Cómo reaccionar si pierdes tu billetera

Perder tu billetera puede ser frustrante, vergonzoso y, si cae en las manos equivocadas, puede ser una amenaza para tus finanzas y reputación. Si no puedes ubicarla rápidamente, usa estrategias de búsqueda acertadas y actúa de inmediato para proteger tu identidad y crédito y, de esta manera, poder ahorrarte bastantes fastidios a lo largo del camino. Consulta este artículo para que te ayude a recuperar el control de lo que has perdido.

Busca tu billetera

  1. Relájate, concéntrate y piensa. ¿Alguna vez te has molestado porque no podías encontrar el control remoto o las hojuelas de maíz y después te molestaste aún más porque nadie en tu casa colocaba las cosas en su lugar y finalmente te calmaste cuando te diste cuenta que el control remoto o las hojuelas de maíz en realidad estaban exactamente en su lugar y simplemente no los viste?
    • Cuando entras en pánico por perder algo, especialmente algo importante como una billetera, pierdes concentración y es posible que no notes las pistas evidentes ni los artículos que están frente a ti.
    • Respira hondo varias veces y trata de despejar tu mente. No pienses en todos los problemas que vas a afrontar si no encuentras tu billetera. Solo concéntrate en la billetera, dónde debe estar y dónde podría estar. Después, empieza a buscarla de verdad.
  2. Revisa de nuevo en los lugares en los que normalmente estaría. Es probable que la primera vez que la buscaste hayas estado afectado por el pánico y, por lo tanto, tu búsqueda haya sido inútil. Ahora que estás tranquilo, identifica los lugares en los que es más obvio que esté tu billetera (los bolsillos de tus pantalones que están colgados en la silla, tu mesa de noche, tu escritorio en el trabajo) y busca adecuadamente.
    • También busca cerca de otros lugares obvios; por ejemplo, el suelo alrededor de tu mesa de noche, los cajones de tu escritorio, otros bolsillos de tus pantalones, etc.
  3. Vuelve sobre tus pasos. Piensa en el último lugar en el que recuerdas que tenías tu billetera (pagando el café en el centro de la ciudad, tomándolo de tu mesa de noche, etc.) y empieza por el final hasta llegar a ese punto.
    • Busca en todas las prendas que usaste en ese periodo de tiempo y revisa todos los bolsillos cuidadosamente. Asegúrate de también revisar en tus abrigos y bolsos.
    • Volver sobre tus pasos podría ayudarte a refrescar la memoria, así que no dejes ningún rincón sin revisar, aunque sea poco probable que hayas perdido tu billetera en determinado lugar.
    • Considera si alguien podría haber tomado tu billetera (sin malas intenciones): ¿un niño curioso?, ¿un amigo al tratar de ayudarte? Comunícate con cualquier persona que podría haberse cruzado con tu billetera de manera involuntaria.
  4. Llama a los lugares en los que estuviste recientemente. ¿Fuiste a un restaurante, teatro, oficina o incluso la casa de un amigo? Llama y pregunta si alguien ha visto tu billetera.
    • Es posible que tengas que describir tu billetera. Saber el nombre de tu documento de identificación y tarjetas de crédito probablemente sea suficiente para demostrar que es tuya, pero poder describir una foto familiar o una tarjeta perforada de helados también podría servirte de ayuda.
    • No des por sentado que una empresa te llamará si encuentra tu billetera. Es posible que la coloquen en la oficina de artículos perdidos o que tengan una política de no llamar por razones privadas (es posible que no quieran revelar dónde estuviste sin tu permiso al llamar a tu casa).
  5. Busca con cuidado en los lugares en los que normalmente podría estar. Expande tu radio de búsqueda más allá de los lugares en los que podría estar tu billetera con más probabilidad: todo tu dormitorio, todo el segundo piso, toda la casa.
    • Escoge los lugares de bastante tránsito en tu casa y trabajo, en donde normalmente no colocarías tu billetera pero podrías haberlo hecho: la cocina, el baño, etc.
    • Busca en un lugar metódicamente al hacer una búsqueda por cuadrículas (dividiendo el espacio en segmentos pequeños y buscando en cada uno de ellos) o una búsqueda en espiral (buscando alrededor del perímetro y después yendo hacia el centro).
    • Para más ideas de búsqueda, lee el artículo "Cómo encontrar objetos perdidos".
  6. Debes dar por sentado que tu billetera ha sido robada si no la encuentras más o menos en un día. No hagas ninguna llamada antes de hacer un buen esfuerzo en buscar tu billetera, porque sería muy frustrante pasar por todo el proceso de cancelar tarjetas, etc., solo para encontrarla en el bolsillo de tus jeans. Con esto en cuenta, más vale prevenir que lamentar, si no puedes ubicar tu billetera rápidamente.
    • Tu responsabilidad de compras hecha con una tarjeta de débito robada empieza 48 horas después (por 50 dólares) y es posible que otras tarjetas perdidas también tengan una fecha límite para los reportes. Y aunque no seas responsable de las compras con las tarjetas de crédito, es mucho más fácil detener los cargos fraudulentos antes de que se realicen que lidiar con ellos después de que ya están hechos.
    • Empieza a enviar las notificaciones indicadas en la parte relevante de este artículo.

