará a nadie, es posible que un amigo o incluso sus padres encuentren las fotos.
    • ¿Qué pasaría si dejan de gustarse y sabes que esa foto sigue guardada en su celular? ¿Qué ocurriría si le roban el celular o si las fotos se publican en línea o se envían como archivo adjunto? ¿Realmente vale la pena pasar por tanta preocupación?
    • No te sientas obligada a enviar ninguna foto desnuda tuya solo porque un chico te la pide. Si realmente se preocupara por ti y fuera merecedor de tu tiempo, no te presionaría a hacer algo con lo cual no estás cómoda (o es un delito si eres menor de edad).

Hacer la conclusión

  1. Culmina la conversación con una nota positiva. No tienes necesariamente que esperar a que la conversación pierda vitalidad antes de despedirte. Si terminas la conversación mientras sigue animada, el chico que te gusta tendrá ganas de hablar contigo una próxima vez. Déjalo pensando en algo.
    • Si está dentro de tus posibilidades, no culmines la conversación abruptamente. En vez de poner “Me voy. Chau”, dile lo que vas a hacer, por ejemplo: “¡Tengo que volar! ¡Voy a ir a un concierto con Elizabeth”.
    • Dile que te gustaría continuar con la conversación después.
  2. No sigas enviándole mensajes de texto si deja de responderte. Quizá la conversación haya terminado naturalmente, o quizá le hayas enviado unos cuantos mensajes la semana pasada sin recibir nada a cambio. Sea cual sea la razón, él ha dejado de responderte. Lo último que debes hacer es enviarle cientos de mensajes preguntándole “¿Recibiste mi mensaje? ¿Hola?”.
    • Si su falta de comunicación realmente te molesta, pregúntale qué pasa cuando lo veas en persona.
    • Si lo invitas a hacer algo y no te responde, no te quedes esperando. Haz otros planes, sigue con tu vida y ¡hasta puedes publicar unas fotos en Facebook para que sepa de lo que se pierde!
  3. Coquetea con él en persona. Coquetear con mensajes de texto es excelente para superar el nerviosismo y para empezar a conocerlo mejor, pero no lo hagas para tratar de forjar una relación significativa. No seas muy juguetona y coqueta por mensaje de texto para no hacerle caso después en persona. Es confuso, además podrías creer que solo estás jugando con él.
    • Si el chico en cuestión es participativo vía mensajes de texto (te da respuestas de más de 1 palabra, inicia las conversaciones), probablemente esté interesado. Deshazte de tu nerviosismo, atrévete y ¡lleva el coqueteo al mundo físico!
    • Si no llegas a verlo en persona (porque vive en otra ciudad o país), prueba pasar a las conversaciones telefónicas. Así, podrán tratar temas más personales y empezarán a conocerse mejor.

Consejos

  • ¡No parezcas demasiado desesperada!
  • Solo relájate y diviértete, ¡recuerda seguir con la continuación del coqueteo cuando lo encuentres en persona otro día!
  • No hables siempre de ti, porque es probable que también quiera hablar de él. ¡Pero tampoco centres la conversación en él!
  • ¡Di algo gracioso!
  • ¡Sé siempre divertida!
  • ¡No coquetees con él si no lo conoces!
  • Cuando ya no haya nada más que hablar de un tema, prueba cambiar a otro.
  • Procura encontrar cosas que tengan en común o inventa un chiste interno.

Advertencias

  • No utilices las mismas frases una y otra vez.
  • No seas pegajosa.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página