Cómo cortar pan

Cortar pan puede parecer una tarea fácil pero existen unos cuantos trucos para que quede realmente bien. Este artículo te enseñará diferentes formas de cortar pan. También te enseñará a cortar tazones de pan, así como también te dará consejos para cortar el pan recién horneado y usar cuchillos eléctricos para pan.

Cortar una hogaza de pan

  1. Elige un cuchillo adecuado para pan. Los mejores cuchillos para pan tendrán un borde profundo y dentado. La hoja debe extenderse por todo el mango. Si la hoja solo se extiende hasta la mitad del mango, el cuchillo no tendrá suficiente apoyo.
    • Algunas personas consideran que es más fácil cortar con los cuchillos para pan que tienen un borde ondulado que con los cuchillos con un borde dentado.
  2. Coloca la hogaza de pan sobre una tabla de cortar grande de madera. La tabla debe ser un poco más larga que la hogaza en sí. De esta forma, tendrás suficiente espacio para las rodajas al cortarlas. Coloca la hogaza hacia uno de los extremos de la tabla. Empezarás a cortar desde el lado que tenga el mayor espacio disponible en la tabla.
  3. Considera cortar las hogazas grandes y redondas por la mitad. Si tienes una hogaza de pan realmente grande, es posible que te sea más fácil trabajar con ella si la cortas por la mitad. De esta forma, terminarás con dos semicírculos. Cuando vayas a cortar estas mitades, colócalas con el lado cortado hacia abajo.
  4. Coloca la mano sobre la corteza y sujeta suavemente la hogaza por los lados. Esto evitará que se resbale por la tabla. Evita presionar sobre la parte superior de la hogaza. Esto solo aplastará el pan por dentro.
  5. Introduce el cuchillo en la corteza ligeramente en un ángulo. Posiciona el cuchillo cerca de la parte trasera de la hogaza. Colócalo ligeramente en un ángulo y serrucha hacia dentro del pan.
  6. Serrucha hacia abajo una vez que el cuchillo atraviese la corteza. Apenas el cuchillo entre en el pan, posiciona el cuchillo de forma que el borde de la hoja esté paralelo a la tabla de cortar. Usa un movimiento de serrucho de adelante hacia atrás al cortar hacia abajo. Aplica solo un poco de presión; si tienes un buen cuchillo, no tendrás que presionar con fuerza.
    • Puedes hacer que las rodajas sean tan delgadas o gruesas como quieras. Una buena pauta es de entre 1 y 2,5 cm (0,5 a 1 pulgada) de grosor.
    • También puedes usar el ancho de tu dedo como una guía para cortar.

Cortar panecillos, bollos y bagels

  1. Elige un cuchillo para pan con un borde dentado. Mientras más profundo sea el borde dentado, mejor. Un borde poco profundo no cortará tan bien. También trata de buscar un cuchillo en donde la hoja se extienda por todo el mango. Si la hoja solo se extiende hasta la mitad del mango, el cuchillo no tendrá suficiente apoyo.
    • El cuchillo puede tener un borde dentado u ondulado. Elige el cuchillo con el que te sea más fácil cortar.
  2. Coloca el panecillo sobre una tabla de cortar. Asegúrate de que esta sea lo suficientemente grande como para que entre todo el panecillo. Esto solo funcionará para los panecillos, los bollos, los bagels, los muffins ingleses y las baguetes.
  3. Coloca tu mano libre en la parte superior del panecillo para sujetarlo en su lugar. Si vas a trabajar con un trozo de pan más pequeño, como un bagel o un muffin inglés, puedes usar las yemas de los dedos.
  4. Coloca el cuchillo contra uno de los lados del panecillo. El borde dentado debe tocar el lado del panecillo. El lado plano de la hoja debe estar paralelo a la tabla de cortar. Trata de posicionar el cuchillo justo en el centro.
  5. Serrucha hacia adelante y hacia atrás a través del panecillo. Cuando llegues al final, puedes colocarlo sobre uno de sus lados y continuar serruchando hacia abajo.
    • Si vas a cortar una baguete para un sándwich, considera detenerte antes de llegar al extremo largo. De esta forma, puedes abrirla como un bollo para perro caliente y llenar tu sándwich con lo que quieras.

Cortar baguetes para aperitivos

  1. Elige un cuchillo para pan. Trata de buscar uno que tenga un borde profundo y dentado. Un cuchillo con un borde poco profundo no cortará tan bien. También trata de buscar un cuchillo en donde la hoja se extienda por todo el mango. Esto te dará el mejor apoyo. Un cuchillo cuya hoja solo se extienda hasta la mitad del mango no te dará suficiente apoyo.
    • Algunas personas consideran que es más fácil cortar con los cuchillos para pan que tienen un borde ondulado que con los cuchillos con un borde dentado.
  2. Coloca la baguete sobre una tabla de cortar. Si tu tabla de cortar no es lo suficientemente larga, coloca una parte de la baguete sobre la tabla. A medida que continúes cortándola, haz las rodajas a un lado y coloca el resto de la baguete sobre la tabla.
  3. Corta la baguete en rodajas delgadas. Empieza introduciendo el cuchillo en la baguete ligeramente en un ángulo, cerca del extremo trasero. Una vez que el cuchillo atraviese la corteza, posiciona el cuchillo de forma que la hoja dentada esté paralela a la tabla de cortar.
    • Para obtener rodajas delgadas, prueba cortarlas a entre 0,6 y 1 cm (0,25 a 0,5 pulgadas) de grosor.
    • Para obtener rodajas más gruesas, prueba cortarlas a entre 2,5 y 5 cm (1 a 2 pulgadas) de grosor.
  4. Considera cortar las rodajas más gruesas por la mitad. Coloca una rodaja con el lado cortado hacia abajo sobre la tabla. Corta la rodaja por la mitad de forma que obtengas dos semicírculos. Repítelo con el resto de las rodajas gruesas.
    • Si el pan es muy robusto, puedes colocarlo sobre la tabla y cortarlo horizontalmente, con el lado plano en paralelo a la tabla de cortar.
    • También puedes usar esta técnica para el pan ciabatta.
  5. Sirve las rodajas de pan. Cubre las rodajas delgadas con jamón, salami o rodajas delgadas de queso. Sirve las rodajas más gruesas con salsas o aceite de oliva.
    • Si vas a servir el pan con aceite de oliva, considera añadir un poco de vinagre balsámico y hierbas deshidratadas, como orégano, romero, tomillo o albahaca.