Protege tu identidad y finanzas

  1. Llama a tu banco y reporta tu tarjeta de débito como perdida. Como las leyes que rigen las tarjetas de débito y de crédito son diferentes, primero debes hacer esta llamada en las primeras 48 horas después de perder tu billetera para protegerte de cualquier cargo fraudulento.
    • Si alertas a tu institución financiera dentro de 48 horas, tu responsabilidad máxima será de 50 dólares; dentro de 60 días, será 500 dólares; después de eso, tu responsabilidad será ilimitada si alguien ha estado usando tu tarjeta.
    • Como tu tarjeta de débito está relacionada a tus cuentas corrientes, y es posible que esas cuentas estén relacionadas a otras cuentas, debes esperar recibir no solo una nueva tarjeta de crédito, sino también nuevos números de cuentas. También necesitarás nuevos cheques.
    • Recuerda cualquier pago automático que tengas con tu tarjeta de débito o cuenta corriente (factura telefónica, seguro de vida, etc.). Tendrás que actualizar la información de pago de todo esto cuando tu número de cuenta cambie.
    • Sí, es una molestia, pero es mejor a que te vacíen las cuentas bancarias y después tener que pasar por dificultades para recuperar tus fondos.
  2. Reporta tus tarjetas de crédito como perdidas. En realidad no es necesario que las canceles, para lo cual tendrías que solicitar tarjetas de nuevo. Al reportarlas como perdidas o robadas, recibirás nuevas tarjetas con nuevos números, pero podrás mantener tu estado de cuenta actual.
    • Tu responsabilidad máxima por los cargos fraudulentos de tarjeta de crédito es de 50 dólares, pero será de 0 dólares si te comunicas con la empresa antes de que la tarjeta se use de manera fraudulenta. Sin embargo, es más fácil prevenir que se realice una compra fraudulenta antes de que suceda que hacerlo después.
    • Programa los números de atención al cliente de las empresas de tarjeta de crédito (así como de los bancos) en tu teléfono, para que te puedas comunicar con ellos rápidamente.
    • Tampoco te olvides de las tarjetas de crédito emitidas por las tiendas.
  3. Presenta una denuncia policial por una billetera perdida o robada. Lo más probable es que encontrar tu billetera no sea su prioridad, pero a pesar de todo presentar una denuncia policial es una manera importante de protegerte.
    • Presentar una denuncia crea un registro documental oficial de la pérdida y tus esfuerzos por recuperar tu billetera. Esto puede ser muy valioso para cualquier reclamación al seguro, resolución de responsabilidad de fraude, problemas de robo de identidad u otros problemas que podrían surgir.
    • Brinda una relación que sea lo más exacta y detallada posible, con periodos de tiempo y lugares específicos. Ten una copia del reporte de tu informe.
  4. Llama a las principales agencias de crédito para proteger tu solvencia crediticia. Comunicarte con una de las tres agencias principales debe ser suficiente, ya que deben compartir esta información, pero no pierdes nada en comunicarte directamente con las tres.
    • Se colocará una alerta de fraude en tus cuentas, lo cual quiere decir que si alguien intenta ampliar más tu crédito, se le exigirá una verificación de identidad.
    • Vale la pena que dediques tiempo y que te esfuerces en cualquier cosa que puedas hacer para evitar este lío de limpiar el daño en tu capacidad crediticia causado por un fraude.
    • Hay opciones de pago por servicios para monitorear un fraude, a veces ofrecidos por medio de las tarjetas de crédito, pueden alertarte inmediatamente de posibles actividades fraudulentas.
  5. Reemplaza tus documentos de identidad perdidos. Nadie espera ir a la oficina de vehículos motorizados, pero no debes esperar que la policía se crea que perdiste tu billetera (y licencia de conducir) si te llaman aparte.
    • Cada país o ciudad tiene sus propias políticas y procedimientos con respecto al reemplazo de las licencias de conducir perdidas o robadas, pero debes suponer que tienes que ir en persona y pagar un cargo de reemplazo.
    • También tendrás que reemplazar otros documentos de identidad (de la escuela, el trabajo, etc.).
  6. Haz una lista de todo lo que tenías en tu billetera. Recuerda lo más que puedas y ve si se te puede ocurrir alguna otra cosa que debas reportar o reemplazar.
    • No te olvides de las tarjetas de descuento en las tiendas o incluso de un carné de biblioteca. Es posible que parezcan insignificantes comparados a las tarjetas de débito y crédito, pero podrían permitir el acceso a tu información personal que no quieres que esté en las manos de alguna otra persona.
    • Básicamente, querrás empezar desde cero para hacer que lo que contenía tu billetera perdida tenga el mínimo valor posible, económicamente y con respecto a tu identidad.

