Cómo ser glamorosa

La palabra glamour tiene su origen en la hechicería y en los encantamientos mágicos. A pesar de que la percepción del glamour cambió para bien o para mal, aún mantiene su esencia: lo glamoroso es una ilusión impresionante en la que llevas una vida que ruega por ser envidiada. Todos conocimos a esa persona alguna vez. Ese resplandor hipnótico en su mirada, esas luces chispeantes detrás de sus ojos, esa chispa que deseas atrapar y tener con locura. Si esto te parece encantador, entonces esta guía es para ti.

Luce glamorosa

  1. Mantén tu cuerpo limpio y aseado.
    • Báñate de forma regular para mantener el cuerpo limpio y con olor a fresco. Evita usar jabones demasiados aromáticos, ya que el olor se puede mezclar con el del perfume.
    • Utiliza desodorante y antitranspirante. Al igual que con el jabón, evita usar uno que tenga un aroma fuerte.
    • Mantén el cabello y las uñas recortados apropiadamente y bien cuidados.
    • ¡Tampoco olvides cepillarte los dientes luego de cada comida ya que no querrás tener restos sobresaliendo entre los dientes!
  2. Mantén tu rostro limpio y sin impurezas.
    • El rostro debe estar perfecto, es decir, sin acné, espinillas, magulladuras ni cicatrices. El rostro no debe tener nada de ello. Eso es perfecto.
    • Si tienes acné o espinillas consulta al dermatólogo para encontrar un producto dérmico que funcione para ti.
    • Mantén la piel limpia y sin impurezas lavándote la cara todos los días. Quizá quieras, o no, utilizar jabones, dado que la piel de cada uno es diferente. Experimenta hasta encontrar un sistema que funcione para ti.
  3. Utiliza maquillaje según sea necesario.
    • Comienza con el delineador de ojos. Utiliza una pequeña o mediana cantidad de delineador. Traza la forma natural del ojo en la línea de la pestaña superior y coloca un toquecito al final para lograr un aspecto clásico pero bellísimo.
    • Encuentra el color de sombra correctora que sea exacto para ti y colócate debajo de los ojos, si tienes círculos negros, y en cualquier otra parte que tengas cicatrices, etc. Aplica una base de maquillaje si necesitas cubrir más la piel o si el tono de tu rostro no es uniforme.
    • Para que el rostro luzca más femenino, utiliza un resaltador facial en los puntos principales: la línea de la ceja, los pómulos y el puente nasal.
    • Curva las pestañas y colócales rímel.
    • Utilizando dos colores de sombra de ojos, aplica el color más claro en todo el párpado y el más oscuro en el pliegue.
    • Encuentra un color labial que se adecúe a ti y utilízalo. Asegúrate de usar un humectante antes de aplicar el color.
    • Ponte rubor en la parte alta de la mejilla y rodea los pómulos con maquillaje bronceador. Para ello, haz una “cara de pescado” y aplica justo debajo de los pómulos y esparce.
  4. Mantén el cabello en buenas condiciones.
    • El cabello tiene que estar cuidado y prolijo, no revoltoso y enredado.
    • El cabello puede tener una variedad de estilos, pero si lo tienes a un nivel medio de volumen, se verá muy glamoroso.
    • También puede tener cualquier color, pero asegúrate de que se adecúe a tu color de piel. Por ejemplo, si el color de tu piel es más frío, lucirás mejor con el cabello rubio.
    • El cabello siempre tiene que brillar y estar sano. Esto significa que tienes que utilizar acondicionadores y mantenerlo saludable, recortándolo de forma regular para mantener las puntas.
  5. Haz que las uñas luzcan siempre perfectas.
    • Mantén las uñas recortadas, suaves y saludables.
    • Evita usar uñas postizas porque lucen lo que son, postizas.
    • No descuides las cutículas. Mantenlas suaves, saludables y empujadas hacia atrás, según sea necesario.
    • Píntate las uñas cuando puedas. Elige colores brillantes y glamorosos como rojo, rosa fuerte, violeta oscuro, o azul oscuro. Quítate el esmalte cuando comience a desprenderse.
  6. Párate derecha.
    • Conservar una buena postura te hará lucir más segura y también más alta y delgada. Además, ¡es bueno para ti!
    • Recuéstate sobre la espalda para desarrollar una buena postura y luego mantén esa posición recta durante todo el día.
    • Los músculos fuertes del abdomen te ayudan a permanecer derecha, así que entrénalos si es necesario.
    • Puedes utilizar un corsé cuando estés en tu casa para entrenar la espalda, si lo deseas.

