Cómo ganar un debate

El arte del debate requiere la ejecución habilidosa de muchos factores. En esencia, el espíritu central del debate puede resumirse en tres factores principales: el ethos (la ética), el pathos (las emociones) y el logos (la racionalidad). Desarrollar tus argumentos en términos de estos factores asegurará que tengas una buena base pero, para ganar un debate, también deberás tener en mente cómo presentarte y refutar los puntos de la oposición. Saber qué buscar y estar preparado para ejecutar tu argumento puede ser la diferencia entre una victoria y una derrota.

Prepararte para un debate

  1. Investiga el tema. Tendrás que conocer los detalles generales del tema que tendrás que debatir pero, en particular, debes tomar nota de la información y las cifras específicas que podrías usar. Esto ayudará con el llamamiento a la racionalidad en tu argumento ya que las cifras pueden tener un impacto poderoso en el público a la vez que son difíciles de refutar.
    • Investiga de forma abierta para mejorar tu evaluación crítica de los hechos. La investigación abierta por lo general implica cambiar tus hábitos de lectura y revisión para incluir fuentes que sean educativas o que estén basadas en eventos de actualidad.
    • Lleva a cabo una investigación enfocada del tema. Haz una lista de las áreas en las que sientas que tienes un sólido conocimiento previo y de cualquier espacio en blanco en tu conocimiento sobre el tema. Trata de llenar estos espacios coordinando tu investigación con tus compañeros de equipo de manera que utilicen su tiempo de la mejor forma y que sus investigaciones no se superpongan.
  2. Vístete adecuadamente para el debate. La forma como te presentes al público a menudo se considera parte de tu discurso y es probable que afecte tu puntuación. Dependiendo del nivel de la competencia y las expectativas de los involucrados, el atuendo adecuado para la situación puede variar. Desde el principio, debes dar la impresión de ser respetuoso del público y una persona respetable, lo cual puedes lograr usando ropa más formal.
    • Si no estás seguro, pregúntale a tu profesor o entrenador cuál podría ser la mejor ropa para tu nivel de competencia.
    • Las competencias de nivel más bajo o menos serias podrían requerir únicamente una camisa de vestir o una camiseta polo con un par de pantalones caquis.
    • En contraste, quizás sea mejor que asistas a las competencias de alto nivel (por ejemplo, los campeonatos) con un traje y corbata.
    • No te vistas con demasiada elegancia. Aunque un esmoquin te distinguirá de los demás, a otros podría parecerles que solo quieres lucirte.
  3. Escribe tu discurso. Una vez que hayas decidido tu argumento y el material que usarás en él, tendrás que escribir el discurso que darás durante el debate. Dependiendo del tipo de debate y las reglas de tu división local de debates, los discursos pueden diferir significativamente, aunque todo debate debe tener lo siguiente:
    • una introducción imparcial que presente la información básica y el tema
    • un cuerpo que incluya un punto emotivo, un punto lógico y un punto ético a favor de tu lado del debate, además de ejemplos, citas y estadísticas que fortalezcan tu caso
    • una conclusión que resuma los puntos importantes que tú y los miembros de tu equipo hayan hecho
  4. Ensaya el material. Esta es una parte importante de la preparación para un debate. Ensayar te ayudará a sentirte más cómodo con tu material, te hará más consciente de tu voz y tu cuerpo, y te ayudará a identificar las áreas problemáticas.
    • Grábate si puedes. De esta forma, puedes revisar tu postura, tus gestos y el volumen al que hables.
    • Intenta ensayar frente a un espejo. Observa cómo usas tus manos y cómo tus palabras se sincronizan con tus expresiones y la naturalidad de tu lenguaje corporal.
  5. Memoriza tus puntos principales. Recordar las cosas con facilidad te permitirá responder a los puntos de la oposición más rápidamente. Además, la memorización pondrá a tu disposición información vital para tu argumento o contraargumento. Demostrar tu agudeza puede hacerte ganar puntos con los jueces y darte una ventaja sobre tus oponentes.
  6. Predice a la oposición. Al desarrollar tu argumento, debes tomar en consideración tus puntos débiles ya que es probable que la oposición los use. Más allá de eso, ¿cuáles son los mejores argumentos que podrías usar si fueras de la oposición? Tenlos en mente y piensa en formas específicas en las que puedas cuestionar o socavar la validez de estos argumentos.
  7. Crea recursos para el debate. El nivel al que debatas y las reglas de la liga de debates local podrían prohibir el uso de tarjetas mnemotécnicas durante el debate, pero estas de todas formas pueden ayudarte con la memorización y la organización. En caso de que las tarjetas mnemotécnicas estén permitidas, estas pueden ayudarte a mantener tu argumento y tus refutaciones organizados y precisos.
    • Organiza tus tarjetas de forma que la información más importante se distinga de los demás detalles subrayándola, resaltándola o usando otros indicadores.
    • Incluye un bosquejo base de los temas a discutir de forma que, si te interrumpen o pierdes el hilo, puedas regresar al tema fácilmente.
    • Estudia regularmente con las tarjetas. Elige intervalos a lo largo del día para estudiar, como después de levantarte, durante el almuerzo y antes de irte a la cama. La repetición ayudará a reforzar tu memorización.
  8. Duerme lo suficiente. Esto puede ser especialmente difícil si eres una persona nerviosa pero la tensión puede ocasionar que incluso las personas más despreocupadas tengan una mala noche. La privación del sueño puede perjudicar tu tiempo de reacción, tu memoria y tu agudeza mental, lo cual puede ocasionar penalidades en tu puntuación. Para evitar que los nervios perjudiquen tu sueño, puedes hacer lo siguiente:
    • Haz ejercicio el día anterior al debate.
    • Toma un suplemento natural para el sueño, como el té de manzanilla o la melatonina, para ayudarte a quedarte dormido.
  9. Come lo suficiente antes del debate. La mayoría de los oradores veteranos se prepara para un debate haciendo comidas moderadas. La mayoría come lo suficiente como para mantener a raya al hambre durante el debate pero evita comer cosas pesadas que podrían ocasionar somnolencia o letargo. Quizás también quieras evitar consumir lácteos, ya que estos pueden crear mucosidades que podrían perjudicar a tu voz, y bebidas con cafeína, las cuales pueden ocasionar que tu vejiga esté demasiado activa.

