Cómo invertir en fondos mutuos

A pesar del tamaño u objetivos de tu cartera de inversiones, añadir participaciones en fondos mutuos puede ayudar a diversificar tus inversiones mientras mantienes una estructura de bajo costo y un objetivo centrado de inversión. Los inversionistas de todos los perfiles y niveles pueden beneficiarse aprendiendo cómo invertir en fondos mutuos.

Pasos

  1. Escoge la institución financiera que mejor te parezca para comprar fondos mutuos de forma cuidadosa investigando y pidiendo referencias a amigos o familiares que inviertan regularmente su dinero en el mercado bursátil.
    • Las empresas de inversión en línea generalmente cuentan con estructuras tarifarias competitivas y una variedad de opciones de fondos para inversionistas dispuestos a tomar un enfoque tipo “hazlo tú mismo” para invertir en fondos mutuos. Este enfoque te demandará realizar una investigación por cuenta propia y supervisar cuidadosamente el rendimiento y distribución de tus participaciones en fondos mutuos. Muchas empresas de inversión en línea cuentan con herramientas útiles y secciones de asesoramiento para inversores principiantes.
    • Si tienes una cartera más considerable, posiblemente debas contar con el asesoramiento de un profesional. Los pagos a los asesores financieros por honorarios son generalmente por hora, contrato o un porcentaje de las acciones que maneja. Escoger esta opción aliviará la carga de manejar y supervisar por ti mismo cada uno de tus fondos mutuos en tus diferentes cuentas.
    • Algunas veces los bancos y cooperativas de crédito también ofrecen posibilidades de compra de fondos mutuos. Sin embargo, a menudo suelen cobrar comisiones más altas que los asesores financieros por contrato y proveen una sección más limitada para la adquisición de fondos mutuos. Algunos bancos solo permiten a los clientes comprar fondos de su propia rama de inversiones.
  2. Determina la tolerancia de riesgo con la que te sientas cómodo y dispuesto en relación a tus inversiones.
    • Los fondos mutuos varían en nivel de riesgo desde muy conservador hasta altamente riesgoso. Por tal motivo debes desarrollar una cartera diversificada de fondos mutuos que cumpla con tus niveles preferidos de riesgo. Visita páginas web financieras donde puedas encontrar la evaluación de riesgos para cada fondo mutuo generalmente en una escala del 1 al 5.
    • Incluso si eres un inversor conservador, es posible que desees agregar al menos una pequeña porción riesgosa de fondos mutuos para asegurar que tu cartera general sea capaz de experimentar crecimiento además de preservar el capital. Sin embargo, abstente de poner todos tus fondos en una inversión altamente riesgosa. Reserva una porción pequeña (2 a 5 por ciento) en efectivo para tomar ventaja de las oportunidades que surjan.
  3. Diversifica tus inversiones en fondos mutuos dado que esto es esencial para un buen desempeño.
    • Mientras parezca que un par de fondos mutuos de calidad serán suficientes para formar una cartera, un conjunto suficientemente diversificado de inversiones te darán la mejor mezcla de crecimiento y estabilidad. La mayor parte de asesores financieros recomiendan tener al menos 10% de tu cartera en cualquier activo o fondo mutuo en particular.
    • Tu cartera de fondos mutuos tendrá las mejores probabilidades estadísticas de éxito a largo plazo si diversificas tus fondos a través de muchos tipos de activos que no guarden relación. Estos incluyen los fondos de acciones nacionales (Estados Unidos), fondos de acciones internacionales, fondos de bonos e incluso especialmente en sectores de fondo como utilidades o bienes raíces. Distribuir tu dinero a través de diferentes clases de activos beneficiará a tu cartera dado que así evitarás el impacto del movimiento de una industria en particular.
  4. No trates de predecir el mercado bursátil. Incluso los mejores expertos no pueden predecir con seguridad el futuro del mercado. Si las estadísticas de este mercado suben o bajan en corto tiempo no te afectará monetariamente ya que tu inversión es a largo plazo.

Consejos

  • Invierte a largo plazo (más de cinco años). No te decepcionarás.
  • Algunos fondos mutuos también cuentan con una comisión de reembolso a corto plazo y, generalmente, cobran 1% o 2% de comisión por la participación de los fondos mutuos por menos de 60 días.
  • Nunca decidas el fondo mutuo que desees comprar en base a su rendimiento por menos de un año o dos. Esos números pueden engañarte y no deben usarse al momento de hacer una inversión a largo plazo.
  • Los fondos mutuos se ofrecen en una variedad de acciones, en general estas incluyen clases A, B, C e I. Cada una de estas clases posee una estructura de comisión distinta tales como cargos por ventas iniciales, cargos diferidos y cargos de venta 12-b-1. La línea de tiempo de tu inversión te ayudará a decidir los tipos de acciones más apropiados.

Advertencias

  • Presta atención a las comisiones de fondos mutuos. Estas tienen tres categorías de costos principales: cargas (las comisiones empiezan cuando compras o vendes un fondo mutuo), ratio anual de gasto (las tarifas aplicadas como porcentaje de tu inversión total), volumen de negocios (margen de venta, comisión de corredor y ganancias de capital incurridas por los gerentes de fondos mutuos al pasar su cartera junto con los inversores de fondos mutuos). El volumen de negocios es un costo oculto, en general se estima que es 1,24% de los activos por cada 100% de volumen.Por ejemplo, si inviertes $100,000 en fondos mutuos que cobran el 5% de una inversión directa, el 1% por ciento de ratio de gasto y tiene 100% de volumen de negocio anual. Asimismo, pagarías $5000 por la inversión directa en la que invertirías solo $95,000 en el fondo y cada año el ratio de gasto y el volumen de negocios te costaría $2,128, los cuales no percibes porque son comisiones automáticamente deducidas de tu valor liquidativo de tus fondos mutuos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página