Cómo mandar un mensaje de texto coqueto

La parte difícil ya ha terminado, ya tienes su número telefónico. Sientes cómo tu adrenalina fluye, tu visión se nubla y escapas antes de tener una conversación real. Llegas a casa, preparas una jarra fresca de café, enciendes la chimenea y tomas un libro de poesía de tu biblioteca de buen gusto. Pero, ¡espera!... ¿Le enviarás un mensaje primero? ¿Deberías esperar? ¿Declararás tu amor total y eterno de inmediato? ¿O tan solo deberías mencionarle lo bien que lucía en esos jeans pegados? Sin importar lo que hagas, hay algunos aspectos que debes recordar cuando envíes un mensaje de texto coqueto.

Transmitir un interés auténtico por la otra persona

  1. Escribe el mensaje de manera sincera. Tu interés auténtico por la otra persona será el mensaje más atractivo y significativo que podrías enviar. No juegues tratando de ser ambiguo a propósito. Lee todos tus mensajes antes de enviarlos. Si recibieras este mensaje, ¿te haría sentir feliz?
    • Si la persona sabe que estás interesado y también responde a tu interés con el suyo, no tendrás que decir mucho para hacerla sonreír. Escríbele algo como “Estoy pensando en ti”.
    • Si deseas ser más directo, escríbele algo como “Desearía que estuvieras aquí”. Esto es más directo, ya que indica de forma explícita tu deseo de gozar de la compañía de alguien. Asimismo, esto agrega un elemento de intriga si el destinatario no sabe qué estás haciendo, por lo que harás que su imaginación vuele.
    • Ten en cuenta que ambos forman parte de esta situación. Esto incluye a la persona a la que le escribas el mensaje. Tan solo relájate y sé tú mismo. Sé sencillo, sincero y auténtico.
  2. Emplea mucho el humor. Siempre es mejor buscar una sonrisa, y es incluso mejor si puedes hacer que la persona que te gusta se ría. Sé casual, no pienses demasiado. Ten en cuenta que se trata de mensajes de texto.
    • Di cosas tontas. Cita algo melodramático que sea ridículo o di una frase para conquistar cursi y ridícula.
    • No hay nada mejor que aplicar un toque de Shakespeare o Thoreau. Roba líneas de poetas y dales el crédito para agregar un dramatismo adicional.
    • Hay algunas frases para conquistar conocidas por ser malas, las cuales casi nunca funcionan, pero ese es el punto, lo que quiere decir que funcionan de alguna forma. Si tratas con humor el afecto que sientes por alguien, esta puede ser una manera grandiosa de transmitir tu interés de forma casual. Existen algunos clásicos; sin embargo, es probable que ya tengas en mente lo que dirás.
  3. Usa tus palabras. No abrevies todo. Esto puede ser engañoso y confuso, e incluso podría lucir un poco infantil. Puedes escribir algo como “jajaja (o lol)”, ya que prácticamente forma parte del lenguaje usado; sin embargo, no debes enviar acrónimos ni abreviaturas que el destinatario podría no conocer. Si esta persona te interesa, lo mínimo que puedes hacer es escribir palabras completas. Del mismo modo, ten en cuenta que los emoticones no deben sustituir a las palabras por completo.
    • Limita el uso de emoticones. Definitivamente, es fácil usar los emoticones en exceso. En este aspecto, la preferencia personal es un argumento válido; sin embargo, debes mencionar de vez en cuando que te interesaría tener una conversación auténtica si ella también lo desea.
    • Las bromas son el único punto en el que es adecuado usar los emoticones en exceso. En particular, puedes narrar una historia usando emoticones. Si pueden elaborar juntos una sólida narración humorística ideal usando solo imágenes pequeñas en 2D, definitivamente no duden en usar emoticones.
    • En la actualidad, incluso los emoticones se están volviendo atrevidos. Evita las insinuaciones con emoticones hasta que tengas una relación adecuada con alguien que podría apreciar el deseo que expreses con una carita sonriente.