Desempeñarte durante el debate

  1. Habla con voz clara. Tendrás que evaluar el ambiente en el que el debate se lleve a cabo antes de poder saber cuál volumen será el más efectivo. Si se espera que uses un micrófono, debes revisar el volumen antes de empezar tu discurso. Los recintos más pequeños pueden beneficiarse de un tono cálido y familiar, mientras que los salones de presentación más grandes podrían requerir una voz más fuerte de lo normal.
  2. Adopta una apariencia apropiada. También se te juzgará en cuanto a la forma como integres tu lenguaje corporal en tu discurso. Identifica los cambios emocionales en tu discurso y emparéjalos con la postura y los gestos adecuados. Tu apariencia tiene tres aspectos clave:
    • La postura: evita encorvarte o las posturas ociosas ya que esto puede interpretarse de forma negativa. La espalda recta, los pies separados a la altura de los hombros y una actitud atenta pero relajada te facilitarán la transición a otros gestos o posturas a lo largo de tu discurso.
    • Los gestos: asegúrate de que haya suficiente variedad en tus gestos ya que los movimientos repetidos pueden perjudicar tu puntuación. Mantén tus gestos por encima de la cintura de forma que puedan verse fácilmente.
    • El contacto visual: por lo general, se espera que tengas que consultar tus notas en cuanto a cifras específicas y puntos determinados pero debes mantener un contacto visual sólido y constante a lo largo del debate. Practica hablar y revisar tus notas antes del debate.
  3. Toma notas durante el tiempo de la oposición. Para poder desmentir adecuadamente la información errónea, refutar un punto o abordar un contraargumento, tendrás que abordar puntos específicos del argumento de la oposición. Compara las estadísticas del otro equipo con las tuyas y anota cualquier información que parezca falsa, incompleta o mal representada.
  4. Muestra tus puntos negativos de forma positiva. La formulación puede cambiar drásticamente la forma como el público interpreta la información y, si tienes la última palabra, la formulación puede ser una herramienta efectiva para cambiar una opinión de negativa a positiva. Quizás quieras reformular los contraejemplos que la oposición probablemente use de forma que tengas una refutación sólida parcialmente preparada.
    • El punto "Los uniformes escolares restringen la individualidad de los estudiantes" podría reformularse como "Los uniformes escolares evitan que la individualidad impacte negativamente el aprendizaje de todos los estudiantes".
  5. Argumenta tu proposición con convicción. Para que tu proposición sea aceptada, tendrás que convencer al jurado de que tu plan (moción) es el correcto. Esto requerirá que lo defiendas contra la oposición haciendo puntos a favor de tu proposición.
  6. Cumple con los requisitos de la oposición. Normalmente, un debate tiene objetivos que se consideran una prueba sólida de un argumento superior. Aunque estos objetivos pueden tomar muchas formas diferentes, hay tres formas habituales de ganar un debate del lado de la oposición:
    • probar que el problema resuelto por la moción no existe
    • probar que la moción propuesta no resuelve el problema
    • probar que la moción no es la forma apropiada de resolver el problema o que el plan propuesto trae más consecuencias negativas que beneficios
  7. Trae a colación un nuevo punto. Esto es especialmente útil si eres el tercer orador ya que puede distraer la atención de otros puntos más importantes que hayas mencionado. Esto también puede regresar la atención al quid de tu argumento. Sin embargo, no debes hacer ningún argumento nuevo para este punto ya que frecuentemente esto se juzga de forma negativa. Sin embargo, se te permite atacar o defender cualquier argumento desde una perspectiva nueva.
  8. Refuta a la oposición. Identifica y toma nota de los argumentos clave del otro equipo. Desbaratarlos te hará ganar puntos de refutación y pondrá al otro equipo a la defensiva. Tendrás que refutar los argumentos del otro lado a la vez que reconstruyes cualquiera de tus propios puntos. Una forma efectiva de hacerlo durante el debate es hacerte las siguientes preguntas:
    • ¿La metodología del otro lado tiene algún punto débil?
    • ¿La oposición hace alguna afirmación que tenga errores fácticos, morales o lógicos?
    • ¿La oposición hace suposiciones o falacias lógicas?

