Cómo acabar con el lagrimeo

El lagrimeo puede ser muy irritante. El lagrimeo puede ser causado por muchas cosas: desde alergias hasta infecciones bacterianas. Sin importar qué esté molestando a tus ojos, hay muchas cosas que puedes hacer para evitar que lagrimeen. Los remedios comunes incluyen lavarte los ojos, usar gotas para ojos y usar una compresa tibia. También puedes obtener ayuda de tu doctor, quien podría ser capaz de diagnosticar el problema y ofrecer un tratamiento que ayudará. Asimismo, hay algunas cosas que puedes hacer para prevenir el lagrimeo, como usar gafas, lentes de sol y tu propio maquillaje.

Usar remedios comunes

  1. Asegúrate de no tener un objeto extraño en el ojo. Si tienes algo atorado en el ojo, podría causar que lagrimee. No trates de sacar un objeto extraño del ojo con los dedos o pinzas. Para retirar un objeto extraño del ojo, necesitarás lavarlo.
    • Para lavarte el ojo, ten las manos limpias para mantener el ojo abierto bajo un chorro suave de agua tibia. También puedes hacerlo en la ducha permitiendo que el agua golpee tu frente y manteniendo el ojo abierto a medida que el agua corra por tu cara. O puedes lavarte el ojo con una estación de lavado de ojos o una copa ocular.
    • No te frotes los ojos si piensas que tienes algo atorado en ellos. Frotarte los ojos cuando tienes partículas atoradas en ellos podría dañar el ojo.
  2. Usa gotas para los ojos o “lágrimas artificiales”. Podría sonar irónico usar lágrimas artificiales para el lagrimeo, pero en realidad puedes usar las gotas para ojos para detener el lagrimeo. Las gotas para ojos funcionan bien cuando te lagrimean los ojos debido a la sequedad excesiva. Las gotas para ojos ayudarán a humedecer y lubricar los ojos, lo que dará como resultado una menor producción de lágrimas. Para usar gotas para los ojos:
    • Extiende la cabeza hacia atrás y jala el párpado inferior hacia abajo. Sujeta la botella de gotas a unos centímetros de los ojos. No permitas que la punta de la botella toque tus ojos.
    • Aplica tres gotas (o cuantas gotas recete tu doctor) a los ojos y aprieta la botella para permitir que caiga una gota a la vez a cada ojo. Usa lágrimas artificiales cada 4 horas o según sea necesario.
  3. Quítate los lentes de contacto. Si parece que tus ojos simplemente no dejan de lagrimear, trata de quitarte los lentes de contacto. Los lentes de contacto pueden empeorar el lagrimeo y también previenen potencialmente que las gotas para los ojos funcionen. Habla con tu oftalmólogo si piensas que tus lentes de contacto podrían ser los culpables del lagrimeo.
    • Sigue las instrucciones de tu oftalmólogo para mantener tus lentes de contacto limpios. Si usas lentes de contacto desechables, nunca los uses más de una vez. Siempre deséchalos después de usarlos.
    • Nunca duermas con los lentes de contacto puestos a menos que tu oftalmólogo diga que está bien.
    • Evita usar lentes de contacto al nadar o bañarte.
  4. Haz una compresa ocular para aliviar la irritación de ojos. Las compresas tibias ayudan a retirar la suciedad de los ojos y también a soltar cualquier toxina que podría estar obstruyendo los conductos lagrimales. También ayudan a reducir el enrojecimiento y la irritación que a menudo se presentan con el lagrimeo. Pasa un paño bajo agua tibia a caliente, exprime el exceso de agua y luego coloca el paño sobre tus ojos. Acuéstate y mantén el paño en su lugar por 5 a 10 minutos.

