Cómo desarrollar la intuición de Sherlock Holmes

El ingenio ágil y las afiladas habilidades de observación de Sherlock Holmes para analizar y resolver los misterios más grandes son legendarias. Y, a pesar de que Sherlock Holmes a menudo expresó la necesidad de que el detective se apegara a los hechos, sus acciones demuestran que también confiaba mucho en su intuición y que veía claramente a la lógica y a la intuición como compañeras iguales al resolver los misterios que tenía ante él. Y aunque no es posible intuir todo en la vida, hay veces que escuchar a nuestro instinto resulta útil y razonable a la hora de llegar a conclusiones acerca de cosas tales como las relaciones, la conexión con otros, y la conveniencia o inconveniencia de ciertas elecciones de vida. En cuanto a ser capaz de averiguar qué es lo que hace funcionar a los demás, hay algunos trucos en los que puedes confiar para ayudarte a adivinarlo con razonable exactitud. Tu intuición puede ser desarrollada fácilmente con un poco de perseverancia y práctica al seguir estos sencillos pasos.

Pasos

  1. Acepta tu intuición. Holmes resumió su intuición de la siguiente manera: ”Es más fácil saber algo que explicar por qué lo sabes. Si te piden que pruebes que dos más dos suman cuatro, podrías tener algunas complicaciones, aunque estés seguro del hecho.” Muchas personas que se consideran a sí mismas pensadoras cabales, que confían en los procesos de pensamiento basados en evidencia, tienden a desestimar la intuición por considerarla una locura y algo poco confiable. No ayuda el hecho de que, a lo largo de la historia, la intuición haya sido asociada a lo sobrenatural, los oráculos, videntes, brujas, magos y otras fuentes místicas. Es desafortunado que el mal uso de intuición por charlatanes haya ensuciado su reputación, aunque esto no significa que no sea una parte válida de nuestro pensamiento y del proceso de toma de decisiones, "proporcionando" equilibrio con el examen de los hechos y pruebas. Muchos seres humanos han tomado decisiones basadas en “corazonadas” de vez en cuando, y se han dado cuenta de que los resultados son satisfactorios y, en ocasiones, hasta salvavidas. Considerar a la Intuición como “un consejero experto” es la mejor manera de percibirla. A menudo, en momentos de peligro o de resolución de problemas, recibimos la guía de nuestro subconsciente basado en el patrón de las experiencias acumuladas a través de los años. La inexactitud de la intuición sólo quiere decir que no debes confiar únicamente en ella para tomar ninguna decisión, esto significa que todas las suposiciones, teorías y corazonadas iniciales tienen que ser examinadas con lógica y análisis de los hechos, y no que deba ser eliminada por completo de nuestros procesos de deducción.
    • Una gran parte de la buena intuición depende de recurrir a las experiencias y hábitos probados, Holmes lo resumió cuando dijo: ”por hábito, el tren de mis pensamientos se deslizó tan suavemente por mi mente que llegue a la conclusión sin ser consciente de los pasos intermedios”
    • Recuerda que la persona más fácil de engañar eres tú. Por lo tanto, nunca hagas acusaciones infundadas, alegatos o deducciones antes de llegar a una conclusión; acerca de nada.También es recomendable encontrar a alguien de tu entera confianza y de mente abierta para reafirmar tus conclusiones.
  2. Aprende cómo deducir cosas estudiando a la persona. Es muy posible deducir mucho sobre cómo se siente una persona, están mintiendo, las cosas que quedaron ocultas o sin decir, etc., por la observación atenta de la persona ante ti. Aunque algunos tienen facilidad para leer el lenguaje corporal de los demás, todos pueden aprender este arte si lo desean. Algunas de las cosas que puedes hacer para mejorar tus habilidades para leer a la gente son:
    • Aprende a leer el lenguaje corporal. Hay muchísimos libros y sitios en línea dedicados a la lectura del lenguaje corporal. Te recomiendo “El lenguaje del cuerpo” por Allan y Barbara Pease, y muchos libros más. Pero toma en cuenta que leer el lenguaje corporal tiene sus limitaciones, ya que hay muchas personas que actuan muy bien o saben cómo engañar, y a veces puedes cometer errores terribles y malinterpretar las señales. Recuerda equilibrar la lectura del lenguaje corporal con otras fuentes de intuición y con los hechos.
    • Mantente atento a los signos de honestidad y falsedad. Si vas a ser detective o a deducir como Sherlock Holmes, definitivamente tendrás que saber cómo distinguir las señales de un mentiroso y de una persona que dice la verdad. Para más detalles de cómo puedes hacer esto, busca: detectar mentiras, cómo detectar mentiras, etc.
    • Intenta observar a la gente. Invierte un poco de tiempo a la semana en observar a la gente en sus actividades diarias mientras tú estás cómodamente sentado, esto te puede enseñar un montón acerca de los hábitos , maneras, interacciones y personalidad de la gente. Mientras que hay muchas conjeturas involucradas en la observación de la gente (deliberadamente, porque eso es lo que lo hace divertido), también puedes intentar afilar tus conjeturas al localizar rasgos específicos conductuales y gestos que pueden servir de futura referencia para ti. Para más detalles acerca de cómo observar a las personas lee: Cómo desarrollar la capacidad de observar a la gente
