Cómo aterrizar un avión en una emergencia

¿Alguna vez te has preguntado qué harías si el piloto se quedara inconsciente? Si no hay nadie más que sea capaz de volar el avión, tu seguridad puede depender de una serie de decisiones importantes. Es posible que alguien a través de la radio guíe tu aterrizaje, pero este artículo te ayudará a saber qué puedes esperar. Si bien estos escenarios son comunes en las películas y en los programas de televisión, las personas que no han recibido capacitación nunca han aterrizado un avión grande en el “mundo real”, pero con algunas habilidades básicas y guías de los controladores de tráfico aéreo es posible hacerlo.

Acción preliminar

  1. Toma asiento. Por lo general, el capitán se sienta a la izquierda donde se encuentra la mayoría de instrumentos (sobre todo para aviones ligeros de un solo motor). Ajústate el cinturón de seguridad y el arnés de hombros (si lo hubiera). Sin embargo, casi todos los aviones tienen controles duales y puedes aterrizar uno con éxito sin importar en dónde te sientes. ¡Aún no toques los controles! Lo más probable es que el piloto automático esté activado. Déjalo así por ahora.
    • Asegúrate de que el piloto inconsciente no esté inclinado sobre el mando de control (el equivalente al volante de un auto). Algunos aviones pueden tener un control lateral, el cuál será una palanca de mando a la izquierda del asiento del capitán.
  2. Toma un respiro. Probablemente te sentirás abrumado con la sobrecarga sensorial y con la seriedad de la situación. Respirar te ayudará a concentrarte. Respira lenta y profundamente para indicarle a tu cuerpo que tienes el control.
  3. Nivela el avión. Si sientes que el avión asciende, desciende o gira, nivélalo lentamente a la altitud de vuelo utilizando el horizonte exterior como guía. ¡Al final todos esos días de videojuegos están a puntos de dar buenos resultados!
    • Busca el indicador de actitud. Conocido a veces como el horizonte artificial, este instrumento consiste de un conjunto en miniatura de “alas” y la imagen del horizonte. La parte superior es de color azul (representa el cielo) y la inferior es de color marrón. En algunos aviones complejos, el indicador de actitud se muestra en la pantalla de una computadora en frente del piloto. En aviones más antiguos, se encuentra en el centro de la fila superior de instrumentos. En las aerolíneas modernas, habrá una pantalla principal de vuelo (PFD, por sus siglas en inglés) justo en frente de ti. Esta pantalla muestra información de importancia, como la velocidad indicada (IAS, por sus siglas en inglés) medida en nudos, la velocidad terrestre (GS, por sus siglas en inglés) también medida en nudos, la altitud (medida en pies) y el rumbo. También debe mostrar si el piloto automático está encendido o no, por lo general indicado como AP o CMD.
    • Corrige la elevación (ascenso o descenso) y la inclinación lateral (giro) de ser necesario para que las alas en miniatura estén niveladas con el horizonte artificial. Si ya están niveladas, no toques los controles en absoluto y continúa con el siguiente paso. Sin embargo, si necesitas nivelar el avión, ajusta la actitud de vuelo al jalar del mando (o la palanca) hacia ti para hacer que la nariz suba o al empujarlo hacia adelante para hacer que baje. Puedes corregir la inclinación lateral (giro) al mover el mando hacia la izquierda o derecha para girar en esa dirección. Al mismo tiempo, debes aplicar una ligera resistencia al mando para evitar que el avión pierda altitud.
  4. Enciende el piloto automático. Si has tratado de corregir el rumbo, lo más probable es que el piloto automático se haya desactivado. Enciéndelo al presionar los botones “PILOTO AUTOMÁTICO” o “VUELO AUTOMÁTICO”, “AFS” o “AP”, o algo similar. En los aviones de pasajeros, este botón se encuentra en el centro del panel antirreflejo, en un lugar donde ambos pilotos pueden alcanzarlo con facilidad. En la mayoría de vuelos durante la fase de crucero, el piloto automático está encendido.
    • Solo si el piloto automático provoca que el avión haga cosas que no quieres, desactívalo nuevamente al presionar todos los botones que puedas encontrar en el mando (lo que probablemente incluirá el botón de desconexión del piloto automático). Por lo general, la mejor forma de hacer que un avión vuele de manera estable es no tocar los controles. Los aviones están diseñados para ser estables y la mayoría de personas que no son pilotos capacitados tiende a controlarlos de la manera incorrecta.