Mantener el respeto al expresar afecto

  1. Toma fotos de las actividades únicas y divertidas que hagas. En ocasiones, puedes enviarle fotos tuyas, en particular si estás en lugares impresionantes o haciendo cosas interesantes; o puedes enviárselas si han acordado previamente que intercambiarán fotos entre sí. También puedes tomar fotos de las cosas o los momentos al azar que te recuerden a la persona que te gusta. Envíaselas con una nota rápida para brindarle un contexto. Nuevamente, no lo pienses demasiado, tan solo hazle notar a la persona que te gusta que piensas en ella.
    • Por ejemplo, si vas a salir de excursión y te topas con el ocaso, envía tu foto favorita junto con algo como, “¡Oye! Mira, otra batalla épica entre el poderoso sol y el inquebrantable horizonte. ¿Por quién apuestas?”.
  2. Limita la cantidad de autorretratos. Enviar fotos por mensaje de texto puede ser totalmente genial, pero deben transmitir algo interesante o elaborado. No transmitas en exceso todos tus intereses amorosos con una cantidad interminable de fotos tuyas no solicitadas tan pronto como consigas su número telefónico. No lo hagas por nada del mundo.
    • Si te gusta tomarte autorretratos, esto es grandioso, pero antes de enviarlos, cerciórate de que el destinatario de estas fotos en verdad las desee. Si no es así, es probable que tan solo des la impresión de que te gusta tomarte fotos.
    • Una manera de determinar si alguien podría estar interesado en recibir autorretratos consiste en revisar sus redes sociales. Si es una gran fanática de los autorretratos, podrás determinarlo con mucha rapidez, y podrás tener la seguridad de que considerará a los autorretratos como una forma válida de presentarse. Incluso podría estar interesada en ver los autorretratos de otras personas. Aun así, debes cerciorarte de ello.
  3. Ten cuidado con tu boca. Nos sentimos geniales por haber interactuado con alguien mediante una pantalla, y a veces esto nos brinda un valor momentáneo que nos impulsa a enviarle un mensaje de texto, cuando en realidad hemos tenido dificultades para animarnos a hablarle. Esto es grandioso, ya que puede entablar un ambiente romántico. No obstante, la comunicación por mensajes de texto no te brinda la libertad de decir lo que sea que desees.
    • Si se trata de algo que no dirías en persona en la vida real, no lo digas por mensaje de texto.
    • Quizás sea más sencillo invitar a la persona que te gusta a una cita mediante mensaje de texto, en lugar de hacerlo en persona, y no hay nada de malo con ello. Si escoges esta opción, abórdala con respeto. Ten en cuenta que la persona podría preferir tener este tipo de conversación en persona, en particular si se trata de alguien que ves con frecuencia o que ya conoces.
  4. No seas una persona desagradable. No corras el riesgo de brindar comentarios que podrían malentenderse. Podrías querer bromear, pero si envías mensajes de texto con bromas de mal gusto (como “tu dormitorio luce bien desde tu patio trasero”), es probable que, además de una respuesta, también obtengas una orden de alejamiento. Podrías preguntarte si la persona que te gusta está interesada de pasar directamente de los mensajes de texto a la alcoba; no obstante, existen maneras de medir el interés que alguien siente por ti, las cuales son mejores que hacer comentarios.
    • Evita los intentos de seducir. Si la persona a la que le envías mensajes de texto siente algún interés por ti, tendrás muchas oportunidades para decirle lo bella que luce o lo mucho que te gustaría morderle la oreja. Incluso si solo buscas una relación casual que sea mayormente física, antes de soltar tu artillería, tendrás que determinar si existe la mínima posibilidad de que ocurra.
    • Hacer comentarios sexuales o insinuaciones de cualquier tipo de forma inmediata será inapropiado, tanto en lo relativo al comportamiento maduro como a la eficacia en la seducción.
    • No envíes mensajes de texto tan solo para tener relaciones sexuales. Puedes enviarle mensajes de texto a una persona a altas horas de la noche si tienen una relación estable. No obstante, si solo sueles enviarle mensajes a alguien a altas horas de la noche, podría pensar que solo te interesa una cosa.
  5. No pierdas de vista la realidad. Definitivamente, puede ser divertido mirar tu teléfono e imaginar lo que la persona que te gusta está haciendo, pero sabiendo que es probable que está volviendo a leer tus mensajes y que te responderá en cualquier momento. Asimismo, es sumamente emocionante sentir el zumbido en tu bolsillo y asumir de inmediato que se trata de una respuesta ingeniosa a tu mensaje ocurrente, y no solo una actualización del clima.
    • Si te molestas porque alguien no te ha respondido, tendrás que sentarte y reflexionar un poco con seriedad. No sigas enviando mensajes de texto cada vez más furiosos. Ten en cuenta que nadie tiene la obligación de responder ningún mensaje de texto.
    • Del mismo modo, no te desanimes si no obtienes una respuesta rápida. Es probable que la persona que te guste esté ocupada, o tan solo podría no tener ganas de usar su celular por un rato. Respeta a las personas lo suficiente como para tener en cuenta que tienen una vida además de su computadora de bolsillo.