  3. Mejora tus poderes para observar a la gente. Una de las cosas más notables de Sherlock Holmes era que prestaba atención a cosas que los demás pasaban por alto; a menudo decía cosas como ”Tu ves pero no observas. La diferencia es clara”. Esto no es magia ni palabrería psíquica. Simplemente se trata de ser muy observador y de tomarse el tiempo de detectar las cosas que se pasan por alto cuando la gente se atemoriza, saca conjeturas y va de un lado a otro sin considerar los pequeños detalles. se puede lograr incrementar los poderes de observación de muchas formas y cada una de ellas requiere de práctica. Además, si puedes estar en calma y pensar claramente en situaciones de mucha presión, llevas ventaja sobre los demás. Esto es parte personalidad, parte confianza, parte conciencia de tu entorno y parte sentido común, y te puede llevar algún tiempo perfeccionarlo si no es algo natural en ti. Otros medios para mejorar tu observación son:
    • Concéntrate en mejorar tus tres sentidos más usados: vista, olfato y oído, a veces también llamados S3. El simple hecho de que estos son los sentidos más usados significa que a menudo tendemos a darlos por sentado y asumimos cosas acerca de lo que detectan. Es aquí donde te tienes que volver más perfeccionista y afinar las maneras en las que usas tus sentidos para poder hacer mejor uso de ellos.
    • Date cuenta de los detalles “correctos” que los demás pasan por alto. No todos los detalles valen la pena. Usa el discernimiento para concentrarte en lo que tiene relevancia y significado, ”En el arte de la detección es de suma importancia ser capaz de discernir entre un varios hechos, cuáles son incidentales y cuáles son de vital importancia”, nunca desestimes los pequeños detalles. Holmes señaló que ”Las cosas pequeñas son las más importantes” (en “Un caso de identidad”, en “Las aventuras de Sherlock Holmes”).
    • Practica resolviendo acertijos visuales. Desafíos en los que tengas que localizar las diferencias entre dos imágenes, rompecabezas de encontrar la imagen o palabra oculta, o resolver laberintos, son todas maneras de afinar tus capacidades de observación. Practica con estos juegos frecuentemente y toma el tiempo que demoras en resolverlos, sin ponerte muy nervioso.
    • Desafíate a ti mismo y comienza a prestar más atención a lo que observas en el entorno. Aquí tienes un ejemplo de observación: ¿has estado en casa de la abuela? ¿ Es una casa de dos pisos? De ser así ¿cuántos escalones tiene la escalera para llegar al segundo piso? ¿Cuántas habitaciones tiene? ¿Cuántas camas hay en las habitaciones? Si no sabes las respuestas, ves pero no observas, en resumen, aprende a observar la mayor cantidad de detalles que puedas.
  4. Escucha mejor. Muchos de nosotros no escuchamos porque estamos muy ocupados, somos engreídos, perezosos, creemos saber la respuesta antes de saber nada,somos egoístas, preocupados, inseguros, o no nos importa. El arte de escuchar nunca se puede enfatizar lo suficiente y Sherlock Holmes era un maestro en este arte. Puede parecer magia cuando alguien recuerda algo que dijiste, pero en realidad es sólo buena concentración, cortesía y excelente memoria. Alguien que presta atención escucha no sólo lo que se está diciendo, sino también lo que no se dice, las lagunas o falta de datos, que a menudo te cuentan la otra mitad de la historia.
  5. Nunca subestimes a la gente. Holmes reconoció la complejidad de los demás: ”Una mente compleja, eso es lo que tienen los grandes criminales” (“La aventura del cliente ilustre” en “El diario de Sherlock Holmes”). Evita ser arrogante o simplista al deducir los motivos de los demás y da crédito donde es debido.
    • No desprecies la información obtenida de fuentes simples. Literatura popular, como revistas y periódicos, y los rumores diarios, te pueden enseñar mucho. Escuchar y leer estas cosas te abrirá la mente a lo que impulsa a la gente, y aquello que es popular probablemente sea lo que una gran proporción de la población se esfuerza por alcanzar o pensar, así que puedes deducir mucho leyendo sobre estas cosas. Después de todo, Sherlock Holmes solía leer en el diario la columna de la consejera sentimental y la usaba como una fuente de información sobre cómo funciona la gente. Absorbe todo y no seas un intelectual arrogante, o estarás cortando a la mitad tus fuentes de información real.
  6. Lleva tu lógica al frente. La intuición es útil pero es un maestro muy pobre y necesita ser controlada por la lógica y el análisis basados en los hechos. Dejarte llevar por las corazonadas y no ver los hechos te llevará a tener problemas, así que prepárate para dejar que la lógica equilibre tu intuición, logrando así más que meras especulaciones y conjeturas. Holmes advirtió que ”Es un error fatal elaborar una teoría antes de tener los datos. Insensatamente uno comienza a retorcer los hechos para que se ajusten a las teorías, en lugar de que las teorías se ajusten a los hechos”. Presta atención a sus palabras y asegúrate de aplicar la evidencia a tus teorías.
