Cómo terminar de escribir tu libro

Vas a la mitad de tu nuevo libro, pero de repente todo sale mal, estás perdiendo tu voluntad para concentrarte, se te están acabando tus ideas y empiezas a asustarte. ¿Deberías continuar? ¿De ser así, cómo? Lee este artículo para obtener ayuda.

Pasos

  1. Identifica el problema. El bloqueo de escritor es causado comúnmente por tres cosas. Ya sea porque no sabes qué escribir, no tienes inspiración o no te sientes satisfecho con lo que has escrito y terminas borrándolo.
  2. Si tu problema es que no sabes qué escribir después, puede ser bueno sentarte y escribir una guía de tu historia, de principio a final. Primero escribe un esqueleto no detallado que incluya las partes importantes de cada capítulo. Por ejemplo, “Capítulo uno: 1) Marsha descubre que su esposo tiene una aventura, 2) se divorcia de él y se muda a un departamento, 3) Marsha y Ken se conocen por primera vez.” Continúa con esto hasta terminar tu libro. Ahora, agrega un párrafo detallando cada parte de tu guía. Refiere a esta guía conforme escribes.
  3. Si no tienes inspiración o te aburre tu libro, puede ser que estás volviéndote muy acostumbrado a tu libro. Ya sabes todo lo que pasará, así que nada de eso te emociona. Este problema puede resolverse fácilmente. Tómate un par de semanas o un par de meses y no escribas nada. Durante este tiempo, no pienses en tu libro, imagina que no existe. Cuando se acabe el tiempo, vuelve a tomar tu libro y léelo de nuevo. Todo te parecerá nuevo e interesante, y estarás tan emocionado como lo estuviste el primer día que empezaste a escribirlo.
  4. Si te quedas atorado por semanas en una parte del libro porque no te suena lo suficientemente profesional, deja de borrarlo. No lo edites. Sigue adelante y completa tu libro. Cuando termines, puedes regresar a esas partes problemáticas con una perspectiva fresca, y ya no estarás perdiendo el tiempo en una parte cuando tienes la mitad de un libro por escribir.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página