Proseguir luego de un coqueteo exitoso

  1. Di buenas noches. “¡Que duermas bien!” podría funcionar, pero será de mucha utilidad que emplees un poco de ingenio. Enviar un mensaje de texto en la noche es algo íntimo, ya que podrías ser el último con el que la persona que te guste interactúe antes de irse a dormir. “Dulces sueños” también es una opción segura; no obstante, si te sientes más atrevido, puedes escribir algo como “Intento dormir, pero no puedo dejar de pensar en ti”.
  2. Actúa si hay interés mutuo. Este es el paso más sencillo de este artículo. Sal con la persona a la cual te emociona tanto escribirle mensajes de texto. Si ya has avanzado tanto, ¿por qué no seguir hasta el final? Luego de algunos cumplidos y ocurrencias, pregúntale a la persona que te gusta si le gustaría que se reunieran. Al menos tendrás más sobre lo cual escribirle luego de interactuar con ella en el mundo real.
    • Tienes opciones. Existe el método comprobado de preguntar “¿Qué harás esta noche (la noche de mañana o este fin de semana)?”. La espontaneidad implícita de escoger reunirse por puro antojo puede hacer que el encuentro luzca más casual, lo que le brindará a esta persona la oportunidad de responder de forma casual.
    • Por otra parte, si preguntas algo como “¿Quieres ir a tomar un café?”, esto añadirá la intriga de lo inesperado y puede hacer que la persona piense en ti por el resto del día, incluso si no puede reunirse contigo.
    • Sé explícito. Si invitas a alguien a salir, indícale qué planeas hacer. Al menos menciona un lugar, un día o una actividad. No tienes que planear toda una cita en un mensaje de texto, pero al menos debes brindar una idea junto con la invitación.
    • Antes de tener una cita, exprésale a esta persona lo emocionado que te sientes. Sé explícito. Di algo como “Espero con ansias esta noche”.
  3. Reafirma tu admiración luego de tener una cita agradable. ¿La cita ha ido bien? ¡Sabíamos que podrías hacerlo! ¿De qué han conversado? ¿La persona que te gusta ha dicho algo muy interesante? ¿O ha inclinado la cabeza de una forma que te ha hecho sentir algo especial? Si es así, menciónalo.
    • Di algo como “Lucías grandiosa esta noche”, pero también menciona aspectos más importantes de tu afecto al decir algo como “Me ha gustado mucho la forma en la que has descrito ________”.
  4. Prosigue luego de los encuentros sexuales. Han pasado una noche juntos y las cosas salieron tal como lo esperabas, y ahora esperas más. No tienes que enviar mensajes de texto de inmediato sobre poses sexuales o genitales. Emplea más reafirmaciones de tu felicidad y la atracción.
    • Aquí te brindamos algunos ejemplos: “La noche pasada fue increíble”, “He estado pensando en ti todo el día” o “En verdad me excitó que hicieras ______”.
    • Será incluso mejor que digas algo como “No puedo esperar para volver a verte” o “Tengo la sensación de que nuestra próxima cita será incluso mejor”.
    • Describe las sensaciones que tengas. Ahora sabes que le gustas a esta persona, y ella también te gusta, por lo tanto, será el momento de escribirle mensajes de texto sobre ello. Envíale una serie de mensajes describiendo en cada uno una sensación diferente que tengas o que te haya hecho sentir. Sé ingenioso y haz referencias a los momentos que hayan pasado juntos y las experiencias específicas que hayan compartido.

Consejos

  • No tardes demasiado en responder. No obstante, no te preocupes si la persona no te responde luego de un tiempo considerable.
  • Revisa la lista de destinatarios antes de escoger la opción de enviar. Mientras más coqueto sea el mensaje de texto, mayor cuidado deberás tener para escoger al destinatario correcto.

Cosas que necesitarás

  • celular
  • encanto
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página