Cómo caerle bien a la gente

Algunas veces, las cosas más simples sobre el planeta son las más difíciles, ¿cierto? Caerle bien a la gente (bueno, a algunos, nadie le cae bien a "todos") puede verse como una tarea atemorizante, pero una vez que descubres los puntos básicos, será como respirar. Para convertirte en un maestro en la vida social, lee a continuación.

Dominar un lenguaje corporal simpático

  1. Sonríe. La forma absolutamente más simple de caerle bien a la gente es sonreír de manera genuina. Las personas desean estar cerca de otras personas que sean divertidas y felices, porque eso es contagioso. Las harás sentirse bien con tu sola presencia. Sonreír es el primer indicativo (y el más obvio) de que eres una persona a la que ellos quieren tener cerca. Sonríe e irás por buen camino.
    • Recuerda, si actúas como si estuvieras feliz, probablemente te sentirás más feliz. No hagas una sonrisa falsa (los demás podrán detectarla), pero aprende a que si no estás de muy buen humor, fingir una sonrisa puede engañar a tu mente para que se sienta mejor.
  2. Usa un nivel adecuado de contacto visual. Este paso con suerte aparecerá naturalmente. El contacto visual es una de las formas más simples de mostrarle a alguien que estás prestando atención. Cuando estás viendo televisión, la ves, ¿cierto? Así que cuando hablas con alguien, ¿no deberías hacer lo mismo?
    • Muy poco contacto visual puede verse como grosero. ¿Qué más estás viendo? ¿Qué te distrae? ¿Por qué esta conversación no es lo suficientemente buena para garantizar tu atención? Si es un problema para ti, simplemente tenlo en cuenta. Eso es todo lo que necesitas cambiar.
    • "Demasiado" contacto visual puede incomodar a la otra persona. Puede que parezca como que miras fijamente a la otra persona. Si está consciente de que el contacto visual intenso es un problema para ti, procura distraerte de vez en cuando. Es probable que la conversación también involucre las manos, alguna comida u otra cosa a la cual dirigir tu atención, pero sólo brevemente.
  3. Inclina tu cabeza hacia la otra persona. La ciencia detrás de esto es que, evolutivamente, inclinar la cabeza expone nuestra arteria carótida, para decirle a la otra persona que no buscamos una pelea. En algún lugar en la profundidad de nuestro cerebro, nos señala que la persona con la que hablamos no es una amenaza y que podemos proceder con comodidad.
    • Inclinar la cabeza evita una postura "cuadrada". Es más suave, tiene un instinto simpático y le dice a la otra persona que tu enfoque está sobre ella, algo que todos absolutamente adoran tener. Así que la próxima vez que estés inseguro sobre cuál postura tomar, inclínate. Abarca todo, realmente.
  4. Haz un movimiento rápido con las cejas. Este puede ser una de las señales no verbales de las que no te has dado cuenta. ¡Así que quizás ya las hecho! Una señal común para mostrar amistad (y, de nuevo, que no eres una amenaza) es hacer un rápido destello con las cejas. Solo tiene que moverlas hacia arriba y abajo ligera y rápidamente. Generalmente se hace al acercarse a una persona y puede verse desde larga distancia.
    • Combínalo con una sonrisa y tienes lo básico para ser un humano agradable y cercano. Pero mantén el destello de cejas para iniciar una conversación. No es algo que se use en ciertos intervalos, como puede ser la inclinación de la cabeza.
  5. Refleja sus posturas. Si te encuentras en la misma posición corporal que otra persona, es probable que tengas las mismas formas de pensamiento. Probablemente haces esto con los que tienes más cerca de ti más a menudo de lo que crees. La buena noticia es que puedes usarlo a tu favor. A las personas les gusta los que son similares a ellas y esta es una forma muy fácil de hacerlo.
    • Si hablas con una persona y tiene una posición similar a la tuya, es probable que sientas que te entiende perfectamente. Y por lo tanto es comprensiva y relacionable ("anotaste"). Haz esto en una conversación pero no llames la atención con ello. Si es demasiado notorio, se verá artificial y poco natural.
  6. No demuestres tu dominio. Muchos libros te dirán que encuadres tus hombros, levantes la barbilla y siempre hagas un apretón de manos firme. Aunque definitivamente son buenas ideas y tienen su lugar, en algunas situaciones puede que no quieras verte tan fuerte. Mantén estos indicadores de confianza, pero lanza señales de claramente-te-respeto para emparejar el terreno de juego.
    • A quien sea que conozcas, mostrar un poco de deferencia no te hará mal. Si conoces a alguien y estás a punto de estrechar su mano, párate delante e inclínate un poco (aludiendo a una reverencia). Inclina tu cabeza, mantén una posición corporal abierta (es decir, no siempre cruzar brazos y piernas) e inclínate de un lado al otro. Mostrar que estás relajado e interesado en la otra persona hará que le gustes, sin importar su nivel de conversación.

