Cómo celebrar navidad sin quedar arruinado

¿Cansado del mercantilismo de la navidad? ¿Estás harto de desmayarte cuando ves las facturas de diciembre? Regresemos el significado de la navidad, quitémosle ese consumismo, y descubrirás que disfrutas más la navidad sin quedar arruinado.

Pasos

  1. Simplifica la decoración. Aunque es posible comprar muchas decoraciones, de la noche a la mañana verás que éstas se acumularon y las tendrás esparcidas por toda la casa. Ten menos decoraciones, pero elige algunas de mejor calidad para poner en lugares estratégicos, como de centro de mesa, o una decoración para la repisa de la chimenea y algunas piezas sencillas pero elegantes para el árbol.
    • Una alternativa para brincarte esta decoración es simplemente basarte en las tarjetas navideñas que recibas, un árbol decorativo como centro de mesa, y servilletas navideñas, para darle ese espíritu navideño a tu casa.
    • Haz tus propias decoraciones. Esto sirve tanto para involucrarte en ser autosuficiente con artesanías, como también una forma de ahorrar dinero.
    • Da un giro y dona las decoraciones que ya no te sirvan de los años pasados, en vez de amontonar más cosas. Regálalas a la caridad, o a alguna organización civil que las necesite. La simplicidad se trata de tener menos, pero disfrutar más lo que tienes.
  2. Establece un presupuesto. Decide cuánto puedes gastar en regalos y comida para navidad, y no gastes más. Utiliza este presupuesto estando consciente de la necesidad de reusar, reciclar y de hacer más cosas con lo que tienes.
    • Apégate a tu presupuesto. Muchas personas hacen un presupuesto y lo utilizan como guía. Tu en cambio, debes hacerlo como un mandato, una necesidad, de forma estricta. Apégate a lo que dijiste que ibas a gastar. Atente a lo que dijiste que ibas a gastar. Se siente bien ser virtuoso.
    • Elige permanecer alejado de las tiendas cuando estén llenas. La presión de las compras de último minuto en tiendas llenas de gente puede ser muy intensa y hacer que compres cosas a un precio mayor del que tenías pensado solo para salir más rápido de ese lugar.
  3. Limita los regalos que vas a dar. Acuerda desde antes con tu familia y amigos que no vas a dar muchos regalos, ni cosas costosas este año, de hecho, establece un límite de un regalo por persona, y quizás un límite para gastar para cada regalo. Enfatiza que la navidad se trata de estar juntos, y no de superar a los demás con los regalos.
  4. Haz los regalos. Sin importar qué tanta habilidad tengas, hay cientos de posibilidades de cosas que puedes hacer, incluyendo artículos de tejer, manualidades de papel, escribir un papel o una historia corta, manualidades con madera, programar un programa especial, crearles una página web, etc. ¡Utiliza las habilidades que tengas!
    • Aquí tienes algunas sugerencias de manualidades que puedes intentar:
      • Un mantel utilizando los restos de botellas de vino y un poco de pegamento.
      • Un collar para perro utilizando un poco de tela.
      • Un brazalete con corazones o un collar con cuentas.
      • Un álbum de recortes o de fotos usando un viejo juego de mesa.
      • Bolsitas aromáticas utilizando fragmentos de flores y hierbas,
      • Adornos hechos en casa.
  5. Compra regalos que hayan sido hechos por personas de países en desarrollo. Utiliza organizaciones que apoyen el trato justo, programas de capacitación y ahorro autosuficiente. De esta forma, estarás apoyando a artesanos y sus manualidades para que sobrevivan y puedan ganarse la vida. Muchas de estas manualidades son muy únicas, haciéndolas ideales para regalar, y no suelen ser muy caras.
    • Compra regalos de donación. Esto cosiste en un regalo que compras a una organización de caridad que promete dar el artículo que compraste para las personas que más lo necesitan. Puedes comprar un animal, semillas, o cualquier cosa que una familia de un país en desarrollo pueda necesitar. Dona esto en nombre de un miembro de tu familia, y dale los detalles de cómo este regalo está ayudando a otros a tener una mejor calidad de vida.
  6. Ten un convivio para la cena de navidad. Pide a todos que lleven su platillo favorito, en vez de esperar que una persona/familia haga todo el trabajo y cargue con todo el costo. De esta forma tendrás una mayor variedad de comida, y todos compartirán la carga de trabajo.
    • Una buena idea es pedir platillos principales, postres y otras cosas para asegurar que exista un buen balance. No especifiques la receta.
    • No te olvides de los vegetarianos, intolerantes al gluten y cualquier otra necesidad dietética especial.
    • Pide a los niños que pongan la mesa y la limpien, como parte de su contribución al espíritu navideño de ayudar.
    • Considera seriamente una comida de restaurante. Después de comprar todos los tipos de comida, y pasar horas cocinando, una comida en restaurante podría ser más barata y agradable, en especial para la persona responsable de preparar todo.
  7. Ayuda a los demás. Considera ser voluntario, o invitar a tu cena a personas que no tengan dónde pasar la navidad, ya sea por situaciones familiares, o por ser extranjeros, etc. Esto es algo que no te cuesta nada más que tiempo, y quizás alguna donación, pero la recompensa es mucho mayor. Además estarás dando a tu familia una lección de entrega de uno mismo, y crearás un espíritu de comunidad, algo que se puede transmitir de generación en generación, en vez de simplemente comprar un regalo.
  8. Concéntrate en el verdadero espíritu de la navidad. Asiste a tu lugar de culto más seguido. Averigua qué eventos gratuitos se están llevando a cabo en tu lugar de culto y lleva a tu familia. Puedes encontrar muchas actividades, y ¡al final verás que no gastaste!
    • Si no eres una persona religiosa, o inclinada a ir a la iglesia, pero sigues las tradiciones cristianas, de todas formas es un buen momento para pensar en tus valores humanistas y en la espiritualidad. Piensa en cómo hacer de la navidad algo valioso y un evento de conexión.
  9.  

Consejos

  • Ahorra todo el año. Cuando recibas tu pago, y ya hayas separado lo de tus cuentas, guarda una pequeña porción. Por ejemplo, 20 dólares. Guarda esto en una cuenta remunerada diferente. Comienza a hacer esto en enero, y en diciembre los intereses ya habrán generado una buena ganancia, que podrás gastar en regalos, decoración, comida, etc.
  • Utiliza una tarjeta de débito. Al usar una tarjeta de débito puedes dar seguimiento a tus gastos, y no tendrás que lidiar con las deudas.
  •  

Advertencias

  • Si sientes que te estás privando de cosas, entonces te sentirás así. Piensa mejor que al gastar poco en navidad te estás liberando de su consumismo, y estás recuperando su verdadero significado.
  •  

Cosas que necesitarás

  • Presupuesto
  • Regalos hechos por ti
  • Decoraciones simples
  • Comida
  • Un lugar donde ser voluntario
  • Lugar de culto
  •  
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página