    • Por ejemplo: observas una mancha en la camisa de tu amigo. ¿Qué tipo de mancha es? ¿Es de comida? Lógicamente, eso quiere decir que es descuidado. ¿Sabes a ciencia cierta que es pulcro y prolijo? Entonces lógicamente estaba muy apurado al salir de casa. ¿Por qué? ¿Llegó a tiempo a todas las clases o a la junta? Claro que sí, porque es muy pulcro y prolijo, así que ¿qué pasó? Tal vez se quedó dormido. Así que vas y le preguntas, “¿Te quedaste dormido hoy?” ¡Si estás en lo correcto, te vas a divertir con la reacción! por lo tanto el hilo de pensamiento es: mancha - comida - es pulcro - se apuró - se quedó dormido.
  7. Analiza cualquier situación usando el proceso paso-a-paso. Holmes era muy bueno en el proceso de eliminación con el cual podía descartar lo improbable, lo ilógico, lo incierto, y reducía sus observaciones con deducciones y teorías para alcanzar lo que él creía que era la única conclusión. De hecho, declaró: ”Elimina todos los demás factores, y aquel que quede tiene que ser la verdad”. El proceso usado es el siguiente:
    • Siempre cambia la teoría para que se ajuste a los hechos, no lo hagas al revés. Usa hechos establecidos y cuantificables para desarrollar tu teoría, y si los hechos dicen que ciertos elementos de tu teoría ya no se sostienen, descarta esa parte inmediatamente; insistir en una teoría antéponiendola a hechos que la contradicen creará una conclusión falsa, sin importar cuánto prefieras tu conclusión a la que es.
    • Piensa quién se beneficia. Establece un motivo, éste puede ser codicia, enojo, celos. No te olvides de también tomar en cuenta los motivos buenos: está protegiendo a alguien, cuidando la reputación, es por generosidad, por algún defecto, etcétera.
    • Piensa cómo hizo lo que hizo ¿cómo fue que las joyas se salieron del estuche sin que nadie oyera nada? Si hacen falta dos personas para romper el collar ¿cómo lo hizo el solo? ¿Cómo fue que ese reporte de trabajo terminó en el disco duro de alguien más? ¿Cómo llegó al restaurante antes que todos los demás si no tiene coche?
    • Como se dijo antes, mantente trabajando en los detalles; la mayoría de las personas, sean criminales, detectives o personas comunes, no observan todos los detalles y es así como son atrapados o descubiertos.
    • Examina el quién, cuándo, qué, dónde, cómo y por qué de los hechos.
  8. Entiende cómo leer una situación. Hay tres partes para la leer un escenario:
    • Ver. ¿Qué ves que está pasando?
    • Observar. ¿Qué notas que es distinto; una mancha, una arruga?
    • Deducir. ¿Qué implica esto?
  9. Sé humilde. En “Un Estudio en Escarlata”, Holmes declaró ”Sabes que un mago no tiene chiste una vez que ha explicado el truco, y si yo te enseño demasiado acerca de mi método de trabajo, vas a llegar a la conclusión de que, después de todo, soy un individuo bastante común soy un individuo bastante ordinario después de todo”. En otras palabras, él no consideraba que fuera de beneficio para nadie saber demasiado de su método o manera, y, de hecho, el revelarlo terminaría con el entretenimiento y la efectividad de lo que hacía. Sigue su ejemplo y mantén tus métodos de intuición y deducción para ti mismo, y evita andar por ahí acusando gente hasta que estés absolutamente seguro.
  10. Habla de tus conclusiones con alguien de tu entera confianza. Holmes era muy precavido y sólo confiaba en las personas cuando habían probado ser leales y confiables. A cambio, aquellas personas tenían la absoluta confianza de Holmes, como Watson. Del mismo modo ”nada resuelve tanto un caso como exponerlo ante otra persona”. Así que asegúrate de abrirte y hablar de tus conclusiones con alguien en quien confíes, para sondear su opinión cuando estés haciendo deducciones.
  11. Mantente abierto a las posibilidades. Mientras que lo que ves puede parecer claro como el día, las apariencias pueden ser engañosas de muchas maneras. Sherlock Holmes estaba bien consciente de esto y lo usó para su ventaja al desenredar una variedad de posibilidades no explicadas abiertamente, a través de lo que los ojos ven y los oídos escuchan. Él equilibró la intuición con la lógica, saco conclusiones de los detalles y escuchó con cuidado. Sin embargo, también mantuvo una mente abierta y aceptó que algunas posibilidades pueden quedar sin explicación; una vez dijo que: ”La vida es infinitamente más extraña que cualquier cosa que la mente o el hombre puedan inventar”. Eso no quiere decir que estas cosas sean inexplicables, sino que quiere decir que hay muchas más cosas asombrosas en este mundo de las que somos conscientes, y no vale la pena tener una mente cerrada a las posibilidades.
  12. Planea un descanso, tiempo de fiesta y esparcimiento en tu vida. Sherlock Holmes trabajaba mucho cuando estaba en un caso, pero también amaba su su tiempo libre y de descanso. Deducir cosas y llevar tu intuición a su límite puede agotarte, así que descansar es parte esencial para asegurarte de continuar alerta, enfocado y astuto .

