Cómo lidiar con un amigo o familiar con anorexia

El trastorno alimenticio anorexia nerviosa es una grave condición física y mental y una de las enfermedades crónicas más comunes en la adolescencia. Tiene un índice de mortalidad mayor al de otras causas de muerte en mujeres entre 15 y 24 años de edad. Además, aunque la mayoría de las personas que padecen de anorexia son mujeres, 10 al 15 % son hombres. Si te preocupa que una persona de tu entorno tenga anorexia, actúa rápido para ayudarla a evitar graves consecuencias como problemas cardiacos y renales o incluso la muerte. Existen diversas opciones de tratamiento que puede explorar para mejorar sus probabilidades de recuperación.

Ayudarla a tomar medidas para su recuperación

  1. Haz que acuda a un doctor para recibir un diagnóstico y tratamiento. Si se deja sin tratamiento, la anorexia nerviosa puede convertirse en un grave problema de salud que causa potencialmente problemas renales, problemas cardiacos e incluso la muerte. Si la persona manifiesta los siguientes síntomas, pídele que consulte con su doctor de cabecera lo más pronto posible. Si eres su padre, llévala al doctor.
    • Comer muy poco y evitar los alimentos grasosos
    • Pérdida de peso severa y peso peligrosamente bajo
    • Temor a aumentar de peso
    • En las mujeres, pérdida del periodo menstrual
    • En los hombres, insatisfacción con su cuerpo y obsesión con desarrollar un físico musculoso
    • Distorsión de la imagen corporal (el cuerpo se ve más grande o más pequeño de lo que es en realidad)
    • Pesarse en exceso
  2. Ten en cuenta la diferencia entre un cuerpo saludable y uno poco saludable. Obviamente no hay nada de malo con estar en forma y puede lograrse con ejercicio regular y una alimentación saludable. Sin embargo, existen diferencias entre los cuerpos en forma y saludables y los cuerpos poco saludables.
    • En el hombre, el cuerpo poco saludable tiene 15 % menos grasa corporal de lo que se considera normal para su edad, estatura y nivel de actividad. Él puede levantar pesas de forma compulsiva y obsesionarse con tonificar sus músculos. También puede tomar esteroides anabólicos para aumentar la masa muscular.
    • En la mujer, el cuerpo poco saludable tiene un peso constantemente bajo, por ejemplo, un índice de masa corporal inferior a 17,5. Es posible calcularlo haciendo clic aquí. Ella puede someterse a dietas extremas y pasar mucho tiempo pesándose y mirándose en el espejo.
  3. Habla con la persona anoréxica sobre los factores desencadenantes. Un factor desencadenante es una persona, un lugar o cosa que hace que ella recurra a conductas anoréxicas para afrontarlo. Ella puede controlar su forma de reaccionar ante dichas situaciones si aprende a identificar sus desencadenantes, por ejemplo:
    • Interactuar con alguien que juzga su cuerpo
    • Alimentos específicos que para ella es difícil comer o pensar en comer
  4. Ayúdala a fijarse metas razonables. Las metas razonables y realistas permitirán que progrese en su recuperación. Se trata de metas que pueda alcanzar dentro de un periodo de tiempo específico sin interferir con otras áreas de su vida.
    • Si tiene dificultad para comer una cantidad normal de comida tres veces al día, pídele que lo intente una vez al día. Una vez que haya logrado este pequeño paso, podrá continuar con la meta más grande. Esto la ayudará a sentirse realizada y a trabajar a un ritmo realista para no sentirse agobiada.
  5. Recomiéndale que lleve un diario de recuperación. Escribir en un diario respecto a su lucha contra la anorexia le permitirá expresarse de forma positiva. Aunque esto no sustituye a una comunidad de apoyo o a la ayuda profesional, puede ser una herramienta poderosa para que comparta sus sentimientos y reflexione sobre lo que ocurre en su vida.
    • Haz que pruebe el método “Five-Minute Sprint” de Kathleen Adams, fundadora del Centro para la terapia del diario (Estados Unidos). Dale las siguientes instrucciones: programa un cronómetro para que suene a los 5 minutos, escoge un tema que te venga a la mente y escribe al respecto. No es necesario reflexionar mucho en este ejercicio de escritura; solo deja que tus pensamientos fluyan hacia la página. Ahora, lee este borrador para ti misma y cada vez que algo te llame la atención, escribe: "Leyendo, observo o siento que _________". De este modo, empezará a procesar sus emociones en torno a dichos problemas. Es una buena idea realizar este ejercicio con ella para mostrarle solidaridad.
  6. Infórmate sobre la alimentación intuitiva. La alimentación intuitiva es un sistema nutricional que ha diseñado la nutricionista Evelyn Tribole y la terapeuta nutricional Elyse Resch. Este sistema puede enseñarle a escuchar las necesidades de su cuerpo y a desarrollar una relación más saludable con la comida. Demuéstrale que te preocupas por ella aprendiendo juntos sobre dicho sistema. La alimentación intuitiva puede ayudarla a:
    • Escuchar cuándo su cuerpo tiene hambre o está lleno
    • Buscar formas de resolver sus dificultades emocionales sin recurrir a la comida
    • Aprender a disfrutar de la comida

