Cómo evitar relaciones codependientes

La mejor manera de evitar relaciones codependientes es que no seas codependiente contigo mismo. Aprende el significado de ser codependiente. Cuando estés intentando hacer funcionar una relación, al tratar de conseguir todo de la otra persona, harás que tarde o temprano termine la relación.

Pasos

  1. Busca asesoría, si es lo que necesitas para estar sano. Para que una relación sea saludable, se requiere que tú también estés saludable. Busca consejo; busca a un amigo que te pueda ayudar a madurar, alguien en quien confíes para contarle la verdad.
  2. Entrega el 100% en la relación y no esperes nada a cambio. Esto es amor incondicional. Si ambos hacen esto, la relación va a crecer. Esto significa pasar el tiempo dedicado a tu pareja, disfrutando la relación como es. Esto no significa que le des un giro a tu vida en torno a la relación, olvidando tu trabajo, tus amigos, tus hobbies y tus necesidades. Da lo que puedas dar sin sacrificar u olvidar cuidarte a ti mismo, y sin esperar que tu pareja haga lo mismo. Si no te cuidas a ti mismo, no podrás cuidar a tu pareja ni a nadie mas.
  3. Si te sientes herido y enojado, tendrás que buscar la causa de este comportamiento y saberla llevar. Es como contar hasta 10, y esperar a hablar antes de actuar. Si necesitas enojarte, siempre lo podrás hacer después. Pero cuando encuentres la causa de este comportamiento, puedes ayudar a la persona a entender lo que pasó y decirle porqué te hirió. Ahora estás construyendo una relación y no estás haciendo daño.
  4. Entiende la idea de límites personales, y mantén los tuyos. Ponlos claros frente a tu pareja, incluyendo las áreas grises que puedan ser negociadas. Respeta los límites de tu pareja. Cuando salgas herido o te enojes, detente y reflexiona por qué estás enojado. Identifica qué límite cruzó tu pareja, o si tu quieres cruzar un límite. Si quieres algo irracional, como pasar los límites de tu pareja, pensar en las consecuencias hará que ese deseo desaparezca. Si quieres algo razonable, como cuidar tus límites, entonces ponte firme de forma asertiva.
  5. No insultes a tu pareja, bajo ninguna circunstancia. Evita poner nombres o etiquetes. No digas "Eres flojo/a". Enfoca tus sentimientos, necesidades y puntos. Decir algo como "Siento que yo soy quien hago todo el trabajo de limpiar la casa" no es un insulto, en cambio, decir "¡Eres un flojo, nunca haces nada por la casa!" si lo es. Si te comportas de esta manera constantemente, puedes establecer un patrón.
  6. Traduce los insultos de tu pareja en una discusión, en lo que realmente está diciendo. "Estoy enojado/a contigo porque no ayudas en las tareas de la casa" es una traducción del insulto del flojo explicado en el párrafo anterior. Entender que el insulto solo significa "Estoy enojado/a y frustrado/a" es vital. No hay verdades absolutas, solo es la descripción de la percepción de tu pareja. Quizás no sea verdad, por lo que la comunicación sin insultos ayudará a resolver el conflicto. Si limpias de manera más eficiente que tu pareja, y terminas las tareas en la mitad del tiempo, puede parecer que estás haciendo menos de lo que realmente haces. Por el contrario, si tu pareja es mejor limpiando, tus resultados pueden decepcionarlo/a, incluso si estás poniendo tu mejor esfuerzo en eso. Discutir estos problemas sin culpar o insultar es una forma de solucionar el problema, y es un importante elemento de cualquier relación sana.
  7. Siempre habrá conflictos en una relación. Cuando ambos están cómodos y felices con el mismo método de resolver un conflicto, la tendencia será que continúen felices estando juntos, no importa lo que los otros piensen. Muchas parejas se insultan constantemente pero de forma tranquila, porque ninguno de los dos se toma el insulto en serio -y saben que si los insultos terminan, el problema es grave. Encuentra tu zona de confort y la de tu pareja, y explora diferentes maneras de resolver conflictos, hasta que encuentres la que mejor funcione para ambos.
  8. Identifica comportamientos dañinos o adicciones que sean parte de la relación. Ponte al tanto de este tipos de juegos mentales que los adictos hacen. Si no creciste en una casa con un adicto ó alcohólico, será difícil darte cuenta de estos juegos. Lee sobre adicciones y haz una lista de estos comportamientos para ver si coinciden con los de tu pareja. Algunas veces un comportamiento sano puede dañar mucho si una relación está cambiando, pero es necesario para salir adelante. Quien trate de romper este patrón o adicción será visto como hiriente y egoísta.
  9. Busca maneras en que puedas estar permitiendo estos comportamientos o adicciones por dar mucho.
  10. Observa si de alguna manera estás intentando controlar la vida de tu pareja. Si las decisiones finales son siempre como tu quieres, es una señal de codependencia. Siempre hay que dar y recibir en una relación sana. Si tu pareja nunca hace nada sin consultarte, es una advertencia y tendrán que trabajar en eso.

Consejos

  • Cuídate a ti mismo, conoce tus límites, establece prioridades, di no. Si te respetas a ti mismo, puedes esperar ser respetado. Si no lo haces, olvídalo.
  • Pide ayuda, si sientes que la necesitas.

Advertencias

  • Dar de más nunca es bueno en una relación.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página