Cómo cocinar elotes en el microondas

¿Quieres un elote jugoso, caliente y crujiente de inmediato? Aquí te diremos una manera muy fácil para prepararlo sin tener que hervirlo o asarlo: solo tienes que usar el microondas. Dejarle las hojas mantendrá el vapor cerca de los granos, lo que hará que se cocine rápidamente y sin tener que sacrificar todos los nutrientes del elote y sin ensuciar ollas. Sigue leyendo para aprender a hacerlo.

Calienta el elote con todo y hojas en el microondas

  1. Escoge un elote que todavía tenga las hojas. Puedes encontrarlos en los supermercados durante el verano. También puedes conseguirlos en un mercado de granjeros o incluso cultivar unos, si eres ambicioso. Sin importar de donde los consigas, solo asegúrate que todos tengan hojas y estén maduros. Aquí te diremos cómo puedes saber si ya están listos para comerse:
    • Busca elotes con borlas que sean de color café y pegajosas en lugar de secas y de color amarillo. Estas significan que el elote está maduro.
    • Aprieta la oreja lentamente para sentir los granos a través de las hojas. Deben sentirse rechonchos y firmes, pero no duros como pequeñas piedras.
    • Intenta comprar solo lo que puedes comer dentro de un par de días y guárdalos en el refrigerador para que el azúcar en los granos del elote no tenga tiempo para producir mucho almidón. Si te quedas con mucho elote después de una cosecha, siempre puedes congelarlo.
  2. Corta el elote. No le quites las hojas, solo corta los extremos para asegurarte que quepa en el microondas. Quítale las hojas sueltas o las que estén secas. Corta el exceso de seda. Si quieres, también puedes tomar una hoja de papel, humedecerla y limpiar la tierra de las hojas.
  3. Coloca el elote en el microondas. A la mayoría de los microondas le caben 3 elotes a la vez. Si tienes uno muy grande, es probable que quepan más de tres. Para asegurarte de que se cocinen uniformemente, cada elote debe estar cerca del centro del microondas y no se deben de tocar entre sí.
    • Para asegurar una exposición uniforme y que cada uno se caliente de igual manera, acomódalos de tal manera que se forme un triángulo con cada elote, o un cuadrado si metiste 4 elotes.
    • Asegúrate de que los elotes no estén en contacto unos con otros. No los apiles o no se cocinarán bien.
  4. Caliéntalos en el microondas. Caliéntalos a temperatura alta durante 3 o 5 minutos, dependiendo de cuántos hayas medido. Si solo vas a calentar no, ponlo 3 minutos, pero si vas a cocinar 4, cocínalos durante 5 minutos.
    • Si vas a cocinar varios elotes al mismo tiempo, puedes parar a la mitad para ver cómo van y girarlos para que se cocinen uniformemente.
    • Dependiendo del tamaño del elote, puedes factorizar entre 2 y 4 minutos por elote:
  5. Saca el elote del microondas y déjalo reposar. Déjalo reposar durante un minuto o más para que el calor se distribuya y siga cocinándose. Las hojas contienen un poco de agua, así que permanecerá fresco.
    • Revisa si ya están listos pelándolos y sintiendo o mordisqueando los granos para probar la temperatura y la elasticidad de los granos. Si todavía no están listos, vuélvele a poner las hojas y mételos durante más tiempo al microondas.
    • Si el elote se quemó o está pastoso, lo cociste de más; a la otra déjalo menos tiempo.
  6. Quítale las hojas. El elote estará muy caliente, junto con las hojas. Pélalo con cuidado para evitar quemarte. Las cáscaras se desprenderá fácilmente.
  7. Prepara tu elote. Ponle mantequilla y sazónalo con sal y pimienta si quieres. Deja que se enfríe un poco antes de comértelo.
    • El elote de microondas es fresco y delicioso; lo puedes comer con tus manos o usando unas pequeñas asas especiales.
    • También puedes desgranarlo para usar los granos en otra receta. Sostén el elote de un extremo sobre un plato y usa un cuchillo para desgranarlo.

Calienta el elote sin hojas en el microondas

  1. Pela el elote. Jala todas las hojas para pelarlo como si fuera un plátano y no una cebolla. De esta forma será muy fácil tirarlas a la basura. Quítale el resto de las hojas y pelo que se quede pegado al elote.
    • No tires las hojas a la trituradora de basura, ya que son demasiado fibrosas. Tíralas a la basura o déjalas como abono.
    • Deja el tallo como asa, solo recuerda también va a estar caliente al salir del horno así que no servirá de mucho, o quítaselo junto con las hojas.
  2. Cubre el elote. Puedes cubrirlo con una toalla de papel o ponerlo en un plato con tapa que puedas meter al microondas. Añade una cucharadita al agua para evitar que el elote se seque.
    • En este punto puedes empezar a añadir más ingredientes. Puedes usar queso rallado, jugo de limón o de lima, o cualquier otro tipo de especias.
    • Puedes sumergir la toalla de papel en ingredientes como jugo de limón o lima para mejorar ligeramente el sabor del elote sin hacer un desastre.
  3. Calienta en el microondas el elote. Acomoda los elotes de tal forma que haya un espacio entre elote y elote. Caliéntalos a temperatura alta durante un máximo de 5 minutos, dependiendo de cuántos estés calentando. Cada elote requiere de 2 a 4 minutos, así que si vas a cocinar más elotes asegúrate de ponerle más tiempo.
  4. Saca el elote del microondas y deja que se enfríe. Sazónalo con mantequilla, sal y pimienta, o espolvorea un poco de queso rallado sobre la superficie del elote.

Consejos

  • Los guantes térmicos, especialmente los de silicona a prueba de polvo y agua, son ideales para pelar los elotes.
  • Pela un extremo de una vara de mantequilla y úsala como si fuera una pluma en el elote. Aplícala por todo el largo del elote.
  • Si el elote no estaba bien envuelto en sus hojas, pélalo por completo y enjuágalo para limpiarlo.
  • Prueba esto para pelarlo fácilmente: cocínalo con todo y hojas, al terminar, haz un corte circular alrededor de la base del elote. Pélalo desde la parte superior para que quede completamente limpio.
  • Si prefieres esperarte a comerlo después de terminar tu comida, envuelve el elote en una toalla limpia de cocina con todo y hojas. Esto lo mantendrá caliente hasta que ya vayas a comerlo.

Advertencias

  • Espera un poco antes de morder el elote justo después de salir del microondas. Estará extremadamente caliente.
  • Si usas unas pequeñas asas de metal para no quemarte los dedos, asegúrate de no meterlas a los microondas,

Cosas que necesitarás

  • Microondas
  • Plato
  • Toalla de papel (opcional)
  • Cuchillo y tabla para cortar
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página