Cómo usar una escalera extensible

Por muy absurdo que suene, las lesiones relacionadas con el uso de escaleras son bastante frecuentes y se encuentran entre los accidentes domésticos más fáciles de evitar. Alrededor de 250 000 estadounidenses sufrieron lesiones a causa de accidentes con escaleras plegables solo en 2012. La mayoría de estas lesiones (97 %) ocurrieron dentro del hogar y no en zonas de construcción. Las escaleras extensibles, que se pueden utilizar para alcanzar grandes alturas, fueron las causantes de algunos de los peores accidentes de este tipo. Aunque no son muy difíciles de usar, este artículo te mostrará cómo hacerlo de forma segura.

Conocer las partes y el funcionamiento de una escalera extensible

  1. Familiarízate con las partes de la escalera extensible. Hay unas cuantas partes básicas de las escaleras extensibles que debes conocer antes de intentar utilizar una. Aquí tienes las más importantes:
    • El pie de seguridad de la escalera está cubierto por una zapata antideslizante diseñada para entrar en contacto con el piso mientras se utiliza la escalera. Las zapatas antideslizantes suelen rotar o girar ligeramente para facilitar el contacto con la superficie sobre la que se encuentre la escalera.
    • La sección móvil o deslizante corresponde a los largueros que se extienden hacia arriba. Esta es la parte por la que subirás conforme te vayas acercando al extremo superior de la escalera. Además, debes tener en cuenta que algunas escaleras extensibles tienen dos partes deslizantes (y tres componentes principales en total).
    • La sección de base es la parte de la escalera extensible que permanece fija. Los primeros peldaños que subas de la escalera corresponderán a esta sección.
    • La sección deslizante incluye trabas de seguridad que se enganchan sobre la parte superior de alguno de los peldaños de la sección fija o por debajo de algún peldaño de la sección deslizante. Básicamente, las trabas funcionan como soportes para que la sección móvil no se deslice hacia abajo al recibir peso.
    • La cuerda y la polea se utilizan para extender las escaleras más altas. Las escaleras pequeñas no incluyen este elemento, pero las más grandes ni siquiera se podrían utilizar si se rompe la polea.
  2. Conoce los motivos por los que las escaleras extensibles se consideran peligrosas. Dado que los accidentes serios causados por el uso (o el mal uso) de escaleras extensibles son tan comunes, este instrumento de trabajo ha ganado muy mala reputación. Saber el motivo de esta mala fama y cómo se podrían haber prevenido todos esos accidentes te ayudará a utilizar una escalera extensible de forma más segura.
    • La escaleras extensibles, por lo general, solo tienen dos puntos de contacto con el piso. Algunos modelos de escaleras pequeñas se despliegan ofreciendo cuatro puntos de contacto con el piso. Sin embargo, la mayoría de las escaleras extensibles solo tienen dos largueros con sus correspondientes zapatas en la base y, como consecuencia, pueden resultar algo inestables.
    • Las escaleras extensibles son las más altas que puedes encontrar en una tienda de venta al por menor. No se trata simplemente de que, debido a su altura, la caída en caso de accidente sea más grave, sino que la altura es solo un factor que empeora los problemas de inestabilidad propios de cualquier escalera portátil. Piensa en la escalera como si fuera una palanca. Cuando subes por una escalera, el peso se acerca al extremo de esta palanca.
    • Normalmente, la gente utiliza mal las escaleras extensibles. Debido a los problemas de inestabilidad de estas escaleras, se deben tomar ciertas precauciones. Primero, debe haber siempre dos personas aunque solo una suba por la escalera. Mientras una persona sube, la otra debe estar disponible para sujetar la base y evitar que se tambalee. Segundo, la escalera no se debe colocar verticalmente ni formando un ángulo casi recto con el piso, sino que se debe inclinar, apoyándola contra otra superficie vertical mientras la persona sube hacia el extremo superior. De esta forma, minimizarás el "riesgo de palanca" del que hemos hablado anteriormente.
  3. Infórmate sobre lo que tu escalera puede soportar. Cada escalera es capaz de soportar un peso máximo distinto y debes saber cuánto peso puede soportar la tuya antes de utilizarla. Hay una serie de sistemas de clasificación de escaleras, algunos de los cuales emplean terminologías muy parecidas para definir características bastante diferentes. Así que no es muy útil enumerarlos en este artículo. Independientemente del tipo de escalera que tengas, esta debería indicar (al menos en el momento de comprarla) cuánto peso puede soportar. No superes ese límite.