Reemplaza tu billetera

  1. Debes estar preparado para la próxima vez, si algo así te vuelve a suceder. Es posible que creas que es poco probable que se te vuelva a perder tu billetera de nuevo después de que ya te sucedió una vez, pero con seguridad es mejor prevenir que lamentar.
    • Fotocopia y escanea la parte delantera y posterior de tus documentos de identidad y financieros. Guarda las fotocopias y escaneos en un lugar separado y seguro, pero accesible, como un cajón bajo llave o una página de almacenamiento en la nube que esté protegida con una contraseña.
    • Cuando viajes, especialmente en el extranjero, lleva las copias, pero mantenlas separadas de las originales.
    • No lleves tu tarjeta de seguridad social contigo ni anotes su número o los códigos del cajero automático en un pedazo de papel guardado en tu billetera. Si debes llevar esos números contigo, crea un código que puedas resolver con facilidad, pero que no lo pueda hacer un ladrón. Por ejemplo, añádele a tu código del cajero automático a los últimos cuatro dígitos del número telefónico que tenías cuando eras pequeño y anótalo (2642 + 4307 = 6949).
    • Para más ideas, lee la sección de “Consejos” al final de este artículo.
  2. Escoge una nueva billetera. Escoge una que sea más funcional que moderna. Escoge una billetera que sea delgada, pero que sea menos notoria en tu bolsillo; que se cierre fácilmente, con una cremallera o un velcro; y que esté hecha de un material antideslizante para que no se resbale de tu bolsillo cuando salgas del auto.
    • Es posible que hayas pensado que ya dejaste atrás la billetera de nailon con el cierre velcro que tenías a los 12 años, pero lo más probable es que te quedes con ella (y es más fácil de identificarla si se te pierde).
  3. Protege tu billetera. Lo más fácil que puedes hacer es guardar tu billetera en tu bolsillo delantero en vez del trasero, y esa es la razón por la que una billetera delgada y antideslizante es una buena opción. Acéptalo: es probable que solo un excelente carterista te arrebate tu billetera de tu bolsillo delantero sin que te des cuenta.
    • De esta manera, si escoges una billetera que entre en tu bolsillo delantero y que no tienda a caerse cuando te sientes o te pares, debes estar muy bien protegido contra la pérdida o el robo de tu billetera en ese lugar.
    • Para que estés realmente protegido y muestres que estás a la moda con tu traje elegante para la oficina, asegura tu billetera con una cadena.
  4. Aligera la carga. Lo más probable es que hayas usado tu billetera para guardar entradas para el cine y tarjetas perforadas de alguna tienda de helados, así que tómala como algo rescatable en medio del dolor que sientes al perder tu billetera.
    • Lleva solo lo que sepas que necesitarás, no lo que creas que podrías necesitar. ¿Necesitas llevar todas tus tarjetas de crédito o solamente dos (una principal y otra de respaldo)? Puedes recuperar muchas cuentas de tarjetas de crédito con tu número telefónico, así que considera dejar al menos algunas de ellas.
    • Es posible que de vez en cuando desees haber traído algo que no tengas en una billetera más ligera, pero eso hará que te sea más fácil recuperar un objeto en caso de que se te pierda tu billetera.