Cortar pan de masa madre para hacer tazones

  1. Consigue un pan redondo de 15 cm (6 pulgadas) de ancho. La mayoría de los tazones de pan se hacen usando pan de masa madre, pero el pan francés también podría ser sabroso.
  2. Corta el tercio superior con un cuchillo dentado para pan y resérvalo. Coloca el pan sobre uno de sus lados y usa tu cuchillo para pan para cortar la parte superior. Haz a un lado la parte que acabas de cortar. Esto se convertirá en la tapa de tu tazón de pan más adelante.
  3. Corta un círculo dentro del tazón, a alrededor de entre 0,6 y 1 cm (0,25 a 0,5 pulgadas) del borde. Ten cuidado de no cortar hasta el fondo del pan.
    • Para hacer esto, puedes usar un cuchillo para pan o un cuchillo para pelar.
  4. Saca el círculo. Debería desprenderse del fondo del pan. Si quieres, puedes ahuecar los lados usando una cuchara o tus dedos. Sin embargo, ten cuidado de no hacer que las paredes interiores sean demasiado delgadas.
  5. Considera cortar en cubos el círculo de pan que sacaste. Puedes usar estos cubos para remojarlos en la sopa o la salsa.
  6. Vierte la sopa o la salsa en el tazón de pan. Si quieres, puedes colocarle la tapa para mantener la sopa o la salsa calientes. Sirve el tazón con los cubos de pan para remojarlos.

Usar un cuchillo eléctrico

  1. Usa un cuchillo eléctrico para obtener rodajas delgadas o para cortar el pan caliente. Sin embargo, ten en mente que, si vas a cortar pan caliente, tendrás que cortar rodajas más gruesas. Esto ayudará a evitar que el pan se ablande mucho.
  2. Sujeta el pan ligeramente por los lados. Sujétalo apenas con suficiente firmeza como para mantenerlo en su lugar pero no tanto que lo aplastes.
  3. Dale la vuelta al cuchillo y corta el pan ligeramente desde uno de los lados. Mantén el cuchillo ligeramente en un ángulo.
  4. Corta hacia abajo una vez que perfores la corteza. Posiciona el cuchillo de forma que esté paralelo a la tabla de cortar. Llévalo cuidadosamente hacia abajo en dirección a la tabla.
  5. Corta las rodajas tan delgadas o gruesas como quieras. Si el pan está caliente, podría irte mejor con rodajas más gruesas.

Consejos

  • Un cuchillo para pan acodado tiene la hoja debajo del mango y te permite cortar hasta la parte inferior de la hogaza sin que tus nudillos se choquen contra la tabla de cortar.
  • Corta el pan en rodajas más delgadas si quieres hacer sándwiches. Corta el pan en rodajas más gruesas si quieres remojarlo en sopas o salsas.
  • Si vas a cortar pan hecho en casa, deja que se enfríe antes de cortarlo. El pan recién horneado puede ser frágil y deshacerse fácilmente.
  • Si debes cortar el pan caliente, considera usar un cuchillo eléctrico para pan. Sujeta el pan ligeramente por los lados. Nunca presiones sobre él. Apunta a cortar rodajas más gruesas que delgadas.
  • Considera conseguir un cortador de bagels . Se parece un poco a una guillotina diminuta. Tiene un soporte para colocar el bagel y una cuchilla grande que cortará a través de él.
  • Los cuchillos para pan de acero inoxidable rico en carbono se afilarán mejor que los cuchillos de acero inoxidable regular.
  • Guarda el pan que sobre en el congelador. Sin embargo, asegúrate de envolverlo primero con film de plástico transparente. Déjalo descongelarse a temperatura ambiente antes de comerlo.
  • Guarda el pan de corteza suave que te sobre en una bolsa de plástico a temperatura ambiente.
  • Guarda el pan de corteza dura que te sobre en una bolsa de papel a temperatura ambiente.
  • No guardes el pan que te sobre en el refrigerador. Esto ocasionará que se vuelva rancio más rápido.

Advertencias

  • Nunca cortes un panecillo o bollo mientras lo sostengas en tu mano. Siempre colócalo en una tabla de cortar antes de empezar a cortarlo.
  • Si vas a cortar pan casero usando un cuchillo bueno y el pan no se corta bien, el problema podría ser el pan en sí. Si el pan tiene demasiado gluten, será demasiado elástico. Si tiene muy poco gluten, se desmigajará muy fácilmente.

Cosas que necesitarás

  • tabla de cortar
  • cuchillo para pan
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página