Cómo doblar una sábana ajustable

Doblar sábanas ajustables en lugar de enrollarlas de cualquier manera es una forma práctica de mantener la ropa de cama organizada y de aprovechar al máximo el espacio disponible. Ya seas un maniático del orden o simplemente una persona a la que le gusta ahorrar en espacio, puede resultarte muy útil aprender a doblar una sábana ajustable de forma eficaz. Se trata de un proceso sencillo, y una vez que le pilles el truco podrás hacerlo con los ojos cerrados.

Pasos

  1. Sostén la sábana a lo largo con las manos. Mete los dedos por la costura de la esquina, sosteniendo los extremos más alejados de la sábana. Esto quiere decir que debes tener una mano en una de las esquinas que queden a la altura de los pies y la otra en una de las esquinas que queden a la altura de la cabeza, al mismo lado. Asegúrate de que la sábana esté totalmente del revés (incluso las esquinas que no estés sosteniendo), con la cara de la etiqueta mirando hacia fuera, no hacia ti.
  2. Dobla una esquina sobre la otra. Une las yemas de los dedos y dale la vuelta a una de las esquinas para ponerla sobre la otra, para que quede con el lado correcto mirando hacia fuera. Ahora tendrás ambas esquinas en una sola mano.
  3. Coge la siguiente esquina. Ahora tendrás una pequeña vuelta del borde en un lado del brazo y una parte larga en el otro. Pon los dedos en el dobladillo que quede tocando el brazo (el que debería quedar por debajo del otro), y síguelo a lo largo de la costura, hasta que llegues a la siguiente esquina de la sábana.
  4. Dobla esta esquina. Coge esta sección de la sábana y métela bajo las dos primeras esquinas, de forma que la parte exterior de la tela toque con la parte interior de la zona de la sábana que estés sosteniendo.
  5. Coge la última esquina. Todas las esquinas, en este punto, deberían estar dobladas y juntas, excepto una.
  6. Dobla esta esquina. Esta esquina también se colocará bajo las tres otras que tienes en la mano, así que la parte interior de la tela debe quedar tocando la parte interior de las esquinas que estás sosteniendo.
  7. Sacude la sábana. Ahora tendrás un borde largo de la tela ajustable a un lado del brazo, y un borde corto al otro. Cogiendo el lado corto del pliegue o de la esquina con la mano libre, agita firmemente la sábana para que se alise. La idea es formar un cuadrado o un rectángulo con la sábana, en el cual la L de la tela ajustable dibujará dos lados.
  8. Alisa la sábana. Extiende la sábana en una superficie plana y alísala formando un cuadrado. Puede que tengas que plegar la esquina ajustable para aplanarla. Alisa todas las arrugas que puedas.
  9. Manteniendo las esquinas juntas, dobla la sábana de forma que quede alineada con el borde formado por las secciones ajustables. Probablemente, quede doblada por tercios, pero también puede doblarse en cuartos, dependiendo del tamaño de la sábana.
  10. Dobla la sábana en tercios o cuartos. La manera de doblarla depende de tu preferencia, el grosor de la tela y el tamaño de la sábana.
  11. Alisa la sábana ya doblada. Aplana y marca los pliegues para alisar el tejido. Haciendo esto, evitarás que se formen arrugas.
  12. Listo. Ya has terminado. Es aconsejable mantener todas las partes de la sábana juntas doblando también la sábana de arriba y la funda de la almohada para después atar todo el juego con un lazo o un cordel. De esta forma, mantendrás tu armario de ropa de cama ordenado y ahorrarás espacio. Además, a tus invitados les encantará.

Consejos

  • Para ahorrar espacio puedes guardar cada juego de sábanas dentro de su funda de almohada correspondiente. Mantendrás el armario más ordenado y encontrarás fácilmente cada juego completo.
  • Si puedes comprar dos o tres juegos de sábanas iguales a la vez, todas sus partes (sábanas, bajeras y fundas de almohadas), del mismo tamaño, serán intercambiables. Es difícil encontrar el mismo estampado en distintos días, así que tenlo en cuenta e intenta comprar todos a la vez.
  • Ordena tu armario de ropa de cama por colores; por ejemplo, elige el azul para las sábanas de cuna, el amarillo para las sábanas del mismo tamaño para camas iguales o literas, y el beige para la ropa de cama de matrimonio.

Cosas que necesitarás

  • Sábana bajera ajustable
  • Espacio para doblar la sábana
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página