Cómo combinar los colores

Algunas veces puede ser difícil conocer qué colores debes usar con esa camisa verde o esa falda azul… pero existen algunas reglas definidas que determinan qué colores lucen mejor con otros. Definitivamente, una vez que conozcas las reglas puedes romperlas, pero es mejor establecer los principios básicos primero. Mira el paso 1 para empezar a combinar tu ropa por color.

Conocer tus colores

  1. Usa un círculo cromático. Todo lo que hacen los círculos cromáticos es decirte cuál es la mejor forma de combinar colores. Existen combinaciones particulares de colores en el círculo cromático que son muy atractivas para la vista, estas se denominan armonías de color. Los colores primarios básicos como el rojo, amarillo y azul se usan para crear los colores secundarios. Los colores terciarios se crean al mezclar los colores primarios y secundarios.
    • Existen colores cálidos y fríos. Los colores cálidos suelen ser el anaranjado, rojo, amarillo, entre otros; mientras que los fríos son los verdes, azules y morados. Mezclar colores cálidos con colores cálidos y colores fríos con colores fríos puede ser una excelente forma para que un novato en combinar colores se sienta a gusto con los colores.
    • El blanco, negro y gris son colores neutros (y son muy importantes para combinar la ropa de manera adecuada).
    • Cuando un color es pastel quiere decir que se ha vuelto más claro (se le ha agregado blanco) y cuando es opaco quiere decir que se ha vuelto más oscuro (se le ha agregado negro). Los tonos en un color se crean al agregar gris. Cuando combines la ropa, tendrás que ver lo distinto que trabajan los colores pasteles, los tonos y los colores opacos entre sí.
  2. Evita los colores complementarios lo más que puedas. Estos son los colores que destacan entre sí y se contraponen en el círculo cromático (por ejemplo, el anaranjado y el azul). No dejes que el nombre te engañe, estos colores son complementarios entre sí; sin embargo, ¡eso no quiere decir que se complementen contigo!
    • En este momento, no tienes que evitar la combinación de colores complementarios por completo, especialmente si eres una persona confiada y con estilo atrevido. Una excelente forma de usar bien los colores complementarios es combinar un color complementario con un color pastel más claro que su color opuesto. Por ejemplo, combinar un vestido azul real con un chal dorado pálido y zapatos.
  3. Usa colores análogos. Estos son los colores que están justo al lado del otro en el círculo cromático, como el verde y el amarillo, o el rojo y el anaranjado. Dado que ellos están ubicados uno al lado del otro, parecen agradables a la vista cuando se combinan.
    • Un ejemplo del buen uso de colores análogos podría ser un vestido rojo escarlata con joyas de oro y zapatos rosados.
    • No uses más de tres colores análogos en un atuendo. En base al ejemplo anterior, ya tienes 3 colores análogos (rosado, rojo, dorado), así que no debes excederte y agregar también anaranjado o morado.
  4. Usa colores primarios. Los colores primarios (si puedes recordar tus años de enseñanza básica) son rojo, azul y amarillo. Estos son difíciles de combinar entre sí, a menos que seas realmente valiente; aunque pueden lucir hermosos si lo haces bien. Sin embargo, los colores primarios son excelentes para un estilo monocromo, lo que significa que solo uses un color.
    • Un ejemplo del estilo monocromo podría ser una camisa blanca combinada con unos jeans ceñidos de color azul oscuro, unas botas hasta los tobillos de color azul oscuro y una chaqueta de color azul oscuro. Para mitigar todo el azul podrías agregarle rojo o una bufanda de color morado brillante.
    • Un ejemplo de un buen uso de todos los colores primarios sería usarlos en conjunto con diversos colores neutros. Por tanto, podrías combinar tacones gruesos de color rojo con jeans ceñidos de color azul y joyas amarillas, a la vez que podrías difuminar los colores con una chaqueta negra y una camisa gris.
  5. No mezcles ciertos colores. Algunos colores simplemente no están destinados a combinarse y todavía hay personas que cometen el error de combinarlos. Evitar estos fallos en la moda te ayudará a combinar mejor tus atuendos.
    • El negro puede combinar con todo, pero hay dos colores con los que no combina bien. No lo combines con el azul marino; estos son muy próximos, pero no tanto para lucir bien juntos. El otro color es marrón. No combines negro con marrón a menos que estés muy seguro.
    • El blanco y crema tampoco combinan, porque parecerá que trataste de combinar los colores y fallaste; sin embargo, los colores crema y marrón combinan muy bien.
    • Tampoco el marrón y gris combinan bien. Ambos son muy neutros y más o menos incoloros para realzarse entre sí.