Procedimiento de aterrizaje

  1. Solicita ayuda por radio. Busca un micrófono de mano, el cual normalmente se encuentra a la izquierda del asiento del piloto justo debajo de la ventana lateral, y úsalo como una radio CB. Encuentra el micrófono y repite “Mayday” tres veces seguido de una descripción breve de la emergencia (p.ej. piloto inconsciente). No olvides soltar el botón para oír la respuesta. Un controlador de vuelo te ayudará a volar el avión y a aterrizar con seguridad. Escucha con cuidado y responde a sus preguntas lo mejor que puedas para que pueda ayudarte con mayor eficacia.
    • También puedes tomar los auriculares del piloto y presionar el botón pulsar para hablar (PPT, por sus siglas en inglés), el cual se encuentra en el mando de control. Sin embargo, dado que en el mando de control también se encuentra el botón de piloto automático, si lo presionas por accidente, podrías desactivar dicho sistema. Es mejor que utilices la radio de mano.
    • Intenta pedir ayuda en la frecuencia en la que te encuentras en ese momento, ya que esa es la que usaba el piloto para comunicarse con alguien momentos antes de que quedara incapacitado. Utiliza las palabras “Mayday, Mayday” al principio de la comunicación. Si no logras obtener una respuesta después de algunos intentos y si sabes cómo cambiar las frecuencias de radio con exactitud, puedes pedir ayuda en 121.50 MHz.
      • Si ves una luz roja en el panel, díselo al controlador. Debajo de esta luz roja, habrá una descripción (p.ej. generador, tensión baja). Obviamente, esto requiere una atención rápida.
    • Si puedes encontrar el Transpondedor en el panel de la radio (tiene cuatro ventanas de 4 números que van del 0 al 7, por lo general ubicado cerca de la base del panel), configúralo a 7700. Este es un código de emergencia que alertará rápidamente a los controladores de tráfico aéreo indicándoles que tienes una emergencia.
  2. Utiliza la señal de llamada del avión cuando hables con el controlador. La señal de llamada del avión se encuentra en el panel (por desgracia, no existe una ubicación estándar, pero la señal de llamada debe encontrarse en alguna parte del panel). Las señales de llamada para los aviones registrados en los Estados Unidos comienzan con la letra “N” (p. ej. “N12345”). Esta letra puede confundirse con otras en una radio, así que di “Noviembre”. Anunciar la llamada identificará claramente el avión y también le dará a los controladores de vuelo la información importante acerca de la nave para que puedan ayudarte mejor a aterrizarla.
    • Si estás en un vuelo comercial (uno operado por una aerolínea, como United Airlines), la nave no se conoce por su número comenzando con la letra “N”, sino por su señal de llamada o por el número de vuelo. Algunas veces, los pilotos pondrán una nota adhesiva en el panel a modo de recordatorio. Pregúntale a un auxiliar de vuelo cuál es este número. Cuando llames por radio, di primero nombre de la aerolínea y luego el número. Si el número de vuelo es 123 y la aerolínea es United Arilines, la señal de vuelo sería “United 1-2-3”. Las cifras no deben leerse como un solo número, así que no digas “United ciento veintitrés”.
  3. Mantén una velocidad segura. Busca el indicador de velocidad (generalmente indicado como ASI, velocidad de vuelo o nudos), el cual se encuentra generalmente en la parte superior izquierda del panel de instrumentos, y vigila tu velocidad. La velocidad se lee ya sea en mph (millas por hora) o en nudos (cuyos valores son similares). No vueles un avión biplaza pequeño a menos de 70 nudos ni uno grande (Jumbo) a menos de 180. Básicamente, solo asegúrate de que la aguja se mantenga en la zona “verde” del indicador para tener un vuelo normal hasta que puedas recibir la ayuda de alguien a través de la radio.
    • Si la velocidad de vuelo comienza a aumentar sin que hayas tocado el acelerador, lo más probable es que estés descendiendo, así que jala suavemente el mando de control. Si la velocidad disminuye, baja la nariz suavemente para incrementarla. No dejes que el avión vuele demasiado lento, sobre todo si te encuentras cerca del suelo, ya que podría detenerse (las alas dejan de producir elevación).
  4. Comienza el descenso. El controlador con el que hablas debe resumirte los procedimientos de aterrizaje para el avión y dirigirte hacia un lugar seguro para hacerlo. Lo más probable es que te dirija hacia la pista de aterrizaje en un aeropuerto, pero en algunas circunstancias excepcionales es posible que tengas que aterrizar en un campo o carretera. Si debes aterrizar y no puedes llegar a un aeropuerto, evita los lugares con líneas eléctricas, árboles u otros obstáculos.
    • Para reducir la altitud del avión, jala el acelerador (para reducir la potencia) hasta que escuches el sonido que indica el cambio de los motores y luego detente. Es imposible generalizar, pero probablemente solo tengas que moverlo ½ cm (1/4 de pulgada). Mantén la velocidad de vuelo dentro del margen verde. La nariz del avión debe bajar por sí sola sin empujarla hacia adelante con el mando.
    • Si te ves en la necesidad de empujar o jalar el mando de control constantemente para mantener el avión estable, usa el compensador para aliviar esas presiones. De lo contrario, puede ser muy agotador además de un estímulo distractor. La rueda del compensador mide aproximadamente de 15 a 20 cm (6 a 8 pulgadas) de diámetro y gira en la misma dirección que las ruedas del tren de aterrizaje. A menudo se encuentra cerca de tus rodillas en cualquiera de los lados. Es de color negro y tiene protuberancias pequeñas en los bordes externos. Mientras mantienes la presión contra el mando de control, gira suavemente la rueda del compensador. Si la presión que mantienes se vuelve mayor, gira la rueda en la otra dirección hasta que ya no tengas que mantener el nivel original de presión. Nota: en algunos aviones pequeños, la rueda del compensador puede encontrarse en el panel del techo y tener forma de manivela. Asimismo, en aviones más grandes, esta rueda tiene la forma de un interruptor sobre el mando de control. Generalmente se encuentra a la izquierda cerca de parte superior. Si el avión empuja el mando hacia ti, entonces empuja la palanca hacia abajo. Si el mando se aleja de ti, empuja la palanca hacia arriba.
  5. Aterriza. Tendrás que usar una variedad de dispositivos de arrastre (slats y flaps al lado del acelerador) para desacelerar el avión sin perder elevación. Baja el tren de aterrizaje en caso de que sea retráctil. Si el tren es fijo, siempre estará abajo y no necesitas hacer nada. La manivela del tren de aterrizaje (el extremo de tiene la forma de un neumático) generalmente se encuentra justo a la derecha de la consola central, encima de dónde estaría la rodilla del copiloto. Sin embargo, si necesitas aterrizar sobre agua, no bajes el tren de aterrizaje.
    • Justo antes de tocar tierra, necesitarás elevar la nariz para hacer la maniobra de recogida (flare) y aterriza primero con las ruedas principales. Por lo general, en una recogida la elevación de la nariz es de unos 5 a 7 grados en un avión pequeño mientras que en algunos de mayor tamaño puede llegar hasta los 15 grados.
    • Si vuelas un avión comercial grande, activa el empuje de reversa, en caso de que la nave cuente con uno. En un Boeing, hay barras detrás del cuadrante de aceleración. Jálalas hacia atrás todo lo que puedas y el empuje será dirigido hacia adelante para ayudar a detener el avión. Si todo lo demás falla, jala el acelerador hacia atrás tan rápido y lejos como sea posible.
    • Reduce la potencia al mínimo jalando el acelerador hacia ti hasta que llegue a la señal “inactivo” (idle). El acelerador es una palanca de color negro que normalmente se encuentra entre el piloto y el copiloto.
    • Aplica los frenos suavemente al presionar la parte superior de los pedales del timón. Utiliza la presión necesaria para detener el avión sin llegar a patinar. Los pedales del timón se usan para conducir el avión en el suelo, así que no los utilices a menos que el avión se esté saliendo de la pista.
  6. Felicítate. Una vez que hayas conseguido ayuda para el piloto inconsciente, finalmente puedes desmayarte. Adelante, te lo has ganado. Y si alguna vez puedes soportar ver otro avión, e incluso subirte a uno, es posible que tengas lo necesario para volar y debas considerar la posibilidad de tomar clases de vuelo de un instructor certificado. Aunque es posible que no puedas hacerlo. También puedes escribir un libro sobre tu experiencia.