Abordar los puntos de información (formato de debate nacional)

  1. Conoce las reglas para los puntos de información. Los puntos de información solo pueden hacerse durante el tiempo sin protección, el cual por lo general se define como el tiempo después del primer minuto y antes del tercer minuto de un discurso. Un punto de información debe estar en formato de pregunta pero, por lo demás, puede usarse para muchos fines diferentes.
    • Estos son algunos usos para los puntos de información: hacer aclaraciones, interrumpir el discurso de alguien, señalar debilidades u obtener una respuesta que sea útil para tu propio argumento.
    • Un ejemplo de usar un punto de información para tu argumento puede ser algo como: "Después de que el segundo orador de la proposición aceptó mi punto de información, admitió que…".
    • En la mayoría de los debates competitivos, los puntos de información están limitados a 15 segundos.
  2. Ofrece tu punto de información ciñéndote a la etiqueta apropiada. Para ofrecer un punto de información, debes ponerte de pie con una mano sobre tu cabeza y la otra en el aire. Como orador, puedes ya sea rechazar o aceptar un punto de información. Durante un discurso de 4 minutos, se considera buena forma aceptar por lo menos dos puntos de información pero, como mínimo, debes tratar de abordar uno.
    • Acepta puntos de información diciendo "Sí" o "Tomaré tu punto".
    • Rechaza puntos de información diciendo "No, gracias" o agitando suavemente la mano hacia abajo para indicar que tu oponente debería sentarse.
  3. Responde a los contraargumentos. Tú y tu equipo deben prestar atención a los puntos de información que hagan sus oponentes. Estos pueden proporcionar una advertencia prematura de la dirección de los argumentos y refutaciones del equipo contrario ya que las preguntas intencionadas en la forma de puntos de información pueden revelar la profundidad del conocimiento de la oposición o la falta de él. Usa esta precognición para preparar tu defensa.
    • Si uno de los puntos de información del equipo contrario hace referencia a un estudio o autoridad específicos, quizás quieras considerar lo que sabes sobre esa fuente. Al considerar la fuente, piensa en cómo puedes refutar otros puntos que la oposición podría tomar de esa fuente.
  4. Sé directo. Debido a la restricción de tiempo de los 15 segundos para los puntos de información y la capacidad del orador para interrumpirlos, tu punto de información debe estar motivado por un principio o argumento clave. La primera línea de tu punto de información debe incluir tu punto principal para evitar que te interrumpan. Asegúrate de estar preparado para regresar a tu discurso después de terminar el punto de información.

Consejos

  • Utiliza el método SEI (por sus siglas en inglés): expresa tu argumento, explica tu argumento, ilustra tu argumento.
  • Trata de mantenerte tranquilo y firme a lo largo de todo el debate. Si te pones nervioso, puedes olvidar cosas pero, incluso si te olvidas de algo, recuerda que, por medio del debate, aprenderás habilidades valiosas.
  • Si bien ser más habilidoso que tu oponente al hablar no siempre te hará ganar, de todas formas es una gran idea tener un vocabulario dominante.
  • Etiqueta tus argumentos usando el acrónimo SPERMS (sociales, políticos, económicos, religiosos, morales y científicos, por sus siglas en inglés).
  • No añadas puntos que sean difíciles de recordar a último momento.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página