Caerle bien a una persona frente a frente

  1. Pregúntale a la gente por sí mismos. Interésate en ellos. ¿Qué conversación es mejor que con una persona que está verdaderamente interesada en lo que dices?Si conversas y te escuchas diciendo "hice esto, hice aquello", frena. Pregúntale su opinión a la otra persona. Las conversaciones son de dos vías.
    • Siempre es mejor decir en serio lo que dices. La gente sabe cuando tienes falsa humildad. Mostrar interés en la gente que no te importa "sólo por el bien de ganar popularidad" no funciona a largo plazo, así que "conviértete" en el tipo de persona que se interesa de verdad en otros. Si en un tema en particular es realmente difícil para ti fingir interés, lleva la conversación en una dirección diferente.
  2. Pide un favor. Esto podría sonar un poco raro si no estás familiarizado con ello. Es una técnica conocida como "El Efecto Benajmin Franklin". Básicamente, pides un favor, la otra persona te lo hace, le agradeces y "tú" terminas cayéndole mejor a "ellos". Tú pensarías que la persona a la que se la hace el favor le gustará más la otra persona, pero no es así. Así que la próxima vez que sientas la necesidad de pedir algo prestado, ¡no dudes en pedirlo!
    • La idea es que a todos les gusta ser útiles y todos prefieren tener a alguien en deuda con ellos, en lugar de tener deudas con otros. Ganan un sentido de poder y propósito de ti, provocando que tú le caigas mejor. Simplemente no lo hagas todo el tiempo. Demasiados favores y te volverás molesto.
  3. Habla sobre los intereses de otra persona. Si conoces sus pasatiempos o pasiones, ¡pregúntales sobre eso! Usualmente, esto hará que no paren y tomen tu calor. Seguirán y seguirán, sintiendo como que los dos tienen una conversación épica, cuando en realidad te has resignado a asentir porque no puedes decir nada adecuado. Si puedes recordar algo que mencionen al pasar, probablemente quedarán doblemente impresionados.
    • Aprovecha las oportunidades para usar su nombre. La gente adora, adora, adora escuchar su nombre. Como dice Dale Carnegie, para ellos es el sonido más dulce de todo el idioma. Los valida y se siente reafirmados y más felices. Si puedes agregarlo, hazlo.
  4. Sé empático. ¿Eres muy directo y lógico? Pero por extraño que parezca, aunque los humanos (en cierta forma) lo saben, es mucho más fácil no ser empático. Todos nos preocupamos por "yo, yo, yo" y esperamos al siguiente momento en el que podemos agregar algo a la conversación. Para ampliar tu simpatía, pasa los reflectores hacia la otra persona. Enfócate en ellos.
    • Un simple giro de frase hace el truco. Digamos que alguien te explica un problema reciente. Tu respuesta automática es "entiendo cómo te sientes". Eso debería verse como bastante inofensivo, ¿cierto? Pero simplemente acabas de poner el foco sobre ti y tus habilidades. Y lo que es más, la otra persona puede pensar "no, en realidad no". En vez de eso, opta por algo menos trillado (y por tanto más significativo, incluso si es egoísta) como "así que te sientes X, X, y X". Sólo reiterar lo que dicen les hará sentir que le prestaron atención y, bueno, "mejor".
  5. Hazles halagos. Otro que parece realmente obvio. Desafortunadamente, hacerle cumplidos a otros algunas veces puede ser raro (muchas personas no saben cómo manejarlo) y pareciera que tienes malas motivos (por ejemplo, sexo). Para empezar, supéralo. Todos los adoran. Bueno, al menos uno genuino y en el momento correcto.
