Cómo retirar las tiras de sutura adhesiva

Las suturas cutáneas adhesivas, también conocidas como suturas mariposa adhesivas, por lo general suelen desprenderse naturalmente luego de un cierto tiempo, sin embargo, hay ocasiones en las que se necesita quitarse de forma manual. El adhesivo usado en las tiras de sutura adhesivas es bastante fuerte, pero está diseñado para debilitarse con el pasar del tiempo. La mayoría de estas tiras están diseñadas para retirarse entre 12 a 14 días. Las suturas adhesivas se deben quitar de manera cuidadosa y con las manos totalmente limpias en un área iluminada.

Quitar las suturas cutáneas adhesivas

  1. Humedece las suturas adhesivas con agua. Coloca un pañito húmedo sobre el área cubierta por las suturas adhesivas. Mantenlo encima por unos 30 a 60 segundos, o hasta que las tiras se sientan totalmente húmedas. No moje la herida directamente porque podría ingresar agua en ella.
    • Si el agua por sí sola no logra desprender el adhesivo en las suturas, intenta usar una mezcla de agua y peróxido, también conocido como agua oxigenada, en partes iguales. Combina estos dos en un vaso de plástico y humedece el pañito en la mezcla.
    • Gentilmente, coloca el pañito humedecido con la mezcla sobre las suturas adhesivas durante unos 60 segundos.
  2. Presiona tu piel ligeramente. Estira tu piel presionando ligeramente en cada lado de la tira con dos dedos. Cambia la posición de tus dedos tanto como lo necesites de tal manera que estiren la piel alrededor de cada sutura adhesiva al momento de retirarla.
    • Si no puedes usar dos dedos al mismo tiempo bastará con usar solo uno. Coloca tu dedo sobre uno de los lados de la tira que quieres retirar, presionando con la fuerza suficiente para estirar la piel ligeramente.
  3. Retira las tiras transversales. Si hay tiras transversales colocadas en los extremos de tus suturas adhesivas principales, retíralas primero. Simplemente levanta un extremo de cada tira y gentilmente tira de este hasta su extremo opuesto.
    • Estas tira transversales son colocadas de forma paralela a la herida usualmente a 1.25 cm (1/2 pulgada) de los extremos de las tiras principales.
    • La función principal de estas tiras transversales es mantener a las tiras principales en su lugar, reduciendo el riesgo de que se suelten antes de tiempo y que ocasionen ampollas.
  4. Tira de un extremo de la tira a la vez. En el caso de las tiras principales, debes empezar por levantar uno de los extremos y tirar de él en dirección de la incisión. Debes detenerte justo antes de llegar a la herida.
    • Agarra la tira estéril de tal manera que los dedos usados para tirar de ella estén continuamente posicionados sobre tu piel.
    • Tira de este extremo lentamente y dóblalo sobre sí mismo hacia la parte no adhesiva, de esta forma no quedará levantado.
    • Al mismo tiempo que tiras de la tira debes cambiar tus dedos de soporte de tal manera que se ubiquen cerca de la piel expuesta.
  5. Levanta el extremo opuesto de la tira . Hala de la tira en dirección a la herida. Tal y como antes, detente antes de llegar a la incisión.
    • Ten en cuenta que estarás tirando de la tira en la dirección opuesta a la usada para el primer extremo. Es decir, si tiraste del primer extremo hacia la izquierda, deberás tirar del segundo extremo hacia la derecha.
    • Al tirar de cada tira adhesiva con dirección a la incisión, evitarás retirarla directamente del lugar de la herida. Evita retirar la tira de la misma manera que harías con una bandita adhesiva.
  6. Gentilmente, retira las suturas adhesivas de la incisión. Comienza desde la parte superior de la herida y con mucho cuidado retira el centro de la tira halando de ella hacia la parte inferior de la incisión. Hazlo lenta y gentilmente.
    • Asegúrate de continuar con uno o dos dedos colocados como soporte para la piel expuesta.
    • Continúa a un ritmo constante y calmado. Si sientes que la tira adhesiva aún presenta algún tipo de resistencia al tirar de ella, intenta humedecerla nuevamente para desprender el adhesivo o tira de ella desde otra dirección.
  7. Repite el proceso tanto como necesites. Retira cada una de las tiras adhesiva principales de la misma manera, haciéndolo gentil y lentamente para reducir el riesgo de reabrir la herida. Evita arrancar fuertemente la tira o tu propia piel.
    • No te alarmes si ves algo de piel muerta pelarse junto con la tira.
    • También es bastante normal observar la formación de manchas marrones o verdes por debajo del lado adhesivo de la tira. La decoloración marrón puede causarse debido a la sangre seca. La decoloración verde puede causarse debido a que la grasa de tu piel queda atrapada debajo de la tiray se seca.

Cuidado del área afectada

  1. Lava el área afectada con jabón antibacterial. Cuidadosamente lava la nueva piel expuesta con agua tibia y jabón antibacterial. Sécala dando toques con una toalla limpia y suave luego de terminar.
    • Enjabona el área gentilmente con jabón antibacterial y agua tibia durante 30 a 40 segundos.
    • Enjuague el jabón y limpiea el área nuevamente por otros 30 a 40 segundos de la misma forma.
    • Seca el área dando leves toques en lugar de restrefarla para prevenir que la herida vuelva a abrirse.
  2. Consulta a tu médico sobre el cuidado apropiado de la herida. El médico, la enfermera u otro profesional de la salud encargado de tu tratamiento pueden tener instrucciones específicas con respecto al cuidado apropiado de la herida al retirarse las suturas adhesivas. Es recomendable que consultes con tu proveedor de atención médica con respecto a cualquier continuación del cuidado necesaria.
    • Si no se requiere de algún cuidado en especial, simplemente debes cuidar la herida lavándola gentilmente y dejándola secar completamente antes de cubrirla con algo, ya sea banditas, ropa o similares.
    • Evita la exposición de la herida a la luz solar porque el exceso de sol puede irritar el área y causar enrojecimiento en el área de la cicatrización.
    • Dependiendo de tus circunstancias y de la velocidad a la que tu herida esté sanando, tu médico o enfermera puede recomendar que coloques más suturas adhesivas u otro tipo de vendajes sobre el área por algunos días más.
    • Algunas heridas cerradas con suturas adhesivas pueden resecarse luego de retirar las tiras. Consulta a tu doctor acerca de alguna crema viable que ayude a mantener humectada el área afectada y que reduzca la cicatrización. Se ha demostrado que las cremas que contienen sílice o vitamina K ayudan a reducir la cicatrización.

Consejos

  • Como estimación general, debes esperar entre 12 a 14 días antes de retirar las suturas cutáneas adhesivas por tu propia cuenta.
  • Es probable que las tiras que comiencen a salirse por cuenta propia luego de 10 días estén listas para ser retiradas.

Advertencias

  • Retirar las tiras adhesivas estériles prematuramente puede dañar la piel nueva y ocasionar que la herida vuelva a abrirse. Una herida reabierta puede infectarse e incrementa el riesgo de dejar una cicatriz.
  • No retires las tiras adhesivas estériles a menos que tu médico te lo diga específicamente.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página