Preparar y utilizar la escalera

  1. Examina la escalera antes de utilizarla. Cualquier daño en los peldaños, las trabas o la polea podría suponer un riesgo, haciendo que, en algunos casos, la escalera llegue a resultar inservible. Examina cuidadosamente la escalera antes de empezar a utilizarla.
  2. Mueve la escalera. Debes colocar las trabas u otros elementos de bloqueo para que las partes queden bien fijadas en su sitio. Si la parte móvil se desliza cuando muevas las escalera, podrías pellizcarte o quebrarte un dedo en el caso de que quede atrapado entre la sección móvil y la sección fija o entre dos peldaños de ambas secciones.
  3. Empieza a colocar la escalera en su sitio. Mueve la escalera para colocarla en su sitio (sin extenderla) y déjala apoyada sobre las zapatas de la base. En el caso de las escaleras de mayor extensión, la sección deslizante deberá quedar sobre la sección fija, lo cual quiere decir que no solo deben extenderse más, sino que deben hacerlo por encima de la sección por la que se puede subir.
    • Ten en cuenta que para obtener el ángulo adecuado a la hora de subir, la base de la escalera debe estar a una distancia igual a 1/4 de la altura total de la escalera extendida con respecto a la pared o superficie vertical de soporte. Por ejemplo, si la altura de trabajo de la escalera extendida es de 3,66 m (12 pies), la base de la misma deberá estar separada de la pared a una distancia de 0,914 m (3 pies).
  4. Saca la sección deslizante. Si tu escalera incluye una polea, solo tienes que tirar de la cuerda para extender la sección deslizante. Si no, tira manualmente de la sección deslizante hacia arriba.
    • Asegúrate de que la base de la escalera esté constantemente sujeta (contando con la ayuda de una persona, como mínimo, para soportar los dos largueros) durante el proceso de extensión.
    • Pon precaución extrema si extiendes la escalera y hace viento.
    • Si necesitas examinar el tejado, extiende la escalera a unos 0,914 m (3 pies) por encima de la altura de trabajo.
  5. Fija la sección deslizante en su sitio utilizando las trabas. De esta forma, te asegurarás de que la sección deslizante no se desplace hacia abajo mientras subas la escalera.
  6. Baja la escalera con cuidado, manteniéndola apoyada contra la pared y asegurándote de que alguien sujete los pies para que la base no se desestabilice. Asegúrate de que ambos lados de la escalera queden bien apoyados contra la pared. Si un lado de la escalera no toca la pared, no será seguro utilizarla.
  7. Utiliza la escalera. Sube la escalera peldaño por peldaño. Utiliza ambas manos para sujetarte continuamente mientras mueves los pies para subir los peldaños. No lleves nada en las manos mientras lo haces. Si necesitas llevar pequeñas herramientas, utiliza un cinturón de herramientas.

Consejos

  • Centra el cuerpo entre los largueros de la escalera y sube de frente a los peldaños. No te inclines demasiado hacia un lado, ya que la escalera podría perder estabilidad.
  • Siempre debes contar con la presencia de otras dos personas cuando utilices una escalera extensible. Siempre debe haber alguien que se encargue de sujetar la base de la escalera mientras subes.

Advertencias

  • Asegúrate de llevar la ropa adecuada cuando utilices la escalera. No subas ni levantes escaleras descalzo.
  • Antes de levantar cualquier escalera, asegúrate de que no haya obstáculos arriba. Comprueba si hay cableados eléctricos y no subas ni levantes ninguna escalera cerca de estos.
  • Cuando levantes una escalera, asegúrate de utilizar la técnica adecuada. Levantar o elevar una escalera de forma incorrecta puede causar lesiones.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página