Cómo ejecutar los tiros libres como Roberto Carlos

Roberto Carlos es uno de los mejores ejecutores de tiros libres en la historia del fútbol. Su impresionante tiro libre de “3 dedos” frente a Francia en 1997 lo ha llevado a la fama. ¡Si quieres anotar golazos como él, lee este artículo! ¡Y llega a la cima! ¡Buena suerte!

Tiros libres a una distancia de entre 16 m y 23 m (18 y 25 yd): remates con chanfle

  1. Coloca la bola en su posición. Asegúrate de que la válvula esté apuntando hacia ti, ya que es la parte más dura del balón.
  2. Retrocede entre 5 y 7 pasos.
  3. PARA ZURDOS: alinéate ligeramente a la izquierda del balón.
  4. PARA DIESTROS: alinéate ligeramente a la derecha del balón.
  5. Corre a medio ritmo sobre las puntas de tus pies, cuando estés a mitad de camino entre la pelota y tu posición inicial, empieza a ir cada vez más rápido.
  6. Tu último paso debe ser rápido y largo.
  7. Cuando remates, coloca tu pie no dominante a aproximadamente 25 cm (10 in) del balón. Mantén esa pierna tan firme como sea posible.
  8. Cuando estés a punto de pegarle al balón, lleva tu pierna de pateo tan atrás como sea posible y remata.
  9. Apunta a los ángulos superiores y dale chanfle a la bola. Los tiros con chanfle son perfectos para la precisión y colocación. Para este tipo de tiros libres, la parte exterior del botín es mejor, ya que hacerlo con la parte interior implica que cambies tu cuerpo de posición y eso ensuciará tu remate.

Tiros libres a una distancia mayor de 23 m (25 yd): remates frontales

  1. Para rematar de esta manera debes hacer lo mismo que para el tiro con chanfle.
  2. Coloca la bola en su posición. Asegúrate de que la válvula esté apuntando hacia ti, ya que es la parte más dura del balón.
  3. Esta vez retrocede 10 o 12 pasos, ya que necesitarás más potencia.
  4. PARA ZURDOS: alinéate ligeramente a la izquierda del balón.
  5. PARA DIESTROS: alinéate ligeramente a la derecha del balón.
  6. Corre a medio ritmo sobre las puntas de tus pies, cuando estés a mitad de camino entre la pelota y tu posición inicial, empieza a ir cada vez más rápido.
  7. Tu último paso debe ser rápido y largo.
  8. Cuando remates, coloca tu pie no dominante a aproximadamente 25 cm (10 in) del balón. Mantén esa pierna tan firme como sea posible.
  9. Cuando estés a punto de pegarle al balón, lleva tu pierna de pateo tan atrás como sea posible y remata.
  10. Esta vez, usarás el empeine y le pegarás al balón en el medio para hacer que vaya de forma recta.
  11. Apunta a los ángulos superiores. Aquí es un poco más difícil, porque mientras más potencia tenga el tiro, menos preciso se vuelve. Necesitas practicar todos los días.

Tiros libres a una distancia de entre 16 m y 23 m (18 y 25 yd): remates con chanfle

  1. Coloca la bola en su posición. Asegúrate de que la válvula esté apuntando hacia ti, ya que es la parte más dura del balón.
  2. Retrocede entre 5 y 7 pasos.
  3. PARA ZURDOS: alinéate ligeramente a la izquierda del balón.
  4. PARA DIESTROS: alinéate ligeramente a la derecha del balón.
  5. Corre a medio ritmo sobre las puntas de tus pies, cuando estés a mitad de camino entre la pelota y tu posición inicial, empieza a ir cada vez más rápido.
  6. Tu último paso debe ser rápido y largo.
  7. Cuando remates, coloca tu pie no dominante a aproximadamente 25 cm (10 in) del balón. Mantén esa pierna tan firme como sea posible.
  8. Cuando estés a punto de pegarle al balón, lleva tu pierna de pateo tan atrás como sea posible y remata.
  9. Apunta a los ángulos superiores y dale chanfle a la bola. Los tiros con chanfle son perfectos para la precisión y colocación. Para este tipo de tiros libres, la parte exterior del botín es mejor, ya que hacerlo con la parte interior implica que cambies tu cuerpo de posición y eso ensuciará tu remate.

Tiros libres a una distancia mayor de 23 m (25 yd): remates frontales

  1. Para rematar de esta manera debes hacer lo mismo que para el tiro con chanfle.
  2. Coloca la bola en su posición. Asegúrate de que la válvula esté apuntando hacia ti, ya que es la parte más dura del balón.
  3. Esta vez retrocede 10 o 12 pasos, ya que necesitarás más potencia.
  4. PARA ZURDOS: alinéate ligeramente a la izquierda del balón.
  5. PARA DIESTROS: alinéate ligeramente a la derecha del balón.
  6. Corre a medio ritmo sobre las puntas de tus pies, cuando estés a mitad de camino entre la pelota y tu posición inicial, empieza a ir cada vez más rápido.
  7. Tu último paso debe ser rápido y largo.
  8. Cuando remates, coloca tu pie no dominante a aproximadamente 25 cm (10 in) del balón. Mantén esa pierna tan firme como sea posible.
  9. Cuando estés a punto de pegarle al balón, lleva tu pierna de pateo tan atrás como sea posible y remata.
  10. Esta vez, usarás el empeine y le pegarás al balón en el medio para hacer que vaya de forma recta.
  11. Apunta a los ángulos superiores. Aquí es un poco más difícil, porque mientras más potencia tiene el tiro, menos preciso se vuelve. Necesitas practicar todos los días.

Consejos

  • ¡Practica todos los días!
  • Cuando remates, recuerda extender tu brazo y doblar ligeramente la rodilla del pie de apoyo para ganar potencia. Mientras más alto esté tu brazo, más probabilidades de que el disparo de en el blanco. ¡Así que alcanza el cielo!
  • Busca en YouTube algunos buenos videos de tiros libres.

Cosas que necesitarás

  • Un balón de fútbol
  • Botines de fútbol diseñados especialmente para ejecutar tiros libres
  • Una portería
  • Un amigo (para que sea el portero)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página