Consejos

  • Haz lentamente todos los ajustes en los controles y espera a que notes los cambios. Si realizas cambios rápidos o abruptos, puedes perder el control de un momento a otro.
  • Toma un curso brindado por profesionales en seguridad aérea con respecto a lo que se debe hacer cuando el piloto queda incapacitado.
  • No existe una manera sencilla de generalizar las reglas acerca del uso del mando de control y de cuánta presión aplicar. En condiciones ideales, trata el mando con suavidad. Aunque eso también significa que debes moverlo sin dudar cuando las circunstancias lo requieran. Por lo general, deja las maniobras temerarias para los pilotos de combate.
  • Encuentra un piloto que tenga un “X-Plane” o un simulador de vuelo en Microsoft. Pídele que configure un avión en el que podrías ser un pasajero y cuyo vuelo sea recto y nivelado. Luego siéntate y aterriza la nave.
  • Considera la posibilidad de obtener un software como X-Plane, Microsoft Fight Simulator o incluso el simulador de vuelo básico de Google Earth.

Advertencias

  • Esta guía es solo para situaciones de emergencia. No confíes en estas instrucciones para un vuelo tradicional. Consigue un instructor de vuelo certificado.
  • Presta atención al lugar que elijas para aterrizar. Un avión más grande requiere de una distancia de aterrizaje mayor. Asimismo, asegúrate de que haya pocos o ningún obstáculo en el lugar de aterrizaje (líneas de electricidad, edificios, árboles, etc.). También puedes aterrizar aviones en una carretera grande, siempre y cuando no haya ningún obstáculo.
  • Si bien todos los consejos anteriores son muy buenos (y pueden parecer abrumadores), lo más importante que debes recordar es "volar el avión ". Durante una emergencia, incluso los pilotos experimentados se han concentrado tanto en una o dos cosas (estar a la altura correcta, buscar un lugar de aterrizaje, usar la radio, etc.) que olvidan volar el avión, lo que da lugar a resultados catastróficos. Mantén el avión en el aire. Mientras que el avión se mantenga en el aire, puedes tomarte todo el tiempo que necesites para hacer lo demás.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página