Vístete glamorosa

  1. Combina la vestimenta.
    • Asegúrate de que todo combina. ¡Esto es más importante que tener ropa costosa! Nada dice “glamour” como algo bien combinado.
    • Combina los colores usando una gama limitada. Elige colores que se vean mejor en ti y luego limítate a combinarlos o usar tonos similares (por ejemplo, violeta/azul/verde, rojo/naranja/amarillo, etc.).
    • Combina estilos también. Como regla general, no tienes que usar una pollera moderna con la vestimenta superior antigua, ni nada similar. Aunque a veces puedes hacer que combinen bien, es fácil lucir fuera de lugar.
    • Un buen ejemplo es cuando vas a correr, usa un equipo de gimnasia de terciopelo que combine con zapatillas deportivas y quizá un diseño gráfico lindo (que combine) por debajo. Esto muestra que incluso en tus días perezosos te estás esforzando, ¡o quizá eres tan rica que esa es la vestimenta más sencilla que tienes!
  2. Ponte ropa que adelgace tu forma natural.
    • Determina tu forma corporal (forma de pera, reloj de arena, etc.) y usa vestimentas que sean mejor para tu cuerpo.
    • Los distintos cortes de ropa pueden aplanar los diferentes tipos de cuerpos. Por ejemplo, los cuerpos con forma de triángulo, es decir que tienen los hombros más amplios, tienen que evitar la vestimenta con hombreras o rellenos.
    • Utilizar ropa que adelgaza tu figura te hará lucir más bonita sin importar cómo sea tu cuerpo.
    • Experimenta para encontrar los cortes que resalten las mejores características de ti.
  3. Siempre utiliza prendas de vestir ajustada.
    • La ropa que no se ajusta al cuerpo puede hacerte lucir más gorda, perezosa, barata o enferma, así que evita usarla para parecer saludable y asombrosa.
    • No te pongas ropa que sea demasiado grande y cuelgue del cuerpo, ni tampoco demasiado pequeña que cree bultos.
    • También evita los pantalones de tiro bajo porque los glúteos se saldrán cuando te muevas, lo que definitivamente arruinará tu aspecto glamoroso.
    • Cuando te pruebes ropa, toma tres tamaños diferente del mismo elemento, un talle más y uno menos (incluso si estás segura de qué talle eres). Nunca temas agarrar más tamaños si los demás no se adecúan a ti.
  4. Ponte ropa agradable.
    • No uses ropa que parezca económica. Evita las telas de aspecto económico, como el algodón de baja calidad o acrílico o poliéster, materiales de pluma defectuosos, con pelusa, o estampados de animales.
    • En lugar de ello, opta por la vestimenta de telas finas como la seda, el raso, el encaje de alta calidad (como el Chantilly), cachemira o modal.
    • La ropa también tiene que estar bien cuidada. No uses prendas de vestir que tengan agujeros o manchas; de lo contrario, mantenlas limpias, sin arrugas y prolijas.
    • Ponte ropa agradable, incluso cuando vayas al gimnasio o hagas mandados. ¡Nunca sabes cuándo aparecerá un fotógrafo! Luce increíble siempre que otras personas puedan verte.
  5. Evita las modas a favor de los estilos clásicos.
    • Seguir todas las modas no sólo es costoso, sino que también puede parecer que te esfuerzas demasiado y crea fotografías vergonzosas de ti en el futuro. Luce eternamente glamorosa usando estilos clásicos.
    • Las tendencias a evitar incluyen los vaqueros acampanados (o pata de elefante), hombreras o costuras asimétricas.
    • En lugar de ello, puedes utilizar camisas abotonadas, polleras hasta la rodilla y vestidos con cortes clásicos.
    • Busca inspiración en actrices de las décadas de los ‘30 y ’50. Audrey Hepburn es una buena celebridad de la moda clásica eterna.
  6. Nunca te vistas desaliñada.
    • Nunca uses ropa informal si puedes evitarlo. Incluso, la ropa deportiva debe lucir agradable.
    • Siempre que salgas, sin importar para qué, intenta vestirte un poco mejor de lo que sería normal para la situación.
    • Luce como una modelo de la colección de verano de Calvin Klein cuando hagas las compras de alimentos, o usa un vestido de cóctel para ir a una cena.
    • Tampoco exageres. Usar un vestido de baile para ir a una cena es demasiado y te hará parecer ridícula.
  7. ¡Ponte accesorios!
    • Si no puedes comprar ropa costosa, utiliza buenos accesorios que realcen la prenda y la hagan lucir mejor.
    • Colócate pendientes (o aretes) que sean sensacionales y tengan brillo, pero asegúrate de que se adecúan al tamaño y forma de tu cuello y rostro para que no luzcan demasiado grandes o pequeños.
    • Una buena idea es usar un collar fino todo el tiempo porque puede hacer que la ropa informal luzca más elegante e intencional.
    • No está de más usar un par de lentes de sol divinos; los que son grandes, como los que eran populares en la década del ’60, lucen muy glamorosos.
    • ¡Usar un reloj brillante es casi obligatorio! Asegúrate de que se adecúa a tu muñeca, sino quítale o añádele algunos eslabones. También, busca un color que combine con tu tono de piel y con todo lo que tengas en el armario.

