Cómo hacer crème brûlée

La Crème brûlée, que significa “crema quemada”, es una exquisitez para deleite de muchos. Tiene un sabor cremoso y dulce, y una textura crocante y suave, todo en un solo bocado. Afortunadamente, es simple de hacer e impresionará a tus invitados.

Calentar la crema

  1. Precalienta el horno a 325° F (163° C)
  2. Prepara las chauchas de vainilla. Usando un cuchillo afilado, corta las chauchas por la mitad y ábrelas. Raspa la pulpa sobre una superficie limpia y guarda las chauchas sobrantes.
  3. Agrega la crema, la pulpa de vainilla, y las chauchas de vainilla en una cacerola mediana llenándola solo hasta la mitad.
  4. Calienta la mezcla de crema y vainilla hasta que comience a hervir, o hasta que se empiecen a formar suaves burbujas a los lados de la cacerola. Una vez que comienza a hervir, o a hacer burbujas, retira la cacerola del calor.
  5. Deja reposar la mezcla de crema, cubierta, por 15 minutos. Quita las chauchas de vainilla cuando la crema esté fría.

Cocinar la crema

  1. Mientras la mezcla de crema se enfría, bate las yemas de huevo junto a ½ taza de azúcar. Bátelas hasta que las yemas se rompan totalmente y la mezcla cambie levemente de color.
  2. Incorpora la crema lentamente a la mezcla de yemas, poco a poco, revolviendo constantemente. Si incorporas la crema demasiado rápido, los huevos se cocinan. No apures este paso.
  3. Cuela la mezcla en un cedazo para retirar los grumos.
  4. Vuelca la crema en seis moldes de cerámica preparados dentro de una placa de horno con bordes altos.
  5. Vierte agua en la asadera hasta la mitad de los moldes. Esta manera de cocinar se llama a “baño maría”.
  6. Coloca los moldes llenos en el horno precalentado y hornea por 40 a 45 minutos. Cuando estén listas, estarán firmes en los bordes pero “temblorosas” en el centro.
  7. Pasa los moldes a una rejilla de enfriado. Retira las crèmes brûlées del horno cuando estén cocidas, y, teniendo mucho cuidado ya que los moldes estarán muy calientes, pásalas del baño maría a la rejilla de enfriado. Déjalas enfriar a temperatura ambiente.
  8. Refrigéralas por unas 2 horas, cubriendo los moldes en papel film.

Quema el azúcar

  1. Espolvorea azúcar sobre cada crème brûlée. Asegúrate que el azúcar cubra la crème de forma pareja. Con una capa despareja de azúcar obtendrás una costra más dura.
  2. Rápidamente carameliza con un soplete de cocina. No lo quemes por más de 8-10 segundos. Si la pasas de calor, el azúcar se pondrá negra.
    • Si no tienes soplete, lleva la rejilla del horno a la parte más alta y enciende la parrilla. Coloca los moldes en una placa de horno y colócala bajo la parrilla, rotando los moldes a menudo para que el tostado sea parejo.
  3. Refrigera unos 45 minutos más antes de servir (opcional). Si la dejas más tiempo en la nevera es posible que el azúcar se disuelva en la crema. Este paso es opcional, ya que algunos prefieren quemar el azúcar y servirla de inmediato.
  4. Listo.

Ingredientes

  • 1 cuarto de galón (945 ml) de crema doble.
  • 2 chauchas de vainilla, cortadas por la mitad en forma pareja (2 cd de extracto de vainilla como sustituto)
  • 6 yemas de huevo.
  • 1 taza (240 g) azúcar glasé (extrafina)

Consejos

  • Puedes agregar algo de crema encima antes de servir, pero es opcional.
  • Si no tienes un soplete de cocina ni nada parecido a mano, una alternativa es quemar el azúcar en una cacerola y luego verterlo sobre la crema, haciendo una capa más gruesa que lo usual.
  • También puedes ponerle tajadas de jengibre y hierba luisa o cedrón en la crema cuando la quemas, para que le dé un suave toque personal a la crème brûlée.
  • Si cocinas demasiado la crème brûlée se convierte en huevos revueltos, de modo que ten cuidado al hornearla.
  • Retírala del horno unos minutos antes que esté realmente cocida ya que continuará cocinándose por unos momentos más.
  • El azúcar morena o azúcar “Turbinado” es mejor para el caramelo.
  • Otra manera de quemar el azúcar es colocar los moldes bajo una parrilla bien caliente. Cuanto más acerques los moldes a la parrilla, más rápido se tostará y más fría estará la crema después del proceso.

Advertencias

  • Hay una técnica para hacer una buena crème brûlée. Deberías practicar hacerla unas cuantas veces en el mismo horno antes de prepararla para un evento especial.
  • Siempre ten cuidado al usar la estufa o el horno.
  • No te aconsejamos dejar que los niños usen el soplete. Si lo hacen, supervísalos en todo momento.
  • El agua del baño maría estará peligrosamente caliente. Ten cuidado cuando la viertas o retires los postres.

Cosas que necesitarás

  • Tabla de picar
  • Cacerola mediana
  • Cuenco para mezclar
  • Batidor
  • Cedazo
  • Jarra
  • 6 moldes de cerámica (ramekins)
  • Placa de horno
  • Soplete de cocina
  • Espátula
  • Cuchillo
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página