Consejos

  • Nunca des nada por sentado. Incluso el ser más pequeño te puede dar una idea valiosa de las circunstancias.
  • Escuchar a tu “intuición” puede ser muy útil en situaciones cotidianas como predecir los resultados de una junta y entender a la gente que te encuentras en el día a día de tu vida.
  • Lee algunos de los libros de “Sherlock Holmes”, de Sir Arthur Conan Doyle, para estudiar más de su estilo, manera de pensar y procesos deductivos. También te puede interesar leer acerca de las experiencias de la vida real de Sir Arthur Conan Doyle en su búsqueda por ayudar a gente encarcelada por error.
  • Cuando te enfrentes a dudas en una toma de decisión, reúne todos los hechos verbales y no verbales. Esto puede ayudar a tu proceso de toma de decisiones.

Advertencias

  • No le cuentes a nadie tus percepciones iniciales a menos que estés 100 por ciento seguro de que estas en lo correcto. Si terminas haciendo una predicción extraña basado nada más que en tus corazonadas y el resultado final resulta ser algo totalmente diferente, la gente comenzara a pensar que eres demasiado moralista y pueden considerarte poco confiable.
  • No tomes decisiones rápidas sin analizar los hechos. De hecho, cuanto más tiempo le des a la reflexión, mejor. Las decisiones rápidas son sólo buenas para los que están entrenados técnicamente para responder a situaciones específicas bajo presión, tales como pilotos de avión, operadores de plantas de energía y policías. Y aún así, se cometen errores. Así que, cuando se trata de detectives, de deducir e intuir, dale a tus procesos de pensamiento el tiempo suficiente.
  • Haz tu mayor esfuerzo por no ignorar nada. Siempre busca signos en “grupos” y no en un hecho aislado e individual.
  • No te fuerces demasiado en creer en todos y cada uno de los datos que el lenguaje corporal te indica; éste es correcto un 80 por ciento de las veces, pero confiar demasiado en él puede terminar en una gran metedura de pata.

Cosas que necesitarás

  • Buena observación.
  • Una buena cantidad de estudio y reflexión, algunas novelas de Sherlock Holmes.
  • Habilidad con la lógica.
  • Curiosidad.
  • Algo en lo que apuntar tus notas, así podrás revisarlas después. (Opcional)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página