Hablar con ella sobre la ayuda profesional

  1. Discute sobre el tratamiento hospitalario. La anorexia es una condición que puede amenazar la salud física y emocional de la persona. Dado que esta condición involucra distintas áreas, discute con ella sobre opciones de tratamiento hospitalario, por ejemplo, un centro especializado en trastornos alimenticios. Este tipo de lugares podrá abordar todos los problemas que acarrea la anorexia, de modo que se sane tanto el cuerpo como la mente.
    • Esto es importante sobre todo si sufre una desnutrición severa. Los doctores de dichos centros la ayudarán a mantener su salud corporal, mientras que los psicólogos se encargarán de la parte mental de la condición.
  2. Ayúdala a encontrar un buen terapeuta. La terapia ayuda a lidiar con los problemas emocionales que son el origen de la anorexia. Un buen terapeuta la ayudará a cambiar su manera de sentirse respecto a su cuerpo y la comida.
    • Terapia cognitiva conductual (TCC). Es el método más investigado para tratar los trastornos alimenticios. Ayuda a cambiar los pensamientos y la conducta para no caer en las mismas viejas creencias irracionales respecto al peso y la comida.
    • Terapia interpersonal (TIP). Se centra en mejorar las relaciones de la persona de modo que los síntomas de la anorexia desaparezcan por sí solos, a medida que su ámbito social se vuelve más saludable y más capaz de darle apoyo.
    • Si vives en Estados Unidos o Canadá, busca un terapeuta haciendo clic aquí.
  3. Recomiéndale recibir ayuda para los problemas adicionales como la depresión y la ansiedad. Las investigaciones muestran que las personas con un trastorno alimenticio son más propensas a sufrir de depresión y ansiedad. Estos problemas complejos pueden dificultar aún más la recuperación, así que es una buena idea que la persona busque ayuda para otras dificultades importantes que tenga, como el trastorno obsesivo compulsivo o la depresión.
    • El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es el trastorno de ansiedad más común que se manifiesta paralelamente a los trastornos alimenticios. Si la persona anoréxica menciona tener pensamientos repetitivos respecto a cosas que no puede controlar (como los gérmenes o los intrusos en su casa), lo mejor es que consulte con su doctor respecto al TOC.
    • La depresión puede dar lugar a trastornos alimenticios y también puede ser consecuencia de ellos. Si la persona con anorexia aparentemente tiene una tristeza permanente, cansancio constante o dificultad para sentir cualquier placer, haz que consulte con su doctor respecto a la depresión grave.
  4. Sugiérele un nutricionista certificado. La persona que sufre de anorexia con frecuencia presenta deficiencias nutricionales. Contactarse con un nutricionista certificado le permitirá devolverle el equilibrio a su cuerpo. El nutricionista podrá ayudarla a subir de peso y a reponer las carencias de su cuerpo, como la falta de electrolitos. Las investigaciones sugieren que en realidad podría ser necesario abordar los problemas de comida y peso antes que ocurra la recuperación.
    • Busca un nutricionista que se especialice en los trastornos alimenticios. Si vives en Estados Unidos, puedes encontrar uno para ella haciendo clic aquí.
  5. Pregúntale a su doctor sobre los medicamentos. No existen medicamentos específicamente para los trastornos alimenticios, pero los fármacos como los antidepresivos o los ansiolíticos pueden ser útiles para tratar los síntomas psicológicos de la anorexia, lo cual con frecuencia constituye un paso necesario para recuperarse del trastorno. Si eres su padre, puedes preguntárselo al doctor directamente. Si eres su amigo o hermano, primero debes hablar con ella al respecto.