    • Asegúrate que tus halagos son útiles y apropiados. Si alguien tuvo una noche difícil y todavía tiene la mugre del descuidado baño público en su piel, no le digas qué hermoso se ve. Los cumplidos deben ser genuinos para ser apreciados y que se tomen en serio.
    • Decirle a un hombre que te gusta su corbata es bueno, pero ¿qué puede decir como respuesta? ¿"Gracias, fue hecha por niños en una fábrica lejana y no tuve nada que veer con eso? Bueno, probablemente no diga eso, pero entiendes el punto. Hazle un cumplido por su excelente presentación en Powerpoint, su sentido del humor, algo que le importe a él o algo en lo que realmente haya trabajado. Le encantará la aprobación.
  6. Haz el ridículo. Una vez que alcanzamos la madurez de unos 5 años y medio, empezamos a darnos cuenta que la sociedad nos ve 24/7 y que ciertos comportamientos se ven inadecuados, y damos paso al escrutinio. Como los humanos no soportan el escrutinio, lo evitamos como una plaga. Desafortunadamente, esos momentos embarazosos todavía nos ocurren a "todos", así que cuando vemos que le pasa a alguien más, sentimos su dolor. ¿Y esa persona? Nos cae mejor por eso. Le bajaron los humos y
    • Cuando ves a alguien, digamos, con los pantalones abajo, hay una reacción automática de "ambas" partes. La persona sin pantalón probablemente se ría (ojalá), se sonroje y quizás haga una broma, mueva su cabeza, se lleva la mano a la cara y trate de completar su día con un poco de dignidad. ¿Qué hizo? Te mostró que es humano. Le bajaron los humos y lo aceptó con su comportamiento. Eso es simpático. Es una persona real.
      • Digamos que la misma situación ocurre de nuevo (pobre hombre), pero esta vez mantiene un rostro estoico, se pone de nuevo sus pantalones, hizo un gesto brusco y se fue. Nada entrañable. Su comportamiento no aceptó su vergüenza y por tanto no hay nada con lo cual relacionarse o simpatizar, o encontrar encantador. Nada simpático en lo más mínimo.
  7. Tócalos. Directamente, si quieres sentir una conexión con una persona, lo tocas. Obviamente cada relación es diferente y por tanto son buenos diferentes niveles de toques. Pero en general. es efectivo establecer una conexión. Lo más mínimo funcionará.
    • Imagina saludar a alguien brevemente mientras caminas con un rápido "hola". Fue un momento fugaz en el que se vio como que no tuviste tiempo para la otra persona. Ahora imagina la misma situación en la que caminas rápidamente, das un hola corto pero ligeramente tocas su hombro. ¡Pum! Conexión física. Enfoque. Estás en su radar. Le caes bien, bien, bien.
  8. Haz que se sientan bien. Otra gran obviedad, ¿cierto? El tema general de este artículo es simplemente hacer sentir mejor a la otra persona. Es cómo lo haces cuando tienes diferentes opciones. Cada persona es diferente, pero todos compartimos cualidades similares. Todos queremos atención, ser felices y sentir que somos cuidados y útiles. Y esas personas que nos dan esas cosas, nos gustan.
    • Es mejor usar algunas tácticas para lograr esto. Sólo hacer halagos o sólo pedir favores o sólo sonreír no será suficiente. Tienes que poner un poco de todo eso. Si te mantienes enfocado en ello, debe preparar tu acción: hacer preguntas (atención), halagarlos (edificarlos), pedir consejo (hacerlos sentir sabios y con propósito) y mostrarles empatía (cuidarlos). Cuando se sienten bien con ellos mismos, se sentirán bien acerca de ti.