Combinar los colores

  1. Usa colores neutros en tus atuendos. Este es uno de los consejos más importantes para crear un atuendo que combine bien. Los colores neutros realzarán tus colores elegidos y harán que estos luzcan mejor combinados y no exagerados.
    • El gris es una muy buena opción para tu atuendo. Combina una falda gris con una camisa de color morado oscuro y una bufanda de color dorado pálido; o unos pantalones grises con una camisa blanca, una chaqueta azul y una corbata roja.
    • Recuerda que una camisa blanca entallada es el complemento perfecto para la mayoría de atuendos. Esta puede servir para un atuendo formal con unos pantalones negros y una corbata; o para uno informal con un suéter o chaqueta y una bufanda.
    • Evita los pantalones de color a menos que los combines con una camisa neutra (como unos jeans ceñidos rojos con un suéter gris). Sin embargo, los pantalones de color generalmente pueden opacar el conjunto y desviar la atención.
  2. Usa una escala de valor de colores. Esto básicamente significa que cada color tiene una variedad de valores, al hacerlos más oscuros (opacos) o más claros (pasteles) o más tenues (tonos). Cuando combinas cosas, por lo general quieres probar y combinar diferentes valores de tus colores elegidos.
    • Por ejemplo, podrías combinar una corbata dorada con una camisa azul pálido y pantalones negros o grises. El dorado es un valor de color más oscuro que la camisa azul pálido (uno es más pastel, mientras que el otro es más brillante).
    • Prueba y capta la imagen de los colores que estás usando como parte de una fotografía en blanco y negro. Esto te ayudará a determinar las gradaciones de los valores para así combinar los valores adecuados (por ejemplo, el más oscuro con el más claro).
    • Mientras los colores pasteles con colores pasteles suelen lucir un poco empalagoso, puedes realizar una apuesta atrevida al combinar los colores brillantes con los colores brillantes. Usa el ejemplo anterior de la corbata dorada y la camisa azul pálido. En lugar de azul pálido, podrías escoger granate para que combine con la corbata dorada, el cual es más intenso que el azul pálido.
  3. ¡Practica! Tendrás que jugar con los colores para descubrir por experiencia propia que posiblemente no debas usar esa bufanda color amarillo brillante con tu camisa azul brillante. En lugar del amarillo brillante, podrías bajarle el tono con un color opaco más mantecoso u oscurecerlo a dorado.

Usar combinaciones a prueba de fallos

  1. Usa colores con neutros. Cuando combines tus atuendos, tendrás que asegurarte de combinar los neutros con tus colores, para que así no exageres. Recuerda que los neutros se usan para realzar tus colores.
    • Combina 1 color con 1 neutro. Por ejemplo, podrías combinar una blusa rojo brillante con una falda negra y zapatos bajos rojos.
    • Podrías combinar 1 color con 2 neutros. Por ejemplo, podrías combinar un vestido anaranjado con un suéter en blanco y negro, y unas zapatillas negras marca Converse y pendientes blancos. O podrías combinar un pantalón marrón con un suéter crema y una bufanda dorada.
    • Si eres más osado, podrías combinar 2 colores y 1 neutro. Tendrás que elegir dos colores análogos si no estás seguro de tus habilidades para combinar. Por ejemplo, podrías combinar una chaqueta roja sobre un vestido blanco con zapatos anaranjados y una bolsa. O podrías combinar un pantalón negro, un suéter azul oscuro y una bufanda granate.
  2. Usa colores neutros cálidos. Si te sientes inseguro, podrías seguir usando neutros cálidos como marrón y crema, los cuales combinan muy bien y hacen que luzcas elegante. También, puedes combinarlos con un color en tono tierra (los colores que se han mezclado con gris) como el verde oliva.
  3. Usa estampados con colores neutros y planos. Los estampados pueden ser realmente difíciles de combinar, así que tienes que asegurarte de no exagerar con los estampados o no opacarás el estampado con el resto del atuendo.
    • Trata de combinar 1 estampado con 1 o 2 neutros planos. Por ejemplo, podrías combinar una túnica tejida negra con rayas moradas con unas mallas negras y botas grises. También, podrías combinar una camisa de franela con un pantalón marrón de pana y una camiseta blanca.
    • También, podrías combinar 1 estampado con 1 color plano dentro del mismo estampado. Por ejemplo, si tienes una falda roja con un estampado anaranjado y amarillo de soles, podrías combinar tu camisa con el anaranjado del estampado. ¡Aunque probablemente deberías asegurarte de tener los zapatos de color neutro antes de emocionarte!

Consejos

  • Limítate a 3 colores por atuendo, incluyendo los colores neutros. Esto asegurará que no exageres con el color.
  • Trate de no exagerar con los pasteles. Una buena forma de hacerlo es combinar 1 pastel con un color neutro, o un pastel con el mismo color solo en una escala más profunda, más oscura.
  • Una buena forma de crear un poco de color adicional es añadir un accesorio pequeño en una escala de valor que combine con su color principal. Por ejemplo, podrías combinar unos pendientes amarillos con una camisa verde, o una corbata azul con una camisa roja.

Advertencias

  • Recuerda que puedes vestir todo lo que te quieras poner. Si otras personas te dicen que no combinan, siempre y cuando consigas el estilo que quieras, ¿a quién le importa lo que piensen?
  • No uses dos colores que sean casi idénticos, pero no del todo. Tendrás que combinar tus colores con exactitud o utilizar un tono neutral; de lo contrario, tu atuendo podría lucir raro.
  • Como siempre, tratar de no combinar marrón con negro a menos que estés muy seguro de ello. Por ejemplo, los zapatos marrones con un traje negro, sin duda te harán lucir como si no supieras lo que estás haciendo con el color.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página