Proporcionarle un ambiente de apoyo

  1. Edúcate a ti y a otros amigos o familiares sobre la anorexia. El primer paso es desarrollar un conocimiento acerca de su trastorno para que tú y otras personas comprendan lo que está atravesando. Puedes preguntarle a un doctor o consultar un recurso como la herramienta para padres de la Asociación nacional de trastornos alimentarios.
    • Haz clic aquí para acceder a dicha herramienta.
  2. Anímala a pedir apoyo. De seguro existen cosas que tú y los demás pueden hacer (o no hacer) para contribuir a su recuperación de la anorexia. Hazle saber que puede contar contigo siempre que necesite ayuda. Las investigaciones demuestran que la recuperación de un trastorno alimenticio tiene mucho que ver con lo conectada que se siente la persona con otras personas. El tipo de apoyo que recibe de sus amigos y familiares es esencial para su bienestar, así que haz lo mejor que puedas para hacerle saber que te preocupas y que estás dispuesto a ayudar de cualquier forma posible.
    • Por ejemplo, si su doctor o nutricionista le indican una dieta específica, pregúntale si quiere que la ayudes a manejar esta nueva rutina.
  3. Participa en terapia junto con ella. Un método prometedor de tratamiento contra la anorexia es la terapia familiar, la cual requiere que otros miembros de su familia se sometan a terapia junto con ella. Este tipo de terapia logra la colaboración de los miembros de su familia para contribuir a su recuperación de dicha condición. Algunas investigaciones sugieren que la terapia familiar es más eficaz que la terapia individual.
    • El terapeuta te enseñará a ti y a otros miembros de la familia cómo brindar tu apoyo para aumentar sus probabilidades de recuperación. Incluso él podría observar cómo come la familia en conjunto para sugerir formas saludables de fomentar una mejor relación con la comida.
  4. Coman todos juntos como una familia. Si la persona aún vive con sus padres, es una buena idea hacer que coma al menos tres comidas con ellos a la semana. Las investigaciones muestran que las personas que comen comidas regulares con su familia son menos propensas a sufrir de un trastorno alimenticio. Este tiempo juntos (sobre todo si se combina con la terapia familiar) puede ser una forma saludable de ayudarla a volver a la normalidad. De este modo, los miembros de su familia sabrán cómo apoyarla en su lucha con los problemas alimenticios.
  5. Ayúdala a evitar aislarse. El aislamiento es una de las peores cosas que puede experimentar la persona si ya está luchando con la anorexia. Tal vez parezca una buena idea que se aísle del mundo mientras intenta controlar su peso, pero aislarse a sí misma solo empeorará la situación. Habla con ella respecto a dejar que sus amigos y familiares entren en su vida para que estén allí para ella. La clave del éxito es confiar en las personas que se preocupan por ella y desean su recuperación.

Consejos

  • A la hora de hablar con ella, céntrate en sus sentimientos y relaciones. De este modo, evitarás sacar a colación los sentimientos de vergüenza respecto a su relación con la comida o su peso.
  • Promueve su autoestima. Mantente positivo al momento de interactuar con ella. Céntrate en lo que aprecias de ella.

Advertencias

  • No te culpes si eres su padre. Los trastornos alimenticios son complejos. Tú no provocaste nada. Si crees que cometiste errores que contribuyeron con su condición, trata de disculparte y actúa de otra manera.
  • Respeta sus límites. Debes estar disponible para ella, pero no seas curioso o actúes de una forma autoritaria. Las violaciones de los límites (como vigilar lo que come) pueden contribuir a un trastorno alimenticio.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página