Hacer que le caigas bien al mundo

  1. Pasa tiempo con personas que mejoran tu imagen. Desafortunadamente, todos los humanos buscan señales rápidas y fáciles para juzgar a las personas que conocen. No, no siempre es preciso, pero todos lo hacemos porque es más fácil y relativamente indoloro. Vemos una situación y automáticamente la evaluamos por su apariencia exterior. Si no nos gusta, la damos por perdida. Así que cuando eres juzgado, debes saber que no es solamente tú, es lo que viene contigo.
    • Esta es una bonita forma de decir que.. bueno, también se te juzga por las personas a tu alrededor. Si tus amigos son unos malolientes pero tú no lo eres, igual tienes el riesgo de ser encasillado en la categoría de malolientes. Esto es especialmente verdadero en Facebook. Mientras más bonitos son tus amigos en Facebook, más bonito te verás. No, no está bien, pero es la verdad.
  2. Vístete para impresionar. ¿Sabes que dicen "vístete para el trabajo que quieres, no para el trabajo que tienes?" Es algo así. Vístete para la imagen que la gente vea, no como te sientes o como eres. Las personas se engañan fácilmente con la ropa. "La ropa hace al hombre", ¿cierto? ¿Cuántas frases hechas necesitas?
    • En un estudio reciente, se mostró que usar marcas conocidas elevó el estatus de percepción de cada uno. La calidad de la ropa no importó, pero utilizar una marca lujosa hizo que los participantes vieran a la persona como un estatus más alto o en un tema relacionado, más simpático. Es otra señal que los humanos siguen como respuesta rápida hacia una persona. Puede que no sea a prueba de tontos (o lo más correcto), pero es fácil.
  3. Haz algo memorable. Esto no puede ser muy específico porque cualquier cosa que hagas debe "ajustarse" a tu personalidad, pero tener "algo" puede hacerte agradable. Serás memorable, tendrás una identidad concreta (o ellos lo creerán) y la gente podrá controlarte. "Miren, ese es el muchacho del loro. Adoro a ese tipo". Algo por el estilo.
    • Si alguna vez trabajaste en la industria de restaurantes, puedes tener una historia relacionada con este fenómeno. Piensa en el cliente que siempre da una propina con billetes de $2. Después de una visita o dos, los meseros se pelean por él. ¿Por qué? Tiene algo que se recuerda fácilmente, que se distingue y que es interesante. Es agradable.
  4. Mantente bajo control. Bastante obvio, a la gente no le gusta estar cerca de cables sueltos. Cuando no saben qué esperar, se ponen incómodos y tensos. Trata de mantenerte despreocupado, calmado y con una actitud feliz, incluso cuando algo no sucede como quieres. La gente que no conoces bien puede desanimarse con muestras de dificultad, neuroticismo e inseguridad sin garantías.
    • ¡Eso no quiere decir que escondas tus emociones! No, no, no. Quieres ser genuino. Si algo te molesta, deja que te moleste. Si a las personas no les gusta, bueno, que no les guste. Pero antes de empezar a hacerlo, escoge tus batallas. ¿Vale la pena que te juzguen? Si es así, procede. Si no, valora tu reacción a la situación que tienes a mano.
  5. Conoce a tu audiencia. Niveles de edad, grupos, y tipos de personas diferentes ven diferentes cosas en sus amigos y parejas. Mientras más viejo te vuelves, tu red debe ponerse menos cambiante y dramática. Debido a esto, diferentes personajes pueden ser más efectivos en gente diferente. Conoce con quién te manejas y qué está buscando.
    • Las cosas en la escuela primaria y secundaria son diferentes a las del mundo adulto. A wikiHow le duele decirlo, pero en estas edades, puede que seas más apreciad si eres un poco malo y egoísta. Un estudio reciente mostró que la popularidad de un individuo subió cuando era un poco abusivo. Esto se debe a que en esa edad, los otros niños lo ven la fuerza como un ejemplo de lo que está bien, sin saber que así no funcionan las cosas. En resumen, los niños son malos.
  6. Pon en práctica reglas básicas de higiene. Nadie querrá estar cerca de alguien que apesta, literal o metafóricamente. Así que báñate regularmente, lava tu cabello, aféitate si lo necesitas, lava tus dientes, peina tu cabello, usa mentas para el aliento o goma de mascar de menta, corta/limpia tus uñas, usa desodorante, cambia tu ropa, limpia tus manos, etc. ¡Son todas cosas fáciles de hacer!
    • Piensa en esto como una inversión para ti mismo. El tiempo que tomas para verte bien (y sentirte bien) te garantizará beneficios en el futuro. No solamente es bueno para caerle bien a la gente sino también es bueno para tu salud.
  7. Cáete bien a ti mismo. Sin rodeos, si no te gustas a ti mismo, ¿por qué le gustarías a alguien más? Esa negatividad interna se filtrará a lo largo de las acciones día a día y la gente la verá. ¿Y por qué no te caes bien a ti mismo? Eres genial. Al menos tan genial como las personas a tu alrededor.
    • No trates de ser alguien que no eres. Se verá si lo haces. Conoce bien quién eres y ajusta estos consejos a tu personalidad. Trae resultados a largo plazo, incluso si haces todo a tu ritmo. Cualquier cambio que trates de forzar simplemente se esfumará con el tiempo, así que es mejor ser natural desde el principio.
  8. Usa tu sentido del humor. Es probable que tengas uno, ¡así que úsalo! Si puedes hacer reír a una persona, ¡ya lo hiciste! Sólo ten cuidado de hacer bromas apropiadas para cada situación. Ofender a la gente no es el objetivo. Hacerla sonreír sí lo es.
    • Si crees que no eres gracioso, no te preocupes tratando de ser gracioso. Probablemente tengas un sentido del humor un poco diferente a la norma. Quizás eres sarcástico, quizás eres peculiar, quizás eres ridículamente inteligente. Cualquier de esto puede llevar a momentos de comedia. Toma lo que tienes a la mano y úsalo. Puede transformarse en hilaridad.