Consejos

  • No guardes todo tu dinero en tu billetera. Ten un clip para billetes para sujetarlo o guarda un poco en un lugar seguro de tu casa y solo lleva lo que creas que podrías necesitar. De esta manera, reducirás la cantidad de dinero que podrías perder si pierdes tu billetera.
  • De vez en cuando a lo largo del día, asegúrate de tener tu billetera. Solo te toma un segundo hacerlo y te brinda más probabilidades de encontrar tu billetera si es que la acabas de perder. Adquiere el hábito de revisarla con frecuencia: cada vez que te levantes para salir, mientras caminas, etc. Tocar ligeramente tu bolsillo posterior o revisar rápidamente tu cartera te dará un indicio claro.
  • Si guardas tu billetera en tu bolsillo posterior, asegúrate de que no esté estirado. Lo más probable es que tu billetera se mantenga en tu bolsillo si no es muy gruesa y si tu bolsillo está ceñido.
  • Guarda tus tarjetas por separado en un tarjetero. Si pierdes tu billetera, aun así podrás usar tus tarjetas, y si pierdes tus tarjetas o tarjetero, aun así tendrás dinero en efectivo.
  • Si normalmente guardas tu billetera en tu bolsillo posterior, usa pantalones que tengan un botón en el bolsillo posterior.
  • No guardes tu billetera en tu bolsillo posterior cuando viajes o estés en lugares abarrotados, a menos que esté asegurada con una cadena. Este nivel de seguridad adicional elimina las probabilidades de que alguien te quite tu billetera. Para que esté aún más segura, usa un cinturón porta dinero.
  • Escribe tu número telefónico y un mensaje corto en un pedazo de papel o tarjeta y colócalo en un compartimento visible de la billetera. Haz que le sea fácil a una persona honesta devolverte tu billetera.
  • Asegúrate de anotar los números de cuentas importantes antes de perder tu billetera o de revisar tus facturas en papel o electrónicas para ver los números de cuentas y la información de contacto. En caso de que pierdas tu billetera, será fundamental que sepas esos números.
  • Los lugares que son buenos para buscar tu billetera son la ropa que has usado recientemente (bolsillos de los pantalones, etc.) y la secadora de ropa.

Advertencias

  • Nunca guardes tus números secretos, contraseñas o tu número de tarjeta de seguridad social en tu billetera.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página