Conseguir ayuda de tu doctor

  1. Habla con tu doctor acerca de antihistamínicos para el lagrimeo causado por alergias. A veces el lagrimeo es causado por una reacción alérgica. Tomar un antihistamínico, o pastillas para las alergias, puede ayudarte a reducir la irritación de ojos causada por alergias. Solo ten en cuenta que si tu lagrimeo no es causado por alergias, entonces el antihistamínico podría no hacer nada para ayudar. Habla con tu doctor si no estás seguro si el lagrimeo es el resultado de alergias.
    • El antihistamínico más común es difenhidramina en forma de cápsula, la cual se toma oralmente. Para adultos, se debe tomar 25 a 50 miligramos de difenhidramina cada 4 a 6 horas. Si causa irritación gástrica, puedes tomarla con leche o comida.
  2. Pregúntale a tu doctor acerca de los antibióticos. Si vas a ver al doctor por tu lagrimeo, podría recetarte un antibiótico si sospecha que tienes una infección. Por ejemplo, las infecciones bacterianas responden bien a los antibióticos. Sin embargo, si el lagrimeo es causado por un virus, es posible que el doctor no te recete ningún medicamento y te pida que esperes una semana para ver si la condición mejora o no.
    • El antibiótico más común que se receta para el lagrimeo es tobramicina. La tobramicina son gotas antibacterianas para los ojos hechas específicamente para infecciones oculares. Para usarlo, aplica una gota de tobramicina en el ojo afectado. Hazlo dos veces al día por 7 días: una vez en la mañana y una vez en la noche antes de dormir.
  3. Considera los medicamentos que tomas. Algunos medicamentos pueden causar lagrimeo como un efecto secundario. Revisa las etiquetas de tus medicamentos recetados y pregúntale a tu doctor si no estás seguro. Si el lagrimeo es un efecto duradero de un medicamento que estés tomando, habla con tu doctor acerca de la posibilidad de cambiar dicho medicamento. No dejes de tomar tu medicamento sin consultar primero con tu doctor. Algunos tipos de medicamentos comunes que podrían causar lagrimeo incluyen:
    • epinefrina;
    • medicamentos de quimioterapia;
    • agonistas colinérgicos;
    • algunas gotas para los ojos, como yoduro de ecotiofato y pilocarpina.
  4. Discute otras posibilidades con tu doctor. Hay una amplia variedad de condiciones médicas que pueden causar lagrimeo. Si no has sido capaz de determinar la causa, pídele ayuda a tu doctor. Algunas de las condiciones que podrían causar lagrimeo incluyen:
    • blefaritis (párpados inflamados);
    • conductos lagrimales bloqueados;
    • resfriado común;
    • pestañas encarnadas;
    • conjuntivitis;
  5. Discute procedimientos con tu oftalmólogo. Si tienes problemas frecuentes de lagrimeo debido a conductos lagrimales tapados, es posible que necesites una irrigación, una intubación o un procedimiento quirúrgico para despejar la obstrucción. Estas opciones solo se requerirían si los otros métodos para despejar la obstrucción no funcionan o el lagrimeo es crónico.
    • Dilatación de puntos lagrimales. Si las lágrimas no pueden drenarse apropiadamente a través de las aberturas de los conductos lagrimales, puede realizarse una dilatación de los mismos. El oftalmólogo aplicará anestesia local en el ojo afectado. Se utilizará un instrumento para ampliar la abertura del conducto lagrimal de tal manera que las lágrimas puedan drenarse apropiadamente a través de estos.
    • Implante de stent o intubación. En este procedimiento, el doctor coloca un tubo delgado a través de uno o ambos conductos lagrimales. El tubo expande la abertura de los conductos lagrimales, lo que facilita el drenaje de las lágrimas. Estos tubos se dejan adentro aproximadamente por 3 meses. Este procedimiento requiere anestesia general.
    • Dacriocistorrinostomía (DCR). La DCR es un procedimiento quirúrgico que podría requerirse si no funciona un método menos invasivo. La DCR crea un nuevo canal para que las lágrimas drenen. El cirujano usa el saco lagrimal existente en la nariz para crear el canal. La DCR requiere que se le administre anestesia local o general al paciente.

Proteger tus ojos

  1. Usa gafas para mantener los objetos extraños fuera de tus ojos. Asegúrate de usar gafas u otros anteojos protectores cuando trabajes con químicos, herramientas eléctricas o estés cerca de muchas partículas aéreas, como aserrín. Estos materiales pueden alojarse en los ojos y causar que lagrimeen. Usar gafas también ayudará a proteger tus ojos de objetos grandes o pequeños que podrían caerte en el ojo y causar daños.
  2. Usa lentes de sol. Los lentes de sol protegen tus ojos de los fuertes rayos UV que pueden causar lagrimeo. Los lentes de sol también pueden actuar como un escudo contra partículas y otros restos que se alzan con el viento y podrían caer en tus ojos.
    • Antes de ponerte los lentes de sol, asegúrate de limpiar cualquier polvo que podría haberse acumulado en ellos.
  3. Usa tu propio maquillaje y otros productos para los ojos. Una de las formas más fáciles de contraer la infección ocular bacteriana o viral de otras personas es compartiendo productos como maquillajes, gotas para los ojos o paños con ellas. Debido a esto, es mejor evitar compartir cualquier producto o artículo que haya tocado los ojos de otra persona.

Consejos

  • Ten cuidado al desechar pañuelos de papel o lavar ropa que hayas usado para limpiarte los ojos. Si tienes una infección viral o bacteriana, puedes propagar la infección a alguien más si entra en contacto con tu pañuelo o toalla.
  • Evita las actividades que requieran una buena visión, como manejar, hasta que tus ojos dejen de lagrimear. Tener lagrimeo puede hacer que las actividades centradas en la visión sean difíciles o incluso peligrosas.

Advertencias

  • Si el lagrimeo persiste, ve a un doctor. Podrías tener una infección viral o bacteriana.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página