Consejos

  • Ser honesto es importante. Una vez que le mentiste a una persona, no te creerá la próxima vez que le digas algo.
  • Nunca hables de alguien a sus espaldas, ya sea amigo o enemigo. Siempre les llegará el comentario y al final te considerarán un traidor y la gente te evitará como la plaga. Perderás los amigos que tengas y los futuros amigos que podrías hacer. También atraerás a personas de ese tipo y recuerda que si pasas tiempo con traidores, probablemente te traicionarán a ti también.
  • Algunas veces, simplemente no le caerás bien a la gente. ¡Eso no significa que no le agrades a todos! No te quedes con una persona, trata con la mayor cantidad posible.
  • Trata de ser naturalmente gracioso de vez en cuando para que tus amigos lo recuerden.
  • Nunca hagas parecer que tratas de caerle bien a la gente. Esto puede desanimar a algunas personas. El mismo principio aplica como en algunas de las advertencias anteriores: no trates de fingir nada.
  • No discutas temas controversiales como religión, política o aborto, a menos que conozcas muy bien a la otra persona.
  • No pases tiempo con la gente equivocada. Siempre pasa tiempo con buenas personas que muestren que eres una buena persona para tener cerca.
  • Pasa tiempo de calidad con tus amigos mientras haces nuevas amistades. Si no, puede que se alejen.
  • Sé amable. Ser amable te permitirá ser la mejor persona que puedas.

Advertencias

  • No trates de comprar la amistad de alguien con un montón de regalos. Los hace sentir incómodos y sienten como si tuvieran que responder a ello. Además, el tipo de amigo que quieres tener no es un amigo que base su amistad en lo que le das monetariamente.
  • No hagas chismes o participes en un grupo que habla de chismes, particularmente los chismes maliciosos. Huye. ¡Sé una mejor persona!
  • Cuando hagas contacto visual con una persona, asegúrate que sea una forma de contacto visual amistosa y atenta, no una mirada fija como de francotirador.
  • No finjas que te gusta algo que no te gusta. Usualmente termina en una amistad perdida.
  • No esperes demasiado de otras personas. Ten en cuenta cómo pueden reaccionar las otras personas.
  • No seas agresivo ni demasiado enojón, eso puede provocar que una persona se lleve una mala impresión de ti.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página