Compórtate de forma glamorosa

  1. Ten confianza.
    • Aunque lucir con confianza no te hará más glamorosa, tendrá un efecto en cómo te ven los demás. Por lo tanto, si quieres ser percibida como una persona glamorosa, necesitas demostrar que piensas que lo eres.
    • En realidad, no tienes que ser una persona segura, sino lucir como tal. Aunque muchos parezcan ser muy seguros de sí mismos, no lo son, así que no te sientas mal por ello.
    • No te disculpes ni difieras de otras personas constantemente. No te critiques ni te menosprecies; aunque ser un poco humilde está bien.
    • Habla por ti misma, sé amistosa (en especial con extraños y superiores), ten una buena postura y no temas hacer cosas que te destaquen.
  2. Controla tu nivel de emociones.
    • Estar demasiado enojada o excitada por algo puede arruinar tu aspecto glamoroso, haciéndote lucir infantil o un poco tonta. ¿Puedes imaginarte a Audrey Hepburn luciendo tonta? No.
    • Nunca crees una escena, no le grites a las personas que te molestan, ni te emociones demasiado por algo que está sucediendo.
    • Luce despreocupada, como si las cosas no te sorprendieran y todo fuera genial. Esto puede requerir de mucho control mental, pero lo lograrás con el tiempo.
  3. Habla con propiedad.
    • Hablar bien, al igual que lucir segura, te ayudará a crear la percepción de glamour. Cuanto mejor sea tu vocabulario, más elegante y con clase te verás.
    • No es necesario que hables con un cierto acento para parecer más glamorosa, así que no intentes fingir uno.
    • En lugar de ello, utiliza el mejor vocabulario y gramática que puedas.
    • Practica conversar cuando estés sola si eso te ayuda a superar malos hábitos.
  4. Sé glamorosa para que te vean.
    • Ten en cuenta que ser glamorosa implica crear una fantasía, entonces solo tienes que ser glamorosa cuando te ven los demás.
    • Cada vez que estés fuera de tu casa, esfuérzate por mostrar tu imagen de glamour.
    • Imagínate que hay fotógrafos siguiéndote todo el día y que están tomando fotografías, ¿qué quieres que capturen?, y ¿es glamoroso?
  5. Vive un estilo de vida glamoroso.
    • Quizá no puedas viajar en avión y descansar en una playa brasileña, pero puedes ser selectiva con tus actividades.
    • Si quieres tener la vida glamorosa de un artista, por ejemplo, es más adecuado que vayas a cafeterías o debatas sobre la historia del arte con gente similar hasta altas horas de la mañana, en lugar de ir a un bar.
  6. Haz que tu casa también luzca glamorosa.
    • Si tienes un presupuesto limitado, utiliza piezas clásicas. Imagina que una actriz de Hollywood de la antigüedad te está ayudando a decorar.
    • Olvídate de las tendencias exageradas como los revestimientos de madera, las paredes de colores muy vivos, etc. La clave es que la casa luzca clásica y bastante moderna con la decoración.
    • Mira películas viejas para tener ideas.
    • También puedes ir a una tienda de antigüedades para encontrar piezas que te gusten.

Consejos

  • Siéntete glamorosa y segura. Nunca podrás tener la actitud correcta si te sientes como una cualquiera.
  • Sólo porque estás creando una ilusión, no significa que debas mentir. Es mejor ser misteriosa y confusa a que te atrapen mintiendo porque eso se vería desesperado, no glamoroso. Recuerda que no tienes que decirle nada a nadie; eso los dejará deseando saber más.
  • Inspírate en la novela y la serie “Gossip Girl”, donde los personajes son los ejemplos perfectos del glamour.
  • Aprende de las celebridades (actores, modelos, cantantes) que llevan un estilo de vida glamoroso. ¿Qué los hace glamorosos? Recuerda enfocarte en las cosas positivas. En términos generales, hablar poco y hacer pocas cosas que puedan ser valiosas para los chismosos, te dará más glamour y misterio que tratar de crear una imagen que no puedes controlar y que involucra a otras personas, eventos o sustancias (incluyendo chismes, rumores, sexo y drogas).

Advertencias

  • No insultes, no generes chismes ni seas grosera con la gente, ya esto no te hará ver glamorosa, sino más bien como una persona falsa.
  • Quizá haya gente que te insulte porque está celosa de tu glamour, así que simplemente ignóralos.
  • La gente tal vez te envidie por tu aura de confianza.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página